Arritmia
0
Arritmia

Arritmia Tratamiento

Los tratamientos habituales para las arritmias incluyen medicamentos, cirugía para implantar dispositivos para controlar los latidos cardíacos, y otros procedimientos para tratar problemas con las señales eléctricas del corazón. Es posible que también necesite realizar cambios saludables en el estilo de vida para ayudar a disminuir el riesgo de sufrir afecciones que pueden empeorar la arritmia, como la presión arterial alta y otros tipos de cardiopatías.

¿Cómo se tratan las arritmias?

Es posible que necesite uno o más medicamentos para tratar los latidos cardíacos lentos, rápidos o irregulares. En ocasiones, los medicamentos se usan en conjunto con otros tratamientos. Si su dosis es demasiado alta, los medicamentos para tratar las arritmias pueden empeorar la arritmia. Esto ocurre más a menudo en mujeres que en hombres. Consulte a su médico si sus síntomas empeoran.

Los medicamentos para tratar los latidos cardíacos lentos (como la atropina) pueden ser administrados por los servicios médicos de emergencia (EMS) o en la sala de emergencias (ER). La atropina puede provocar dificultad para deglutir.

Los medicamentos para tratar latidos cardíacos rápidos incluyen:

  • Adenosina, que puede causar un poco de dolor de pecho, rubor, falta de aire y fibrilación auricular y que puede ser administrada por los EMS o en la ER
  • Betabloqueantes, que pueden causar fatiga, problemas estomacales o de sueño y disfunción sexual, y que pueden empeorar algunos trastornos de la conducción
  • Bloqueantes de los canales de calcio, que pueden causar problemas digestivos, hinchazón de los pies o baja presión arterial
  • Digoxina, que se utiliza para tratar la fibrilación auricular y puede causar náuseas, vómitos y diarrea
  • Bloqueantes de los canales de potasio, que pueden causar presión arterial baja, problemas con los niveles tiroideos, afecciones pulmonares u otro tipo de arritmia.
  • Bloqueantes de los canales de sodio, que aumentan el riesgo de paro cardíaco súbito en las personas con cardiopatía

Procedimientos y dispositivos

Si los medicamentos no tratan adecuadamente la arritmia, es posible que necesite uno de los siguientes procedimientos o dispositivos.

Cardioversión

La cardioversión es un procedimiento que utiliza descargas eléctricas externas para restaurar el ritmo cardíaco normal.

La cardioversión se denomina desfibrilación cuando se realiza en una emergencia para prevenir la muerte cuando ritmos cardíacos irregulares en las cámaras inferiores del corazón, denominadas ventrículos, amenazan con producir o, en realidad, causan un paro cardíaco. El médico también podrá programar una cardioversión como forma de tratar las arritmias de las cámaras superiores del corazón. Los procedimientos de cardioversión programada pueden realizarse en un hospital o en otros centros médicos y deben ser realizados por cardiólogos, los médicos que se especializan en el corazón. Si bien el procedimiento toma solo unos pocos minutos, requiere que arribe unas horas antes del procedimiento. Para prepararse, se le administrará anestesia por una línea intravenosa (i.v.) en el brazo para hacerlo dormir, y se le colocarán electrodos en el pecho y, posiblemente, en la espalda. Estos electrodos se conectarán al equipo de cardioversión. El equipo registra la actividad eléctrica del corazón y envía las descargas eléctricas necesarias al corazón. Cuando esté listo, el médico le enviará una o más descargas breves de baja energía al corazón para restaurar un ritmo normal. Las descargas no le producirán ningún dolor.

Tendrá que permanecer en el centro unas horas después del procedimiento. Durante este tiempo, el quipo de atención médico monitoreará el ritmo cardíaco y la presión arterial de forma minuciosa y lo controlará para detectar complicaciones. Debido a los medicamentos o a la anestesia que recibió, alguien tendrá que llevarlo a su casa. Posiblemente observe algo de enrojecimiento y sienta un pequeño dolor en el lugar donde se colocaron los electrodos. Posiblemente también se forme un ligero hematoma en el lugar donde se insertó la línea i.v. en el brazo.

Si bien rara vez se producen, existen algunos riesgos con la cardioversión. Infrecuentemente, puede causar o empeorar arritmias potencialmente mortales que deberán ser tratadas. Este procedimiento puede hacer que coágulos sanguíneos se desprendan y se desplacen desde el corazón a otros tejidos u órganos y se produzca un accidente cerebrovascular u otros problemas. El uso de medicamentos anticoagulantes antes y después de la cardioversión puede reducir este riesgo.

Ablación por catéter

La ablación por catéter es un procedimiento para interrumpir el desplazamiento de señales eléctricas anormales por el corazón e impedir que causen latidos cardíacos irregulares (lo que también se conoce como “arritmia”).

