Asma

El asma es una afección crónica o prolongada que inflama y estrecha de manera intermitente las vías respiratorias en los pulmones. La inflamación hace que las vías respiratorias se hinchen. El asma causa períodos de respiración sibilante, opresión en el pecho, dificultad para respirar y tos. Las personas que tienen asma pueden experimentar síntomas que varían de leves a severos, y que ocurren con poca frecuencia o todos los días. Cuando los síntomas empeoran, se le llama ataque de asma. El asma afecta a personas de todas las edades y, a menudo, comienza durante la infancia.

El objetivo del manejo del asma es lograr un control con un plan de acción para el asma. Un plan de acción para el asma puede incluir monitorearla, evitar los factores desencadenantes y usar medicinas.

Explore este Tema de salud para obtener más información sobre el asma, nuestro papel en la investigación y los ensayos clínicos para mejorar la salud, y dónde encontrar más información.

Causas - Asma

Se desconoce exactamente qué produce el asma, y las causas pueden variar de una persona a otra. A menudo, el asma es el resultado de una fuerte respuesta del sistema inmunológico a un alérgeno en el medioambiente. Por ejemplo, la exposición a un alérgeno en el medioambiente, como la ambrosía, puede hacer que sus vías aéreas reaccionen fuertemente. Es posible que otras personas expuestas al mismo alérgeno no reaccionen en absoluto, o que su respuesta sea diferente. La razón por la que una persona reacciona a una exposición, mientras que otras no lo hacen, no se entiende por completo, aunque se lo puede explicar parcialmente por medio de los genes.

Sistema inmunológico
- Asma

Los síntomas del asma ocurren cuando las vías respiratorias de los pulmones se estrechan, lo cual dificulta la respiración. Este estrechamiento suele ser causado por la inflamación, que hace que las vías respiratorias se hinchen y puede causar que las células de la vía aérea produzcan un exceso de mucosidad. El broncoespasmo, o la contraction de los músculos que rodean las vías respiratorias, también hace que estas últimas se estrechen y causen problemas para respirar.

Con el tiempo, si el asma permanece activa, las paredes de las vías respiratorias pueden engrosarse. La siguiente imagen muestra cómo las vías respiratorias se estrechan con el asma.

Vea cómo funcionan los pulmones (en ingles) para aprender más sobre las vías respiratorias.

Las vías respiratorias se estrechan durante un ataque de asma
Las vías respiratorias se estrechan durante un ataque de asma. La imagen de la izquierda muestra la ubicación de los pulmones en el cuerpo. La imagen del medio es un primer plano de una vía aérea normal, y la imagen de la derecha muestra una vía aérea inflamada y estrecha, típica de un ataque de asma. (Medical Illustration Copyright © 2019 Nucleus Medical Media, All rights reserved.)

El sistema inmunológico y su papel en el asma son complejos.

Genes
- Asma

Los genes parecen desempeñar un papel en hacer que algunas personas sean más susceptibles al asma. Por ejemplo, algunos genes están involucrados en la forma en que su sistema inmunológico responde a los alérgenos. Estos genes pueden causar una reacción más fuerte en las vías respiratorias cuando ciertas sustancias presentes en el aire terminan allí. Los genes involucrados pueden ser diferentes en cada persona.

Medioambiente
- Asma

Las exposiciones ambientales que pueden conducir al asma incluyen los alérgenos del aire y las infecciones por virus en la infancia o la niñez temprana cuando el sistema inmunológico se está desarrollando.

Buscar
- Asma

  • Los factores de riesgo analizarán las condiciones médicas, las situaciones ambientales y otros factores que pueden aumentar la probabilidad de que una persona desarrolle asma o puedan provocar un ataque de asma.

Factores de riesgo - Asma

El asma afecta a personas de todas las edades, pero, a menudo, comienza durante la infancia. Algunas veces, el asma se desarrolla en adultos, particularmente en mujeres. Este tipo de asma se llama asma del adulto o tardía.

Es posible que usted tenga un mayor riesgo de asma debido a su entorno u ocupación, historial familiar o genes, otras afecciones médicas, su raza u origen étnico, o su sexo.

Medioambiente o profesión
- Asma

Las exposiciones ambientales, incluidas aquellas en el trabajo, pueden aumentar el riesgo de desarrollar asma o empeorar los síntomas del asma.

  • La exposición al humo del cigarrillo durante el embarazo o en los primeros años de vida aumenta el riesgo de que ese niño desarrolle síntomas de asma a una edad temprana. Esta exposición también puede afectar el crecimiento y el desarrollo pulmonar.
  • La exposición a diferentes microbios en el medioambiente, especialmente a edades tempranas, puede afectar el desarrollo del sistema inmunológico. Estos efectos en el sistema inmunológico pueden aumentar o proteger contra el riesgo de desarrollar asma.
  • Las exposiciones que se producen en el lugar de trabajo, como, por ejemplo, a sustancias químicas irritantes o polvos industriales, también pueden estar asociadas a un mayor riesgo de desarrollar asma en personas susceptibles. Este tipo de asma se llama "asma ocupacional". Puede desarrollarse durante un período de años y, a menudo, dura incluso hasta después de que ya no se está expuesto.
  • La mala calidad del aire debido a la contaminación o los alérgenos puede empeorar el asma. Los contaminantes incluyen los gases de calefactores o vehículos. Entre los alérgenos en el aire se incluyen el polen, el polvo u otras partículas del aire.

¿De qué manera la exposición a diferentes microbios incide en su riesgo de desarrollar asma?

Historia familiar y genética
- Asma

Los genes y los antecedentes familiares aumentan su riesgo de desarrollar asma.

  • Tener un progenitor que tiene asma, especialmente si la madre tiene, aumenta el riesgo de que un niño desarrolle asma.
  • Los genes que se heredan pueden desempeñar un papel en el desarrollo del asma, porque afectan la forma en que se desarrolla el sistema inmunológico. Es probable que haya más de un gen involucrado.

Otras afecciones
- Asma

Con frecuencia, el asma está vinculada a otras afecciones médicas, como:

  • Alergias. El asma suele ser un tipo de reacción alérgica. Las personas que tienen asma suelen tener otros tipos de alergias. Pueden tener alergias a algunos alimentos o secreción o congestión nasal a causa del polen. Es posible que usted corra un mayor riesgo de desarrollar asma si tuvo reacciones alérgicas a sustancias en el aire, como el polen, la caspa, el moho o el polvo durante la primera infancia. Mientras más alergias tenga, mayor es su riesgo de tener asma.
  • Obesidad
  • Infecciones respiratorias y sibilancias. Los niños pequeños que tienen con frecuencia infecciones respiratorias causadas por virus poseen un mayor riesgo de desarrollar síntomas de asma en una etapa temprana de la vida.

Raza u origen étnico
- Asma

Los afroamericanos y los puertorriqueños tienen un mayor riesgo de asma que las personas de otras razas o etnias. Los niños afroamericanos e hispanos tienen más probabilidades de morir por causas relacionadas con el asma que los estadounidenses blancos no hispanos.

Sexo
- Asma

Entre los niños, hay más niños que niñas con asma. Entre los adolescentes y los adultos, el asma es más común en las mujeres que en los hombres.

Detección y prevención - Asma

No hay exámenes de rutina para detectar el asma, ni manera de prevenirla. Su médico puede recomendar evitar ciertos factores de riesgo para ayudar a prevenir que el asma empeore o cause ataques de asma.

Aprenda sobre los exámenes que su médico puede usar para diagnosticar el asma.

Signos, síntomas y complicaciones - Asma

La frecuencia con que los signos y síntomas del asma pueden aparecer depende de qué tan grave o intenso sea el asma, y de si usted está expuesto a los alérgenos. Algunas personas tienen síntomas todos los días, mientras que otras tienen síntomas solo algunos días al año. En algunas personas, el asma puede causar molestias pero no interferir con las actividades diarias. Sin embargo, si su asma es más grave, puede limitar lo que puede hacer.

Cuando el asma está bien controlada, puede no causar síntomas. Cuando los síntomas empeoran, se denomina ataque de asma, exacerbación o brote. Con el tiempo, el asma no controlada puede dañar los pulmones.

Signos y síntomas
- Asma

Los signos y los síntomas del asma pueden incluir:

  • Opresión en el pecho
  • Tos, especialmente por la noche o temprano en la mañana.
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancias, que causan un silbido al exhalar.

