Sobrepeso y obesidad

Also known as Adiposidad
El sobrepeso y la obesidad son afecciones cada vez más frecuentes en Estados Unidos. Se producen debido al aumento del tamaño y de la cantidad de las células grasas en el organismo. Para detectar y diagnosticar el sobrepeso y la obesidad, los médicos miden el índice de masa corporal (IMC) y la circunferencia de la cintura. La obesidad es una afección grave que puede producir complicaciones; entre otras, síndrome metabólico, presión arterial alta, ateroesclerosis, enfermedad del corazón, diabetes, niveles elevados de colesterol en sangre, distintos tipos de cáncer y trastornos del sueño. El tratamiento depende de la causa y de la gravedad de la afección, y de si hay complicaciones. El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida, por ejemplo llevar una alimentación saludable para el corazón y aumentar el nivel de actividad física, y la administración de medicamentos para adelgazar aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA). Para algunas personas, una cirugía puede ser parte del tratamiento.

Explore este Tema de salud para obtener más información sobre el sobrepeso y la obesidad, nuestra participación en investigaciones y ensayos clínicos para mejorar la salud y dónde encontrar más información. 
Causas

Se ha constatado que los desequilibrios energéticos, algunas afecciones genéticas  o endocrinas  y ciertos medicamentos producen sobrepeso u obesidad.

    Afecciones

    Algunos síndromes genéticos y trastornos endocrinos pueden producir sobrepeso y obesidad.

    Síndromes genéticos

    Existen varios síndromes genéticos asociados al sobrepeso y la obesidad. Estos son algunos ejemplos:

    El estudio de estos síndromes genéticos le ha permitido a los investigadores profundizar su comprensión de la obesidad.

    Trastornos endocrinos

    Dado que el sistema endocrino produce hormonas que ayudan a mantener el equilibrio energético del organismo, los siguientes trastornos endocrinos o tumores  que afectan al sistema endocrino pueden producir sobrepeso y obesidad.

    • Hipotiroidismo. Las personas que padecen esta afección tienen niveles bajos de hormonas tiroideas , los cuales están asociados con una disminución del metabolismo  y un aumento de peso, incluso si se reduce la ingesta de alimentos. Quienes padecen hipotiroidismo también producen menos calor corporal, tienen una temperatura corporal  más baja y no logran convertir adecuadamente la grasa acumulada en energía.
    • Síndrome de Cushing. Las personas que padecen esta afección tienen niveles altos de glucocorticoides , como el cortisol , en la sangre. Los niveles altos de cortisol simulan un estado de estrés crónico  en el cuerpo. En consecuencia, las personas afectadas tienen mayor apetito y su organismo acumula más grasa. El síndrome de Cushing puede desarrollarse después de tomar ciertos medicamentos o debido a que el organismo produce demasiado cortisol de forma natural.
    • Tumores. Algunos tumores, como el craneofaringioma, pueden producir casos graves de obesidad ya que se desarrollan cerca de las partes del cerebro que controlan el hambre.

    Medicamentos

    Algunos medicamentos, por ejemplo los antisicóticos, los antidepresivos, los antiepilépticos y los antihiperglucemiantes pueden producir aumento de peso y causar sobrepeso y obesidad.

    Si está tomando alguno de esos medicamentos y observa un aumento de peso, hable con su médico. Pregúntele si existe alguna otra forma de tomar el mismo medicamento o si existen otros medicamentos para tratar su afección que no afecten tanto el peso. No deje de tomar el medicamento sin antes haber hablado con el médico.

    Explore

    • En Investigación para su salud le explicamos cómo usamos las Investigaciones  actuales y promovemos el desarrollo de otras investigaciones  para comprender, prevenir y tratar el sobrepeso y la obesidad.
    • En Factores de riesgo se brinda información sobre los antecedentes familiares, el estilo de vida y otros factores ambientales que aumentan el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad.
    Factores de riesgo

    Existen muchos factores de riesgo para el desarrollo de sobrepeso y obesidad. Algunos, como los hábitos y entornos poco saludables, se pueden modificar, mientras que otros, como la edad, los antecedentes familiares y la genética, la raza, la etnia y el sexo, no se pueden cambiar. Los cambios saludables en el estilo de vida pueden reducir el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad.

    Hábitos poco saludables

    La falta de actividad física, los patrones de alimentación poco saludables, una cantidad insuficiente de sueño y los niveles altos de estrés pueden aumentar el riesgo de tener sobrepeso y obesidad.

    Falta de actividad física

    La falta de actividad física debido al uso excesivo de la televisión, las computadoras, los videojuegos y otros dispositivos con pantalla está asociada a un [[nid:24649 view_mode=full capitalize=lowercase title=índice de masa corporal]] alto. La implementación de cambios saludables en el estilo de vida, por ejemplo hacer ejercicio y reducir el tiempo de uso de los dispositivos con pantalla, puede contribuir a alcanzar un peso saludable.

    Conductas de alimentación poco saludables

    Algunas conductas de alimentación no son saludables y pueden aumentar el riesgo de tener sobrepeso y obesidad.

