Gammagrafía pulmonar de ventilación/perfusión VQ

También conocida como gammagrafías de ventilación (V) y perfusión (Q) pulmonar o de los pulmones
Una gammagrafía pulmonar VQ es una prueba de imágenes que utiliza una gammagrafía de ventilación (V) para medir el flujo de aire en sus pulmones y una gammagrafía de perfusión (Q) para ver adónde fluye la sangre en sus pulmones.
Resumen general

Utiliza escáneres especiales de rayos X fuera de su cuerpo para crear imágenes de patrones de flujo de aire y de sangre en sus pulmones. Esta prueba puede ayudar a diagnosticar o descartar una embolia pulmonar o un coágulo sanguíneo en sus pulmones. Una gammagrafía VQ, también, puede detectar diferencias regionales en el flujo sanguíneo y la distribución del aire en los pulmones. Los médicos pueden usar gammagrafías VQ para examinar los pulmones antes de algunas cirugías.

Las gammagrafías pulmonares VQ se realizan en clínicas de radiología u hospitales. La única preparación para una gammagrafía VQ es haber tenido una radiografía de tórax reciente. La prueba durará aproximadamente una hora. Para cada gammagrafía, usted deberá permanecer muy quieto sobre una mesa mientras esta se mueve debajo del escáner y se obtienen imágenes de sus pulmones. Antes de cada gammagrafía, tendrá que contener la respiración durante unos segundos. Si cree que puede tener problemas para quedarse quieto para la prueba, pídale a su médico que le sugiera formas para evitar moverse durante la prueba. Antes de la gammagrafía de ventilación, usará una máscara respiratoria sobre su nariz y boca y respirará una pequeña cantidad de un gas radioisótopo mezclado con oxígeno. Antes de la gammagrafía de perfusión, el técnico inyectará una pequeña cantidad de radioisótopo en una vena de su brazo. Es posible que sienta incomodidad por la inyección. El escáner detecta la energía que liberan los radioisótopos dentro de su cuerpo y usa la energía para obtener imágenes de sus pulmones.

Las gammagrafías pulmonares VQ implican poco dolor o riesgo para la mayoría de las personas. Podría presentar cambio de coloración de la piel (morado) en el lugar de la inyección. En raras ocasiones, algunas personas tienen una reacción alérgica tratable al radioisótopo. Esta prueba usa pequeñas cantidades de radiación del radioisótopo que usted respira y que se inyecta en su vena. Hable con su médico y los técnicos que realicen la prueba acerca de si está o podría estar embarazada. Si la prueba no es urgente, es posible que tenga que esperar hasta después de su embarazo para realizar la prueba. Si es urgente, los técnicos tomarán medidas adicionales para proteger a su bebé durante esta prueba. Informe a su médico si está lactando, ya que la radiación puede pasar a la leche materna. Puede que desee extraer y guardar suficiente leche materna para uno o dos días después de la prueba, o bien puede alimentar a su bebé con un biberón durante ese tiempo.

Visite Gammagrafía pulmonar de ventilación/perfusión para obtener más información sobre este tema.

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

El Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés) guía o patrocina muchos estudios destinados a prevenir, diagnosticar, y tratar trastornos del corazón, los pulmones, la sangre, y el sueño.

Más información

Recursos que no pertenecen al NHLBI