Ventilador/apoyo respiratorio

Resumen general

Es posible que le coloquen un ventilador mecánico si una afección le dificulta mucho la respiración o la entrada de suficiente oxígeno en la sangre. Esta afección se denomina insuficiencia respiratoria. Los ventiladores mecánicos son máquinas que actúan como fuelles para hacer entrar y salir aire de los pulmones. Su terapeuta respiratoria y su médico configuraron el ventilador para controlar la frecuencia con la que impulsa aire hacia sus pulmones y la cantidad de aire que recibe.

Es posible que le coloquen una mascarilla para que el aire del ventilador llegue a sus pulmones. O puede necesitar un tubo de respiración si su problema respiratorio es más grave.

Los ventiladores mecánicos se utilizan principalmente en hospitales y sistemas de transporte como ambulancias y transporte aéreo para evacuación médica, entre otros. En algunos casos, se pueden utilizar en el hogar, si la enfermedad es de larga duración, los cuidadores en el hogar reciben formación y se cuenta con servicios de enfermería y otros recursos adecuados en el hogar. Estar conectado a un ventilador puede hacerlo más susceptible a padecer neumonía, (en inglés), daños en las cuerdas vocales u otros problemas.

Explore este Tema de salud para obtener más información sobre los ventiladores, nuestro papel en los ensayos clínicos y dónde encontrar más información.

La ilustración muestra una configuración estándar para un ventilador mecánico en una habitación de hospital. El ventilador impulsa aire caliente y húmedo (o aire con oxígeno adicional) al paciente a través de un tubo de respiración (también denominado tubo endotraqueal) o una mascarilla ajustada.
La ilustración muestra una configuración estándar para un ventilador mecánico en una habitación de hospital. El ventilador impulsa aire caliente y húmedo (o aire con oxígeno adicional) al paciente a través de un tubo de respiración (también denominado tubo endotraqueal) o una mascarilla ajustada.

 

¿Quién necesita un ventilador? - Ventilador/apoyo respiratorio

Es posible que requiera un ventilador urgente si una afección le dificulta respirar por sus propios medios (lo que se denomina insuficiencia respiratoria). También es posible que requiera un ventilador durante una cirugía.

Es posible que requiera un ventilador si tiene problemas respiratorios o pulmonares graves, o si recibe anestesia general durante una cirugía. Mire este video para aprender más. Medical Animation Copyright © 2020 Nucleus Medical Media Inc. All rights reserved.

Insuficiencia respiratoria

La insuficiencia respiratoria puede ser una emergencia potencialmente mortal. Cuando no puede respirar bien, sus órganos no pueden obtener suficiente oxígeno para funcionar. A veces, se puede acumular en la sangre demasiado dióxido de carbono, un gas de desecho de las células del cuerpo. Este debe exhalarse.

Muchas afecciones y lesiones pueden afectar su respiración. Algunos ejemplos incluyen los siguientes:

Cirugía

Es posible que necesite un ventilador si va a someterse a una cirugía con anestesia general (medicamento que lo adormece y evita que sienta dolor). Los medicamentos utilizados para la anestesia pueden afectar su respiración normal. Un ventilador ayuda a controlar su respiración.

Qué esperar antes de utilizar un ventilador - Ventilador/apoyo respiratorio

Los ventiladores son máquinas que soplan aire, o aire con oxígeno adicional, hacia las vías respiratorias y los pulmones. Las vías respiratorias son conductos que transportan aire rico en oxígeno a los pulmones cuando inhala. También transportan dióxido de carbono (un gas de desecho) desde los pulmones hacia afuera cuando exhala.

Para obtener más información sobre sus vías respiratorias y pulmones, visite nuestro Tema de salud Cómo funcionan los pulmones.

El ventilador

Un ventilador usa presión para soplar aire, o aire con oxígeno adicional, hacia los pulmones. Esta presión se conoce como presión positiva. Por lo general, quien lo utiliza exhala el aire por su cuenta, pero a veces el ventilador también lo hace.

Un ventilador se puede configurar para "respirar" un número determinado de veces por minuto. A veces, está configurado para que la máquina solo sople aire a sus pulmones cuando lo necesite para ayudarlo a respirar.

Antes de que su equipo de atención médica le coloque un ventilador, es posible que le administren:

  • Oxígeno a través de una mascarilla
  • Medicamentos para adormecerlo y evitar que sienta dolor
  • Líquidos y otros medicamentos por vía intravenosa (IV) para ayudar a que la sangre rica en oxígeno fluya hacia sus órganos

Hay dos formas de llevar aire desde el ventilador hacia los pulmones. Puede usar una mascarilla o puede necesitar un tubo de respiración.

Ventilación con mascarilla

Puede usar una mascarilla para que el aire del ventilador llegue a sus pulmones. Esto se denomina ventilación no invasiva. La mascarilla se ajusta firmemente sobre la nariz y la boca para ayudarlo a respirar. Su médico puede recomendar este método si sus problemas respiratorios aún no son lo suficientemente graves como para utilizar un tubo de respiración, o bien para ayudarlo a acostumbrarse a respirar por su cuenta nuevamente después de que habérsele quitado el tubo de respiración.

Este tipo de ventilación tiene algunos beneficios.

  • Puede ser más cómoda que un tubo de respiración.
  • Le permite toser.
  • Es posible que pueda hablar y tragar.
  • Es posible que necesite menos analgésicos y sedantes.
  • Reduce algunos riesgos, como la neumonía, que están asociados con un tubo de respiración.

Ventilación con tubo de respiración

En casos más graves o cuando la ventilación no invasiva no es suficiente, es posible que haya que utilizar una ventilación invasiva. En este caso, se coloca un tubo de respiración en la tráquea y el tubo de respiración (también denominado tubo endotraqueal) se conecta a un ventilador que sopla aire directamente hacia las vías respiratorias. El proceso de colocar el tubo en la tráquea se denomina intubación.

Por lo general, el tubo de respiración se inserta en la nariz o la boca. Luego, el tubo se mueve hacia la garganta y la tráquea. El tubo endotraqueal se mantiene en su lugar con cinta o con una correa que se ajusta alrededor de su cabeza.

En el caso de una cirugía, este procedimiento se realiza en el quirófano después de la sedación (administración de medicamentos para dormir). En emergencias fuera del quirófano, se administran medicamentos para adormecerlo y prevenir el dolor y la incomodidad que se produce cuando se inserta un tubo de respiración.

Mire este video para aprender más acerca de este proceso.

Esta animación muestra cómo funciona la intubación. Los médicos usan un instrumento especial para guiar el tubo endotraqueal a través de la boca, hacia las vías respiratorias. Medical Animation Copyright © 2020 Nucleus Medical Media Inc. All rights reserved.

Si fuera necesario estar conectado a un ventilador durante mucho tiempo, el médico realizará una traqueotomía, una cirugía para hacer un orificio en la parte frontal de su cuello hasta la tráquea. El tubo que se coloca en el orificio se denomina tubo de "traqueostomía". El procedimiento de traqueotomía generalmente se realiza en un quirófano o una unidad de cuidados intensivos. El médico usará anestesia para que usted no esté despierto ni sienta dolores. El tubo de traqueostomía se mantiene en su lugar mediante bandas que rodean su cuello.

Los dos tipos de tubo pasan a través de las cuerdas vocales. No se puede hablar con un tubo endotraqueal y será difícil hablar con un tubo de traqueostomía a menos que tenga un accesorio especial de válvula para hablar. En su mayor parte, los tubos endotraqueales se usan para personas que utilizan ventiladores durante periodos más cortos. Si fuera necesario estar conectado a un ventilador durante más tiempo, su médico puede reemplazar el tubo endotraqueal con un tubo de traqueostomía, que es más cómodo para las personas que están despiertas.

Qué esperar mientras utiliza un ventilador - Ventilador/apoyo respiratorio

Estar conectado a un ventilador no suele ser doloroso, pero puede resultar incómodo. Con un tubo de respiración, no podrá comer ni hablar. Con un tubo de traqueostomía, es posible que pueda hablar con un dispositivo especial y comer algunos tipos de alimentos. Con una mascarilla, podrá hablar y comer solo si lo recomienda su equipo de atención médica.

Estar conectado a un ventilador limita sus movimientos y también podría mantenerlo en cama. Cuando esté conectado al ventilador, su médico puede pedirle que se acueste boca abajo en lugar de boca arriba para ayudar a que el aire y la sangre fluyan a sus pulmones de manera más uniforme y permitir que sus pulmones reciban más oxígeno.

Mientras esté conectado a un ventilador, el equipo de atención médica, incluidos médicos, terapeutas respiratorios y enfermeras, lo observará de cerca. Puede que necesite radiografías de tórax y análisis de sangre (en inglés) de forma regular para verificar los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en su cuerpo. Estas pruebas ayudan al equipo de atención médica a determinar qué tan bien está funcionando el ventilador para usted y ayudan a asegurar que el tubo de respiración permanezca en una posición segura en la tráquea. Según los resultados de las pruebas, se puede ajustar el flujo de aire del ventilador y otras configuraciones según sea necesario.

Cuidado continuo

Un terapeuta respiratorio o una enfermera succionarán su tubo de respiración de vez en cuando. Esto permite eliminar la mucosidad de los pulmones. La succión le provocará tos y es posible que sienta falta de aire durante varios segundos. Es posible que reciba oxígeno adicional durante la succión para mejorar la dificultad para respirar.

En lugar de comida, su equipo de atención médica puede darle nutrientes por vía intravenosa. O puede ser alimentado a través de un tubo de alimentación que se coloca en la nariz o la boca y llega hasta el estómago. También se puede colocar un tubo a través de un orificio realizado quirúrgicamente en su abdomen que va directamente al estómago o el intestino delgado.

Si fuera necesario utilizar un ventilador a largo plazo, se le hará una traqueostomía y es posible que le den una máquina portátil. Esta máquina le permite moverse e incluso salir a la calle, aunque debe llevar su ventilador con usted. Deberá tomar precauciones para no desplazar su tubo de traqueostomía o el tubo que lo conecta a su ventilador portátil.

¿Cuáles son los riesgos de utilizar un ventilador? - Ventilador/apoyo respiratorio

Infecciones

Uno de los riesgos más graves y comunes de estar conectado a un ventilador es desarrollar neumonía (en inglés). El tubo de respiración dificulta el toser. Toser ayuda a despejar las vías respiratorias de gérmenes que pueden causar infecciones. El tubo de respiración que se coloca en las vías respiratorias puede permitir que las bacterias y los virus entren en los pulmones y, como resultado, provoquen neumonía.

La neumonía es una preocupación importante porque las personas que necesitan utilizar un ventilador suelen estar ya muy enfermas. La neumonía puede dificultar el tratamiento de su otra enfermedad o afección. Es posible que necesite antibióticos especiales, ya que las bacterias que causaron su neumonía podrían ser resistentes a los antibióticos estándar.

Otro riesgo de estar conectado a un ventilador es una infección de los senos paranasales. Este tipo de infección es más común en personas que tienen tubos endotraqueales. Las infecciones de los senos paranasales se tratan con antibióticos.

Otros riesgos

Utilizar un ventilador puede aumentar su riesgo de tener otros problemas, como los siguientes:

  • Atelectasia (en inglés), una afección en la que su pulmón o partes de este no se expanden completamente. Esto hace que los alvéolos colapsen y reduce la cantidad de oxígeno que llega a la sangre.
  • Coágulos de sangre y rotura de la piel. Si utiliza un ventilador, es posible que deba permanecer en la cama o usar una silla de ruedas. Permanecer en una posición durante periodos de tiempo prolongados puede aumentar el riesgo de coágulos de sangre, heridas graves en la piel denominadas escaras e infecciones.
  • Acumulación de líquido en los alvéolos dentro de los pulmones, que generalmente están llenos de aire. A esto se denomina ‘edema pulmonar’.
  • Daño pulmonar. Introducir demasiado aire en los pulmones o ejercer demasiada presión puede dañarlos. Demasiado oxígeno también puede dañar sus pulmones. Los bebés conectados a un ventilador, especialmente los bebés prematuros, pueden tener un mayor riesgo de daño pulmonar debido al exceso de oxigenoterapia e infecciones pulmonares en la niñez y la edad adulta.
  • Debilidad muscular. El uso de un ventilador reduce el trabajo que tienen que hacer el diafragma y otros músculos respiratorios, por lo que pueden debilitarse. Esto puede ocasionar algunos problemas y retrasos a la hora de que se le retire la máquina.
  • Neumotórax (en inglés). Esta es una afección que se desarrolla cuando el aire sale de los pulmones y se filtra en el espacio entre los pulmones y la pared torácica y, a veces, en los músculos y tejidos de la pared torácica y el cuello. Esta filtración puede causar dolor y dificultad para respirar. Puede provocar el colapso de uno o ambos pulmones. El aire que ingresa al tórax también podría ejercer presión sobre su corazón, y esto podría dar lugar a una situación potencialmente mortal que requeriría la colocación inmediata de un tubo en su tórax para drenar el aire y disminuir la presión sobre su corazón.
  • Daño de las cuerdas vocales. El tubo de respiración puede dañar las cuerdas vocales, lo que podría afectar el paso del aire a los pulmones, especialmente en niños pequeños con vías respiratorias más pequeñas. Informe a su médico si experimenta una voz ronca o tiene problemas para hablar o respirar después de que le hayan quitado el tubo de respiración.

