Insuficiencia respiratoria

Resumen general

Hombre en una cama de hospital en un respiradorInspiramos oxígeno del aire a los pulmones y exhalamos dióxido de carbono, que se forma en el cuerpo como gas residual. La respiración es esencial para la vida misma. El oxígeno debe pasar de los pulmones a la sangre para que los tejidos y órganos funcionen correctamente.

La insuficiencia respiratoria es una afección grave que se desarrolla cuando los pulmones no pueden llevar suficiente oxígeno a la sangre. La acumulación de dióxido de carbono también puede dañar los tejidos y órganos y perjudicar aún más la oxigenación de la sangre y, como resultado, disminuir el suministro de oxígeno a los tejidos.

La insuficiencia respiratoria aguda ocurre rápidamente y sin mucha advertencia. A menudo es causada por una enfermedad o lesión que afecta su respiración, como la neumonía (en inglés), sobredosis de opioides, derrame cerebral (en inglés) o una lesión pulmonar o de la médula espinal. La insuficiencia respiratoria aguda requiere tratamiento de emergencia. Llame al 9-1-1 si de repente experimenta problemas para respirar, se siente confundido o si su familia o cuidadores notan un color azulado en su piel o labios.

La insuficiencia respiratoria también puede desarrollarse lentamente. Cuando esto sucede, se llama insuficiencia respiratoria crónica. Los síntomas incluyen dificultad para respirar o sensación de que no puede obtener suficiente aire, fatiga (cansancio extremo), incapacidad para hacer ejercicio como lo hacía antes y somnolencia.

Un médico puede diagnosticarle insuficiencia respiratoria en función de las concentraciones de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre, de qué tan rápida y superficial es su respiración, de los resultados de las pruebas de función pulmonar y otros aspectos, como la dificultad para respirar.

Si se le diagnostica una enfermedad pulmonar grave, es posible que necesite oxígeno adicional a través de tubos en la nariz o apoyo con una máquina de respiración llamada respirador (en inglés).

Explore este Tema de salud para obtener más información sobre la insuficiencia respiratoria, nuestro papel en la investigación y los ensayos clínicos y dónde encontrar más información.

Causas - Insuficiencia respiratoria

Cualquier afección o lesión que afecte la respiración puede causar insuficiencia respiratoria. La afección o lesión puede afectar sus vías respiratorias o pulmones. O puede afectar los músculos, nervios y huesos que lo ayudan a respirar.

Cuando no puede respirar bien, los pulmones no pueden llevar fácilmente el oxígeno a la sangre ni eliminar el dióxido de carbono. Esto causa una concentración baja de oxígeno, o niveles altos de dióxido de carbono en la sangre. Obtenga más información sobre cómo los pulmones normalmente intercambian oxígeno y dióxido de carbono en este video.

La insuficiencia respiratoria puede ser causada por:

  • Afecciones que dificultan la inhalación y el ingreso de aire a los pulmones. Los ejemplos incluyen debilidad después de un derrame cerebral (en inglés), colapso de las vías respiratorias y comida que se atasca y bloquea la tráquea.
  • Afecciones que le dificultan exhalar. El asma hace que las vías respiratorias se estrechen, mientras que la EPOC puede hacer que la mucosidad se acumule y las estreche, lo que puede dificultar la exhalación.
  • Colapso pulmonar. Cuando no puede entrar aire a los pulmones, uno o ambos lóbulos pueden colapsarse y causar una afección llamada atelectasia (en inglés). Este colapso del pulmón puede ocurrir en ciertas situaciones, como cuando los pulmones se vuelven extremadamente débiles, el moco bloquea una de las vías respiratorias grandes, una costilla se rompe o se fractura, o el dolor severo en el pulmón dificulta la respiración profunda. El traumatismo torácico o la lesión pulmonar también pueden hacer que el aire se filtre desde el pulmón y llene el espacio alrededor del pulmón dentro del pecho. Este aire podría causar el colapso del pulmón, llamado neumotórax.
  • Líquido en los pulmones. Este hace que sea más difícil que el oxígeno pase de los sacos alveolares a la sangre y que el dióxido de carbono en la sangre pase a los sacos alveolares para ser exhalado. La neumonía (en inglés), el síndrome de dificultad respiratoria aguda (en inglés; ARDS, por sus siglas en inglés), el ahogamiento en una pisina o en el mar y otras enfermedades pulmonares pueden causar esta acumulación de líquido. También puede ser causada por la incapacidad del corazón para bombear suficiente sangre a los pulmones (llamada insuficiencia cardíaca [en inglés]). Una lesión grave en la cabeza o un trauma también pueden causar una acumulación repentina de líquido en los pulmones.
  • Un problema con los músculos respiratorios. Dichos problemas pueden ocurrir después de una lesión de la médula espinal o cuando tiene una afección nerviosa y muscular como la distrofia muscular. También puede ocurrir cuando el diafragma y otros músculos respiratorios no obtienen suficiente sangre rica en oxígeno, cuando el corazón no está bombeando lo suficientemente bien (shock cardiogénico [en inglés]) o cuando tiene una infección grave llamada sepsis.
  • Afecciones que perjudican el control del cerebro sobre la respiración. En una sobredosis de opioides, por ejemplo, el cerebro puede no detectar concentraciones altas de dióxido de carbono en la sangre. Normalmente, el cerebro le indicaría que profundice la respiración para exhalar el dióxido de carbono. En cambio, el dióxido de carbono se acumula en el cuerpo, mientras que las concentraciones de oxígeno disminuyen, lo que produce insuficiencia respiratoria.

Factores de riesgo - Insuficiencia respiratoria

Es posible que tenga un mayor riesgo de insuficiencia respiratoria debido a su edad, entorno u ocupación, hábitos de estilo de vida y otras afecciones médicas o medicinas y procedimientos.

Edad

Los bebés prematuros que tienen dificultad respiratoria neonatal debido a un pulmón subdesarrollado, hipertensión pulmonar (en inglés), o ciertos defectos congénitos pulmonares tienen un mayor riesgo de insuficiencia respiratoria. Los adultos mayores tienen más factores de riesgo de insuficiencia respiratoria. Es más probable que la comida caiga accidentalmente por la tráquea en lugar del esófago o que un resfriado provoque una infección grave en el pecho. Los adultos mayores también son más propensos a tener debilidad muscular que puede afectar la respiración.

Medioambiente o profesión

Respirar irritantes pulmonares puede provocar daño pulmonar a largo plazo y ponerlo en riesgo de enfermedades pulmonares graves. Puede aspirar estos irritantes del aire donde vive o trabaja.

Los irritantes pulmonares incluyen contaminación del aire, vapores químicos, asbesto, tintes y pinturas de anilina, polvo y humo de segunda mano (humo en el aire de otras personas que fuman).

Otras afecciones

Puede tener un mayor riesgo de insuficiencia respiratoria si tiene ciertas afecciones médicas o lesiones.

  • Trastornos nerviosos y musculares, como esclerosis lateral amiotrófica, síndrome de Guillain-Barré y miastenia gravis. Un derrame cerebral (en inglés) también puede afectar el área del cerebro que controla la respiración.
  • Enfermedades del pulmón y las vías aéreas, como el asma, la fibrosis quística (en inglés), la EPOC y las enfermedades pulmonares intersticiales (en inglés). La acumulación de líquido en los pulmones o la embolia pulmonar (un coágulo de sangre en los pulmones) también pueden provocar insuficiencia respiratoria.
  • Infecciones en el cerebro o la médula espinal (como la meningitis), los pulmones (como la neumonía [en inglés]) o las vías respiratorias (como la bronquiolitis).
  • Bloqueos de las vías respiratorias, como cuando la comida u otro objeto se atasca en las vías respiratorias o la epiglotis se hincha. La epiglotis es una estructura en la parte posterior de la garganta que impide que los alimentos o bebidas entren en las vías respiratorias cuando traga. Durante la apnea obstructiva del sueño, las vías respiratorias superiores se bloquean reiteradamente durante el sueño, lo que reduce o detiene por completo el flujo de aire.
  • Lesiones en el pecho o la espalda que dañan las costillas o los pulmones.
  • Escoliosis severa, una afección en la cual la columna se curva de lado a lado.
  • Las alergias graves a alimentos o medicinas pueden hacer que su garganta se inflame.

