Hacer actividad física

Practicar actividad física con regularidad y disminuir el estilo de vida sedentario pueden mejorar el estado físico y reducir muchos factores de riesgo de las enfermedades del corazón, entre ellos, reducir los niveles de colesterol LDL (“colesterol malo”), aumentar los niveles de colesterol HDL (“colesterol bueno”) en la sangre, controlar la presión arterial alta y ayudar a perder el exceso de peso. La actividad física también puede disminuir el riesgo de la diabetes tipo 2.

Todas las personas deben tratar de hacer ejercicio aeróbico de intensidad moderada al menos 2 horas y 30 minutos por semana, o ejercicio aeróbico vigoroso durante 1 hora y 15 minutos por semana. El ejercicio aeróbico, como caminar a paso ligero, se refiere a cualquier ejercicio en el que el corazón late más rápido y usa más oxígeno de lo normal. Cuanto más activo sea, más se beneficiará. Haga por lo menos 10 minutos a la vez de ejercicio aeróbico varias veces a la semana.

Hable con su médico antes de comenzar cualquier programa nuevo de ejercicio. Pregúntele cuánto tiempo y qué tipo de actividad física puede hacer sin peligro.

Otra manera en que puede comenzar a aumentar su nivel de actividad es reduciendo el tiempo que pasa sentado en un momento dado. Se sabe que las personas que pasan largos períodos de tiempo sentadas tienen mayores tasas de enfermedades del corazón, diabetes y muerte. Reducir el comportamiento sedentario dividiendo el tiempo en que pasa sentado beneficiará su salud en general.

Aprenda más sobre la actividad física en: