Presión arterial alta

Descripción de la presión arterial alta

La presión arterial alta es una enfermedad común en la que la sangre fluye a través de los vasos sanguíneos (arterias) a una presión más alta de lo normal.

Medición de la presión arterial

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea la sangre. La presión arterial alta, también conocida como hipertensión, ocurre cuando esta fuerza es muy alta. Los proveedores de atención médica revisan las lecturas de la presión arterial de la misma manera para los niños, los adolescentes y los adultos. Utilizan un medidor, un estetoscopio o un sensor electrónico y un brazalete para la presión arterial. Con este equipo, miden:

  • La presión sistólica: la presión arterial cuando el corazón late mientras bombea la sangre
  • La presión diastólica: la presión arterial cuando el corazón está en reposo entre un latido y otro

Los proveedores de atención médica escriben el número de la presión sistólica por encima del número de la presión diastólica al dar los resultados de la presión arterial. Por ejemplo:

118/76 mmHg

Se lee “118 sobre 76” milímetros de mercurio.

Presión arterial normal

En los adultos, la presión arterial normal se define como una presión sistólica por debajo de 120 mmHg y una presión diastólica por debajo de 80 mmHg. Es normal que la presión arterial cambie cuando usted duerma, se despierte, o esté emocionado o nervioso. Cuando está activo, lo usual es que la presión arterial aumente. Sin embargo, una vez que suspende la actividad, su presión arterial vuelve a su rango normal.

Por lo general, la presión arterial aumenta con la edad y el tamaño corporal. Los bebés recién nacidos a menudo tienen valores muy bajos de presión arterial que se consideran normales para ellos. Los adolescentes mayores, en cambio, tienen valores similares a los de los adultos.

Presión arterial anormal

Tener la presión arterial por encima de 120/80 mmHg se considera un aumento anormal de la misma. La siguiente tabla indica cuáles son las etapas o niveles de gravedad de la presión arterial alta.

Etapas de la presión arterial alta en adultos

Etapas

Sistólica (número de arriba):

 

Diastólica (número de abajo):

Prehipertensión

120–139

O

80–89

Presión arterial alta - Etapa 1

140–159

O

90–99

Presión arterial alta - Etapa 2

160 o más

O

100 o más

Los rangos presentados en la tabla son guías para la presión arterial en adultos que no tienen ninguna enfermedad grave a corto plazo. Las personas con diabetes o  enfermedad renal crónica  deben mantener su presión arterial por debajo de 130/80 mmHg.

Aunque los aumentos de presión arterial que se ven en la prehipertensión son menores a los que se usan para diagnosticar la presión arterial alta, la prehipertensión puede convertirse en presión arterial alta y se le debe prestar mucha atención. Con el tiempo, la presión arterial alta debilita y daña los vasos sanguíneos, lo que puede causar complicaciones.

Tipos de presión arterial alta

Hay dos tipos principales de presión arterial alta: primaria y secundaria.

Presión arterial alta primaria

La presión arterial alta primaria o esencial es el tipo más común de presión arterial alta. Este tipo de presión arterial alta tiende a presentarse con el paso de los años a medida que la persona envejece.

Presión arterial alta secundaria

La presión arterial alta secundaria es causada por otra enfermedad o trastorno médico o el uso de ciertos medicamentos. Este tipo suele resolverse después de que se trata o elimina la causa.

Otros nombres de la presión arterial alta

La presión arterial alta también se llama hipertensión.

Cuando la presión arterial no tiene causa conocida, se puede llamar hipertensión esencial, hipertensión primaria o hipertensión idiopática.

Si la presión arterial alta es causada por otra enfermedad, se puede llamar presión arterial alta secundaria o hipertensión secundaria.

A veces en la presión arterial alta solamente el número de presión sistólica es alto. Esto se llama hipertensión sistólica aislada. Muchos adultos de edad avanzada la sufren. La hipertensión sistólica aislada puede causar tanto daño como la presión arterial alta, en la que ambos números son demasiado altos.

¿Cuáles son las causas de la presión arterial alta?

Los cambios en las funciones normales del cuerpo, ya sean causados por los genes  o por el medio ambiente, pueden provocar la presión arterial alta. Estos cambios incluyen cambios en el equilibrio entre los líquidos y la sal en los riñones, así como cambios en el sistema renina angiotensina aldosterona , en la actividad del sistema nervioso simpático , y en la estructura y función de los vasos sanguíneos.

Biología y presión arterial alta

Los investigadores continúan estudiando cómo diversos cambios en las funciones normales del cuerpo causan presión arterial alta. Las funciones clave que afectan la presión arterial alta incluyen las siguientes:

 

Equilibrio entre los líquidos y la sal en los riñones

Los riñones normalmente regulan el equilibrio de sal en el cuerpo mediante la retención de sodio y agua y la excreción de potasio. Los desequilibrios en esta función renal pueden incrementar los volúmenes de sangre, lo que puede causar presión arterial alta.

 

Sistema renina angiotensina aldosterona

El sistema renina angiotensina aldosterona produce las hormonas  angiotensina y aldosterona. La angiotensina estrecha o contrae los vasos sanguíneos, lo que puede causar un aumento de la presión arterial. La aldosterona controla cómo los riñones equilibran los niveles de líquidos y sal. Un aumento de los niveles o de la actividad de la aldosterona puede cambiar esta función renal, lo que lleva a un aumento de los volúmenes de sangre y de la presión arterial.

 

Actividad del sistema nervioso simpático

El sistema nervioso simpático tiene funciones importantes en la regulación de la presión arterial, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la frecuencia respiratoria. Los investigadores están estudiando si los desequilibrios en este sistema causan la presión arterial alta.

 

Estructura y función de los vasos sanguíneos

Los cambios en la estructura y la función de las arterias pequeñas y grandes pueden contribuir a la presión arterial alta. La vía de la angiotensina y el sistema inmunitario pueden endurecer las arterias pequeñas y grandes, lo que puede afectar la presión arterial.

 

Causas genéticas de la presión arterial alta

Gran parte del entendimiento de los sistemas del cuerpo involucrados en la presión arterial alta proviene de los estudios genéticos. A menudo, la presión arterial alta es hereditaria. Años de investigación han identificado muchos genes y otras mutaciones que están asociados con la presión arterial alta, algunos en la vía renal reguladora de sal y en la vía renina angiotensina aldosterona. Sin embargo, estos factores genéticos conocidos solo representan del 2 al 3 por ciento de todos los casos. Hay nuevas investigaciones que parecen indicar que ciertos cambios en el ADN  durante el desarrollo fetal también pueden hacer que se presente presión arterial alta más adelante.

Causas ambientales de la presión arterial alta

Entre las causas ambientales de la presión arterial alta están los hábitos poco saludables en el estilo de vida, el sobrepeso y la obesidad y los medicamentos.

 

Hábitos poco saludables en el estilo de vida

Los hábitos pocos saludables en el estilo de vida pueden causar presión arterial alta. Estos incluyen:

  • Una dieta con alto consumo de sodio y sensibilidad al sodio
  • Consumo de alcohol en exceso
  • Falta de actividad física

 

Sobrepeso y obesidad

Los estudios de investigación demuestran que tener sobrepeso o ser obeso puede aumentar la resistencia en los vasos sanguíneos. Esto hace que el corazón trabaje más duro lo que lleva a la presión arterial alta.

 

Medicamentos

Los medicamentos recetados, como los que se usan para el asma o los tratamientos hormonales, entre ellos, las píldoras anticonceptivas y el estrógeno, y los medicamentos de venta libre, como los usados para el resfrío, pueden causar presión arterial alta secundaria. Esto sucede porque los medicamentos pueden cambiar la forma en que el cuerpo controla el equilibrio de líquidos y sal, hacer que los vasos sanguíneos se contraigan o afectar el sistema renina angiotensina aldosterona, causando así la presión arterial alta.

Otras causas médicas de la presión arterial alta

Otras causas médicas de presión arterial alta incluyen la enfermedad renal crónica, la apnea del sueño , los problemas de la tiroides o ciertos tumores. Esto sucede porque estos trastornos cambian la forma como el cuerpo controla los líquidos, el sodio y las hormonas en la sangre, lo cual causa presión arterial alta secundaria.

Factores de riesgo para la presión arterial alta

Cualquier persona puede tener presión arterial alta. Sin embargo, la edad, la raza o el origen étnico, el exceso de peso, el sexo, los hábitos en el estilo de vida y los antecedentes familiares de presión arterial alta son todos factores que pueden aumentar su riesgo tener esta enfermedad.

Edad

La presión arterial tiende a aumentar con la edad. Cerca del 65 por ciento de los estadounidenses de 60 años o mayores tienen presión arterial alta. Sin embargo, el riesgo de prehipertensión y de presión arterial alta está aumentando para los niños y los adolescentes, posiblemente debido al mayor número de niños y adolescentes con sobrepeso.

Raza o grupo étnico

La presión arterial alta es más común entre los adultos afroamericanos que entre los adultos blancos o los hispanos. Comparados con estos grupos étnicos, los afroamericanos:

  • Tienden a tener presión arterial alta a una edad más joven.
  • En promedio, suelen tener valores más altos de presión arterial.
  • Tienen menos probabilidad de lograr los objetivos de presión arterial deseada con el tratamiento.

Sobrepeso

Usted tiene más probabilidad de tener prehipertensión o presión arterial alta si tiene sobrepeso o es obeso. Los términos "sobrepeso" y "obesidad" se usan para referirse a un peso corporal que es mayor de lo que se considera saludable para una estatura determinada.

Sexo

Antes de los 55 años de edad, los hombres tienen más probabilidad de tener presión arterial alta que las mujeres. Después de los 55 años de edad, las mujeres tienen más probabilidad que los hombres de tener presión arterial alta.

Hábitos en el estilo de vida

Los hábitos poco saludables en el estilo de vida pueden incrementar su riesgo de tener presión arterial alta. Éstos incluyen:

  • Consumir demasiado sodio o muy poco potasio
  • Falta de actividad física
  • Tomar demasiado alcohol
  • Estrés

Antecedentes familiares

Tener antecedentes familiares de presión arterial alta aumenta el riesgo de prehipertensión o presión arterial alta. Algunas personas tienen una alta sensibilidad al sodio y a la sal, lo que puede incrementar su riesgo de tener presión arterial alta. Esta sensibilidad puede ser hereditaria. Las causas genéticas son la razón por la cual los antecedentes familiares son un factor de riesgo para la presión arterial alta.

Prevención de la presión arterial alta

Los hábitos saludables en el estilo de vida, el uso adecuado de los medicamentos y la atención médica regular pueden prevenir la presión arterial alta y sus complicaciones.

Prevención del inicio de la presión arterial alta

Los hábitos saludables en el estilo de vida pueden ayudar a evitar la presión arterial alta. Es importante tomarse la presión arterial con regularidad. A los niños se les debe tomar la presión arterial a partir de los 3 años de edad. Si se detecta prehipertensión, se debe tomar muy en serio para evitar que progrese a presión arterial alta.

Prevención del avance de la presión arterial alta y de sus complicaciones

Si ha recibido un diagnóstico de presión arterial alta, es importante obtener atención médica con regularidad y seguir el plan de tratamiento que le recetaron, que incluirá recomendaciones para llevar un estilo de vida saludable y posiblemente medicamentos. Los buenos hábitos en el estilo de vida no solo pueden prevenir la presión arterial alta sino que pueden revertir la prehipertensión y ayudar a controlar la presión arterial alta existente o evitar complicaciones y problemas a largo plazo asociados con este trastorno, como enfermedad coronaria o renal o un accidente cerebrovascular.

¿Cuáles son los signos, síntomas y complicaciones de la presión arterial alta?

Como el diagnóstico está basado en los valores de la presión arterial, esta enfermedad puede pasar desapercibida durante años, ya que los síntomas no suelen aparecer sino hasta que la presión arterial alta crónica ha causado daño al cuerpo.

Complicaciones de la presión arterial alta

Cuando la presión arterial se mantiene alta por mucho tiempo, puede causar daños al cuerpo y provocar complicaciones. Algunas complicaciones comunes y sus signos y síntomas incluyen:

  • Aneurismas: Son protuberancias anormales en la pared de una arteria. Los aneurismas se desarrollan y crecen durante años sin causar signos o síntomas hasta que se rompen, crecen lo suficiente como para presionar estructuras cercanas, o bloquean el flujo sanguíneo. Los signos y síntomas que se presentan dependen de la ubicación del aneurisma.
  • Enfermedad renal crónica: Ocurre cuando se estrechan los vasos sanguíneos de los riñones. Esto puede causar insuficiencia renal.
  • Cambios cognitivos: Las investigaciones muestran que con el tiempo la presión arterial alta puede causar cambios cognitivos. Los signos y síntomas incluyen pérdida de la memoria, dificultad para encontrar palabras y falta de concentración durante las conversaciones.
  • Lesiones en los ojos: Ocurren cuando los vasos sanguíneos de los ojos se revientan o sangran. Los signos y síntomas incluyen cambios en la visión o ceguera.
  • Ataque al corazón: Sucede cuando de repente se bloquea el flujo de sangre rica en oxígeno a una sección del músculo cardíaco y el corazón deja de recibir oxígeno. Los síntomas de advertencia más comunes de un ataque al corazón son dolor o malestar en el pecho, malestar en la parte superior del cuerpo y dificultad para respirar.
  • Insuficiencia cardíaca: Es cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo. Los signos y síntomas comunes de la insuficiencia cardíaca incluyen falta de aliento o dificultad para respirar; sensación de cansancio e hinchazón en los tobillos, los pies, las piernas, el abdomen y las venas en el cuello.
  • Enfermedad arterial periférica: Se presenta cuando se acumula placa en las arterias de las piernas y afecta el flujo de sangre a las mismas. Si la persona presenta síntomas, estos son por lo general dolor, calambres, entumecimiento, molestia o pesadez en las piernas, los pies y los glúteos después de caminar o subir escaleras.
  • Accidente cerebrovascular: Ocurre cuando se bloquea el flujo de sangre rica en oxígeno a una parte del cerebro. Los síntomas de un accidente cerebrovascular incluyen debilidad repentina; parálisis o adormecimiento de la cara, brazos o piernas; dificultad para hablar o entender lo que se dice; y dificultad para ver.
Diagnóstico de la presión arterial alta

En la mayoría de los pacientes, los proveedores de atención médica diagnostican la presión arterial alta cuando las lecturas de la presión arterial se mantienen de manera consistente en 140/90 mmHg o más.

Confirmación de la presión arterial alta

Medir la presión arterial es fácil, no duele y se puede hacer en el consultorio del proveedor de atención médica o en la clínica. Antes de que le midan la presión, asegúrese de:

  • No tomar café ni fumar por 30 minutos
  • Ir al baño
  • Estar sentado unos 5 minutos

Para realizar un seguimiento de los valores de la presión arterial durante un período de tiempo, el proveedor de atención médica puede pedirle que regrese a su consultorio a diferentes horas y días para tomarle la presión arterial. También puede pedirle que se mida la presión arterial en casa o en otros lugares donde tengan una máquina para medirla y que anote todos los resultados. La siguiente tarjeta de bolsillo puede servirle como ejemplo (disponible solo en inglés).

Siempre que tenga una cita con el proveedor de atención médica, asegúrese de llevar sus apuntes con los valores de la presión arterial. Cada vez que tenga consulta, el proveedor de atención médica debe decirle en cuánto está su presión arterial. Si no lo hace, pregúntele.

Gravedad y tipo de presión arterial

El proveedor de atención médica por lo general toma 2 a 3 lecturas en varias citas médicas para diagnosticar la presión arterial alta. Con los resultados de las lecturas de presión arterial, el proveedor de atención médica diagnosticará prehipertensión o presión arterial alta si:

Una vez que el proveedor de atención médica determina la gravedad de la presión arterial alta, puede ordenar exámenes adicionales para determinar si la presión arterial alta se debe a otros trastornos o medicamentos, o si es presión arterial alta primaria. Los proveedores de atención médica pueden utilizar esta información para determinar un plan de tratamiento.