Qué esperar cuando esté listo para dejar de utilizar el ventilador - Ventilador/apoyo respiratorio

Después de la mayoría de las cirugías, el equipo de atención médica desconecta el ventilador una vez que se pasa el efecto de la anestesia y usted comienza a respirar por su cuenta. Se quitará el tubo de su garganta. Esto suele suceder antes de que se despierte por completo de la cirugía. Cuando se despierte, es posible que ni siquiera sepa que había estado conectado a un ventilador. El único signo puede ser un leve dolor de garganta durante un periodo breve. El dolor de garganta es provocado por el tubo que fue colocado en sus vías respiratorias para conectarlo al ventilador.

La mayoría de las personas que reciben anestesia durante una cirugía necesitan un ventilador únicamente por un periodo breve. Sin embargo, puede permanecer conectado a un ventilador durante unas horas o varios días después de ciertos tipos de cirugías.

El "desacostumbramiento" es el proceso de disminuir lentamente el apoyo del ventilador hasta el punto en que usted puede comenzar a respirar por su cuenta. La mayoría de las personas pueden respirar por sí mismas la primera vez que se intenta el desacostumbramiento. Una vez que demuestre que puede respirar con éxito por su cuenta, se lo desconectará del ventilador. Por lo general, las personas son desconectadas del ventilador cuando el equipo de atención médica determina que se han recuperado lo suficiente del problema que les había hecho necesitar el ventilador, y que probablemente podrían respirar por sí mismas.

Es posible que tosa mientras se le quita el tubo de respiración y que después le duela la garganta y tenga la voz ronca. Si no puede respirar por su cuenta durante una prueba controlada, se intentará destetarlo más adelante. Si los intentos repetidos de destete durante un periodo prolongado no funcionan, es posible que deba usar un ventilador a largo plazo.

Si continúa gravemente enfermo y un ventilador no ayuda a mejorar su afección, es posible que necesite oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC). La OMEC pasa su sangre a través de una máquina que le agrega oxígeno, elimina el dióxido de carbono y bombea la sangre de regreso a su cuerpo. La OMEC se puede usar durante varios días o semanas para que los pulmones descansen y tengan la oportunidad de recuperarse. Seguirá conectado a un ventilador, pero a presiones más bajas para que el ventilador no dañe más los pulmones.

Qué esperar al volver a casa con un ventilador - Ventilador/apoyo respiratorio

Si necesita estar conectado a un ventilador durante un periodo prolongado y su afección es estable, es posible que pueda utilizar un ventilador en su casa. Esto puede ayudar a evitar algunas de las complicaciones de las hospitalizaciones prolongadas y mejorar su calidad de vida. Es probable que use el ventilador con un tubo de traqueostomía o una mascarilla.

Algunas personas necesitan apoyo respiratorio de por vida. Otras personas pueden dejar de utilizar el ventilador cuando su afección mejora. Por ejemplo, es posible que su bebé o niño pueda irse a casa con un ventilador mientras se recupera de un problema cardiaco o pulmonar crónico (a largo plazo). Su equipo de atención médica decidirá si usted o su hijo están listos para dejar de usar un ventilador.

