Arritmia
0
Arritmia

Arritmia Trastornos de la conducción

Share

¿Qué es un trastorno de la conducción?

Un trastorno de la conducción, también conocido como bloqueo cardíaco, es un problema con el sistema eléctrico que controla la frecuencia y el ritmo del corazón. Este sistema se denomina sistema de conducción cardíaco.

Normalmente, la señal eléctrica que produce el latido cardíaco se desplaza desde la parte superior del corazón a la inferior. La señal hace que el músculo cardíaco se contraiga y bombee sangre a los pulmones y el resto del organismo. En los trastornos de la conducción, esta señal eléctrica no se produce adecuadamente, no sigue el camino que debería seguir por el corazón, o ambas

What are the types of conduction disorders?

Illustration of the cardiac conduction system
Sistema de conducción cardíaco. Medical Illustration Copyright © 2022 Nucleus Medical Media, All rights reserved.

 

La imagen de arriba muestra cómo funciona la conducción cardíaca. La señal comienza en las células del nódulo sinoauricular (SA) que hace que el corazón lata. Estas células se denominan células marcapasos. La señal hace que las aurículas derecha e izquierda se contraigan. La señal luego desciende al nódulo auriculoventricular (AV) y las ramas del haz de His, lo que hace que los ventrículos derecho e izquierdo se contraigan. 

Hay muchos tipos de trastornos de la conducción que pueden producirse en cualquier lugar a lo largo del sistema de conducción cardíaco: el nódulo SA, el nódulo AV o las ramas del haz de His.

  • Síndrome de nódulo sinusal enfermo (SSS), también conocido como enfermedad del nódulo sinusal: el nódulo SA controla la frecuencia y el ritmo de los latidos cardíacos. El SSS puede provocar una frecuencia cardíaca lenta o rápida. También puede causar problemas para aumentar la frecuencia cardíaca cuando se necesita, como cuando hace ejercicio.
  • Bloqueo auriculoventricular (AV): hay tres grados de bloqueo AV, según cuán seria sea la afección. El tercer grado se denomina bloqueo cardíaco completo. Esto ocurre cuando ninguna señal llega a los ventrículos, las cámaras inferiores del corazón. Esto puede causar síntomas serios como una frecuencia cardíaca muy lenta, desmayos y dolor en el pecho.
  • Bloqueos de rama: se producen cuando las señales eléctricas viajan más lentamente por un lado del corazón que por el otro. Esto hace que los ventrículos se contraigan en momentos diferentes de lo normal. Puede tener un bloqueo de rama izquierda o un bloqueo de rama derecha, según en qué lado se produzca el retraso.
  • Trastornos de los canales iónicos: En la superficie de cada célula del músculo cardíaco hay pequeños poros denominados canales iónicos. Estos canales ayudan a producir la actividad eléctrica del corazón. El tipo más común de trastorno de los canales iónicos es el síndrome de QT largo. Otros tipos incluyen el síndrome de Brugada (en inglés), la taquicardia ventricular polimórfica catecolaminérgica (en inglés), y el síndrome de QT corto (en inglés).

Aprenda más sobre el sistema de conducción cardíaco en nuestro tema Cómo funciona el corazón.

¿Cuáles son los síntomas?

Muchas personas que tienen trastornos de la conducción posiblemente no tengan ningún síntoma. Otras pueden tener síntomas de arritmias que se producen en situaciones específicas, como cuando experimentan estrés físico o emocional o cuando duermen. Los síntomas pueden incluir:

  • Frecuencia cardíaca lenta o rápida
  • Palpitaciones cardíacas
  • Mareos o vahídos
  • Cansancio extremo
  • Desmayos
  • Falta de aire
  • Dolor o molestia en el pecho
  • Quedarse sin aliento o dificultad para respirar durante el sueño

¿Cómo se diagnostican?