Los ataques de asma son eventos que ocurren cuando los síntomas empeoran mucho. Los ataques de asma pueden ocurrir repentinamente y ser potencialmente mortales. Las personas que tienen asma grave experimentan ataques de asma con más frecuencia.

Mientras que otras condiciones pueden causar los mismos síntomas que el asma, el patrón de síntomas en las personas con asma generalmente tiene algunas de las siguientes características:

  • Aparecen y desaparecen en diferentes periodos, o en el mismo día.
  • Comienzan o empeoran con las infecciones virales, como un resfriado.
  • Se activan con el ejercicio, las alergias, el aire frío o la hiperventilación al reír o llorar.
  • Son peores por la noche o por la mañana.

Buscar
- Asma

  • Diagnóstico explicará los exámenes utilizados para detectar los signos de asma y ayudar a descartar otras afecciones con síntomas similares.
  • Tratamiento hará referencia a las complicaciones relacionadas con el tratamiento o los efectos secundarios.

Diagnóstico - Asma

Su médico puede diagnosticar asma basado en su historia médica, un examen físico y los resultados de las pruebas diagnósticas. Su historia de los síntomas del asma ayudará a que su médico determine si tiene asma leve, moderado o grave. El nivel de gravedad se utiliza para determinar el tratamiento que recibirá.

Antes de diagnosticarle asma, su médico descartará otras razones o afecciones médicas que puedan causar signos y síntomas similares a los que usted presenta. Es posible que necesite ver a un especialista en asma, llamado neumonólogo, o a un especialista en alergias, llamado alergista o alergólogo.

Historia médica y examen físico
- Asma

Su médico puede preguntarle sobre las alergias conocidas y el patrón de sus síntomas. Esto incluye la frecuencia con la que se presentan los síntomas, lo que parece desencadenarlos, cuándo o dónde se producen y si lo despiertan por la noche.

Examen físico
- Asma

Durante el examen físico, su médico puede:

  • Escuchar su respiración y buscar signos de asma, como sibilancias, secreción nasal o pasajes nasales inflamados.
  • Buscar condiciones alérgicas de la piel, como el eccema.

Detecciones de diagnóstico y procedimientos
- Asma

Se pueden hacer varias exámenes para ayudar a determinar si es probable que el asma sea la causa de los síntomas. Estos exámenes incluyen:

  • Pruebas de función pulmonar, como la espirometría, que consiste en inhalar y exhalar a través de un tubo conectado a una computadora. Esto mide la cantidad y la rapidez con que se mueve el aire cuando inhala y exhala con el máximo esfuerzo.
  • Prueba de espirometría con broncodilatador (BD) para medir la cantidad y la rapidez con la que el aire entra y sale antes, y después de tomar una medicina inhalada para relajar los músculos de la vía aérea.
  • Prueba de broncoprovocación para medir cómo reaccionan sus vías respiratorias ante exposiciones específicas. Durante esta detección, inhala diferentes concentraciones de alérgenos o medicinas que pueden estrechar los músculos de las vías respiratorias. La espirometría también se puede hacer antes y después de la prueba.
  • Flujo espiratorio máximo (FEM) para medir qué tan rápido puede expulsar aire al utilizar el máximo esfuerzo. Esta detección se puede realizar durante la espirometría o al respirar en un dispositivo separado, como un tubo.

Diagnóstico de asma en niños menores de 6 años
- Asma

Puede ser difícil saber si un niño menor de 6 años tiene asma u otra afección respiratoria, porque no puede realizar una prueba de función pulmonar como la espirometría. Después de revisar la historia y los síntomas del niño, el médico puede probar medicinas para el asma durante unos meses para ver qué tan bien responde. Aproximadamente al 40 por ciento de los niños que presentan sibilancias cuando tienen resfriados o infecciones respiratorias eventualmente se les diagnostica asma.

Detecciones de alergia
- Asma

Si tiene antecedentes de alergias, su médico puede realizar pruebas para determinar qué alérgenos en el medioambiente, como la caspa de las mascotas o el polen, lo afectan. Esto puede hacerse mediante una prueba en la piel o un análisis de sangre.

Detecciones para detectar otras condiciones médicas
- Asma

Es posible que su médico quiera examinar si existen otras afecciones si sus síntomas incluyen:

  • Tos sin otros problemas respiratorios
  • Dolor de pecho
  • Tos con mucosidad frecuente
  • Respiración difícil y ruidosa durante el ejercicio
  • Falta de aliento con mareos, aturdimiento u hormigueo en las manos o los pies

Exámenes que su médico puede usar para descartar otras afecciones médicas incluyen:

  • Radiografía de pecho para descartar infecciones pulmonares, como la tuberculosis, o una sustancia extraña, como un objeto inhalado por accidente.
  • Electrocardiograma (ECG) (en inglés) para descartar una insuficiencia cardíaca o una arritmia mientras se encuentra en atención de emergencia.
  • Laringoscopía para descartar problemas en las cuerdas vocales. El médico puede usar este examen para observar las vías respiratorias superiores y las cuerdas vocales.
  • Estudios del sueño para descartar apnea del sueño.
  • Exámenes para valorar el esófago y el sistema digestivo superior para descartar la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Estos exámenes pueden incluir la endoscopía, en la cual se coloca una pequeña cámara en el esófago, o una radiografía del sistema digestivo. Los exámenes también pueden medir el ácido en su esófago o de qué manera los alimentos u otras sustancias se mueven a través del esófago. Algunas personas tienen ERGE y asma.

Recordatorios
- Asma

  • Visite de nuevo Factores de riesgo para revisar los antecedentes familiares, el estilo de vida u otros factores ambientales que aumentan el riesgo de desarrollar asma.
  • Visite de nuevo Signos, síntomas y complicaciones para revisar los signos y los síntomas comunes del asma.

Tratamiento - Asma

Si usted es como la mayoría de las personas que tienen asma, el tratamiento puede controlar sus síntomas, permitirle reanudar sus actividades normales y prevenir los ataques de asma. Generalmente, el tratamiento depende de su edad, la gravedad del asma y su respuesta a una opción de tratamiento determinada. Su médico puede ajustar su tratamiento hasta que se controlen los síntomas del asma.

A la mayoría de las personas que tienen asma se les trata con medicinas diarias, llamadas medicinas de control a largo plazo, junto con inhaladores que contienen medicinas para el alivio a corto plazo durante un ataque de asma o cuando los síntomas empeoran. Un inhalador permite que la medicina ingrese a la boca y las vías respiratorias.

Medicinas de control
- Asma

Su médico puede prescribir medicinas de control de toma diaria para ayudar a prevenir los síntomas al reducir la inflamación de las vías respiratorias y prevenir su estrechamiento. Volver a Causas para revisar qué provoca los síntomas del asma.

Las medicinas de control incluyen las siguientes:

  • Corticoesteroides para reducir la respuesta inflamatoria del organismo. Su médico puede recetarle corticoesteroides inhalados que deberá tomar cada día. Si sus síntomas empeoran, su médico puede aumentar la dosis de los corticoesteroides inhalados para prevenir ataques graves de asma, o incluso, administrar corticoesteroides por vía oral durante períodos cortos. Los efectos secundarios comunes de los corticoesteroides inhalados incluyen voz ronca o infección en la boca llamada candidiasis bucal. Un espaciador o una cámara de retención en su inhalador puede ayudar a evitar estos efectos secundarios. El uso de corticoesteroides inhalados en dosis altas con mayor frecuencia o por períodos prolongados puede afectar el crecimiento en niños pequeños. Los corticoesteroides orales también tienen más efectos secundarios que los corticoesteroides inhalados, porque gran parte de la medicina va a órganos fuera de los pulmones.
  • Medicinas biológicas, como omalizumab, mepolizumab, resulizumab y benralizumab, dirigidas a partes específicas de la respuesta del cuerpo a los alérgenos. Las medicinas biológicas son anticuerpos que se usan en personas que tienen asma grave. Estas medicinas se administran mediante inyección, debajo de la piel o en una vena, varias veces al mes.
  • Modificadores de leucotrienos para reducir los efectos de los leucotrienos, que se liberan en el cuerpo como parte de la respuesta a los alérgenos. Los leucotrienos hacen que los músculos de las vías respiratorias se contraigan. Estas medicinas bloquean esa respuesta, para permitir que las vías respiratorias se abran, y reducen la inflamación. Usted debe tomar estas pastillas por vía oral, solas o con corticosteroides, según lo que le recete su médico.
  • Estabilizadores de mastocitos como el cromolín Sódico, para ayudar a prevenir la inflamación de las vías respiratorias causada por la exposición a alérgenos u otros desencadenantes. Estas medicinas impiden que ciertas células inmunológicas liberen las señales que causan la inflamación.
  • Los agonistas beta2 de acción prolongada inhalados (LABA, por sus siglas en inglés) mantienen las vías respiratorias abiertas evitando que se estrechen. Los LABA se pueden agregar a sus corticoesteroides inhalados para reducir el estrechamiento y la inflamación.