Prepararse para usar un ventilador en casa

Antes de irse a casa con un ventilador, su equipo de atención médica les enseñará a usted y sus cuidadores lo siguiente:

  • Cómo usar y dar mantenimiento al ventilador
  • Cómo cambiar su tubo de traqueotomía con regularidad, si está usando uno, para eliminar la mucosidad de las vías respiratorias
  • Cómo dar mantenimiento al equipo necesario para eliminar la mucosidad y mantener abiertas las vías respiratorias
  • Cómo reconocer un problema grave y cuándo llamar a su médico o al 9-1-1 para solicitar ayuda

Después de la capacitación, su equipo de atención médica observará cómo usted y sus cuidadores realizan todas las tareas necesarias para cuidarlo en casa. A veces, le pedirán a sus seres queridos que lo cuiden durante la noche en el hospital para asegurarse de que todos se sientan cómodos con el uso del ventilador.

Es posible que pueda contratar a un profesional de la salud capacitado para que vaya a su casa mientras está conectado a un ventilador.

Equipo para ventilador domiciliario

El tipo de ventilador que necesita puede depender de su afección. Algunos ventiladores son portátiles y se pueden utilizar para viajes cortos fuera de la casa. Además, es posible que necesite lo siguiente:

  • Un ventilador de respaldo y un tanque de oxígeno adicional, y posiblemente otro tipo de oxigenoterapia para emergencias
  • Baterías para su ventilador en caso de que se corte la electricidad repentinamente o para hacer viajes cortos fuera de casa
  • Una máquina de succión para eliminar la mucosidad de las vías respiratorias
  • Un humidificador para agregar humedad al aire y ayudarlo a respirar mejor
  • Un oxímetro de pulso para medir sus niveles de oxígeno en sangre
  • Un nebulizador para administrarle medicamentos para tratamientos respiratorios

Uso del ventilador en casa

Es muy importante que usted y sus cuidadores sigan las instrucciones del equipo de atención médica. Nadie debe cambiar la configuración de su ventilador a menos que lo indique su médico. Si su hijo está conectado a un ventilador, un cuidador capacitado debe estar cerca y despierto en todo momento. Esto puede significar intercambiar cuidadores o contratar a un profesional de la salud por la noche.

Usted o sus cuidadores deberán revisar todo el equipo con regularidad para asegurarse de que todo esté funcionando bien. Si cree que el ventilador no funciona correctamente, llame a un profesional para que lo arregle.

También deberá mantener un registro completo de cualquier signo o síntoma que pueda tener mientras usa el ventilador.

Los siguientes pasos ayudarán a que usted o su hijo se mantengan saludables mientras se usa un ventilador en casa:

  • Esté atento al ventilador y responda rápidamente las alarmas.
  • Lávese las manos con frecuencia para evitar la propagación de gérmenes y evite la cercanía con personas enfermas.
  • Evite inhalar humo de segunda mano. El humo del cigarrillo puede causar complicaciones potencialmente mortales.
  • Hágase colocar las vacunas de rutina según las recomendaciones de su médico y cumpla con su plan de tratamiento para cualquier otra afección médica que pueda tener.
  • Asegúrese de que su teléfono celular esté cargado en todo momento para pedir ayuda en caso de emergencia.

Usar un ventilador en casa puede ser estresante para usted y sus seres queridos. Es importante que pida ayuda y apoyo siempre que lo necesite. Lea más y encuentre recursos para el estrés del cuidador de la Oficina de Salud de la Mujer.

Cuidado de seguimiento

Después de salir del hospital, su equipo de atención médica realizará un seguimiento periódico para asegurarse de que su tratamiento esté funcionando bien en casa. Esto puede incluir visitas domiciliarias de un terapeuta respiratorio o una enfermera especializada en el cuidado con el uso de ventilador. Es posible que pueda realizar viajes cortos a las citas médicas si usa un ventilador portátil.

Hágales saber a sus proveedores de energía eléctrica y telefonía que alguien en su hogar está conectado a un ventilador. Si se corta el servicio en su área, estas empresas de servicios públicos intentarán restablecer el servicio en su casa lo antes posible. El equipo de atención médica puede proporcionarle una constancia para enviarles a las empresas de servicios públicos.

También es recomendable tener con usted una lista de sus condiciones de salud, tratamientos y medicamentos para darles a los socorristas en caso de una emergencia

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

Dirigimos o patrocinamos muchos estudios relevantes acerca de ventiladores. Compruebe si usted o alguien que conoce es elegible para participar en nuestros ensayos clínicos y estudios observacionales.

