Cómo funciona el sueño

Resumen general

El sueño es un período de descanso que se alterna con la vigilia. Usted posee relojes internos que controlan cuándo está despierto y cuándo está listo para dormir. Estos relojes tienen ciclos de aproximadamente 24 horas. Los relojes están regulados por múltiples factores, incluidos la luz, la oscuridad y los horarios de sueño. Una vez dormido, usted hace ciclos a través de las etapas del sueño durante toda la noche en un patrón predecible.

El sueño es importante porque afecta muchos de los sistemas de su cuerpo. No dormir lo suficiente o no tener sueño de calidad aumenta el riesgo de problemas del corazón y de los pulmones; además, afecta el metabolismo y la capacidad de pensar con claridad y concentrarse en las tareas.

Explore este Tema de salud para obtener más información sobre cómo funciona el sueño, nuestro papel en la investigación y los ensayos clínicos para mejorar la salud y dónde encontrar más información.

Su ciclo de sueño/vigilia - Cómo funciona el sueño

Existen muchos factores que juegan un papel en la preparación de su cuerpo para conciliar el sueño y despertarse. Su cuerpo tiene varios relojes internos llamados relojes circadianos. En general, estos relojes siguen un ritmo repetitivo de 24 horas, llamado ritmo circadiano. Este ritmo afecta a cada célula, tejido y órgano de su cuerpo y cómo funcionan. Aprenda más en nuestro tópico de salud Desordenes del Ciclo Circadiano (en inglés)

Su reloj circadiano central, ubicado en su cerebro, le indica cuándo es hora de dormir. Otros relojes circadianos se encuentran en órganos de todo el cuerpo. Los relojes internos de su cuerpo están sincronizados con ciertas señales del entorno. La luz, la oscuridad y otras señales ayudan a determinar cuándo se siente despierto y cuándo se siente somnoliento. La luz artificial y la cafeína pueden interrumpir este proceso al darle a su cuerpo señales falsas de vigilia.

Impulso de dormir

Su cuerpo tiene una necesidad biológica de dormir que aumenta cuando ha estado despierto durante mucho tiempo. Esto está controlado por la homeostasis, el proceso por el cual el cuerpo mantiene estable sus sistemas, como la temperatura interna del cuerpo. Un compuesto llamado adenosina está relacionado con esta necesidad de dormir. Mientras está despierto, el nivel de adenosina en su cerebro continúa aumentando. Los niveles ascendentes indican un cambio hacia el sueño. La cafeína y ciertas drogas pueden interrumpir este proceso al bloquear la adenosina.

Ciclo de luz-oscuridad

Si sigue un horario natural de días y noches, las señales luminosas recibidas a través de sus ojos le indican a su cerebro que es de día. El área de su cerebro que recibe estas señales, llamada núcleo supraquiasmático, transmite las señales al resto de su cuerpo a través del sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático. Esto ayuda a que su reloj central esté en sintonía con el día y la noche. La exposición a la luz artificial interfiere con este proceso.

El ciclo de luz-oscuridad influye cuando el cerebro produce y libera una hormona llamada melatonina. La melatonina viaja a las células de su cuerpo a través del torrente sanguíneo. La cantidad de melatonina en el torrente sanguíneo comienza a aumentar en la noche y alcanza su punto máximo temprano en la mañana. Se cree que la melatonina promueve el sueño. A medida que usted se expone a más luz, como la salida del sol, su cuerpo libera otra hormona llamada cortisol. El cortisol prepara su cuerpo para despertarse de manera natural.

La exposición a la luz artificial brillante al final de la tarde puede interrumpir este proceso y evitar que su cerebro libere melatonina. Esto puede hacer que sea más difícil conciliar el sueño. Los ejemplos de luz artificial brillante incluyen la luz de una pantalla de TV, un celular o un despertador muy brillante. Algunas personas usan filtros físicos o software para filtrar parte de la luz azul de estos dispositivos.

Problemas con su ciclo de sueño/vigilia y con el reloj circadiano

Algunas personas tienen problemas con su ciclo de sueño/vigilia, lo que significa que el cerebro no los mantiene despiertos o dormidos en los momentos apropiados. Algunos ejemplos incluyen:

  • Insomnio. Las personas que tienen insomnio tienen problemas para conciliar el sueño, permanecer dormidas o ambas cosas. Como resultado, pueden dormir muy poco o no dormir lo suficientemente bien. Es posible que no se sientan renovados cuando se despierten.
  • Narcolepsia (en inglés). La narcolepsia causa períodos de somnolencia extrema durante el día. El trastorno también puede causar debilidad muscular.

