Várices
0
Várices

Várices Várices

Share

Las várices son vena hinchadas y retorcidas que pueden verse bajo la piel y suelen aparecer en las piernas. 

Este tema de salud se centra en las várices de las piernas, pero a veces se forman várices en otras partes del cuerpo. Las hemorroides, por ejemplo, son un tipo de várice que se desarrolla en el recto. La telangiectasia, a menudo denominada “arañas vasculares”, es otro tipo de várices que afectan los vasos sanguíneos más pequeños.

¿Cuáles son los síntomas?

Una vista posterior de las piernas de una mujer. Una etiqueta apunta a las várices.
Medical Animation Copyright © 2022 Nucleus Medical Media, All rights reserved.

Los síntomas de las várices incluyen:

  • una o más venas abultadas y azuladas
  • hinchazón de las piernas
  • dolor en las piernas
  • sensación de pesadez en las piernas y los pies
  • picazón alrededor de la vena o las venas
  • cambios en el color de la piel alrededor de la vena o las venas
  • calambres nocturnos en las piernas

A veces, las várices pueden limitar las actividades. Los síntomas pueden empeorar al estar sentado o de pie durante períodos prolongados, y pueden mejorar al acostarse o mantener las piernas elevadas.

¿Cómo se diagnostican las várices?

Para diagnosticar várices, el médico le hará un examen físico y le preguntará por sus síntomas, antecedentes familiares, niveles de actividad y estilo de vida.

El médico puede hacerle estudios por imágenes, como una ecografía o radiografía, para ver qué tan sanas están las venas de sus piernas.

¿Cuáles son las causas de las várices?

Las várices son una afección frecuente causada por paredes y válvulas venosas debilitadas o dañadas. Las venas tienen válvulas unidireccionales en su interior que se abren y cierran para mantener el flujo de sangre hacia el corazón. Las válvulas o las paredes debilitadas o dañadas en las venas pueden hacer que la sangre se acumule e incluso pueden provocar flujo de retorno. Eso se llama reflujo. Las venas pueden agrandarse y deformarse, y eso hace aparecer várices. Visite Cómo funciona el corazón para ver más información sobre el flujo de sangre hacia el corazón y desde el corazón.

Se pueden formar várices siempre que la presión sanguínea aumente en el interior de las venas. Eso puede ocurrir debido a embarazo, estreñimiento, un tumor o por sobrepeso y obesidad. También puede tener un mayor riesgo de várices si tiene edad avanzada, permanece sentado o de pie durante períodos prolongados, tiene un estilo de vida inactivo, o tiene antecedentes familiares de várices o trombosis venosa profunda, un tipo de tromboembolia venosa.

¿Cómo se tratan las várices?

Según cuán graves sean los síntomas y las várices, el médico puede recomendar una combinación de tratamientos o bien ningún tratamiento. También existe la posibilidad de que se formen nuevas várices incluso después del tratamiento, o tal vez necesite ser tratado más de una vez.

Los objetivos del tratamiento son aliviar los síntomas, mejorar el aspecto y prevenir las complicaciones graves, como las úlceras o llagas cutáneas, la trombosis venosa profunda, los cambios de color en la piel y el sangrado.

Llame al 9-1-1 si ve algún tipo de sangrado de una várice. Eso constituye una emergencia médica.

Si está embarazada, tal vez el médico le recomiende terapia de compresión y medicamentos para el dolor para aliviar los síntomas de las várices, como dolor o pesadez en las piernas.

Cambios en el estilo de vida

El médico puede recomendarle que adopte cambios en el estilo de vida como ayuda para aliviar los síntomas o prevenir el empeoramiento de las várices. Esos cambios pueden incluir:

  • Tratar de mantener un peso saludable. Eso mejorará el flujo de sangre y aliviará la presión en las venas.
  • Realizar actividad física para ayudar a que la sangre se mueva por las venas. El ejercicio extenuante o vigoroso podría empeorar las várices. Antes de comenzar cualquier programa de ejercicio, pregúntele a su médico qué nivel de actividad física es adecuado para usted. 
  • Evitar estar sentado o de pie durante mucho tiempo. Cuando esté sentado, eleve los pies para que las piernas queden elevadas al nivel del corazón.

Procedimientos

Su médico puede hacerle una ecografía u otros exámenes para ver qué tan bien están funcionando las venas. La mayoría de los procedimientos para las várices no necesitan una recuperación larga.