    • Consumir más calorías de las que se utilizan. La cantidad de calorías que necesita cada persona depende del sexo, de la edad y del nivel de actividad física. Utilice el Planificador de peso corporal (en inglés) para saber cuáles son sus necesidades u objetivos calóricos diarios.
    • Consumir demasiadas grasas saturadas y trans.
    • Consumir alimentos con un alto contenido de azúcares agregados.

    Visite Consumir una alimentación saludable para el corazón para obtener más información sobre patrones de alimentación saludables.

    Cantidad insuficiente de sueño

    En muchos estudios se ha observado que las personas que no duermen lo suficiente tienen un alto IMC. Algunos estudios han permitido establecer una relación entre el sueño y la manera en la que el organismo convierte los nutrientes en energía y han permitido observar que la falta de sueño puede afectar las hormonas que controlan los impulsos de hambre. Consulte el Tema de salud Privación y deficiencia del sueño (en inglés) para obtener más información sobre la falta de sueño.

    Niveles altos de estrés

    El estrés [[nid:26572 view_mode=full capitalize=lowercase title=agudo]] y el estrés crónico afectan al cerebro y desencadenan la producción de hormonas que controlan el equilibrio energético y los impulsos de hambre, como el cortisol. El estrés agudo puede producir cambios hormonales que inhiben el hambre. Si el estrés se vuelve crónico, los cambios hormonales pueden hacer que la persona coma más y acumule más grasa.

    Edad

    La obesidad infantil sigue siendo un problema grave en Estados Unidos, y algunas poblaciones corren más riesgo de padecerla que otras. El riesgo de padecer un aumento de peso no saludable se incrementa con la edad. Los adultos que tienen un IMC saludable a menudo comienzan a subir de peso en la adultez temprana y lo siguen haciendo hasta los 60 a 65 años, cuando en general empiezan a bajar de peso.

    Entornos poco saludables

    Muchos factores del entorno pueden aumentar el riesgo de tener sobrepeso y obesidad:

    • factores sociales, por ejemplo tener un nivel socioeconómico bajo o vivir en un vecindario con un entorno social poco saludable o poco seguro;
    • factores propios del entorno, tales como la posibilidad de acceder fácilmente a comidas rápidas no saludables, un acceso limitado a establecimientos recreativos o parques y la ausencia de espacios seguros o accesibles para caminar en el vecindario;
    • exposición a unas sustancias químicas llamadas obesógenos (en inglés) que pueden alterar las hormonas y aumentar el tejido graso del organismo.

    Genética y antecedentes familiares

    En algunos estudios genéticos se ha determinado que el sobrepeso y la obesidad pueden ser hereditarios, es decir, que es posible que dichas afecciones se deban a los genes o el ADN. Otros estudios de investigación han permitido descubrir que ciertos elementos del ADN están asociados con la obesidad.

    ¿Sabía que la obesidad puede modificar su ADN y el ADN que les transmite a sus hijos? Obtenga más información sobre estas alteraciones del ADN.

    Raza o etnia

    El sobrepeso y la obesidad tienen un alto grado de incidencia en ciertas minorías raciales y étnicas. Entre los estadounidenses adultos, los afrodescendientes presentan las tasas más altas de obesidad, seguidos de las personas de origen hispano y luego los blancos, tanto en el caso de los hombres como en el de las mujeres. Aunque los hombres y las mujeres asiáticos tienen las tasas más bajas de IMC poco saludable, pueden acumular cantidades elevadas de grasa no saludable en el abdomen. Los samoanos pueden correr el riesgo de tener sobrepeso y obesidad porque posiblemente sean portadores de una variante del ADN que está asociada a un incremento del IMC, pero no a las complicaciones comúnmente relacionadas con la obesidad.

    Sexo

    En Estados Unidos, la obesidad es más común en las mujeres afrodescendientes o de origen hispano que en los hombres de esos grupos. El sexo de la persona también puede afectar su manera de acumular grasa. Por ejemplo, las mujeres tienden a acumular menos grasa no saludable en el abdomen que los hombres.

    Por otra parte, el sobrepeso y la obesidad suelen ser frecuentes en las mujeres que padecen de [[nid:26571 view_mode=full capitalize=lowercase title=síndrome del ovario poliquístico]] (SOP), una afección endocrina que produce un agrandamiento de los ovarios e impide la correcta ovulación, lo cual a su vez puede disminuir la fertilidad.

    Detección y prevención

    Los niños y los adultos deben realizarse controles una vez al año como mínimo para determinar si su índice de masa corporal  (IMC) es alto o aumentó, de modo que los médicos puedan recomendarles cambios saludables en el estilo de vida a fin de evitar el sobrepeso y la obesidad.

    Detección de un índice de masa corporal (IMC) alto o en aumento

    Para detectar el sobrepeso y la obesidad, los médicos miden el IMC utilizando cálculos que dependen de si el paciente es niño o adulto. Después de leer la siguiente información, hable con su médico o el médico de su hijo para averiguar si usted o su hijo tienen un IMC alto o en aumento.

    • Niños: Generalmente se considera que el peso del niño es saludable cuando el IMC está entre el percentil 5 y 85 de las tablas de crecimiento de niños de su mismo sexo y edad. Para calcular el IMC de su hijo, utilice la calculadora del percentil del IMC en niños y adolescentes que ofrecen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) y compare el IMC con la tabla de abajo.
    • Adultos: Generalmente se considera que el peso de un adulto es saludable si el IMC es de 18.5 a menos de 25. Para calcular su IMC, utilice la calculadora del IMC en línea del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre y compare el resultado con la tabla de abajo. También puede descargar la aplicación de la calculadora del IMC para iPhone y Android (en inglés).

