Cardiopatías congénitas
0
Cardiopatías congénitas

Cardiopatías congénitas Tipos

Share

Hay muchos tipos de cardiopatías Congénito. Oscilan entre los casos simples a complejos y críticos.

  • Las anomalías simples pueden mejorar por sí solas sin cirugía. En ocasiones, un bebé con una anomalía simple no tendrá ningún síntoma. Los ejemplos de cardiopatías simples incluyen las comunicaciones interauriculares e interventriculares, el conducto arterioso persistente y la estenosis pulmonar.
  • Las anomalías complejas y críticas pueden provocar síntomas potencialmente mortales que requieran tratamiento inmediato. Un ejemplo de anomalía cardíaca crítica es la tetralogía de Fallot. Los bebés que nacen con esta u otra cardiopatía congénita crítica habitualmente tienen concentraciones bajas de oxígeno poco después del nacimiento y necesitan cirugía en el plazo del primer año de vida.

Comunicación interauricular

Una comunicación interauricular es un orificio en la pared del corazón entre las aurículas izquierda y derecha, que son las cámaras superiores del corazón. El orificio hace que el flujo de sangre proveniente de la aurícula izquierda se mezcle con el de la aurícula derecha, en lugar de dirigirse al resto del organismo. Una comunicación interauricular se considera una cardiopatía congénita simple, ya que el orificio se puede cerrar por sí solo a medida que el corazón crece durante la niñez.

Corte transversal de un corazón normal y un corazón con una comunicación interauricular
Corte transversal de un corazón normal y un corazón con una comunicación interauricular. La Figura A muestra la estructura y el flujo sanguíneo dentro de un corazón normal. La flecha azul muestra el flujo de sangre con escaso contenido de oxígeno que llega a la aurícula derecha proveniente del resto del cuerpo y luego pasa al ventrículo derecho. Desde allí, es bombeado por la arteria pulmonar a los pulmones, donde recoge oxígeno. La sangre con alto contenido de oxígeno, como lo muestran las flechas rojas, fluye desde los pulmones a la aurícula izquierda a través de las venas pulmonares. La Figura B muestra un corazón con una comunicación interauricular. El orificio permite que la sangre con alto contenido de oxígeno proveniente de la aurícula izquierda se mezcle con la sangre con escaso contenido de oxígeno de la aurícula derecha. La sangre mezclada se muestra con la flecha de color púrpura.

Comunicación interventricular

Una comunicación interventricular es un orificio en la pared del corazón entre los ventrículos izquierdo y derecho, que son las cámaras inferiores del corazón. La sangre proveniente del ventrículo izquierdo puede fluir y mezclarse con la sangre del ventrículo derecho, en lugar de dirigirse al resto del organismo. Si el orificio es grande, quizás el corazón y los pulmones tengan que trabajar más intensamente para bombear sangre. Además, puede provocar retención de líquido en los pulmones.

Corte transversal de un corazón normal y un corazón con una comunicación interventricular.
Corte transversal de un corazón normal y un corazón con una comunicación interventricular. Figura A muestra la estructura y el flujo sanguíneo dentro de un corazón normal. La flecha azul muestra el flujo de sangre con escaso contenido de oxígeno que llega a la aurícula derecha proveniente del resto del cuerpo y luego pasa al ventrículo derecho. Desde allí, es bombeado por la arteria pulmonar a los pulmones, donde recoge oxígeno. La sangre con alto contenido de oxígeno, como lo muestran la flecha roja, fluye desde los pulmones a la aurícula izquierda a través de las venas pulmonares. La Figura B muestra dos ubicaciones frecuentes de una comunicación interventricular. La anomalía, o el orificio, permite que la sangre con alto contenido de oxígeno proveniente del ventrículo izquierdo se mezcle con la sangre con escaso contenido de oxígeno en el ventrículo derecho antes de que la sangre fluya a la arteria pulmonar. La sangre mezclada se muestra con la flecha de color púrpura.

Conducto arterioso persistente

Este tipo frecuente de cardiopatía congénita simple se produce cuando una conexión entre las dos arterias principales del corazón, la aorta y la arteria pulmonar, no se cierra adecuadamente después del nacimiento. Esto deja una abertura a través de la cual puede fluir la sangre, cuando esto no debería ocurrir. En muchos casos, los orificios pequeños pueden cerrarse por sí solos.