A veces, su reloj circadiano central no está alineado correctamente con su tiempo de sueño. Algunos ejemplos incluyen:

  • Descompensación horaria. Muchas personas tienen problemas para ajustar su sueño cuando deben adaptarse a una nueva zona horaria. Esto generalmente se resuelve en unos pocos días.
  • Desorden de trabajo por turnos. Las personas que trabajan de noche pueden tener problemas para dormir durante el día.

¿Sabía que sus relojes circadianos pueden ser diferentes a los de otra persona y cambiar a lo largo de la vida?

Fases y etapas del sueño - Cómo funciona el sueño

Cuando duerme, pasa por dos fases del sueño: el movimiento ocular rápido (MOR) y el sueño sin movimiento ocular rápido (NMOR). El ciclo comienza cada 80 o hasta 100 minutos. Por lo general, hay de cuatro a seis ciclos por noche. Puede despertarse brevemente entre ciclos. Los estudios del sueño utilizan sensores para registrar los movimientos oculares y la actividad cerebral, que se utilizan para clasificar las fases y etapas del sueño.

Sueño de no movimiento ocular rápido (NMOR)

El sueño NMOR tiene tres etapas, definidas por mediciones de la actividad cerebral recopiladas en estudios de sueño.

  • Etapa 1. Esta etapa es la transición entre la vigilia y el sueño.
  • Etapa 2. Cuando llega a la etapa 2, está dormido.
  • Etapa 3. Esta etapa se llama sueño profundo o sueño de ondas lentas, llamado así debido a un patrón particular que aparece en las mediciones de la actividad cerebral. Por lo general, pasa más tiempo en esta etapa en horas tempranas de la noche.

Sueño con movimiento ocular rápido (MOR)

Durante el sueño MOR, sus ojos se mueven rápidamente y su cerebro está activo. La actividad cerebral medida durante el sueño MOR es similar a la actividad de su cerebro durante las horas de vigilia. En general, los sueños ocurren durante el sueño MOR. Sus músculos normalmente se debilitan para evitar que imite los movimientos físicos que realiza en sus sueños. Por lo general, tiene más sueño MOR en horas tardías de la noche, pero la cantidad de MOR disminuye en temperaturas más frías. Esto se debe a que, durante el sueño MOR, su cuerpo no regula su temperatura adecuadamente.

¿Cómo cambian nuestros patrones de sueño a medida que envejecemos?

Por qué es importante dormir - Cómo funciona el sueño

El sueño juega un papel vital en la buena salud y el bienestar a lo largo de su vida. La forma en que se siente mientras está despierto depende en parte de lo que sucede mientras duerme. Durante el sueño, su cuerpo está trabajando para mantener una función cerebral saludable y conservar su salud física. En niños y adolescentes, el sueño también ayuda a apoyar el crecimiento y el desarrollo. Con el tiempo, dormir de manera inadecuada puede aumentar su riesgo de tener problemas de salud crónicos. También puede afectar qué tan bien piensa, reacciona, trabaja, aprende y se lleva bien con los demás. Aprenda cómo el sueño afecta el corazón y el sistema circulatorio, el metabolismo, el sistema respiratorio, el sistema inmune y cuánto sueño es suficiente.

El corazón y el sistema circulatorio

Cuando se duerme y entra en un sueño NMOR, su presión arterial y frecuencia cardíaca disminuyen. Durante el sueño, su sistema parasimpático controla su cuerpo y su corazón no trabaja tan duro como cuando está despierto. Durante el sueño MOR y al despertar, su sistema simpático se activa, aumentando su ritmo cardíaco y presión arterial a los niveles habituales cuando está despierto y relajado. Un incremento súbito en la presión arterial y el número de latidos del corazón al despertarse se ha relacionado con angina y ataques al corazón.

Las personas que no duermen lo suficiente o se despiertan con frecuencia pueden tener un mayor riesgo de:

Hormonas

Su cuerpo produce diferentes hormonas en diferentes momentos del día. Esto puede estar relacionado con su patrón de sueño o sus relojes circadianos. Por la mañana, su cuerpo libera hormonas que promueven el estado de alerta. Un ejemplo de estas hormonas es el cortisol, que lo ayuda a despertarse. Otras hormonas tienen patrones de 24 horas que varían a lo largo de su vida; por ejemplo, en los niños, las hormonas que le dicen a las glándulas que liberen testosterona, estrógeno y progesterona se producen en pulsos por la noche, y los pulsos se hacen más grandes a medida que se acerca la pubertad.

Metabolismo

La forma en que su cuerpo maneja la grasa varía de acuerdo con varios relojes circadianos, incluidos los que se encuentran en el hígado, la grasa y los músculos. Por ejemplo, los relojes circadianos aseguran que su hígado esté preparado para ayudar a digerir las grasas en los momentos apropiados. Su cuerpo puede manejar la grasa de manera diferente si come en momentos inusuales.