    El índice de masa corporal (IMC) sirve para determinar si usted o su hijo se encuentran bajos de peso, si tienen un peso saludable o si tienen sobrepeso u obesidad. Los niños se encuentran bajos de peso si el IMC está por debajo del percentil 5; tienen un peso saludable si el IMC está entre el percentil 5 y el 85; tienen sobrepeso si el IMC está entre el percentil 85 y el 95; y son obesos si el IMC está por encima del percentil 95. Los adultos se encuentran por debajo del peso saludable si el IMC es menor de 18.5; tienen un peso saludable si el IMC está entre 18.5 y 24.9; tienen sobrepeso si el IMC está entre 25 y 29.9; y son obesos si el IMC es de 30 o mayor. *El percentil del IMC de los niños se calcula comparando el IMC del niño con las tablas de crecimiento de niños del mismo sexo y edad.

    Cambios saludables en el estilo de vida para prevenir el sobrepeso y la obesidad

    Si su IMC indica que se está aproximando al sobrepeso, o si presenta ciertos factores de riesgo, es posible que el médico le recomiende que implemente algunos cambios saludables en su estilo de vida para prevenir el sobrepeso y la obesidad. Algunos de los cambios consisten en tener una alimentación saludable, hacer actividad física, alcanzar un peso saludable y dormir una cantidad saludable de horas. Lea la sección sobre cambios saludables en el estilo de vida para obtener más información.

    Explore

    • En Diagnóstico se explican las pruebas y los procedimientos que el médico podría emplear para diagnosticar el sobrepeso y la obesidad.
    • En Vivir con se brinda información sobre las medidas que el médico podría recomendarle para controlar su afección y evitar que empeore, y para detectar cualquier complicación.
    • En Investigación para su salud se explica cómo usamos las investigaciones actuales y promovemos el desarrollo de otras investigaciones para prevenir el sobrepeso y la obesidad.
    • En Participe en ensayos clínicos del NHLBI se brinda información sobre los ensayos clínicos actualmente abiertos que estamos llevando a cabo para estudiar las maneras de prevenir el sobrepeso y la obesidad.
    Signos, síntomas y complicaciones

    El sobrepeso y la obesidad no presentan síntomas específicos. Algunos de los signos del sobrepeso y de la obesidad son un índice de masa corporal (IMC) elevado y una distribución poco saludable de la grasa corporal que se puede estimar mediante la medición de la circunferencia de la cintura. La obesidad puede traer complicaciones en muchas partes del organismo.

    Índice de masa corporal (IMC) alto

    Un IMC alto es el signo más frecuente de sobrepeso y obesidad.

    [[nid:26568 view_mode=custom_size width=500 height= alignment=center caption=caption title=BMI Child Adult Spa]]

    Distribución no saludable de la grasa corporal

    Otro signo del sobrepeso y de la obesidad consiste en tener una distribución no saludable de la grasa corporal. El tejido graso está presente en diferentes partes del cuerpo y desempeña muchas funciones. Si le aumentó la circunferencia de la cintura, eso indica que tiene una mayor cantidad de grasa en el abdomen, lo cual es un signo de obesidad y puede aumentar el riesgo de tener complicaciones relacionadas con la obesidad.

    ¿Sabía que el tejido graso desempeña distintas funciones según su ubicación en el cuerpo?

    Complicaciones

    La obesidad puede producir las siguientes complicaciones:

    • Síndrome metabólico (en inglés).
    • Diabetes tipo 2.
    • Niveles altos de colesterol. (en inglés) y niveles altos de triglicéridos en la sangre.
    • Enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos, por ejemplo presión arterial alta, ateroesclerosis, ataque cardiaco y derrame cerebral (en inglés).
    • Problemas respiratorios, por ejemplo apnea obstructiva del sueño, asma y síndrome de hipoventilación por obesidad (en inglés).
    • Dolor de espalda.
    • Hígado graso no alcohólico (en inglés).  
    • Artrosis, una inflamación crónica que daña el cartílago y el hueso que compone o que rodea la articulación afectada. Puede producir dolor leve o severo y por lo general afecta a las articulaciones que soportan el peso corporal de las personas obesas. Es una de las causas principales de la cirugía de reemplazo de rodilla en pacientes que han sido obesos durante mucho tiempo.
    • Incontinencia urinaria, es decir, la pérdida involuntaria de orina. La obesidad crónica puede debilitar los músculos de la pelvis y dificultar la capacidad para controlar la vejiga. Aunque puede ocurrirle a personas de ambos sexos, en las mujeres la presentación de la afección se incrementa con la edad.
    • Enfermedad de la vesicular biliar.
    • Problemas relacionados con la salud emocional, como autoestima baja y depresión. Pueden comúnmente ocurrir en niños.
    • Cáncer de esófago, páncreas, colon, recto, riñón, endometrio, ovario, vesícula, mama o hígado.

    ¿Sabía que se cree que la inflamación juega un papel en el inicio de ciertas complicaciones relacionadas con la obesidad?

    Explore

    • En Diagnóstico se explican las pruebas y los procedimientos utilizados para detectar los signos de sobrepeso y obesidad y para contribuir a descartar otras afecciones que podrían ser la causa del aumento de peso.
    • En Tratamiento se detallan las complicaciones o los efectos secundarios relacionados con los tratamientos.
    • En Vivir con se explica de qué manera los médicos utilizan la circunferencia de la cintura para evaluar la gravedad de la enfermedad y detectar complicaciones.
    Diagnóstico

    El médico puede diagnosticarle sobrepeso y obesidad basándose en sus antecedentes personales, en un examen físico que confirmen que su índice de masa corporal (IMC) y posiblemente también la circunferencia de su cintura son altos, y en pruebas para descartar otras afecciones.

    Confirmación de un índice de masa corporal (IMC) alto

    Para diagnosticar sobrepeso y obesidad, los médicos miden el IMC utilizando cálculos que dependen de si el paciente es niño o adulto.

    • Niños: Generalmente se considera que el peso del niño es saludable cuando el IMC está entre el percentil 5 y 85 de las tablas de crecimiento de niños de su mismo sexo y edad. Para calcular el IMC de su hijo, utilice la calculadora del percentil del IMC en niños y adolescentes que ofrecen los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) y compare el IMC con la tabla de abajo.
    • Adultos: Generalmente se considera que el peso de un adulto es saludable si el IMC esta entre 18.5 y 24.9. Para calcular su IMC, utilice la calculadora del IMC en línea del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre y compare el resultado con la tabla de abajo. También puede descargar la aplicación de la calculadora del IMC para iPhone y Android (en inglés). Aunque su IMC se encuentre dentro del rango saludable, le pueden diagnosticar obesidad si tiene la circunferencia de la cintura amplia lo que indica que posiblemente tenga una mayor cantidad de grasa en el abdomen, y eso podría producir complicaciones.

    [[nid:26568 view_mode=custom_size width=500 height= alignment=center caption=caption title=BMI Child Adult Spa]]

    Historia médica

    El médico le hará preguntas sobre sus hábitos de alimentación, su actividad física y sus antecedentes familiares, y determinará si usted presenta otros factores de riesgo. También es posible que le pregunte si tiene otros signos o síntomas. Esa información puede contribuir a determinar si padece otras afecciones que podrían ser la causa del sobrepeso o de la obesidad o si tiene complicaciones como consecuencia del sobrepeso o de la obesidad.

    Examen físico

    Durante el examen físico, el médico lo pesará y le medirá la altura para calcular el IMC. También es posible que le mida circunferencia de la cintura En los pacientes adultos, una de cintura de más de 35 pulgadas en el caso de las mujeres que no están embarazadas o de 40 pulgadas en el caso de los hombres puede servir para diagnosticar la obesidad y evaluar si existe el riesgo de tener complicaciones más adelante. Si su ascendencia es del Sudeste Asiático o de América Central o del Sur, es posible que el médico se base en valores menores de la circunferencia de la cintura para diagnosticar la obesidad. Las personas con esas ascendencias no suelen presentar signos de tener una circunferencia de cintura grande, aunque es posible que tengan una cantidad no saludable de grasa en el interior del abdomen y pueden recibir un diagnóstico de obesidad. Visite Cómo evaluar su peso para obtener más información.

    Lea Vivir con para obtener más información sobre por qué es importante controlar la circunferencia de la cintura para evaluar cuáles son los riesgos de desarrollar complicaciones.

    Pruebas para identificar otras afecciones

    Es posible que el médico le pida algunas de estas pruebas para identificar afecciones que podrían ser la causa del sobrepeso y de la obesidad.

    • Análisis de sangre. Los análisis de sangre que permiten medir los niveles de hormona tiroidea pueden servir para descartar que el hipotiroidismo sea la causa del sobrepeso o de la obesidad. Los análisis de cortisol y corticotropina permiten descartar el síndrome de Cushing. Los análisis de testosterona total y sulfato de dehidroepiandrosterona pueden servir para descartar el síndrome del ovario poliquístico.
    • El ultrasonido pélvico sirve para examinar los ovarios y detectar quistes con el fin de descartar el síndrome del ovario poliquístico.

    Recordatorios

    • Vuelva a leer Factores de riesgo para repasar la información sobre los antecedentes familiares, el estilo de vida y otros factores del entorno que aumentan el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad.
    • Vuelva a leer Signos, síntomas y complicaciones para repasar los signos y síntomas frecuentes del sobrepeso y de la obesidad.
    • Vuelva a leer Detección y prevención para repasar las maneras de detectar el sobrepeso y la obesidad.
    Tratamiento

    El tratamiento para el sobrepeso y la obesidad depende de la causa y la gravedad de la afección. Entre los posibles tratamientos se encuentran los cambios saludables en el estilo de vida, los programas de tratamiento de modificación de conducta para adelgazar, los medicamentos y, posiblemente, la cirugía. Si tiene alguna complicación, es posible que deba recibir tratamiento.

    Cambios saludables en el estilo de vida

    Para ayudarlo a alcanzar un peso saludable y mantenerlo, es posible que el médico le recomiende implementar de forma permanente algunos cambios saludables en su estilo de vida.