Muchas otras afecciones de salud graves también pueden aumentar el riesgo. Esto incluye la enfermedad coronaria, la enfermedad renal o hepática, o un sistema inmunitario debilitado.

Hábitos del estilo de vida

Fumar puede causar enfermedades pulmonares que aumentan el riesgo de insuficiencia respiratoria.

El consumo de drogas o alcohol aumenta el riesgo de una sobredosis. Una sobredosis de drogas o alcohol afecta el área del cerebro que controla la respiración. Durante una sobredosis, la respiración se vuelve lenta y superficial, y esto puede causar insuficiencia respiratoria aguda. Esto puede suceder por el uso de drogas ilegales o el uso indebido de analgésicos opioides recetados.

Medicinas o procedimientos médicos

Ciertos sedantes utilizados durante la cirugía afectan su respiración. Esto puede ponerlo en riesgo de insuficiencia respiratoria, especialmente si tiene otros factores de riesgo.

Las complicaciones de una cirugía mayor también pueden aumentar su riesgo de insuficiencia respiratoria

Detección y prevención - Insuficiencia respiratoria

Si tiene una afección que lo pone en riesgo de insuficiencia respiratoria, hable con su médico. Puede hacerle preguntas y realizar un examen físico para buscar problemas que puedan ponerlo en riesgo de tener insuficiencia respiratoria en el futuro. Su médico también puede hablar con usted sobre cómo controlar la afección para prevenir la insuficiencia respiratoria. También pueden examinarlo si tiene una cirugía planificada.

Como prevenir la insuficiencia respiratoria

Si tiene EPOC u otra afección que aumenta su riesgo de insuficiencia respiratoria, es muy importante seguir su plan de tratamiento.

Hay cosas que puede hacer para mantener los pulmones sanos, como dejar de fumar o no fumar, limitar el consumo de alcohol y no hacer un uso indebido de los opioides ni consumir drogas ilegales. Aprenda sobre formas adicionales de mantener los pulmones sanos en nuestro Tema de salud Cómo funcionan los pulmones.

El médico también puede hablar con usted sobre otros cambios saludables en el estilo de vida que pueden ayudar a reducir el riesgo. Esto puede incluir estar físicamente activo, elegir una dieta como el plan de alimentación del Enfoque Dietético para Detener la Hipertensión (en inglés, DASH, por sus siglas en inglés), Mantener un peso saludable, controlar el estrés y dormir bien.

Signos, síntomas y complicaciones - Insuficiencia respiratoria

Los síntomas de insuficiencia respiratoria dependen de su causa, las concentraciones de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre y si la insuficiencia respiratoria se desarrolló lentamente con el tiempo o de repente. Puede comenzar con síntomas leves, como dificultad para respirar o respiración rápida, que pueden empeorar con el tiempo. La insuficiencia respiratoria aguda puede ser una emergencia potencialmente mortal. La insuficiencia respiratoria puede dañar los pulmones y otros órganos, por lo que es importante recibir tratamiento rápidamente.

Signos y síntomas

Las concentraciones bajas de oxígeno en la sangre pueden causar:

  • dificultad o cansancio extremo con actividades rutinarias como vestirse, ducharse y subir escaleras;
  • falta de aliento o sensación de que no puede obtener suficiente aire (llamado falta de aire);
  • somnolencia;
  • un color azulado en los dedos de las manos, los pies y en los labios.

Las concentraciones altas de dióxido de carbono en la sangre pueden causar:

  • visión borrosa,
  • confusión,
  • dolores de cabeza,
  • respiración rápida.

Puede tener síntomas de oxígeno bajo y dióxido de carbono alto al mismo tiempo. Algunas personas que tienen insuficiencia respiratoria se vuelven extremadamente somnolientas o pierden el conocimiento si su cerebro no recibe suficiente oxígeno o si las concentraciones de dióxido de carbono son muy altas.