Algunas personas tienen "hipertensión de bata blanca”. Esto sucede cuando los valores de la presión arterial son altos solamente cuando se toman en el consultorio médico en comparación con los valores que se obtienen en cualquier otro lugar. Los proveedores de atención médica diagnostican este tipo de presión arterial alta al comparar los valores obtenidos en el consultorio con los valores obtenidos en otro sitio. Los investigadores creen que el estrés, que puede ocurrir durante la cita médica, causa la hipertensión de bata blanca.

¿Cómo se trata la presión arterial alta?

Con base en su diagnóstico, los proveedores de atención médica establecen planes de tratamiento para la presión arterial alta que incluyen cambios de por vida en el estilo de vida y medicamentos para controlar la presión arterial alta. Los cambios en el estilo de vida, como perder peso, pueden ser muy eficaces en el tratamiento de la presión arterial alta.

Planes de tratamiento

Los proveedores de atención médica trabajan con usted para elaborar un plan de tratamiento que dependerá de si le han diagnosticado hipertensión primaria o secundaria y de si se conoce o se sospecha la causa. Los planes de tratamiento pueden ir cambiando hasta que se logre controlar la presión arterial.

Si a usted le diagnosticaron con presión arterial alta secundaria, su proveedor de atención médica buscará cómo tratar la otra enfermedad o cambiar el medicamento que cree está causando la presión arterial alta.

Si la presión arterial alta persiste o se determina que el diagnóstico es presión arterial alta primaria, su plan de tratamiento incluirá cambios en su estilo de vida. Cuando los cambios en el estilo de vida no son suficientes para controlar o bajar la presión arterial, el proveedor de atención médica puede cambiar o revisar su plan de tratamiento recentándole medicamentos para tratar la enfermedad. Los proveedores de atención médica les recetan los medicamentos a los niños y adolescentes en dosis especiales para que sean seguras y eficaces para ellos.

Si su proveedor de atención médica le receta medicamentos como parte de su plan de tratamiento, mantenga sus hábitos de vida saludables. La combinación de los medicamentos y hábitos de vida saludables le ayudará a controlar y reducir su presión arterial alta.

Algunas personas presentan presión arterial alta refractaria o descontrolada. Esto puede ocurrir cuando los medicamentos que están tomando no les funcionan bien o si algún otro trastorno médico les está causando la presión arterial descontrolada. Los proveedores de atención médica tratan la presión arterial alta refractaria o descontrolada con un plan de tratamiento intensivo que puede incluir un grupo diferente de medicamentos para la presión arterial u otros tratamientos especiales.

Para lograr el mejor control de su presión arterial, siga su plan de tratamiento y tome todos los medicamentos según le fueron recetados. Es importante que siga el plan de tratamiento que su proveedor de atención médica le ha recetado porque así puede evitar o retrasar las complicaciones que la presión arterial alta puede causar y reducir el riesgo de otros problemas relacionados.

 

Cambios saludables en el estilo de vida

Los buenos hábitos en el estilo de vida pueden ayudarle a controlar la presión arterial alta. Estos hábitos son, entre otros:

Para ayudar a que los cambios en el estilo de vida sean duraderos, trate de hacer un cambio a la vez. Añada un cambio nuevo cuando considere que ha adoptado con éxito los cambios anteriores. Cuando pone en práctica varios hábitos de vida saludables, tiene más probabilidad de bajar su presión arterial y mantener valores de presión arterial normales.

 

Comer saludablemente

Para ayudar a tratar la presión arterial alta, los proveedores de atención médica recomiendan limitar el sodio y la sal, aumentar el potasio y consumir alimentos que sean saludables para el corazón.