    • Consumir una alimentación saludable para el corazón. Sepa cuáles son los alimentos y los nutrientes que forman parte de un patrón de alimentación saludable. Para mantener un peso saludable, es importante consumir la cantidad adecuada de calorías. Si necesita adelgazar, intente reducir gradualmente la cantidad total de calorías que consume a diario. Utilice el Planificador de peso corporal (en inglés) para saber cuáles son sus necesidades calóricas diarias y determinar sus objetivos. Visite la página de recetas saludables (en inglés) y planifique cómo alcanzar sus metas. Antes de comenzar cualquier dieta o plan de alimentación, hable con el médico. Visite el sitio Choose My Plate o consulte las Guías de alimentación para los estadounidenses 2015–2020 (en inglés) para obtener más información.
    • Hacer actividad física. Existen muchos beneficios para la salud asociados con la actividad física y con realizar la cantidad recomendada de actividad física todas las semanas. La actividad física es un factor importante a la hora de determinar si una persona es capaz de mantener un peso corporal saludable, de perder el exceso de peso corporal o, una vez que ha adelgazado, de lograr mantenerse en ese peso. Antes de comenzar cualquier programa de ejercicio, pregúntele al médico cuál es el nivel de actividad física adecuado para usted. Visite La actividad física tiene muchos beneficios para la salud (en inglés) para obtener más información.
    • Cantidad saludable de sueño. Algunos estudios han demostrado que existe algún tipo de relación entre la falta de sueño y la obesidad. Lea Privación y deficiencia del sueño (en inglés) para obtener más información.

    Implementar cambios perdurables a favor de un estilo de vida saludable, como tener una alimentación saludable para el corazón y realizar actividad física, puede contribuir a modificar su equilibrio energético y ayudarlo a alcanzar y mantener un peso saludable. Por ejemplo:

    • Para alcanzar un peso saludable, o adelgazar, la energía que sale del organismo debe ser mayor que la energía que entra.
    • Para mantener el peso, la energía que entra y la energía que sale deben ser equivalentes.

    Programas de modificación de conducta para adelgazar

    Quizás el médico le recomiende que se inscriba en programas de modificación de conducta para adelgazar, ya sean individuales o grupales, para tratar el sobrepeso y la obesidad. En esos programas, un profesional de la salud capacitado elabora un plan de adelgazamiento adecuado a sus necesidades. El plan consiste en una dieta con una cantidad de calorías moderadamente reducida, objetivos de actividad física y estrategias de conducta que lo ayudarán a implementar y mantener esos cambios en su estilo de vida. Lea Vivir con para obtener más información sobre la clase de seguimiento que requieren los programas de tratamiento de modificación de conducta.

    ¿Sabía que los alimentos y el acto de comer estimulan los centros de placer y recompensa del cerebro, lo cual hace que sea más difícil modificar los patrones de alimentación y adelgazar?

    Medicamentos

    Si los cambios saludables en el estilo de vida no son suficientes, es posible que el médico decida tratar su sobrepeso y obesidad con medicamentos aprobados por la FDA que actúan sobre las siguientes partes del cuerpo.

    • Cerebro. Muchos medicamentos modifican la manera en la que el cerebro regula el impulso de comer, lo cual puede contribuir a reducir el apetito. Algunos de esos medicamentos son el dietilpropión, la fendimetrazina, la lorcaserina, la naltrexona/el bupropión y la liraglutida.
    • Tubo digestivo. El orlistat es el único medicamento disponible. Impide que los intestinos absorban la grasa de los alimentos que consume.

    No se recomienda el uso de medicamentos para adelgazar como único tratamiento para bajar de peso. Estos medicamentos pueden ayudarlo a adelgazar, pero si los combina con cambios saludables en el estilo de vida podría bajar aún más de peso. No debe usar algunos de estos medicamentos si padece ciertas afecciones o toma ciertos medicamentos. Además, estos medicamentos tienen efectos secundarios. Hable con el médico si está embarazada, si tiene intenciones de quedar embarazada, si está lactando o si tiene antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares tales como presión arterial alta, ataque al corazón o derrame cerebral.

    Intervenciones quirúrgicas

    Algunos pacientes obesos no responden adecuadamente a los cambios saludables en el estilo vida y los medicamentos. Si desarrollan ciertas complicaciones relacionadas con la obesidad, es posible que reúnan las condiciones para someterse a las siguientes intervenciones quirúrgicas.

    • Cirugía de derivación gástrica. Se conecta una parte pequeña del estómago a la parte media del intestino a fin de que los alimentos no pasen por la primera parte de este. De esa manera, se reduce la cantidad de alimento que se puede consumir y la cantidad de grasa que el cuerpo puede absorber y acumular.
    • Gastrectomía. Se retira gran parte del estómago para reducir la cantidad de alimento que se puede consumir.
    • Banda gástrica. Se coloca una banda hueca alrededor de la parte superior del estómago para crear un estómago más pequeño y reducir la cantidad de alimento que se puede consumir.

    Hable con el médico para obtener más información sobre los beneficios y los riesgos de cada tipo de cirugía. Algunas complicaciones posibles son hemorragias, infecciones, la rotura de suturas internas e incluso la muerte. Lea sobre la cirugía de derivación gástrica para obtener más información.

