Trastornos hemorrágicos
0
Trastornos hemorrágicos

Trastornos hemorrágicos Tratamiento

Share

El tratamiento de los trastornos hemorrágicos variará según el tipo de trastorno y puede incluir medicamentos y terapia de reemplazo de factores. El tratamiento puede administrarse en forma diaria para prevenir los episodios de sangrado, o según sea necesario cuando se planea realizar una cirugía o tiene un accidente. Posiblemente no necesite tratamiento si el trastorno hemorrágico es leve.

Su equipo de atención médica

Los trastornos hemorrágicos afectan muchas partes del cuerpo, por lo que necesitará un equipo de diferentes médicos para su atención. Esto incluye un hematólogo, un médico que se especializa en trastornos sanguíneos. También puede incluir un enfermero especializado, un fisioterapeuta y un trabajador social. Usted y su equipo de atención médica podrán implementar un plan de tratamiento que sea la mejor opción para usted, según el trastorno hemorrágico.

Medicamentos

Los medicamentos para tratar los trastornos hemorrágicos pueden incluir:

  • Los agentes antifibrinolíticos, como el ácido tranexámico, tratan el sangrado después del parto o durante procedimientos como los que se incluyen en los trabajos odontológicos.
  • Las píldoras anticonceptivas se usan para tratar el sangrado menstrual abundante en mujeres con enfermedad de von Willebrand.
  • La desmopresina (DDAVP), una hormona sintética, trata el sangrado menor en la hemofilia o la VWD.
  • Los medicamentos inmunosupresores, como la prednisona, ayuda a bloquear la producción de anticuerpos en los trastornos hemorrágicos adquiridos. Los efectos secundarios pueden incluir infecciones y diabetes.
  • Los suplementos de vitamina K tratan el sangrado por deficiencia de vitamina K.

Terapia de reemplazo de factores

La terapia de reemplazo de factores es un tipo de tratamiento en el que se administran factores de coagulación provenientes de donaciones de sangre o fabricados en un laboratorio para reemplazar el factor de coagulación faltante. El médico podrá recomendarle terapia de reemplazo de factores si experimenta un sangrado o para prevenir la aparición un sangrado. La terapia de reemplazo administrada en forma regular para prevenir el sangrado se denomina tratamiento profiláctico. El tratamiento profiláctico (preventivo) se utiliza más frecuentemente en los trastornos hemorrágicos graves.

La terapia de reemplazo de factores puede incluir:

  • Los agentes de desvío (bypass) actúan a nivel de anticuerpos. Estos medicamentos agregan otros tipos de factores de coagulación que ayudan a que la sangre coagule. Este tratamiento puede aumentar el riesgo de que se formen coágulos en los vasos sanguíneos.
  • Los concentrados de factores de coagulación reemplazan el factor de coagulación faltante en los trastornos hemorrágicos hereditarios. Este tratamiento puede aumentar el riesgo de que se formen anticuerpos en la sangre. En ocasiones se utilizan concentrados de factores en dosis más altas para tratar los trastornos hemorrágicos relacionados a anticuerpos.
  • El plasma fresco congelado, obtenido a partir de sangre humana, proporciona factores de coagulación. Se usa para los trastornos hemorrágicos cuando hay múltiples factores de coagulación faltantes, como en el sangrado asociado a enfermedad hepática.
Last updated on