Prueba de esfuerzo

También conocida como También conocida como prueba de esfuerzo con ejercicio, prueba en una cinta para correr
Una prueba de esfuerzo mide qué tan saludable es su corazón y qué tan bien funciona durante el esfuerzo físico. Algunos problemas cardiacos son más fáciles de identificar cuando su corazón se esfuerza más para bombear sangre a todo su cuerpo, como cuando hace ejercicio.
Resumen general

Una prueba de esfuerzo se usa para ayudar a diagnosticar y evaluar problemas cardiacos como cardiopatía isquémica, valvulopatía (en inglés) o insuficiencia cardiaca (en inglés). Su médico puede recomendar esta prueba si tiene síntomas de un problema cardiaco, como dificultad para respirar, dolor en el pecho, mareos y latidos cardiacos rápidos o irregulares. Si su médico encuentra un problema, la prueba de esfuerzo también puede ayudarle a elegir el plan de tratamiento adecuado y determinar qué tipos de actividad física son seguros para usted.

Una prueba de esfuerzo generalmente implica ejercicio físico, como caminar en una cinta para correr o andar en bicicleta estacionaria. La prueba se puede hacer en un hospital o en el consultorio del médico. Mientras hace ejercicio, su médico medirá su frecuencia cardiaca, su presión arterial y la actividad eléctrica de su corazón. Si no puede hacer ejercicio, su médico le dará un medicamento que hará que su corazón se esfuerce más y lata más rápido, como si estuviera haciendo ejercicio.

Su médico lo controlará cuidadosamente durante toda la prueba para minimizar el riesgo de complicaciones causadas por el ejercicio o el medicamento utilizado para aumentar su ritmo cardiaco. El ejercicio intenso durante la prueba puede empeorar algunos problemas cardiacos. Si su médico le da medicamentos para hacer que su corazón lata más fuerte en lugar de hacer que haga ejercicio, existe un pequeño riesgo de desarrollar ciertos problemas cardiacos después de la prueba.

Qué esperar - Prueba de esfuerzo

Una prueba de esfuerzo generalmente se realiza en un hospital o consultorio médico. Su médico le dará instrucciones para prepararse para el examen y le dirá qué esperar durante y después del examen.

Prueba de esfuerzo
Prueba de esfuerzo. La imagen muestra a un paciente sometido a una prueba de esfuerzo con ejercicio. Los electrodos se adhieren al pecho del paciente y se conectan a una máquina de electrocardiograma (ECG). El ECG registra la actividad eléctrica del corazón. Un brazalete de presión arterial registra la presión arterial del paciente mientras camina en una cinta para correr.

 

Antes de la prueba de esfuerzo
- Prueba de esfuerzo

Es posible que su médico le pida que no tome algunos de sus medicamentos recetados o que evite el café, el té o cualquier bebida con cafeína el día de su prueba, ya que esto puede afectar sus resultados. Su médico le pedirá que use ropa y zapatos cómodos para la prueba.

Para la prueba de esfuerzo, su médico le colocará parches adhesivos llamados electrodos en el pecho, un brazalete de presión arterial en el brazo y un monitor de pulso en el dedo u otra parte del cuerpo. Su médico medirá su actividad cardiaca y su presión arterial antes de comenzar la prueba.

Durante la prueba de esfuerzo
- Prueba de esfuerzo

Comenzará a hacer ejercicio lentamente en una cinta para correr o en una bicicleta estacionaria, y luego aumentará gradualmente la velocidad de la cinta de correr o la resistencia de la bicicleta hasta que su corazón esté funcionando al ritmo cardiaco objetivo para su edad. Con mayor frecuencia, una prueba de esfuerzo incluye un electrocardiograma (en inglés) para medir la actividad eléctrica de su corazón mientras hace ejercicio en una cinta para correr o en una bicicleta estacionaria. Su médico también puede medir su nivel de oxígeno en sangre, la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Durante la prueba, hará ejercicio durante 10 a 15 minutos. Su médico detendrá la prueba si muestra algún signo de un problema cardiaco o si está demasiado cansado para continuar la prueba.

Si no puede hacer ejercicio, su médico le administrará un medicamento durante un periodo de 10 a 20 minutos a través de un catéter intravenoso (IV) en uno de sus vasos sanguíneos.

Su médico también puede tomar imágenes de su corazón durante o inmediatamente después de la prueba de esfuerzo para ver qué tan bien fluye la sangre a través de su corazón y qué tan bien bombea la sangre cuando late. Estas imágenes se pueden tomar mediante ecocardiografía (en inglés) o inyectando un tinte radioactivo en una de sus venas, llamado escanografía nuclear del corazón (en inglés). La cantidad de radiación en el tinte se considera segura para usted y quienes lo rodean. Sin embargo, si está embarazada, no debe hacerse esta prueba debido a los riesgos que podría representar para el feto.

Si su médico también quiere ver qué tan bien funcionan sus pulmones, es posible que se le pida que use una máscara o boquilla para medir los gases que exhala durante la prueba de esfuerzo.

