Tos

La tos es el reflejo natural de su cuerpo para ayudar a despejar las vías respiratorias de factores irritantes y prevenir infecciones.
Resumen general

Los factores irritantes comunes incluyen el humo, la mucosidad o los alérgenos, como el polen, el moho o el polvo. Algunas condiciones médicas o medicamentos irritan las terminaciones nerviosas en sus vías respiratorias y causan la tos.

La tos puede ser aguda, subaguda o crónica según el tiempo que dure. La tos aguda dura menos de tres semanas y, generalmente, la causa el resfriado común u otras infecciones, como la sinusitis o la neumonía. La tos subaguda dura de tres a ocho semanas y se mantiene después de terminado el resfriado inicial o la infección respiratoria. La tos crónica dura más de ocho semanas y puede ser causada por la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), el goteo nasal debido a infecciones o alergias sinusales o enfermedades pulmonares crónicas como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la fibrosis pulmonar y las enfermedades pulmonares intersticiales.

Su médico considerará su historial médico, el examen físico y los resultados de las pruebas al diagnosticar y tratar la tos. Dejar de fumar y evitar el humo, otros factores irritantes o ciertos medicamentos puede ayudar a aliviar la tos. Las medicinas para controlar la tos, generalmente, se usan solo para la tos que causa incomodidad extrema o que interfiere con el sueño. Hable con su médico sobre cómo tratar la tos de su hijo.

Visite Tos para obtener más información sobre este tema.

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

El Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés) guía o patrocina muchos estudios destinados a prevenir, diagnosticar, y tratar trastornos del corazón, los pulmones, la sangre, y el sueño.

Más información

Recursos del NHLBI

Recursos que no pertenecen al NHLBI