¿Su hijo está conectado a un ventilador en el Children's Hospital Los Angeles (Hospital Infantil de Los Ángeles)?

A veces, los ventiladores pueden debilitar los músculos que ayudan a mover la pared torácica para que pueda inflar los pulmones. Esto es especialmente común en los niños. Este estudio está evaluando si una forma computarizada de modificar la manera en que el ventilador infla los pulmones puede ayudar a disminuir o prevenir este debilitamiento en los niños. Para participar en este estudio, su hijo debe tener entre 1 mes y 18 años y haber estado conectado a un ventilador durante menos de 48 horas (o 72 si fue trasladado de otro hospital) debido a una enfermedad pulmonar grave. Este estudio se realiza en Los Ángeles (California).

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/study/NCT03266016 (en inglés)

¿Está usted o un ser querido conectado a un ventilador en un hospital de Minnesota?

Este estudio está investigando si las personas que usan un ventilador duermen mejor y tienen menos ansiedad si controlan la administración de su medicamento sedante. Para participar en este estudio, debe tener al menos 18 años y estar recibiendo ventilación mecánica durante su hospitalización. Este estudio se realiza en Mineápolis y Rochester (Minnesota).

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT02819141 (en inglés)

¿Su recién nacido recibe atención en el University of Alabama’s Birmingham Women and Infants Center (Centro para Mujeres y Bebés de Birmingham de la Universidad de Alabama)?

Este estudio está evaluando nuevas formas de ayudar a controlar la respiración y los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en los recién nacidos prematuros. Para participar en este estudio, su recién nacido prematuro debe estar en la unidad de cuidados intensivos neonatales o en la sala de recién nacidos de cuidados intensivos en el University of Alabama’s Birmingham Women and Infants Center. Este estudio se realiza en Birmingham (Alabama).

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT03333161 (en inglés)

¿Usted está conectado a un ventilador y desea probar un dispositivo que le asegure que está acostado en la mejor posición?

Si está conectado a un ventilador, es importante que los médicos y las enfermeras lo coloquen en la posición correcta para reducir sus probabilidades de desarrollar neumonía. Este estudio está evaluando un dispositivo que alerta a los médicos y enfermeras cuando usted no se encuentra en la posición correcta. Para participar en este estudio, debe tener entre 18 y 75 años y estar conectado a un ventilador. Este estudio está radicado en Nueva York (Nueva York).

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT03496220 (en inglés)

¿Su recién nacido se encuentra en la UCIN del Holtz Children's Hospital (Hospital Infantil Holtz) de Miami?

Los recién nacidos muy prematuros a menudo necesitan oxigenoterapia o equipos de respiración para ayudarlos a respirar y sobrevivir. Este estudio ayudará a los médicos a comprender cómo los cambios en los niveles de oxígeno y dióxido de carbono afectan el desarrollo de los pulmones de los recién nacidos que reciben tratamiento. Mientras su recién nacido se encuentre en la UCIN, los investigadores registrarán sus niveles de oxígeno y dióxido de carbono, frecuencia cardíaca y otros indicadores. Para participar en este estudio, su recién nacido debe haber nacido de forma prematura entre las 23 y 28 semanas de gestación, tener menos de 28 días y estar recibiendo oxigenoterapia. Este estudio se realiza en Miami (Florida).

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT03445689 (en inglés)

¿Su hijo está conectado a un ventilador debido al síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA)?

Este estudio está evaluando si acostarse boca abajo (decúbito ventral) o usar un tipo de ventilación llamado ventilación de alta frecuencia oscilatoria mejora la respiración en los niños que padecen SDRA. Para participar en este estudio, su hijo debe ser menor de 18 años, haber sido diagnosticado con SDRA y estar usando un ventilador. Este estudio se realiza en 23 estados, así como en Australia, Canadá, Países Bajos, Tailandia, Reino Unido, Singapur, Malasia, Vietnam, India e Italia.

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT03896763. (en inglés)

Más información

Encuentre información adicional relacionada con los ventiladores en los siguientes recursos.

Recursos del NHLBI
- Ventilador/apoyo respiratorio

Recursos no pertenecientes al NHLBI
- Ventilador/apoyo respiratorio