Los estudios han demostrado que no dormir lo suficiente puede conducir a:

  • El aumento de los niveles de hormonas que controlan el hambre, incluyendo la leptina y la grelina, dentro de su cuerpo
  • La disminución de la capacidad de responder a la insulina
  • Un mayor consumo de alimentos, especialmente alimentos grasos, dulces y salados
  • Una disminución en la actividad física
  • Síndrome metabólico (en inglés)

Todo esto contribuye al sobrepeso y la obesidad.

Sistema respiratorio e inmunológico.

Durante el sueño, respira con menos frecuencia, menos profundidad y toma menos oxígeno. Estos cambios pueden afectar de manera negativa a las personas que tienen problemas de salud como asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). En general, los síntomas del asma son peores durante el sueño de las horas tempranas de la mañana. Del mismo modo, los problemas respiratorios en personas con enfermedades pulmonares como la EPOC pueden empeorar durante el sueño.

El sueño también afecta a diferentes partes de su sistema inmunológico, que se vuelven más activas en diferentes momentos del día. Por ejemplo, cuando duerme, un tipo particular de célula inmunitaria trabaja más duro. Es por eso que las personas que no duermen lo suficiente pueden tener más probabilidades de contraer resfriados y otras infecciones.

Problemas con el pensamiento y la memoria.

El sueño ayuda con el aprendizaje y la formación de recuerdos a largo plazo. No dormir el tiempo suficiente o no tener un sueño de buena calidad puede provocar problemas para concentrarse en las tareas y pensar con claridad. Lea nuestro Tema de salud de privación y deficiencia del sueño (en inglés) para obtener más información sobre cómo la falta de sueño afecta el desempeño de las actividades diarias, como conducir y realizar tareas escolares.

¿Cuánto sueño es suficiente?

Los expertos recomiendan que los adultos duerman entre 7 y 9 horas por noche. Los adultos que duermen menos de 7 horas por noche pueden tener más problemas de salud que aquellos que duermen 7 o más horas por noche. Dormir más de 9 horas por noche no es necesariamente perjudicial y puede ser útil para los adultos jóvenes, las personas que se están recuperando de la falta de sueño, y las personas enfermas.

La cantidad de horas que los niños deben dormir depende de su edad. Los expertos en sueño consideran que las siestas son apropiadas para niños menores de 7 años. A continuación puede encontrar las horas de sueño recomendadas para diferentes edades, incluidas las siestas.

  • Para los recién nacidos menores de 4 meses, los patrones de sueño varían ampliamente.
  • Los bebés de 4 meses a 1 año deben dormir de 12 a 16 horas por día.
  • Los niños de 1 a 2 años deben dormir de 11 a 14 horas por día.
  • Los niños de 3 a 5 años deben dormir de 10 a 13 horas por día.
  • Los niños de 6 a 12 años deben dormir de 9 a 12 horas por día.
  • Los adolescentes de 13 a 18 años deben dormir de 8 a 10 horas por día.

Hable con su médico o con el médico de su hijo si cree que usted o su hijo están durmiendo demasiado o muy poco.

Research for Your Health

El NHLBI es parte de Institutos Nacionales de la Salud (NIH) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., la agencia de investigación biomédica de la Nación que realiza importantes descubrimientos científicos para mejorar la salud y salvar vidas. Estamos comprometidos con el avance de la ciencia y la aplicación de descubrimientos en la práctica clínica para promover la prevención y el tratamiento de los trastornos del sueño. Aprenda sobre los esfuerzos actuales y futuros del NHLBI para mejorar la salud a través de la investigación y el descubrimiento científico.

Mejorar la salud con la investigación actual
- Cómo funciona el sueño

Conozca las formas en que el NHLBI implementa la investigación actual para mejorar el entendimiento del sueño y trastornos relacionados. La investigación sobre este tema es parte del compromiso más amplio del NHLBI para avanzar en los descubrimientos científicos en relación con Ciencia y trastornos del sueño (en inglés).