Medicinas para el alivio a corto plazo
- Asma

Las medicinas para el alivio a corto plazo, también llamadas de alivio rápido, ayudan a prevenir los síntomas o alivian los síntomas durante un ataque de asma. Es posible que sean la única medicina necesaria para el asma leve o el asma que solo ocurre con la actividad física.

Su médico le recetará un inhalador de alivio rápido para que usted o su hijo lo lleven en todo momento. Aprenda a usar su inhalador para el asma (en inglés) correctamente.

Los tipos de medicinas de alivio a corto plazo incluyen:

  • Agonistas beta2 de acción corta inhalados (SABA, por sus siglas en inglés) para relajar rápidamente los músculos contraídos alrededor de las vías respiratorias. Esto permite que las vías respiratorias se abran para que el aire pueda fluir a través de ellas. Los efectos secundarios pueden incluir temblores y aceleración de los latidos cardíacos. Por lo general, los SABA son la única medicina utilizada para tratar las sibilancias en niños menores de 5 años. Si los síntomas y la historia médica sugieren asma, los médicos pueden tratarla con corticoesteroides inhalados durante un período de prueba para ver si ayudan. Si los síntomas no mejoran, los corticoesteroides se discontinuarán para evitar efectos secundarios.
  • Corticoesteroides orales e intravenosos (IV) para reducir la inflamación causada por síntomas graves de asma.
  • Anticolinérgicos de acción corta para ayudar a abrir las vías respiratorias rápidamente. Esta medicina puede ser menos efectiva que los SABA, pero es una opción para las personas que pueden tener efectos secundarios a causa de los SABA.

Cuidados de emergencia
- Asma

Si tiene un ataque de asma grave y necesita atención de emergencia, es posible que lo traten con medicinas, como las mencionadas anteriormente, que se administran con un nebulizador o IV. También puede recibir terapia de oxígeno o asistencia respiratoria, ya sea a través de un tubo insertado en la vía aérea o mediante ventilación (en inglés) no invasiva que utiliza una máscara con aire forzado que cubre la cara para ayudarlo a respirar.

Procedimientos
- Asma

Su médico puede recomendar un procedimiento llamado termoplastía bronquial si tiene asma grave y otros tratamientos no funcionan. En este procedimiento, su médico ingresará a las vías respiratorias a través de la boca con un broncoscopio. Esto ayuda a que su médico vea dentro de las vías respiratorias. Luego, aplicará calor a los músculos a lo largo de las vías respiratorias para hacerlos más delgados y ayudar a prevenir la constricción.

Buscar
- Asma

  • Investigación para su salud hablará sobre cómo estamos utilizando la investigación actual y los avances para tratar a las personas con asma.
  • Participar en ensayos clínicos del NHLBI explicará nuestros ensayos clínicos abiertos y que están recibiendo pacientes y que están investigando tratamientos del asma.
  • Vivir con hablará sobre lo que su médico le puede recomendar, incluidos los cambios permanentes de estilo de vida y la atención médica para evitar que su asma empeore o que tenga un ataque de asma.

Vivir con - Asma

Si a usted o a su hijo han sido diagnosticados con asma, trabaje con su médico para aprender cómo manejarla usted mismo. Debido a que los síntomas del asma pueden ser diferentes en distintos momentos, es importante saber qué medicinas usar para prevenir y aliviar los síntomas. Puede trabajar con su médico para desarrollar un plan de tratamiento, llamado plan de acción para el asma. Los controles médicos le ayudarán a garantizar que su asma o la de su hijo estén bien controladas. Mantenerse sano también incluye evitar los desencadenantes del asma y mantener un estilo de vida saludable.