Después de la prueba de esfuerzo
- Prueba de esfuerzo

Después de la prueba de esfuerzo, su médico medirá la actividad cardiaca y la presión arterial para asegurarse de que ambas mediciones vuelvan a estar dentro del rango normal. Debería poder volver a sus actividades normales de inmediato. Si le hicieron una prueba con tinte radioactivo, su médico puede pedirle que tome mucho líquido para eliminarlo de su cuerpo.

Si su prueba de esfuerzo muestra que su corazón está sano, es posible que no necesite más pruebas o tratamiento. Su médico puede ordenar otras pruebas de diagnóstico o pruebas de imagen si los resultados de la prueba de esfuerzo sugieren que podría tener una afección del corazón, si no puede hacer ejercicio físicamente o si continúa teniendo síntomas, como falta de aliento o dolor en el pecho.

Research for Your Health

El NHLBI es parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., la agencia de investigación biomédica de la Nación que realiza importantes descubrimientos científicos para mejorar la salud y salvar vidas. Estamos comprometidos con el avance de la ciencia y la aplicación de descubrimientos en la práctica clínica para promover la prevención y el tratamiento de los trastornos cardiacos, pulmonares, sanguíneos y del sueño, incluido el uso de pruebas de esfuerzo. Aprenda sobre los esfuerzos actuales y futuros del NHLBI para mejorar la salud a través de la investigación y el descubrimiento científico.

Mejorar la salud con la investigación actual
- Prueba de esfuerzo

Conozca las formas en que el NHLBI implementa la investigación actual para mejorar la salud de personas que necesitan realizar pruebas de esfuerzo. La investigación en este tema es parte del compromiso más amplio del NHLBI para el avance en el descubrimiento científico de las enfermedades vasculares y del corazón (en inglés).

  • La investigación financiada por el NHLBI ayuda a establecer pautas clínicas para las pruebas de esfuerzo. El estudio de imágenes multicéntrico prospectivo financiado por el NHLBI para la evaluación del dolor de pecho (PROMISE) comparó las pruebas de esfuerzo y la angiografía tomográfica computarizada para detectar un tipo de cardiopatía isquémica. Los resultados de este ensayo mostraron que ambos métodos son igualmente efectivos en el diagnóstico de la cardiopatía isquémica. Estos hallazgos han ayudado a que los médicos aumenten la cantidad de herramientas de diagnóstico disponibles.
  • Estudio ayuda a mejorar el uso de pruebas de esfuerzo en mujeres. El diagnóstico de la cardiopatía isquémica en las mujeres puede ser difícil, en parte porque las pruebas diagnósticas, como la prueba de esfuerzo, suelen tener una tasa de falsos positivos más alta en las mujeres que en los hombres. El estudio de Evaluación del Síndrome Isquémico de las Mujeres (Women’s Ischemia Syndrome Evaluation) (en inglés, WISE por sus siglas en inglés) del NHLBI presentó avances en la comprensión de la enfermedad cardiaca isquémica en las mujeres. Los resultados de este estudio han ayudado a mejorar el uso de pruebas de esfuerzo en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del corazón en mujeres.

Avances en la investigación para mejorar la salud
- Prueba de esfuerzo

Como apoyo a nuestra misión (en inglés), nos comprometemos a avanzar en la investigación sobre las pruebas de esfuerzo en parte a través de las siguientes maneras.

Obtenga más información sobre las interesantes áreas de investigación que el NHLBI está explorando sobre la prueba de esfuerzo.

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

Dirigimos o patrocinamos muchos estudios sobre la prueba de esfuerzo. Compruebe si usted o alguien que conoce es elegible para participar en nuestros ensayos clínicos.

¿Quiere ayudar a mejorar las técnicas de imagen del corazón?

Este estudio tiene como objetivo mejorar los métodos de resonancia magnética (IRM) para detectar la enfermedad arterial coronaria. Las personas sanas y las personas con enfermedad arterial coronaria se realizarán una resonancia magnética mientras descansan y durante una prueba de esfuerzo. Para participar en este estudio, debe tener al menos 18 años y estar sano o bien diagnosticado con enfermedad arterial coronaria. El estudio se lleva a cabo en Los Ángeles, California.

¿Su hijo nació con tetralogía de Fallot (TOF)?

Este estudio investiga si la cirugía de reemplazo de la válvula pulmonar puede mejorar la calidad de vida en adolescentes y adultos jóvenes que nacieron con TOF. Los investigadores determinarán si esta cirugía mejora la función cardiaca y previene las complicaciones de la TOF mediante varios métodos, incluidas las pruebas de esfuerzo. Los participantes de este estudio deben tener entre 13 y 21 años y estar diagnosticados con TOF. El estudio se lleva a cabo en Filadelfia, Pensilvania.

Más información

Después de leer nuestro Tema de salud sobre “Pruebas de esfuerzo”, es posible que le interese obtener información adicional en los siguientes recursos.

Recursos no pertenecientes al NHLBI
- Prueba de esfuerzo