Los síntomas de insuficiencia respiratoria en los recién nacidos incluyen respiración rápida, quejidos, ensanchamiento de las fosas nasales con cada respiración, un tono azulado en la piel y los labios del bebé y un tirón hacia adentro de los músculos entre las costillas al respirar. 

Complicaciones

La insuficiencia respiratoria puede causar problemas graves o potencialmente mortales como:

  • arritmias (latidos irregulares),
  • daño cerebral,
  • insuficiencia renal,
  • daño pulmonar.

Diagnóstico - Insuficiencia respiratoria

Su médico verificará su historia médica, realizará un examen físico y realizará pruebas y procedimientos para diagnosticar la insuficiencia respiratoria.

Historia médica

Su médico le preguntará a usted o a los miembros de su familia sobre su historia médica y los factores de riesgo, especialmente sobre cualquier afección médica que pueda afectar los pulmones y la respiración. Su médico también le preguntará si tiene algún síntoma de insuficiencia respiratoria, como dificultad para respirar, respiración rápida y confusión.

Examen físico

Durante un examen físico, el médico puede seguir estos pasos:

  • Comprobar si hay un color azulado en sus labios, dedos o dedos de los pies.
  • Escuchar su corazón con un estetoscopio para detectar latidos cardíacos rápidos o irregulares.
  • Escuchar sus pulmones con un estetoscopio para ver si hay respiración rápida o cualquier sonido inusual cuando respira. También verá si su pecho se mueve de manera desigual mientras respira.
  • Medir su concentración de oxígeno en la sangre con un clip en un dedo, llamado pulsioximetría.
  • Medir su presión arterial para verificar si es demasiado alta o baja.
  • Medir su temperatura para verificar si tiene fiebre y preguntar si recientemente ha tenido fiebre.

Pruebas de diagnóstico y procedimientos

Para diagnosticar la insuficiencia respiratoria, su médico puede solicitar algunas de las siguientes pruebas.

  • Pruebas de gases en sangre arterial para medir las concentraciones de oxígeno, dióxido de carbono, pH y bicarbonato. Le tomarán una muestra de sangre de las arterias. Estas pruebas ayudan a determinar si tiene insuficiencia respiratoria y de qué tipo es.
  • Análisis de sangre (en inglés) para ayudar a encontrar la causa de la insuficiencia respiratoria. Los análisis de sangre también pueden ayudar al médico a ver qué tan bien están funcionando los otros órganos.
  • Cultivos bacterianos que usan muestras de sangre, orina o flema (una sustancia viscosa que expulsa al toser) para detectar una infección bacteriana.
  • Broncoscopía para buscar bloqueos, tumores u otras posibles causas de insuficiencia respiratoria.
  • Radiografía de tórax para identificar cualquier afección del pulmón o del corazón que pueda estar causando insuficiencia respiratoria.
  • Tomografía computarizada (TC) de tórax para obtener imágenes de los pulmones y detectar inflamación o daño.
  • Electrocardiograma (EKG o ECG) (en inglés) para controlar el ritmo cardíaco y ver qué tan bien es está funcionando su corazón. 
  • Ecocardiografía (en inglés) para controlar qué tan bien está funcionando su corazón.
  • Ultrasonido pulmonar para verificar afecciones pulmonares como derrame pleural (en inglés).
  • Biopsia pulmonar para recolectar muestras del tejido del pulmón.

Pruebas de la función pulmonar para medir qué tan bien están funcionando sus pulmones.

Tratamiento - Insuficiencia respiratoria

La insuficiencia respiratoria aguda puede poner en peligro la vida y puede necesitar un diagnóstico rápido y tratamiento médico de emergencia en un hospital. El tratamiento de emergencia puede ayudar a mejorar rápidamente la respiración y proporcionar oxígeno al cuerpo para ayudar a prevenir el daño a los órganos. Su equipo de atención médica tratará la causa de la insuficiencia respiratoria. Los tratamientos para la insuficiencia respiratoria pueden incluir oxigenoterapia, medicinas y procedimientos para ayudar a que los pulmones descansen y sanen.