Los médicos realizan la ablación por catéter en un hospital. La ablación se realiza mediante un procedimiento denominado cateterismo cardíaco, en el que se pasan tubos flexibles, o catéteres, a través de los vasos sanguíneos hasta que llegan al corazón. Algunos catéteres tienen cables con electrodos que registran y localizan la fuente de los latidos cardíacos anormales. Otros catéteres sirven para administran los tratamientos. El médico hará llegar el extremo de un catéter especial a la pequeña zona del tejido cardíaco que está causando el problema del ritmo cardíaco. Un equipo enviará ondas de radiofrecuencia (RF), temperaturas extremadamente frías o luz láser a través del extremo de un catéter para crear una cicatriz en el corazón. La cicatriz impide que las señales eléctricas anormales causen ritmos irregulares. En ocasiones, si debe someterse a una cirugía cardíaca por otro motivo y también necesita una ablación, la misma se puede realizar durante la cirugía.

La ablación por catéter tiene algunos riesgos, tanto durante el procedimiento como durante la recuperación, que incluyen:

  • sangrado;
  • infección;
  • daño en el vaso sanguíneo;
  • daño cardíaco;
  • arritmias;
  • coágulos sanguíneos.

También puede haber un riesgo muy ligero de cáncer debido a la radiación utilizada durante la ablación por catéter. Hable con su médico y con los técnicos que llevan a cabo la ablación si usted está o podría estar embarazada.

Cardiodesfibriladores implantables (CDI)

Los desfibriladores son dispositivos que restauran el latido cardíaco normal mediante el envío de una descarga o pulso eléctrico al corazón. Se usan para prevenir o corregir una arritmia, un ritmo cardíaco irregular o demasiado rápido. Los desfibriladores también pueden restaurar el ritmo cardíaco si el corazón deja de bombear sangre súbitamente debido a una fibrilación ventricular.

Diferentes tipos de desfibriladores funcionan de diferentes maneras. Los desfibriladores externos automáticos (DEA), que se encuentran en muchos espacios públicos, se desarrollaron para salvar la vida de personas que sufren un paro cardíaco. Incluso un testigo circunstancial no capacitado puede usar estos dispositivos en una emergencia. Otros desfibriladores pueden prevenir la muerte súbita en personas que tienen un alto riesgo de sufrir una arritmia potencialmente mortal. Incluyen cardiodesfibriladores implantables (CDI), que se colocan por medios quirúrgicos dentro del cuerpo, y los desfibriladores cardioversores portátiles (WCD), que se colocan fuera del cuerpo. Los cardiodesfibriladores implantables habitualmente constan de un pequeño generador (como una batería de larga acción) que se coloca debajo de la piel, y cables que van desde el generador por los vasos sanguíneos hasta las cámaras y el músculo cardíaco. Puede llevar tiempo y esfuerzo acostumbrarse a vivir con un desfibrilador, y es importante conocer los posibles riesgos y complicaciones.

Marcapasos

Un marcapasos es un pequeño dispositivo que envía pulsos eléctricos para ayudar a que el corazón se contraiga con una frecuencia y un ritmo normales. Los marcapasos también se pueden usar para ayudar a que las cámaras cardíacas se contraigan juntas en forma sincrónica, para que el corazón pueda bombear sangre al organismo de manera más eficiente. Posiblemente necesite un marcapasos temporario (a corto plazo) o uno permanente (a largo plazo). Los marcapasos permanentes constan de una pequeña batería que se implanta debajo de la piel y uno o más cables que van desde la batería hasta las cámaras y el músculo cardíaco.

Tratamiento de la causa de la arritmia

Su médico posiblemente le hable sobre los pasos para manejar la causa de la arritmia, como un problema con las concentraciones de electrolitos , presión arterial alta, cardiopatía, apnea del sueño o enfermedad tiroidea. Su médico podrá usar suplementos para tratar las concentraciones bajas de magnesio o potasio.

Your doctor may talk to you about steps to manage the cause of your arrhythmia, such as a problem with your electrolytes levels, high blood pressure, heart disease, sleep apnea, or thyroid disease. Your doctor may use supplements to treat low levels of magnesium or potassium.

Maniobras vagales

Las maniobras vagales son técnicas de relajación que pueden ayudar a disminuir la frecuencia cardíaca.

Las técnicas que el equipo de atención médica puede indicarle incluyen:

  • Tos o náuseas
  • Realizar una maniobra de Valsalva, que consiste en contener la respiración y contraer los músculos abdominales
  • Recostarse
  • Colocar una toalla con agua helada sobre el rostro
Last updated on