Limitar el sodio y la sal

Una dieta baja en sodio puede ayudarle a controlar su presión arterial. Trate de limitar la cantidad de sodio que consume. Esto significa escoger y preparar alimentos que sean bajos en sal y sodio. Trate de usar alimentos y condimentos con bajo sodio y "sin sal añadida" en la mesa o al cocinar. Las etiquetas de los alimentos le dicen lo que usted necesita saber para escoger alimentos bajos en sodio. Trate de consumir no más de 2,300 mg de sodio al día. Si tiene presión arterial alta, es posible que tenga que restringir aún más la cantidad de sodio que consume.

Si tiene presión arterial alta, el proveedor de atención médica puede recomendarle el plan de alimentación DASH. DASH son las siglas en inglés de Dietary Approaches to Stop Hypertension (es decir, enfoques dietéticos para detener la hipertensión). El plan de alimentación DASH se enfoca en las frutas, los vegetales, los granos integrales y otros alimentos que son saludables para el corazón y bajos en grasa, colesterol y sal.

El plan DASH es un buen plan de alimentación saludable para el corazón, incluso para aquellos que no tienen la presión arterial alta. Lea más sobre el plan de alimentación DASH (disponible solo en inglés).

Alimentación saludable para el corazón

Su proveedor de atención médica también puede recomendarle una alimentación saludable para el corazón, que debe incluir:

  • Granos integrales
  • Frutas, como manzanas, bananos, naranjas, peras y ciruelas pasas
  • Vegetales, como brócoli, repollo o col, y zanahorias
  • Legumbres, como frijoles, lentejas, garbanzos, judías o guisantes, y habas
  • Productos lácteos sin grasa o bajos en grasa, como leche descremada
  • Pescado rico en ácidos grasos omega-3, como salmón, atún y trucha, unas dos veces por semana

Al seguir una dieta saludable para el corazón, debe evitar consumir:

  • Mucha carne roja
  • Aceites de palma y de coco
  • Alimentos y bebidas altos en azúcar

En el Estudio de la Salud de la Comunidad Hispana/Estudio de los Latinos, patrocinado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI), que hizo un análisis de los hispanos que viven en los Estados Unidos, se encontró que los cubanos consumían más sodio y los mexicanos menos sodio que otros grupos hispanos que participaron en el estudio. Todos los hispanos deben seguir estas recomendaciones para comer saludablemente aun cuando preparan los platos tradicionales de sus países. Pruebe algunas de estas recetas latinas saludables para el corazón.

 

Hacer actividad física

La actividad física realizada regularmente puede bajar la presión arterial alta y reducir el riesgo de otros problemas de salud. Consulte con su médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios. Pregúntele cuánto y qué tipo de actividad física puede realizar sin arriesgar su salud.

Todos debemos tratar de hacer ejercicio aeróbico de intensidad moderada por lo menos 2 horas y 30 minutos a la semana, o ejercicio aeróbico de intensidad vigorosa por 1 hora y 15 minutos a la semana. El ejercicio aeróbico es cualquier ejercicio que hace que el corazón lata más fuerte y en el que usted use más oxígeno de lo normal. Por ejemplo, caminar a paso ligero. Entre más activo sea, más beneficio recibirá. Haga ejercicio aeróbico por lo menos durante 10 minutos corridos, y repita esta rutina varias veces a la semana.

Lea más sobre el ejercicio:

 

Mantener un peso saludable

Mantener un peso saludable puede ayudarle a controlar la presión arterial alta y reducir el riesgo de que se presenten otros problemas de salud. Si tiene sobrepeso o está obeso, trate de adelgazar. Con solo perder de un 3 a un 5 por ciento de su peso puede reducir su riesgo de problemas de salud. Una mayor pérdida de peso puede mejorar los valores de la presión arterial, bajar el colesterol LDL  y aumentar el colesterol HDL . Sin embargo, las investigaciones indican que independientemente de su peso, es importante controlar la presión arterial alta para mantener una buena salud.

Una medida útil del sobrepeso y la obesidad es el índice de masa corporal (IMC). El IMC mide su peso en relación con su estatura. Para calcular su IMC, visite la calculadora del IMC  en línea del NHLBI o consulte con su proveedor de atención médica.

Un IMC:

  • Por debajo de 18.5 es una señal de bajo peso.
  • Entre 18.5 y 24.9 es un rango saludable.
  • Entre 25.0 y 29.9 se considera sobrepeso.
  • De 30 o más se considera obesidad.