La insuficiencia respiratoria crónica a menudo se puede tratar en casa. Si tiene insuficiencia respiratoria crónica grave, es posible que necesite tratamiento en un centro de atención a largo plazo.

Oxigenoterapia

Si tiene insuficiencia respiratoria, puede recibir oxigenoterapia. Existen diferentes formas de llevar el oxígeno a los pulmones, según la gravedad de la insuficiencia respiratoria.

  • Tubos de plástico en la nariz, llamados cánulas nasales, conectados a un tanque de oxígeno portátil. Es posible que necesite un sistema especial para obtener un mayor flujo de oxígeno, llamado cánula nasal de alto flujo.
  • Ventilación con bolsay mascarilla. Puede usar una máscara unida a una bolsa para que entre más aire a los pulmones. Esto a menudo se hace mientras espera un procedimiento complejo para tratar la causa de la insuficiencia respiratoria.
  • Ventilación de presión positiva no invasiva (NPPV, por sus siglas en inglés). Este tratamiento utiliza una presión de aire suave para mantener abiertas las vías respiratorias mientras duerme. Se utiliza una máscara u otro dispositivo que se ajusta sobre la nariz o la nariz y la boca. Un tubo conecta la máscara a una máquina que sopla aire dentro del tubo. La presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) es un tipo de NPPV. Para obtener más información, visite el Tema de salud de CPAP. Aunque se centra en el tratamiento de CPAP para la apnea del sueño, explica cómo funciona la CPAP.
  • Un ventilador mecánico, si la concentración de oxígeno en la sangre no aumenta, o si aún tiene problemas para respirar. Un ventilador (en inglés) es una máquina que asiste la respiración. Sopla aire, o aire con mayores cantidades de oxígeno, en las vías respiratorias y luego en los pulmones. Usar un respirador, especialmente durante mucho tiempo, puede dañar los pulmones y las vías respiratorias y causar infecciones como la neumonía.
  • Una traqueostomía para administrar oxígeno, si las vías aéreas están bloqueadas. Una traqueostomía (en inglés) es un orificio hecho quirúrgicamente que atraviesa la parte delantera del cuello y llega a la tráquea. Se coloca un tubo de respiración, también llamado traqueostomía o tubo traqueal, en el orificio para ayudarlo a respirar.
La figura A muestra una vista lateral del cuello y la colocación correcta de un tubo de traqueostomía en la tráquea. La Figura B muestra la vista exterior de una persona que tiene una traqueostomía.
La figura A muestra una vista lateral del cuello y la colocación correcta de un tubo de traqueostomía en la tráquea. La Figura B muestra la vista exterior de una persona que tiene una traqueostomía.
  • Oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés). Las personas con problemas respiratorios graves pueden necesitar ECMO.  Este tratamiento bombea su sangre a través de un pulmón artificial para agregar oxígeno y eliminar el dióxido de carbono antes de devolver la sangre al cuerpo. Se puede usar durante varios días o semanas para dar a los pulmones la oportunidad de recuperarse. Algunas complicaciones de ECMO son los coágulos de sangre, el sangrado y las infecciones, los cuales pueden poner en peligro la vida.

Medicinas

El médico puede recetarle medicinas para mejorar los síntomas o tratar la causa de la insuficiencia respiratoria. Estas pueden incluir:

  • Antibióticos para tratar infecciones pulmonares bacterianas como la neumonía (en inglés).
  • Broncodilatadores para abrir las vías respiratorias o tratar un ataque de asma.
  • Corticosteroides para reducir edema de las vías respiratorias y tratar cualquier inflamación.

Otros tratamientos

Si tiene que permanecer en el hospital por largo tiempo, es posible que necesite tratamientos para evitar o controlar otras afecciones o complicaciones.