Siga su plan de acción para el asma
- Asma

Colabore con su médico para crear un plan de acción para el asma que le funcione a usted. Un plan de acción para el asma es un documento escrito del plan de tratamiento que describe lo siguiente:

  • Cómo identificar los alérgenos o irritantes a evitar.
  • Cómo reconocer y manejar los ataques de asma.
  • Qué medicinas tomar y cuándo tomarlas
  • Cuándo llamar a su médico o ir a la sala de emergencias
  • A quién contactar en caso de emergencia

Si su hijo tiene asma, todos los cuidadores y el personal de la escuela deben conocer el plan de acción para el asma. Para obtener un plan de muestra, consulte el Plan de acción para el asma (en inglés).

Recibir atención médica de rutina
- Asma

Los controles regulares son importantes para ayudar a que su médico determine qué tan bien está controlando su asma y ajuste el tratamiento si es necesario. Su médico también realizará detecciones periódicas para ver qué tan bien están funcionando sus pulmones y qué tan bien está fluyendo el aire.

Su asma está bien controlada si ha alcanzado estos marcadores:

  • Puede realizar todas sus actividades normales.
  • No tiene síntomas más de dos veces por semana.
  • No tiene más de un ataque de asma al año que requiera corticoesteroides por vía oral.
  • No toma medicinas de alivio rápido más de dos días a la semana.
  • No se despierta por la noche más de una o dos veces al mes debido a los síntomas.

Los síntomas en niños pequeños que no tienen el asma controlada incluyen fatiga, irritabilidad y cambios de humor.

Su médico también se asegurará de que esté usando su inhalador correctamente. Hay diferentes tipos de inhaladores. Revise la forma en que usa su inhalador en cada visita médica. Algunas veces el asma puede empeorar debido al uso incorrecto del inhalador.

La atención médica también es importante para controlar las afecciones que pueden dificultar el tratamiento del asma, como la ERGE o las infecciones sinusales. Trabaje con su médico para ayudar a mantenerlas bajo control.

Sus medicinas o dosis pueden cambiar con el tiempo, según los cambios en su condición o en su vida, tales como:

  • Edad. Los adultos mayores pueden necesitar tratamientos diferentes debido a otras afecciones que pueden tener y las medicinas que toman. Los betabloqueantes, las medicinas para el dolor y antiinflamatorias pueden afectar el asma.
  • Embarazo. Sus síntomas de asma pueden cambiar durante el embarazo. También corre un mayor riesgo de ataques de asma. Su médico continuará tratándola con medicinas a largo plazo, como los corticoesteroides inhalados. Controlar su asma es importante para prevenir complicaciones como la preeclampsia, el parto prematuro y el bajo peso al nacer del bebé.
  • Cirugía. El asma puede aumentar su riesgo de complicaciones durante y después de cirugía. Por ejemplo, si le colocan un tubo en la garganta puede causar un ataque de asma. Hable con su médico y su cirujano sobre cómo prepararse para una cirugía.

Regrese a Tratamiento para revisar posibles opciones de tratamiento para el asma.

Monitoree su asma en casa
- Asma

Monitorear y manejar su asma en el hogar es importante para su salud. Pregúntele a su médico sobre la capacitación para el asma o los grupos de apoyo. La educación puede ayudarlo a comprender su asma, el propósito de sus medicaciones, cómo prevenir los síntomas, cómo reconocer los ataques de asma en forma temprana y cuándo buscar atención médica.

Su médico puede mostrarle cómo monitorear su asma con un medidor de flujo máximo. Puede comparar sus números a lo largo del tiempo para asegurarse de que su asma esté controlada. Un número bajo puede ayudarlo a predecir un ataque de asma, incluso antes de que note síntomas. Aprenda a medir el flujo máximo.

Mantener un diario puede ayudarle si le resulta difícil seguir su plan de acción para el asma o si el plan no funciona bien. Si tiene alguna de las siguientes experiencias, anótela en el diario y haga una cita para ver a su médico. Lleve el diario a su cita.

  • Está limitando las actividades normales y falta a la escuela o al trabajo.
  • Tiene que usar su inhalador de alivio rápido más de dos días a la semana.
  • Sus medicaciones para el asma ya no funcionan bien.
  • Su número de flujo máximo es bajo o varía mucho de un día a otro.
  • Sus síntomas aparecen con más frecuencia, son más graves o hacen que pierda el sueño.