Corazón normal y corazón con un conducto arterioso persistente.
Corazón normal y corazón con un conducto arterioso persistente. La figura A muestra el interior de un corazón normal con flujo sanguíneo normal. La flecha azul muestra el flujo de sangre con escaso contenido de oxígeno que llega a la aurícula derecha proveniente del resto del cuerpo y luego pasa al ventrículo derecho. Desde allí, es bombeado por la arteria pulmonar a los pulmones, donde recoge oxígeno. La sangre con alto contenido de oxígeno, como lo muestran la flecha roja, fluye desde los pulmones a la aurícula izquierda a través de las venas pulmonares. La Figura B muestra un corazón con un conducto arterioso persistente. La anomalía conecta la aorta con la arteria pulmonar, una conexión que debería haberse cerrado para dar lugar al ligamento arterioso (consulte la Figura A) al momento del nacimiento. El orificio permite que la sangre con alto contenido de oxígeno proveniente de la aurícula izquierda se mezcle con la sangre con escaso contenido de oxígeno de la aurícula derecha. La sangre mezclada se muestra con la flecha de color púrpura.

Estenosis pulmonar

La estenosis pulmonar es un tipo de valvulopatía cardíaca en la que la válvula pulmonar es demasiado estrecha o rígida. Esto afecta la forma en que la sangre puede desplazarse desde el corazón hasta la arteria pulmonar, el vaso sanguíneo que conecta el corazón con los pulmones. Muchos niños con estenosis pulmonar no necesitan tratamiento

Tetralogía de Fallot

La tetralogía de Fallot es el trastorno cardíaco congénito complejo más frecuente y se produce por una combinación de cuatro anomalías:

  • estenosis pulmonar
  • Una comunicación interventricular grande
  • Cabalgamiento de la aorta Con esta anomalía, el vaso sanguíneo principal que transporta sangre al cuerpo (la aorta) está desplazada de su lugar. En lugar de estar por encima del ventrículos izquierdo, se ubica entre los dos ventrículos (cabalgando sobre el tabique interventricular). Como resultado, la sangre con escaso contenido de oxígeno proveniente del ventrículo derecho puede fluir directa a la aorta en lugar de dirigirse al vaso sanguíneo que transporta sangre a los pulmones (arteria pulmonar)
  • La hipertrofia ventricular derecha se produce cuando el corazón debe trabajar más intensamente que lo normal, lo que hace que el músculo del ventrículo derecho tenga mayor grosor que lo normal
Corte transversal de un corazón normal y un corazón con tetralogía de Fallot.
Corte transversal de un corazón normal y un corazón con tetralogía de Fallot. La Figura A muestra la estructura y el flujo sanguíneo dentro de un corazón normal. La flecha azul muestra el flujo de sangre con escaso contenido de oxígeno que llega a la aurícula derecha proveniente del resto del cuerpo y luego pasa al ventrículo derecho. Desde allí, es bombeado por la arteria pulmonar a los pulmones, donde recoge oxígeno. La sangre con alto contenido de oxígeno, como lo muestran la flecha roja, fluye desde los pulmones a la aurícula izquierda a través de las venas pulmonares. La Figura B muestra un corazón con las cuatro anomalías de la tetralogía de Fallot, que incluyen estenosis pulmonar, comunicación interventricular, cabalgamiento de la aorta, que se muestra en la figura como un aumento del volumen sistólico; se observa además aumento del grosor del ventrículo derecho por hipertrofia. Estas anomalías pueden hacer que el corazón trabaje con mayor intensidad o permitir que la sangre oxigenada se mezcle con la sangre no oxigenada. La sangre mezclada se muestra con la flecha de color púrpura.

Otras cardiopatías congénitas críticas

Hay otros tipos de cardiopatías congénitas, por ejemplo:

  • coartación aórtica;
  • doble salida del ventrículo derecho;
  • (dextro)transposición de los grandes vasos
  • anomalía de Ebstein
  • síndrome de hipoplasia del ventrículo izquierdo
  • interrupción del arco aórtico
  • atresia pulmonar con tabique interventricular intacto
  • ventrículo único
  • retorno venoso pulmonar anómalo total
  • atresia tricuspídea
  • tronco arterioso
Last updated on