  • Centro Nacional de Investigación de Trastornos del Sueño (NCSDR) del NHLBI. El NCSDR (en inglés) administra proyectos de investigación del sueño, capacitación y programas de concientización educativa, y sirve como punto de contacto de los NIH para agencias federales y organizaciones de interés público. El NCSDR también participa en la aplicación de investigaciones, así como en la difusión de avances científicos sobre sueño y circadianos entre los profesionales de la salud, los funcionarios de salud pública y el público en general.
  • Mejora de la calidad de educación sobre los trastornos del sueño en las facultades de medicina. Como parte de sus esfuerzos para garantizar que los avances en la investigación sean utilizados por los proveedores de atención médica, el NCSDR (en inglés) ha impulsado el desarrollo de planes de estudio sobre trastornos del sueño en las facultades de medicina, además de aportar materiales educativos duraderos.
  • Conferencia de investigación sobre el sueño y la salud de la mujer. Esta conferencia en 2018 se centró en la importancia del sueño para la salud de las mujeres. Mostró una década de avances de investigación financiados por el gobierno federal para comprender tanto los riesgos y los costos de salud para la sociedad como las opciones de tratamiento asociadas con la deficiencia del sueño y los trastornos del sueño en las mujeres. Obtenga más información sobre la Conferencia de investigación sobre el sueño y la salud de las mujeres de 2018 (en inglés).
  • Junta asesora de investigación sobre trastornos del sueño (SDRAB). El NHLBI ha administrado esta junta asesora para el programa especializado desde 1993. Los miembros de la junta, incluidos los profesionales médicos, los socios federales y el público en general, se reúnen regularmente para mantener informado a los NIH acerca de las necesidades de investigación relacionadas con el sueño y analizar los pasos a seguir en la investigación del sueño. Visite la Junta asesora de investigación sobre trastornos del sueño (en inglés) para obtener más información.
  • Recurso nacional sobre investigación del sueño (NSRR). Este recurso fue establecido por el NHLBI para proporcionar a los investigadores biomédicos una gran recopilación de datos bien caracterizados de los estudios de investigación del sueño financiados por NIH. Estos datos pueden usarse en nuevos estudios con el objetivo de avanzar en la investigación sobre el sueño.

Obtenga más información sobre cómo el NHLBI está contribuyendo al conocimiento sobre el sueño.

Avances en la investigación para mejorar la salud
- Cómo funciona el sueño

En apoyo de nuestra misión (en inglés), nos comprometemos a avanzar en parte en la investigación sobre el sueño de las siguientes maneras:

Obtenga más información sobre las emocionantes áreas de investigación relacionadas con el sueño que estamos explorando.

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

¿Es negro, tiene entre 18 y 35 años y está interesado en participar en un estudio sobre cómo el sueño afecta los vasos sanguíneos?

Este estudio prueba cómo el sueño afecta sus vasos sanguíneos, y si las recomendaciones personalizadas pueden mejorar su sueño. Para participar en este estudio, debe tener entre 18 y 35 años e identificarse como negro o afroamericano. Este estudio se realiza en Washington D.C.
Vea más informacion sobre Estrés, sueño y riesgo cardiovascular.

¿Está embarazada y tiene un IMC de 30 o más?

Este estudio examina la conexión entre la obesidad, los problemas respiratorios asociados con el sueño y los problemas del embarazo, como la preeclampsia. Para participar en este estudio, debe ser mayor de 18 años, estar embarazada y tener obesidad. Este estudio se realiza en Pittsburgh (Pensilvania).

¿Tiene un niño de 10 a 12 años que pasa de 7 a 8 horas en la cama de manera regular?

Este estudio prueba una intervención en línea para aumentar la cantidad de tiempo que su hijo pasa en la cama. Para participar en este estudio, su hijo debe tener entre 10 y 12 años y poder recibir mensajes de texto o correos electrónicos con mensajes sobre el sueño. Este estudio se realiza en Filadelfia (Pensilvania).

¿Es un adulto que no trabaja de noche?

Este estudio prueba cómo el horario de sueño de una persona afecta sus ritmos circadianos, las habilidades de aprendizaje, la capacidad física y el estado de ánimo. Para participar en este estudio, debe tener entre 18 y 35 años y tener bajo peso u obesidad. Este estudio se realiza en Boston (Massachusetts).

¿Su hijo es negro y tiene entre 8 y 11 años?

Este estudio prueba una forma de mejorar el sueño en niños con el objetivo de prevenir la obesidad. Para participar en este estudio, su hijo debe tener entre 8 y 11 años y debe ser negro o afroamericano. Este estudio se encuentra en Filadelfia (Pensilvania).

¿Eres un adulto con un trastorno de fase del sueño?

Este estudio tiene como objetivo evaluar los patrones de sueño así como su calidad en personas que tienen trastornos de fase del sueño para determinar cómo los trastornos afectan sus ritmos circadianos. Para participar en este estudio, debe tener al menos 18 años de edad y tener un trastorno de fase del sueño, como el síndrome de fase del sueño avanzada o el síndrome de fase del sueño retardada. Este estudio se realiza en Chicago (Illinois).

Más información

Después de leer nuestro Tema de salud "Cómo funciona el sueño", es posible que le interese obtener información adicional sobre los siguientes recursos.

Recursos no pertenecientes al NHLBI
- Cómo funciona el sueño

RELATED EVENT

Illustration of woman of color using a mosaic of triangles
October 16 - 17, 2018
Natcher Conference Center, Ruth L. Kirschstein Auditorium
45 Center Dr.
National Institute of Health, Bethesda, MD 20894

The 2018 Research Conference on Sleep and the Health of Women is intended to sound a wakeup call throughout society...