  • Líquidos. Es posible que le administren líquidos para mejorar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Los líquidos generalmente se administran a través de una línea intravenosa (IV) insertada en uno de los vasos sanguíneos.
  • Soporte nutricional. Es posible que necesite un tubo de alimentación para asegurarse de obtener suficientes nutrientes adecuados mientras está conectado a un respirador.
  • Terapia física. Esto puede ayudar a mantener la fuerza muscular y evitar la formación de úlceras en la piel. El movimiento también puede ayudar a acortar el tiempo que está conectado a un respirador y mejorar la recuperación después de salir del hospital.
  • Posicionamiento del cuerpo. Para la insuficiencia respiratoria grave, el médico puede recomendarle que pase la mayor parte del tiempo acostado boca abajo, lo que ayuda a que el oxígeno llegue a una mayor área de sus pulmones.
  • Rehabilitación pulmonar. Este programa de educación y ejercicio le enseña técnicas de respiración que pueden mejorar las concentraciones de oxígeno.
  • Medicina anticoagulante. Si está muy enfermo o se enfermó muy rápidamente, esta medicina puede evitar la formación de coágulos sanguíneos. Si por alguna razón no puede usar un anticoagulante, su médico puede solicitar el uso de medias o dispositivos especiales para aumentar la presión sobre las piernas.

La vida con esta afección - Insuficiencia respiratoria

Para la insuficiencia respiratoria aguda (a corto plazo) y crónica (a largo plazo), es importante seguir el plan de tratamiento, controlar la afección y saber cuándo debe buscar atención médica. Es posible que necesite rehabilitación pulmonar para ayudar a que los pulmones funcionen mejor.

Las concentraciones de oxígeno y dióxido de carbono pueden tardar un tiempo en volver a un rango saludable. Debido a esto, es posible que continúe teniendo dificultad para respirar u otros síntomas durante algunas semanas o más. Es posible que deba realizar las actividades diarias más lentamente.

Manejo de su afección

Usar un respirador mecánico durante mucho tiempo puede dañar los pulmones y la tráquea. Es posible que necesite atención de seguimiento para estas complicaciones. Mientras se recupera en casa, observe si aparecen.

Si tiene insuficiencia respiratoria crónica, es probable que necesite atención continua. Pregúntele a su médico con qué frecuencia la necesitará. También es posible que tenga que llevar una cánula de oxígeno portátil y un tanque con usted.

Para la insuficiencia respiratoria aguda o crónica, su médico puede enviarlo a rehabilitación pulmonar. Este es un programa de capacitación, educación y asesoramiento que puede ayudar a que sus pulmones funcionen mejor.

El médico puede hablar con usted sobre formas de prevenir complicaciones en el futuro, especialmente si tiene insuficiencia respiratoria crónica.

  • Deje de fumar. Hable con su médico sobre los programas y productos que pueden ayudarlo a dejar de fumar. Para obtener más información sobre cómo dejar de fumar, consulte el artículo de Temas de salud sobre Tabaquismo y el corazón (en inglés) y la Guía para un corazón saludable (en inglés) del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. Si bien estos recursos se enfocan en la salud del corazón, presentan información básica sobre cómo dejar de fumar. Para obtener ayuda y apoyo de manera gratuita para dejar de fumar, puede llamar a la Línea para dejar de fumar del Instituto Nacional del Cáncer al 1-877-44U-QUIT (1-877-448-7848).
  • Evite los irritantes pulmonares, como la contaminación del aire, los vapores químicos, el polvo y el humo de segunda mano.
  • Evite o limite el alcohol. Hable con su médico sobre la cantidad de alcohol que toma. Su médico puede recomendarle que limite o deje de beber alcohol. Puede encontrar recursos y apoyo en el Tratamiento del Alcoholismo: Cómo Buscar y Obtener Ayuda (en inglés) del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo. También debe evitar el consumo de drogas ilegales. Visite las Guías paso a paso para encontrar tratamiento para los trastornos por el consumo de drogas del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas para obtener ayuda.
  • Colóquese las vacunas recomendadas. El médico puede pedirle a usted y a las personas que vivan con usted que se vacunen periódicamente, se inyecten una vacuna contra el neumococo y una vacuna contra la gripe todos los años.

Para obtener más información sobre cómo mantener los pulmones sanos, visite nuestro Tema de salud Cómo funcionan los pulmones.

Sepa cuándo buscar ayuda

Si tiene insuficiencia respiratoria crónica, sus síntomas pueden empeorar repentinamente. Llame al 9-1-1 para pedir ayuda si de repente tiene problemas para respirar o hablar.