    ¿Le gustaría saber por qué estas cirugías permiten que algunos pacientes adelgacen?

    Explore

    • En Investigación para su salud se explica cómo usamos las investigaciones actuales y promovemos el desarrollo de otras investigaciones para tratar a las personas que tienen sobrepeso y obesidad.
    • En Participe en ensayos clínicos del NHLBI se brinda información sobre los estudios clínicos que estamos llevando a cabo actualmente con el objeto de investigar tratamientos para el sobrepeso y la obesidad.
    • En Vivir con se explican las recomendaciones que el médico podría hacerle; por ejemplo, implementar cambios perdurables a favor de un estilo de vida saludable y recibir atención médica para evitar que la afección vuelva a aparecer, empeore o tenga complicaciones.
    Vivir con

    Si le han diagnosticado sobrepeso y obesidad, es importante que no interrumpa el tratamiento. A continuación encontrará sugerencias que lo ayudarán a alcanzar un peso saludable. Además, podrá leer sobre los beneficios de encontrar y seguir un programa de modificación de conducta para adelgazar y sobre las medidas que podría tomar el médico para verificar si su condición es estable, empeora o mejora y para evaluar el riesgo de presentar complicaciones.

      Sugerencias para alcanzar un peso saludable

      Implementar cambios en el estilo de vida lleva tiempo y requiere paciencia. Las siguientes sugerencias lo ayudarán a mantener los cambios saludables que el médico le recomendó para alcanzar un peso saludable.

      • Utilice nuestro Registro diario de alimentación y actividad física (en inglés) o la herramienta en línea SuperTracker (en inglés) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos para registrar los alimentos que consume y la actividad física que realiza diariamente. Usted, el médico u otro profesional de la salud pueden usar el registro para supervisar sus avances.
      • Propóngase objetivos específicos. Un ejemplo sería “caminar 30 minutos 5 días por semana”. Sea realista en cuanto a sus capacidades y el tiempo del que dispone.
      • Propóngase objetivos realizables que no impliquen demasiados cambios de una sola vez. Los objetivos consecutivos que le permiten avanzar en pequeños pasos son la mejor manera de alcanzar una meta a largo plazo. Al iniciar un nuevo estilo de vida, trate de no hacer demasiados cambios al mismo tiempo. Los cambios lentos son más efectivos. Recuerde: los métodos para adelgazar rápidamente no tienen resultados duraderos.
      • Aprenda de sus deslices. Todos tenemos deslices, especialmente cuando aprendemos algo nuevo. No se preocupe si tiene un desliz ocasional a causa del trabajo, del clima o de la familia. Recuerde que cambiar de estilo de vida es un proceso a largo plazo. Descubra qué fue lo que desencadenó el desliz y retome el plan de alimentación y actividad física.
      • Festeje sus logros. Cuando alcance un objetivo, prémiese. En vez de celebrar en un restaurante, pruebe con una noche de cine, nueva ropa deportiva, una visita a la biblioteca o la librería, o una caminata.
      • Identifique sus tentaciones. Sepa cuáles son los entornos o las actividades sociales, como ver televisión o salir con amigos, que podrían estar impidiéndole alcanzar sus objetivos. Una vez que los haya identificado, emplee estrategias creativas para mantener su plan.
      • Haga planes con un amigo para hacer actividad física en forma regular. Busquen una actividad divertida que les guste a los dos, como hacer Zumba, salir a correr, andar en bicicleta o nadar. Es más probable que sea constante con una actividad si se compromete a realizarla junto con un amigo.

      Visite Más información para acceder a importantes recursos del NHLBI que lo ayudarán a alcanzar un peso saludable.

      Encuentre un programa de modificación de conducta para adelgazar y cúmplalo

      Para algunas personas es más fácil alcanzar y mantener un peso saludable si cuentan con el apoyo de un especialista en adelgazamiento u otras personas que también estén tratando de adelgazar. Los programas de modificación de conducta para adelgazar pueden brindarle ese apoyo y ayudarlo a fijar objetivos específicos para sus necesidades. Los especialistas en adelgazamiento generalmente corrigen o modifican los objetivos cada seis meses según los avances y el estado de salud general del paciente.

      A la hora de elegir un programa de modificación de conducta para adelgazar, piense en si el programa debería reunir alguno de estos requisitos:

      • ofrecer los servicios de diferentes profesionales, por ejemplo dietistas matriculados, médicos, enfermeros, psicólogos y fisiólogos del ejercicio;
      • proponer objetivos personalizados que tengan en cuenta, entre otras cosas, los alimentos que le gustan, sus horarios, su estado físico y su estado de salud general;
      • brindar sesiones de terapia individual o grupal para ayudarlo a modificar sus patrones de alimentación y sus hábitos poco saludables;
      • enseñar estrategias a largo plazo para lidiar con problemas que puedan ocasionar un aumento de peso más adelante, como el estrés o recaer en hábitos poco saludables.

      Al momento de seleccionar un programa, es conveniente que se informe sobre lo siguiente:

      • el porcentaje de personas que completaron el programa;
      • cuánto peso, en promedio, bajaron las personas que completaron el programa;
      • los posibles efectos secundarios;
      • las tarifas o los costos de otros productos; por ejemplo, suplementos nutricionales.