Adoptar cambios saludables en el estilo de vida
- Asma

Su médico puede recomendar uno o más de los siguientes cambios en el estilo de vida para ayudar a controlar los síntomas del asma:

  • Mantener un peso saludable. La obesidad puede hacer que el asma sea más difícil de manejar. Pregúntele a su médico acerca de programas que pueden ayudar. Incluso una pérdida de peso del 5 al 10 por ciento puede mejorar los síntomas.
  • Estar físicamente activo. Aunque el ejercicio es un desencadenante del asma para algunas personas, no debe evitarlo. La actividad física es una parte importante de un estilo de vida saludable. Hable con su médico sobre qué tipo de actividad física es apropiad para usted. Pregunte sobre medicaciones que puedan ayudarlo a mantenerse activo.
  • Alimentación para un corazón saludable. Comer más frutas y verduras, y obtener suficiente vitamina D, puede proporcionar importantes beneficios para la salud que pueden ayudarlo a controlar el asma.
  • Manejo del estrés. Aprenda técnicas de respiración y relajación, que pueden ayudar a controlar los síntomas. Visite un profesional de la salud mental si tiene ansiedad, depresión o ataques de pánico.
  • Dejar de fumar o evitar el humo de segunda mano. Fumar tabaco y respirar humo de segunda mano hacen que el asma sea más difícil de tratar. Visite El tabaquismo y su corazón (en inglés) y Su guía hacia un corazón sano (en inglés) del NHLBI. Estos recursos incluyen información básica sobre cómo dejar de fumar. Para obtener ayuda y apoyo de manera gratuita, puede llamar a la línea para dejar de fumar del Instituto Nacional del Cáncer al 1-877-44U-QUIT (1-877-448-7848).

Prevenir el empeoramiento de los síntomas y ataques de asma
- Asma

Ciertas cosas pueden desencadenar o empeorar los síntomas del asma. A dichos factores se les llama desencadenantes del asma. Una vez que sepa cuáles son estos desencadenantes, puede tomar medidas para controlar muchos de ellos.

Un desencadenante común para el asma es la exposición a los alérgenos.

  • Si el pelaje del animal desencadena los síntomas del asma, mantenga a las mascotas con pelaje fuera de su hogar o de los dormitorios.
  • Mantenga su casa tan libre de polvo y moho como sea posible.
  • Retírese de lo que está provocando sus síntomas en el lugar de trabajo. Si tiene asma ocupacional, incluso niveles bajos de la sustancia a la que es sensible pueden desencadenar los síntomas.
  • Trate de limitar el tiempo al aire libre si los niveles de alérgenos son altos.

Otros desencadenantes del asma incluyen:

  • Estrés emocional. El estrés emocional, como la ira intensa, el llanto o la risa, puede causar hiperventilación y estrechamiento de las vías respiratorias, lo que provoca un ataque de asma.
  • Influenza (gripe). Póngase la vacuna contra la gripe cada año para ayudar a prevenir la gripe, la cual puede aumentar el riesgo de un ataque de asma.
  • Medicinas. Algunas personas que tienen asma grave pueden ser sensibles a las medicinas, como la aspirina, y pueden experimentar problemas respiratorios graves. Comuníquele a su médico todas las medicinas que usted o su hijo toman actualmente.
  • Mala calidad del aire o aire muy frío. La contaminación o ciertos tipos de clima, como las tormentas eléctricas, pueden afectar la calidad del aire. La contaminación puede incluir la contaminación en ambientes cerrados causada por gases provenientes de dispositivos para cocción o calefacción ineficientes que no tienen ventilación. La contaminación del aire exterior puede ser difícil de evitar, pero puede mantener las ventanas cerradas y evitar actividades extenuantes al aire libre cuando la calidad del aire es baja. Para obtener orientación, consulte la Guía de pronóstico de la calidad del aire (en inglés) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.
  • El humo del tabaco, incluido el humo de segunda mano.

Volver a Factores de riesgo para revisar entornos que pueden desencadenar el asma.

Prevenir y tratar complicaciones a lo largo de su vida
- Asma

Para ayudarlo a prevenir complicaciones, su médico puede recomendar lo siguiente:

  • Mantenga su dosis de medicina lo más baja posible para prevenir efectos secundarios a largo plazo. Las dosis altas con el tiempo pueden aumentar su riesgo de cataratas y osteoporosis. Una catarata es la opacidad de la lente en su ojo. La osteoporosis es un trastorno que debilita los huesos y hace más probable que se rompan.
  • Controle su asma y póngase en contacto con su médico si algo cambia. Cuando el asma no se maneja, puede provocar ataques de asma potencialmente mortales. Si está embarazada, puede poner en riesgo la salud de su bebé.