Si usted o su hijo tiene algún factor de riesgo, el médico podrá solicitarle estudios cardíacos y pruebas genéticas para evaluar la presencia de trastornos de la conducción. Posiblemente también necesite pruebas de detección si participa en deportes competitivos o si necesita realizarse una cirugía.

Para diagnosticar un trastorno de la conducción, el médico le preguntará sobre sus antecedentes médicos, sus antecedentes médicos familiares y sus síntomas. Realizará un examen físico y posiblemente le pida análisis de sangre, pruebas genéticas y estudios cardíacos como un electrocardiograma, o ECG o una prueba de esfuerzo.

¿Cuáles son las causas?

Algunas personas tienen un trastorno de la conducción desde el nacimiento, mientras que otros lo desarrollan en etapas más avanzadas de la vida.

Edad

Los trastornos de la conducción pueden ocurrir a cualquier edad, pero algunos son más frecuentes a determinadas edades. Por ejemplo, el síndrome de nódulo sinusal enfermo y los bloqueos de rama son más frecuentes en adultos mayores debido a los cambios normales que ocurren en el sistema de conducción a medida que envejecemos.

Antecedentes familiares y genética

Algunos trastornos son más frecuentes en familias.

  • El síndrome de Brugada es un latido cardíaco irregular en las cámaras inferiores del corazón. Esta afección es más frecuente en personas de ascendencia asiática, particularmente los de ascendencia japonesa, filipina y tailandesa.
  • El bloqueo cardíaco completo o bloqueo AV de tercer grado es más frecuente en niños que nacen de madres que tienen un trastorno del tejido conectivo.
  • El síndrome de Wolff-Parkinson-White es más frecuente en personas cuyos familiares también tienen esta afección.

Otras afecciones médicas

Medicamentos

Algunos medicamentos para tratar la presión arterial alta, arritmias u otras afecciones cardíacas, y la depresión y otras enfermedades mentales pueden aumentar el riesgo.

Sexo

El síndrome de Brugada y la taquicardia ventricular polimórfica catecolaminérgica son más frecuentes en hombres que en mujeres.

¿Cómo puedo prevenir los trastornos de la conducción?

Los siguientes pasos pueden ayudar a prevenir algunos tipos de trastornos de la conducción o pueden reducir el riesgo de tener complicaciones.

  • Adopte un estilo de vida saludable para el corazón.
  • Trabaje con su médico para evitar medicamentos que aumenten el riesgo de tener trastornos de la conducción.
  • Limite el alcohol y evite el uso de drogas ilegales.
  • Maneje las afecciones médicas que aumentan su riesgo de tener trastornos de la conducción.

¿Cómo se tratan y manejan los trastornos de la conducción?

Su tratamiento dependerá del tipo de trastorno de la conducción que tenga y de cuán serio sea. Si tiene síntomas leves o no tiene síntomas, posiblemente no necesite ningún tratamiento.

Su tratamiento puede incluir una o más de las siguientes opciones:

  • Medicamentos para hacer que el latido cardíaco se acelere o retrase, según el problema que tenga en el corazón
  • Cirugía o dispositivos implantables como desfibriladores (en inglés) o marcapasos (en inglés)
  • Maniobras vagales, que son técnicas para disminuir la frecuencia cardíaca

¿Qué ocurre si no se tratan?

Los trastornos de la conducción con frecuencia son afecciones que perduran toda la vida y que requieren cuidados continuos. Las complicaciones de los trastornos de la conducción pueden ser serios o potencialmente mortales, e incluyen:

Llame al 9-1-1 de inmediato si alguien tiene síntomas de un accidente cerebrovascular o paro cardíaco súbito. Busque un desfibrilador externo automático (DEA) (en inglés) cercano y siga las instrucciones para ayudar a reiniciar la actividad cardíaca después del paro cardíaco súbito.

Visite la página Vivir con arritmias para saber cómo prevenir estas complicaciones.

Last updated on