Un objetivo general es tratar de mantener un IMC por debajo de 25. El proveedor de atención médica puede ayudarle a establecer su meta ideal de IMC.

Medir la circunferencia de la cintura también ayuda a detectar posibles riesgos para la salud. Si la mayor parte de su grasa está alrededor de la cintura en lugar de las caderas, usted corre en un mayor riesgo de enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. Este riesgo puede ser alto si el tamaño de la cintura es más de 35 pulgadas (88.9 cm) para las mujeres o más de 40 pulgadas (101.6 cm) para los hombres. Para aprender a medirse la cintura, visite “Assessing Your Weight and Health Risk” (disponible solo en inglés). Para más información sobre cómo perder peso o mantener su peso, visite “Aim for a Healthy Weight” (disponible solo en inglés).

 

Limitar el consumo de alcohol

Limite el consumo de bebidas alcohólicas. El exceso de alcohol aumentará su presión arterial y los niveles de triglicéridos, un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. El alcohol también añade calorías adicionales, que pueden hacerle aumentar de peso.

Los hombres no deben tomar más de dos bebidas alcohólicas al día. Las mujeres no deben tomar más de una bebida alcohólica al día. Una bebida equivale a:

  • 12 onzas de cerveza
  • 5 onzas de vino
  • 1½ onzas de licor

 

Controlar el estrés

Aprender a controlar el estrés, relajarse y hacerle frente a los problemas puede mejorar su salud emocional y física y bajar su presión arterial alta. Las técnicas para controlar el estrés incluyen:

  • Mantenerse activo físicamente
  • Escuchar música o enfocarse en algo calmado o tranquilo
  • Hacer yoga o tai chi
  • Meditar

 

Medicamentos

Los medicamentos para la presión arterial funcionan de diferentes maneras para detener o retardar algunas de las funciones del cuerpo que causan la presión arterial alta. Los medicamentos para bajar la presión arterial incluyen:

  • Diuréticos: Eliminan el exceso de sodio del cuerpo, lo que reduce la cantidad de líquido en la sangre y ayuda a bajar la presión arterial. Los diuréticos a menudo se utilizan con otros medicamentos para la presión arterial alta, a veces combinados en una sola pastilla.
  • Betabloqueadores: Ayudan a que el corazón lata más lento y con menos fuerza. Como resultado, el corazón bombea menos sangre por los vasos sanguíneos, lo que puede ayudar a bajar la presión arterial.
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina: La angiotensina II es una hormona que estrecha los vasos sanguíneos y aumenta la presión arterial. La enzima convertidora de angiotensina convierte la angiotensina I en angiotensina II. Los inhibidores bloquean este proceso y detienen la producción de angiotensina II, lo que baja la presión arterial.
  • Bloqueadores del receptor de angiotensina II: Bloquean la unión de la hormona angiotensina II con los receptores en los vasos sanguíneos. Cuando la angiotensina II está bloqueada, los vasos sanguíneos no se contraen o estrechan, lo que puede bajar la presión arterial.
  • Bloqueadores de los canales de calcio: Impiden que el calcio entre en las células del músculo cardíaco y de los vasos sanguíneos. Esto permite que los vasos sanguíneos se relajen y baje la presión arterial.
  • Bloqueadores alfa: Reducen los impulsos nerviosos que contraen los vasos sanguíneos. Esto permite que la sangre circule más libremente y hace que baje la presión arterial.
  • Bloqueadores alfa-beta: Reducen los impulsos nerviosos de la misma manera que lo hacen los bloqueadores alfa. Sin embargo, al igual que los betabloqueadores, también hacen que los latidos del corazón sean más lentos. Como resultado, la presión arterial baja.
  • Agentes centrales: Actúan en el cerebro para disminuir las señales nerviosas que estrechan los vasos sanguíneos, lo que puede reducir la presión arterial.
  • Vasodilatadores: Relajan los músculos de las paredes de los vasos sanguíneos, lo que puede bajar la presión arterial.