      Supervisión de su condición y los riesgos para su salud

      Acuda periódicamente al consultorio de su proveedor de atención médica para que lo revise a fin de detectar posibles complicaciones que, en caso de no tratarse, podrían poner en riesgo su vida. Para supervisar su condición, es posible que el médico tome alguna de las siguientes medidas.

      • Evaluar cuánto adelgazó desde la última consulta. En los pacientes obesos, una pérdida de peso de aproximadamente el cinco por ciento puede mejorar el funcionamiento del tejido graso y contribuir a disminuir el colesterol malo y otras sustancias que pueden predisponer al organismo para el desarrollo de complicaciones.
      • Medir la circunferencia de la cintura en pacientes adultosen pacientes adultos. Si la circunferencia de la cintura mide más de 35 pulgadas en el caso de las mujeres o más de 40 pulgadas en el caso de los hombres, es posible que el paciente corra el riesgo de tener una enfermedad del corazón, un derrame cerebral o diabetes tipo 2. Las personas del Sudeste Asiático y de América del Sur y Central corren un riesgo mayor de tener complicaciones por lo que, en su caso, la circunferencia de la cintura debe ser menor de 35 si son hombres y menor de 31 si son mujeres. Para medirse correctamente la cintura, póngase de pie y colóquese una cinta medidora alrededor de la parte media del cuerpo, justo por encima de los huesos de la cadera. Mídase la cintura después de exhalar. Visite Cómo evaluar su peso para obtener más información.
      • Pedir análisis de sangre para detectar complicaciones. Un perfil de lípidos permite detectar si tiene niveles altos de colesterol o triglicéridos en la sangre. Una prueba funcional hepática permite determinar si el hígado funciona correctamente. Una prueba de glucemia en ayunas puede servir para detectar si tiene prediabetes o diabetes.
      Investigación para su salud

      El NHLBI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health, NIH) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, la agencia nacional de investigación  en ciencias biomédicas que realiza importantes descubrimientos científicos para mejorar la salud y salvar vidas. Nuestro compromiso consiste en promover los avances científicos y aplicar esos hallazgos a prácticas clínicas que favorezcan la prevención y el tratamiento de los trastornos del corazón, de los pulmones, de la sangre y del sueño, entre los que se cuentan el sobrepeso y la obesidad. Obtenga más información sobre las iniciativas actuales y futuras del NHLBI para mejorar la salud mediante la investigación y el descubrimiento científico.

      Investigaciones actuales para mejorar la salud

      Obtenga más información sobre las siguientes maneras en las que el NHLBI continúa aplicando  la investigación y las ciencias para mejorar la salud de las personas con sobrepeso y obesidad.

      Obtenga más información sobre algunas de las contribuciones pioneras en investigación que hemos realizado a lo largo de los años y que han mejorado la atención clínica.

      Promoción de investigaciones para mejorar la salud

      En el contexto de nuestra misión (en inglés) nos hemos comprometido a promover investigaciones en sobrepeso y obesidad, en parte, a través de las siguientes medidas.

      • Financiamos investigaciones. Nuestra División de ciencias cardiovasculares (en inglés), a la cual pertenece nuestra rama de Aplicaciones Clínicas y Prevención, financia investigaciones para estudiar la relación entre el sobrepeso y la obesidad y la enfermedad del corazón. Nuestra División de Enfermedades Pulmonares (en inglés) financia investigaciones sobre el impacto del sobrepeso y de la obesidad en los trastornos respiratorios del sueño. Las investigaciones que financiamos hoy contribuirán a mejorar nuestra salud en el futuro. Busque en las herramientas de reporte en línea del portafolio de investigaciones del NIH (Research Portfolio Online Reporting Tools, RePORT) (en inglés) para enterarse de las investigaciones sobre el sobrepeso y la obesidad que el NHLBI está financiando.
      • Fomentamos investigaciones de alto impacto. Mediante la iniciativa Investigación en obesidad del NHLBI (en inglés) se continúan haciendo nuevos descubrimientos sobre la obesidad que podrían servir para mejorar la atención médica y las prácticas y políticas para prevenir o tratar la obesidad y sus consecuencias para el corazón, los pulmones y el sueño. La iniciativa también permite aplicar los resultados de las investigaciones a estrategias y herramientas prácticas para médicos, pacientes y el público en general. Nuestro programa Tecnologías Transómicas para la Medicina de Precisión (Trans-Omics for Precision Medicine, TOPMed) (en inglés) incluye a participantes que tienen sobrepeso y obesidad, lo que podría ayudarnos a entender cómo los genes contribuyen al sobrepeso y la obesidad. En la visión estratégica del NHLBI (en inglés) se destacan medidas que podemos tomar para promover la investigación en la próxima década, incluyendo nuevas iniciativas relacionadas con el sobrepeso y la obesidad.

      Obtenga más información sobre nuestra incursión en apasionantes áreas de investigación relacionadas con el sobrepeso y la obesidad.

        Explore

        Participate in NHLBI Clinical Trials

        The National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) leads or sponsors many studies aimed at preventing, diagnosing, and treating heart, lung, blood, and sleep disorders.

