Neumonía -Signos, síntomas y complicaciones - Signos, síntomas y complicaciones

Los signos y los síntomas de una neumonía pueden ser leves o graves. Los niños pequeños, los adultos mayores y las personas que tienen afecciones de salud graves corren el riesgo de desarrollar una neumonía más grave o complicaciones que pueden resultar mortales.

Signos y síntomas

Los signos y los síntomas de una neumonía pueden incluir:

  • dolor en el pecho o dolor al respirar o toser;
  • escalofríos;
  • tos con o sin mucosidad;
  • fiebre;
  • niveles bajos de oxígeno en sangre, medidos con un oxímetro de pulso;
  • dificultad para respirar.

También puede tener otros síntomas como dolor de cabeza, dolor muscular, fatiga (cansancio extremo), náuseas (malestar estomacal), vómitos y diarrea.

Es posible que los adultos mayores y las personas que tienen enfermedades graves o sistemas inmunes debilitados no presenten los síntomas típicos. Pueden tener una temperatura más baja de lo normal en lugar de fiebre. Los adultos mayores que tienen neumonía pueden sentirse débiles o confundidos de repente.

A veces, los bebés tampoco presentan los síntomas típicos. Pueden vomitar, tener fiebre, tos o parecer inquietos o cansados y sin energía. Los bebés también pueden mostrar los siguientes signos de problemas respiratorios:

  • tono azulado en la piel y los labios;
  • gruñidos;
  • tirar hacia adentro los músculos entre las costillas al respirar;
  • respiración rápida;
  • ensanchamiento de las fosas nasales con cada respiración.

Complicaciones

A menudo, se puede tratar con éxito a las personas que tienen neumonía y no tienen complicaciones. Las complicaciones de la neumonía son más comunes en niños, adultos mayores y personas con otras enfermedades graves.

Este video describe las complicaciones que pueden ocurrir a causa de la neumonía. Lea a continuación para conocer una lista más completa de posibles complicaciones. Medical Animation Copyright © 2020 Nucleus Medical Media Inc. All rights reserved.

Las complicaciones de la neumonía que pueden ser potencialmente mortales incluyen:

  • Dificultad respiratoria aguda (SDRA) (en inglés) y fallo respiratorio (en inglés): complicaciones comunes de la neumonía grave.
  • Daño renal, hepático y cardiaco: ocurre cuando estos órganos no reciben el oxígeno suficiente para funcionar de forma correcta o cuando su sistema inmune responde de forma negativa a la infección.
  • Neumonía necrotizante: afección que se desarrolla cuando la infección hace que el tejido pulmonar muera y forme abscesos pulmonares (bolsas de tejido llenas de pus). También hace que la neumonía sea más difícil de tratar. Es posible que se necesite cirugía o drenaje con una aguja para eliminar el pus.
  • Trastornos pleurales (en inglés): Los tejidos que cubren la parte externa de los pulmones se pueden inflamar y la cavidad torácica alrededor de los pulmones se puede llenar de líquido y pus.
  • Sepsis: ocurre cuando las bacterias de los pulmones ingresan a la sangre y causan inflamación en todo el cuerpo.