Para bajar y controlar la presión arterial, muchas personas toman dos o más medicamentos. Si tiene efectos secundarios por los medicamentos, no deje de tomarlos. Consulte con su proveedor de atención médica acerca de los efectos secundarios para ver si le puede cambiar la dosis o le puede recetar un medicamento diferente.

Tratamientos futuros

Los científicos, médicos e investigadores continúan estudiando los cambios que causan la presión arterial alta para producir nuevos medicamentos y tratamientos para controlarla. Los posibles tratamientos futuros bajo investigación incluyen nuevos medicamentos combinados, vacunas e intervenciones dirigidas al sistema nervioso simpático, como la ablación  de nervios en los riñones.

Cómo vivir con presión arterial alta

Si usted tiene presión arterial alta, lo mejor que puede hacer es hablar con su proveedor de atención médica y tomar medidas para controlarla haciendo cambios saludables en su estilo de vida y tomando sus medicamentos, si se los han recetado.

Para un futuro saludable siga cuidadosamente su plan de tratamiento y trabaje con su equipo de atención médica.

Cambios saludables en el estilo de vida

Usted puede ayudar a controlar su presión arterial haciendo estos cambios saludables en su estilo de vida:

  • Siga una dieta saludable.
  • Manténgase activo físicamente.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Limite el consumo de bebidas alcohólicas.

Otros cambios de estilo de vida pueden mejorar su salud en general. Por ejemplo:

  • Si fuma, deje de hacerlo.
  • Duerma lo suficiente.
  • Tome más agua.

Medicamentos

Tome todos los medicamentos para la presión arterial que el proveedor de atención médica le recete. Conozca los nombres y las dosis de sus medicamentos y cómo usarlos. Si tiene preguntas acerca de sus medicamentos, hable con su proveedor de atención médica o farmacéutico. Asegúrese de pedir que le renueven la receta, antes de que se le acaben los medicamentos. Tome sus medicamentos tal como se lo indique su proveedor de atención médica, y nunca deje de tomar una dosis ni parta las pastillas por la mitad.

Atención médica continua

Es importante hacer seguimiento de su presión arterial. Tómese la presión arterial y programe chequeos médicos regulares o exámenes como se lo aconseje el proveedor de atención médica. Tal vez quiera aprender a tomarse la presión arterial en casa. Su proveedor de atención médica puede enseñarle cómo hacerlo. Cada vez que se tome la presión arterial, debe anotar los valores y la fecha. No se olvide de llevar los apuntes de sus lecturas de la presión arterial a las consultas médicas.

Durante los chequeos, hable con su proveedor de atención médica acerca de:

  • Los valores de su presión arterial
  • Su salud en general
  • Su plan de tratamiento

Con el tiempo, es posible que su proveedor de atención médica necesite cambiar o agregar medicamentos a su plan de tratamiento. La tarjeta de bolsillo del NHLBI "My Blood Pressure Wallet Card" (disponible solo en inglés) puede ayudarle a llevar un registro de su presión arterial.

Planificación del embarazo

La presión arterial alta puede causar problemas para la madre y el bebé. Puede causar daño a los riñones y a otros órganos de la madre y puede provocar un parto prematuro y bajo peso del bebé al nacer. Si está pensando en tener un bebé y tiene la presión arterial alta, hable con su equipo de atención médica para que pueda tomar medidas para controlar su presión arterial antes y durante el embarazo.

Algunas mujeres presentan presión arterial alta durante el embarazo. Cuando esto sucede, su proveedor de atención médica vigilará cuidadosamente a usted y a su bebé y les brindará atención especial para reducir el riesgo de complicaciones. Con estos cuidados, la mayoría de las mujeres y sus bebés no tienen problemas.

Participate in NHLBI Clinical Trials

The National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) leads or sponsors many studies aimed at preventing, diagnosing, and treating heart, lung, blood, and sleep disorders.

More Information

Other Resources

Aquí encontrará recursos adicionales para apoyarle y darle más información sobre la presión arterial alta que no se incluyen en otras partes de este Tema de salud.

Recursos del NHLBI

En español

En inglés

Otras fuentes