  • Ablación endovenosa para cerra una várice: El médico puede usar energía láser o de radiofrecuencia para calentar el interior de la vena y cerrarla. Ese procedimiento por lo general se realiza en el consultorio del médico con ecografía para guiar el tratamiento. El médico adormece la zona de la vena para que usted no sienta dolor durante el procedimiento. Los moretones, el dolor y los cambios en el color de la piel son habituales después de una ablación endovenosa. Las complicaciones más graves, como entumecimiento, tromboembolia venosa y quemaduras en la piel, son infrecuentes.
  • Escleroterapia para cerrar una várice: El médico inyecta sustancias químicas líquidas o en espuma en la vena para sellarla. La escleroterapia se realiza en el consultorio del médico guiada por ecografía. La escleroterapia líquida suele usarse para las “arañas vasculares”. Las complicaciones de la escleroterapia con espuma pueden incluir cambios en el color de la piel y, rara vez, tromboembolia venosa, daño nervioso, reacción alérgica grave o accidente cerebrovascular. Algunas personas pueden tener problemas temporales de visión, dolor de cabeza o estado mental de confusión.
  • Cirugía para eliminar várices graves: El médico puede hacer pequeños cortes para eliminar várices pequeñas cerca de la superficie de la piel. En el caso de venas más grandes y profundas, el médico puede usar herramientas para ligarlas y eliminarlas en un procedimiento llamado ligadura o extirpación de venas. La cirugía suele realizarse como un procedimiento ambulatorio, pero tal vez necesite un medicamento que lo ayude a dormir durante el procedimiento. Dado que la cirugía puede ser más dolorosa y requerir más tiempo de recuperación, esta opción suele reservarse solo para personas que no son elegibles para la ablación endovenosa o la escleroterapia. Las complicaciones de la cirugía pueden incluir infección, daño nervioso, moretones, dolor y cambios en el color de la piel. Las complicaciones graves son infrecuentes.

Investigación para su salud

El NHLBI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), la agencia de investigación biomédica nacional. Asumimos el compromiso de fomentar las ciencias y llevar los descubrimientos a la práctica clínica para favorecer la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardíacas y vasculares, incluidas las várices. Vea información sobre las iniciativas del NHLBI para mejorar la salud a través de la investigación y el descubrimiento científico en materia de enfermedades cardíacas y vasculares (en inglés), lo cual incluye estudios de nuestro Programa de intervenciones/innovaciones vasculares y avances terapéuticos (VITA) (en inglés).

Terapia de compresión

El médico puede recomendarle terapia de compresión como tratamiento por sí mismo o después de un procedimiento para eliminar o cerrar várices. En la terapia de compresión se usan unas medias elásticas especiales o vendajes de compresión que aplican una presión suave en las piernas para ayudar a prevenir la hinchazón.

En algunas personas, en especial las que tienen que permanecer sentadas o de pie durante mucho tiempo, la compresión puede ayudar a aliviar el dolor, la hinchazón y otros síntomas, como la sensación de pesadez en las piernas. Si está embarazada, el médico puede recomendarle medias de compresión.

La terapia de compresión solo alivia los síntomas. La mayoría de los médicos recomiendan procedimientos para corregir el problema de reflujo que causa las várices.

Después de realizar el procedimiento para eliminar o cerrar las várices, es probable que el médico recomiende el uso de medias de compresión durante al menos una semana. Las medias de compresión también pueden contribuir a la curación de úlceras o llagas en las piernas, que son una complicación de las várices. Dado que los problemas de las venas son de largo plazo, tal vez el médico le sugiera que siga usando medias de compresión.

A algunas personas, las medias de compresión les producen molestias, picazón, irritación de la piel o hinchazón.

Medicamentos

El médico puede recomendarle medicamentos como ayuda para aliviar el dolor de las várices. Diosmiplex es el único medicamento aprobado disponible para las várices. Este medicamento de origen vegetal puede aliviar algunos síntomas y complicaciones de las várices, como hinchazón, úlceras y cambios en la piel y los tejidos de las piernas.

Puede tardar varias semanas hasta que note alguna mejoría. Los efectos secundarios pueden incluir problemas gastrointestinales y erupciones, pero sueñen ser menores.

Last updated on