        ¿Eres adolescente o adulto joven, eres obeso y tienes asma?

        En este estudio se analiza si los suplementos de aceite de pescado que contienen ácidos grasos omega 3 mejoran el asma en adolescentes y adultos jóvenes con obesidad. También se analizará si cierto gen influye en la eficacia con la que el aceite de pescado permite controlar el asma de esos participantes.

        ¿Eres adolescente o adulto joven, tienes obesidad o sobrepeso y tienes un teléfono celular inteligente?

        En este estudio se analizará si el envío, por teléfono celular inteligente, de información personalizada sobre el estilo de vida a adolescentes y adultos jóvenes puede mejorar la masa corporal y los métodos actuales de atención.

        ¿Es adulto y obeso, tiene síndrome metabólico y está interesado en nuevos tratamientos?

        En este estudio se analizará si un medicamento ya aprobado para tratar la inflamación producida por otras afecciones puede reducir la inflamación debida a la obesidad. También se analizará si el medicamento puede contribuir a prevenir el desarrollo de complicaciones a causa de la obesidad, como la diabetes y la enfermedad cardiovascular. Para participar, debe ser adulto y tener un diagnóstico de obesidad, pero no tener diabetes.

        ¿Es adulto y quiere ayudarnos a comprender cómo influye en la salud el consumo de grandes cantidades de azúcares agregados?

        En este estudio se analizará de qué manera el consumo de grandes cantidades de azúcares agregados influye en los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular o diabetes en participantes que llevan una dieta equilibrada energéticamente para prevenir el aumento de peso o una dieta desequilibrada energéticamente que puede producir un aumento de peso. Para participar, debe tener entre 18 y 40 años de edad y tener un índice de masa corporal de entre 22 y 28 que se haya mantenido estable durante los últimos seis meses.

        ¿Es adulto, obeso y tiene depresión?

        En este estudio se investiga un programa de modificación de conducta para adelgazar y un nuevo programa de atención para adultos con diagnóstico de obesidad y depresión. Se emplean servicios convencionales de atención médica y tecnologías modernas, por ejemplo sitios web, servicios de correo electrónico seguro y mensajes de texto, a fin de brindarle una atención más personalizada a cada paciente.

        ¿Es mujer, tiene obesidad, está embarazada y tiene apnea del sueño?

        Este estudio servirá para comprender de qué manera la apnea del sueño, un trastorno del sueño frecuente en las personas obesas, podría contribuir al desarrollo de complicaciones durante el embarazo. También se analizará si el uso de dispositivos de presión positiva continua de las vías respiratorias, un tratamiento frecuente para la apnea del sueño, mejora las respuestas del embarazo para usted y para el bebé antes del parto.

        ¿Es un hombre o una mujer afrodescendiente con obesidad y vive en Washington, D.C.?

        En este estudio se evalúa la salud cardiovascular y otras afecciones (como la diabetes, la presión arterial, el colesterol y el peso) de personas afrodescendientes obesas de ambos sexos. A partir de los resultados de la evaluación, los investigadores desarrollarán y pondrán a prueba nuevas estrategias de conducta para bajar de peso que sean adecuadas para esa comunidad.

        ¿Es una mujer afrodescendiente, tuvo un hijo hace poco, tiene sobrepeso u obesidad y vive en Filadelfia?

        En este estudio se compararán los tratamientos habituales y los tratamientos orientados a comunidades específicas para averiguar cuál es el más efectivo a la hora de ayudar a las nuevas madres afrodescendientes a adelgazar después del parto. Para participar, debe ser una mujer adulta, tener sobrepeso u obesidad, participar en el programa WIC de Filadelfia y haber tenido su parto hace menos de seis meses.

        ¿Tiene un hijo adolescente obeso que podría beneficiarse al participar en programas de ejercicio?

        En este estudio se examinarán los efectos a largo plazo del ejercicio aeróbico, el ejercicio de resistencia y una combinación de ambos tipos de ejercicio, así como el riesgo de diabetes tipo 2, el tejido graso total y la grasa abdominal, en adolescentes de ambos sexos con sobrepeso.

        ¿Tiene un hijo pequeño con sobrepeso u obesidad y deficiencia de vitamina D?

        En este estudio se analizará si los suplementos de vitamina D mejoran la salud vascular y reducen los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular en niños con sobrepeso u obesidad y deficiencia de vitamina D. Para participar, los niños deben ser mayores de 10 años de edad.

        ¿Trabaja en el Hospital General de Massachusetts y quiere ayudar a combatir la epidemia de obesidad?

        En este estudio se analizará si brindar información personalizada sobre la compra de alimentos en el lugar de trabajo, los objetivos calóricos diarios, la alimentación saludable y los incentivos económicos para la compra de alimentos saludables puede ayudar a los empleados del Hospital General de Massachusetts (Massachusetts General Hospital, MGH) a prevenir el aumento de peso, reducir los factores de riesgo cardiovascular y tomar decisiones sobre la alimentación más saludables a largo plazo. Si la iniciativa tiene éxito, podría ser adoptada por empleados de otros establecimientos y por los vendedores de alimentos para ayudar a combatir la epidemia de obesidad. Para participar, debe ser empleado del MGH, tener más de 21 años y utilizar la cafetería del hospital.
        More Information