A finales de 2018, los niveles de colesterol no saludables eran más comunes entre las mujeres que entre los hombres. Las mujeres tienden a experimentar más efectos secundarios de los medicamentos para reducir el colesterol, por lo que pueden dejar de tomar los medicamentos según lo prescrito. También pueden retrasar el inicio del tratamiento. Las mujeres también son menos propensas a que se les receten estos medicamentos en primer lugar. Colabore con su proveedor de atención médica para