Tromboembolismo venoso
0
Tromboembolismo venoso

Tromboembolismo venoso Prevención de coágulos de sangre

Share

Si se está preparando para ir al hospital para un procedimiento o tiene otros factores de riesgo de TEV, hable con su médico sobre un plan para prevenir la formación de coágulos de sangre.

 

Después de la cirugía

La coagulación es una de las formas naturales del cuerpo para sanar el daño a los vasos sanguíneos causado por la cirugía. Mientras usa yeso o permanece en la cama para recuperarse, disminuye la velocidad de la sangre que circula por las venas porque usted deja de moverse como de costumbre. Esta falta de movimiento aumenta las probabilidades de que se formen coágulos sanguíneos.

Las probabilidades de desarrollar TEV es más alto en los primeros 3 meses después de la cirugía y disminuye con el tiempo. Su proveedor posiblemente le brinde sugerencias, como las siguientes, para ayudar a prevenir el TEV.

  • Permanecer en movimiento. Ayudar a que la sangre circule hace que sea más difícil que se formen coágulos. Su proveedor de atención médica quizás le indique que se mueva lo antes posible después de la cirugía y durante su recuperación. Si no puede levantarse y caminar, intente flexionar y estirar los pies para mejorar el flujo de sangre en las pantorrillas.
  • Aplicar presión. La presión suave evita que la sangre se acumule y se coagule. Es posible que el médico le recomiende aplicar presión, por ejemplo, al usar una manga o bota que se llena periódicamente de aire o al usar medias de compresión, que aplican más presión alrededor de los tobillos y los pies.
  • Tomar medicamentos para diluir la sangre (anticoagulantes). Los anticoagulantes, como la heparina (que el proveedor de atención médica puede administrarle en una inyección), los anticoagulantes orales directos (DOAC) y la warfarina (que se toma por vía oral) también se usan para tratar la TEV. En ocasiones, este tratamiento preventivo comienza antes de la cirugía o, por el contrario, el proveedor de atención médica le puede recetar un medicamento para diluir la sangre, que debe tomar durante su período de recuperación en su casa.

Posiblemente necesite una combinación de estos tratamientos preventivos. Estos enfoques de prevención también pueden ser apropiados si ingresa al hospital por razones distintas a la cirugía, no puede moverse por un período prolongado, o tiene una afección que hace que sea más probable que se le coagule la sangre.

Viajes y coágulos sanguíneos

Los vuelos prolongados (más de 4 horas) aumentan más del doble las probabilidades de sufrir una TEV. Siga estos consejos para disminuir las probabilidades de sufrir una TEV durante un viaje.

  • Párese y camine cada 1 o 2 horas, si es posible.
  • Use ropa holgada
  • Flexione y extienda las rodillas y los tobillos con frecuencia
  • Cambie de posición con frecuencia mientras está sentado, y si es posible, evite cruzar las piernas
  • Use medias de compresión
  • Evite beber alcohol dado que puede disminuir su capacidad para movilizarse
Last updated on