Estudios del sueño

También conocida como polisomnografía
Los estudios del sueño son pruebas indoloras y no invasivas que miden qué tan bien duerme usted y cómo responde su cuerpo a los problemas del sueño.
Resumen general

Los estudios del sueño más comunes supervisan y registran datos sobre su cuerpo durante una noche completa de sueño. Otros tipos de estudios del sueño incluyen la latencia múltiple del sueño y las pruebas de mantenimiento de la vigilia durante el día. Las pruebas de latencia múltiple del sueño miden qué tan rápido se queda dormido durante una serie de siestas en el día y utilizan sensores para registrar su actividad cerebral y los movimientos oculares. Una prueba de mantenimiento de la vigilia en el día mide su capacidad para mantenerse despierto y alerta.

Los estudios del sueño pueden ayudar a su médico a diagnosticar trastornos respiratorios relacionados con el sueño, como la apnea del sueño, trastornos convulsivos relacionados con el sueño, trastornos del movimiento relacionados con el sueño y trastornos del sueño que causan cansancio extremo durante el día como la narcolepsia. Los médicos, también, pueden usar los estudios del sueño para ayudar a diagnosticar o descartar el síndrome de las piernas inquietas.

Su médico determinará si debe realizar su estudio del sueño en un centro de estudios del sueño o si puede hacerlo en su hogar con un dispositivo de diagnóstico portátil. Si su estudio del sueño se realizará en un centro de estudios del sueño, usted dormirá en una cama en el centro de estudios del sueño durante el tiempo que dure el estudio. Se le colocarán sensores removibles en el cuero cabelludo, la cara, los párpados, el pecho, las extremidades y un dedo. Estos sensores registran las ondas cerebrales, la frecuencia cardíaca, el esfuerzo y la frecuencia respiratoria, los niveles de oxígeno y los movimientos musculares antes, durante y después de dormir. Existe un pequeño riesgo de irritación a causa de los sensores, pero desaparecerá una vez retirados.

Su médico revisará los resultados de su prueba del sueño y desarrollará un plan de tratamiento para el trastorno del sueño que se haya diagnosticado. Los trastornos del sueño no tratados pueden aumentar su riesgo de insuficiencia cardíaca, presión arterial alta, derrame cerebral, diabetes y depresión. Los trastornos del sueño también se han relacionado con un mayor riesgo de lesiones y accidentes automovilísticos.

Visite Polisomnografía para obtener más información sobre este tema.

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

El Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés) guía o patrocina muchos estudios destinados a prevenir, diagnosticar, y tratar trastornos del corazón, los pulmones, la sangre, y el sueño.

Más información

Recursos del NHLBI

Recursos que no pertenecen al NHLBI (en español)