Trastornos plaquetarios
0
Trastornos plaquetarios

Trastornos plaquetarios Causas y factores de riesgo

Share

Los trastornos plaquetarios aparecen cuando:

  • el cuerpo produce demasiadas plaquetas
  • el cuerpo produce muy pocas plaquetas
  • las plaquetas se usan o se destruyen antes de que puedan ser reemplazadas
  • hay suficientes plaquetas pero no funcionan correctamente

El cuerpo necesita las plaquetas para formar coágulos de sangre. Los coágulos de sangre ayudan a prevenir la pérdida de demasiada sangre después de una lesión.

¿Cómo coagula la sangre?

Cuando un vaso sanguíneo se lesiona, las células dañadas de la pared del vaso envían señales químicas. Esas señales producen coágulos que disminuyen o detienen el sangrado. Un coágulo de sangre se forma en varios pasos.

  1. El vaso sanguíneo se estrecha. Primero, las señales químicas hacen que los vasos lesionados se estrechen para impedir que salga más sangre.
  2. Las plaquetas llegan al sitio de la lesión. Cuando hay una lesión grave que está sangrando, las señales químicas circulan en la sangre hasta el bazo, donde hay muchas plaquetas almacenadas. Las señales le indican al bazo que libere las plaquetas a la sangre. En el sitio de la lesión, las paredes del vaso se ponen pegajosas y capturan las plaquetas que pasan flotando.
  3. Se forma un tapón de plaquetas. Las plaquetas cambian de forma y se ponen más pegajosas. Eso les permite adherirse a la pared del vaso y agruparse para formar un tapón.
  4. Se forma el coágulo. Las plaquetas y otras proteínas de la sangre, llamadas factores de coagulación, forman un coágulo de sangre. El coágulo se contrae para acercar los dos lados del vaso dañado y que así sea más sencillo repararlo.

Si el recuento de plaquetas es alto, es posible que se formen coágulos de sangre con frecuencia en los vasos sanguíneos. Esos coágulos pueden bloquear el flujo de sangre del cuerpo e impedir que los órganos reciban sangre suficiente. Si el recuento de plaquetas es bajo, es posible que la sangre no coagule normalmente. Es posible que tenga dificultades para detener el sangrado. Eso puede llevar a que se pierda mucha sangre, incluso por una herida pequeña.

Los trastornos hemorrágicos y los trastornos de coagulación de la sangre también pueden influir en la formación de coágulos de sangre en el cuerpo.

Cuando hay una lesión que sangra, los vasos sanguíneos cercanos se contraen (se estrechan) para ayudar a impedir la pérdida de sangre Las plaquetas llegan al sitio y forman un tapón sobre la pérdida. Además, las plaquetas crean una reacción con los factores de coagulación, que reaccionan y forman y coágulo de fibrina.

¿Qué causa los trastornos plaquetarios?

Los trastornos plaquetarios son causados por factores que afectan la forma en que el cuerpo produce plaquetas. Algunos factores también pueden llevar al sistema inmunológico a destruir las plaquetas. Algunas personas nacen con un trastorno plaquetario, mientras que otras lo desarrollan en algún momento de la vida.

¿Qué aumenta el riesgo de sufrir un trastorno plaquetario?

Es posible que tenga un mayor riesgo de desarrollar un trastorno plaquetario debido a la edad, los antecedentes familiares y la genéticas, los hábitos del estilo de vida, otras afecciones médicas, la raza y el origen étnico, o el sexo.

Edad

Es posible que el riesgo de sufrir un trastorno plaquetario sea mayor según la edad.

Antecedentes familiares y genética

Es posible que tenga un mayor riesgo de sufrir un trastorno plaquetario si tiene mutaciones, es decir, cambios en los genes que controlan la forma en la que el cuerpo produce plaquetas. Se puede nacer con estas mutaciones o pueden aparecer más adelante.

Si un familiar tiene un trastorno plaquetario u otra afección que ocurre cuando la médula ósea produce demasiadas células, es posible que usted tenga un mayor riesgo de desarrollar un trastorno plaquetario.

Hábitos del estilo de vida

Los hábitos del estilo de vida pueden aumentar el riesgo de tener un recuento bajo de plaquetas.

  • El alcohol puede dañar la médula ósea y llevar a que produzca menos plaquetas que lo normal.
  • Ciertos alimentos o hierbas pueden aumentar el riesgo de recuento bajo de plaquetas. Entre ellos se encuentran la nuez del nogal común y las semillas de sésamo.
  • El consumo de productos con tabaco puede hacer que el cuerpo produzca menos plaquetas que lo normal.

Medicamentos

Muchos medicamentos comunes, como los analgésicos de venta libre o los antibióticos que pueden tomarse por una infección, pueden aumentar el riesgo de desarrollar un trastorno plaquetario, en especial si hay antecedentes familiares u otros factores de riesgo.

Otros medicamentos que pueden aumentar el riesgo son:

  • anticoagulantes, como la heparina
  • ciertos antibióticos, como la ampicilina y la vancomicina
  • quimioterapia o radiación para tratar un cáncer
  • inmunosupresores, como el tacrolimus y la ciclosporina, que pueden usarse después de un trasplante de órgano
  • quinina
  • medicamentos para tratar convulsiones, como la carbamazepina y el ácido valproico
  • bloqueantes de ácido estomacal (H2), como la cimetidina y la ranitidina
  • vacunas, incluida la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (MMR) y, con menos frecuencia, la vacuna antigripal y la vacuna contra el virus del papiloma humano (HPV)

Afecciones médicas

Entre las afecciones que pueden aumentar el riesgo de un recuento alto de plaquetas se encuentran:

Sexo

Muchos trastornos plaquetarios son más habituales en las mujeres en la mayoría de los grupos etarios.

Investigación para la salud

Las investigaciones que apoyamos sobre los trastornos de la sangre han llevado a contar con más y mejores opciones de tratamiento para mejorar la salud de las personas que tienen trastornos plaquetarios. Mediante nuestras investigaciones actuales, esperamos comprender mejor los factores que causan determinados trastornos de la sangre.

Dirigimos o patrocinamos muchos estudios sobre los trastornos plaquetarios. Busque estudios clínicos que estén evaluando nuevas maneras de tratar los trastornos plaquetarios. 

¿Se pueden prevenir los trastornos plaquetarios?

Actualmente, no hay una manera de prevenir un trastorno plaquetario causado por los genes. Si planea tener hijos y sabe que sus hijos tienen riesgo de tener un trastorno plaquetario, puede hablar con un asesor genético. Un asesor genético puede responder preguntas sobre el riesgo y explicar las opciones disponibles.

Muchos trastornos plaquetarios son causados por otras afecciones médicas o por medicamentos. Eso no se puede prevenir o evitar por completo. Puede adoptar las siguientes medidas para disminuir el riesgo de sufrir un trastorno plaquetario.

  • Adopte cambios saludables en su estilo de vida. Los hábitos saludables, como dejar de fumar y no tomar demasiado alcohol, podrían ayudar a prevenir un recuento bajo de plaquetas.
  • Evite ciertos medicamentos. Si tiene antecedentes de trastornos plaquetarios causados por un medicamento (como uno de los mencionados anteriormente), el proveedor tal vez le indique que evite ese medicamento.
Last updated on