Enfermedad coronaria - La vida con esta afección - La vida con esta afección

Si le han diagnosticado una enfermedad coronaria es importante que continúe con su plan de tratamiento. Realice un seguimiento periódico para controlar su condición y prevenir complicaciones.

Recibir un seguimiento periódico

Es importante tener atención médica periódica y tomar todos los medicamentos regularmente, como lo prescribe su médico. No altere las cantidades de su medicamento ni omita una dosis a menos que su médico se lo indique. Consulte a su médico sobre la frecuencia con la que debe programar visitas al consultorio y pruebas de sangre.

Entre visitas, llame a su médico si tiene algún síntoma nuevo, si sus síntomas empeoran o si tiene problemas con su presión arterial o con el azúcar en la sangre.

Regrese a Tratamiento para revisar posibles opciones de tratamiento para su enfermedad coronaria.

Rehabilitación cardíaca

Es posible que lo deriven a rehabilitación cardíaca basada en ejercicios, para controlar los síntomas y reducir las posibilidades de futuros problemas como un ataque al corazón. Los estudios han demostrado que la rehabilitación cardíaca reduce el riesgo de hospitalización y muerte. También puede mejorar su calidad de vida.

Prevenir complicaciones a lo largo de su vida

Su médico trabajará con usted para controlar sus afecciones médicas que pueden incrementar su riesgo de problemas cardiacos y complicaciones.

Es probable que su médico sugiera cambios en el estilo de vida para un corazón saludable, como comer alimentos saludables para el corazón, estar físicamente activo y dejar de fumar. Su médico puede enviarlo a otros profesionales, como un nutricionista registrado o un fisiólogo del ejercicio. Su equipo de atención médica puede ayudarle a establecer un plan personal para alcanzar sus objetivos de salud.

Dejar de fumar es beneficioso, sin importar por cuánto tiempo o cuánto haya fumado. El riesgo de enfermedad coronaria asociado con fumar comienza a disminuir poco después de dejar de fumar, y generalmente continúa disminuyendo con el tiempo. Además:

  • Es probable que le den una estatina para bajar su Colesterol LDL, especialmente después de un ataque al corazón.
  • Puede que su médico le recomiende aspirina para prevenir un ataque cardiaco o derrame cerebral. Las dosis bajas de aspirina pueden ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos y reducir el riesgo de ataques cardiacos y otras complicaciones de la enfermedad coronaria para algunas personas; particularmente aquellas con diabetes o con una enfermedad microvascular. Consulte con su médico antes de tomar aspirina, ya que aumenta el riesgo de sangrado grave.
  • Si tiene diabetes, deberá controlar su nivel de azúcar en la sangre regularmente y seguir tomando los medicamentos recetados.
  • Si su enfermedad coronaria se vuelve inestable o ha provocado un ataque al corazón o un paro cardiaco repentino, su médico puede recomendar un marcapasos (en inglés) o un desfibrilador (en inglés) para detectar y tratar ciertos tipos de arritmias graves.

Cuide de su salud mental

Vivir con una enfermedad cardíaca puede causar miedo, ansiedad, depresión y estrés. Es posible que le preocupe tener problemas cardiacos o hacer cambios en el estilo de vida que son necesarios para su salud. Hable con su equipo médico sobre cómo se siente. Su médico puede hablarle sobre lo siguiente:

  • Hablar con un asesor profesional. Si tiene depresión o ansiedad, su médico también puede recomendarle medicamentos u otros tratamientos que puedan mejorar su calidad de vida.
  • Unirse a un grupo de apoyo para pacientes. Esto puede ayudarle a adaptarse a vivir con una enfermedad cardiaca. Puede averiguar cómo otras personas manejan síntomas similares. Su médico puede recomendar grupos de apoyo locales, o puede consultar con un centro médico del área.
  • Buscar apoyo de familiares y amigos. Deje que sus seres queridos sepan cómo se siente y hágales saber cómo pueden ayudarle a aliviar el estrés y la ansiedad.

Conocer los signos de advertencia de complicaciones graves y tener un plan

La enfermedad coronaria puede provocar un ataque al corazón o un derrame cerebral. Si considera que usted u otra persona tiene los siguientes síntomas, llame al 911 de inmediato. Cada minuto cuenta.

Ataque al corazón

Los signos y síntomas de un ataque al corazón incluyen los siguientes:

  • Dolor o molestias en el pecho prolongados o severos que no se alivian con ni reposo ni con nitroglicerina. Esto implica una presión incómoda, temblores, sensación de llenura, o dolor en el centro o el lado izquierdo del pecho que puede ser leve o intenso. Este dolor o molestia a menudo dura unos minutos o desaparece y regresa.
  • Náuseas, vómitos, aturdimiento o desmayo, o sudor frío. Estos síntomas de ataque al corazón son más comunes en las mujeres.
  • Dificultad para respirar. Esto puede estar acompañado de molestias en el pecho o suceder antes del malestar.
  • Molestias en la parte superior del cuerpo. Esto se puede sentir en uno o ambos brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o la parte superior del estómago.