Tenga a mano los números de teléfono de su médico, el hospital y alguien que pueda llevarlo a recibir atención médica. También debe tener instrucciones para llegar al consultorio del médico y al hospital y una lista de todas las medicinas que está tomando.

Cuide de su salud mental

Vivir con insuficiencia respiratoria puede causar miedo, ansiedad, depresión y estrés. Hable sobre cómo se siente con su equipo de atención médica o con un consejero profesional. Pueden ayudarlo a encontrar o aprender formas para manejar estas situaciones.

  • Obtenga tratamiento para la depresión. Si tiene depresión, su médico puede recomendarle medicinas u otros tratamientos que puedan mejorar su calidad de vida.
  • Únase a un grupo de apoyo para pacientes. Puede ver cómo otras personas que tienen los mismos síntomas se han enfrentado a ellos. El médico puede ayudarlo a encontrar grupos de apoyo locales, o puede consultar con un centro médico del área.
  • Busque apoyo de familiares y amigos. Deje que sus seres queridos sepan cómo se siente y hágales saber cómo pueden ayudarlo a disminuir el estrés y la ansiedad.

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

Dirigimos o patrocinamos muchos estudios sobre insuficiencia respiratoria. Compruebe si usted o alguien que conoce es elegible para participar en nuestros ensayos clínicos.

¿Lo están tratando en la UCI por insuficiencia respiratoria aguda?

Este estudio analiza si el tratamiento de la depresión junto con la fisioterapia ayuda a las personas a recuperarse más rápido de la insuficiencia respiratoria. Después de salir de la UCI, un fisioterapeuta y un terapeuta ocupacional lo visitarán en su hogar, y le hablarán sobre sus objetivos de recuperación y las actividades que más valora. Luego diseñarán un plan para usted que incluye un tipo de terapia conversacional para la depresión llamada activación conductual. Para participar en este estudio, debe tener al menos 18 años y estar en tratamiento por insuficiencia respiratoria aguda durante más de 24 horas en la UCI. Este estudio se realiza en Baltimore (Maryland).

¿Está usted o un ser querido conectado a un respirador en el hospital de Minnesota?

Este estudio está observando si las personas que usan un respirador tienen menos ansiedad y duermen mejor si pueden controlar su propia medicina para la sedación. Para participar en este estudio, debe ser mayor de 18 años y recibir respiración mecánica cuando está hospitalizado. Este estudio se realiza en Minneapolis y Rochester (Minnesota).

¿Está su hijo conectado a un respirador en Children's Hospital Los Angeles?

Los respiradores a veces pueden debilitar los músculos alrededor de los pulmones, especialmente en los niños. Este estudio examina si un nuevo método computarizado para controlar los respiradores puede ayudar a prevenir la debilidad muscular en los niños. Para participar en este estudio, su hijo debe tener entre 1 mes y 18 años y haber estado conectado a un respirador por menos de 48 horas (o 72 si fue transferido de otro hospital) debido a una enfermedad pulmonar grave. El estudio se realiza en Los Ángeles (California).

¿Usted o un ser querido tiene neumonía?

Este estudio evaluará si la combinación de dos medicinas (un corticosteroide inhalado y un agonista beta) puede ayudar a prevenir la insuficiencia respiratoria en personas con neumonía. Para participar en este estudio, debe tener al menos 18 años y tener neumonía grave con bajas concentraciones de oxígeno. Este estudio se realiza en Scottsdale y Tucson (Arizona), Palo Alto (California), Gainesville y Jacksonville (Florida), Baltimore (Maryland), Rochester (Minnesota), Nueva York (Nueva York), Durham (Carolina del Norte) y Filadelfia (Pensilvania).

Más información

RELATED NEWS

Microscope view of the lungs
|
Research Feature
Might pave the way for new and improved treatments for a wide variety of respiratory diseases Maps may be great tools for helping you find your way around unfamiliar places, but in the future, a new type of map well might help save your life. Welcome to the Molecular Atlas of Lung Development Program, or LungMAP, a historic effort to help...

RELATED EVENT