Conozca los signos de advertencia de complicaciones graves y tenga un plan
- Asma

Pregúntele a su médico cuándo debe llamar al 911 para recibir atención de emergencia. Esto debe estar escrito en su plan de acción para el asma.

Llame a su médico en estos casos:

  • Sus medicinas no alivian un ataque de asma.
  • Su número de flujo máximo es bajo.

Research for Your Health

El NHLBI es parte de Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., la agencia de investigación biomédica de la Nación que realiza importantes descubrimientos científicos para mejorar la salud y salvar vidas. Estamos comprometidos con el avance de la ciencia y la aplicación de descubrimientos en la práctica clínica para promover la prevención y el tratamiento de los trastornos cardíacos, pulmonares, sanguíneos y del sueño, incluida el asma. Aprenda sobre los esfuerzos actuales y futuros del NHLBI para mejorar la salud a través de la investigación y el descubrimiento científico.

Mejorar la salud con la investigación actual
- Asma

Conozca las formas en que el NHLBI implementa la investigación actual para mejorar la salud de personas con asma. La investigación en este tema es parte del compromiso más amplio del NHLBI para el avance en el descubrimiento científico de la enfermedad pulmonar (en inglés) y las desigualdades y falta de equidad en la salud (en inglés).

  • Avances en la comprensión del desarrollo pulmonar. El Programa de Desarrollo del Atlas Molecular del Pulmón (en inglés, LungMAP, por sus siglas en inglés) está integrando múltiples bases de datos para construir un mapa molecular del desarrollo del pulmón tanto en humanos como en ratones. El programa está ayudando a avanzar en la investigación pulmonar, en parte a través de su recurso de datos en el internet, llamado BREATH, que permite que los usuarios accedan a los datos y los hallazgos de LungMAP.
  • Desarrollo de pautas para el diagnóstico y manejo del asma. Las Pautas sobre el asma del Informe del Panel de Expertos 3 (en inglés, EPR-3, por sus siglas en inglés) fue desarrollado en 2007 por un panel de expertos a través del Comité Coordinador del Programa Nacional de Prevención y Educación del Asma (NAEPP, por sus siglas en inglés) y el NHLBI. El panel de expertos organizó el informe para centrarse en la evaluación y el seguimiento, la educación del paciente, el control de los factores que contribuyen a la gravedad del asma y las medicinas. Ver el Resumen del reporte del EPR-3 (en inglés).
  • Grupo de trabajo del reporte del panel de expertos 4. El Grupo de Trabajo del EPR-4 (en inglés) se estableció en 2018 para actualizar las Pautas sobre el asma del Informe del Panel de Expertos 3 (en inglés) de 2007. Los miembros del grupo de trabajo revisarán las últimas investigaciones para actualizar las pautas sobre tratamientos y manejo del asma, incluida la función de la inmunoterapia, la eficacia de la reducción de alérgenos en recintos cerrados y el uso de la fracción de óxido nítrico exhalado (FeNo).
  • Taller sobre futuras direcciones de la investigación del asma. El NHLBI convocó a un grupo de investigadores para un taller de planificación estratégica de investigación del asma (en inglés) en el 2014 que se centró en el uso de tipos para clasificar enfermedades, definiendo la modificación de la enfermedad, el manejo del asma y la implementación de la investigación. Visite las Futuras direcciones de la investigación en asma: Un reporte del grupo de trabajo de NHLBI (en inglés) para más información.
  • Proporciona recursos para la investigación. El Consorcio para Investigación del Tejido Pulmonar (en inglés, LTRC, por sus siglas en inglés) proporciona tejidos pulmonares humanos a investigadores calificados para que los utilicen en su investigación. El programa incorpora a pacientes que planean someterse a una cirugía de pulmón, recolecta sangre y otros datos clínicos de estos donantes, y almacena tejido donado que, de lo contrario, se descartaría después de la cirugía de pulmón. El LTRC proporciona gratuitamente muestras de tejido y datos a los investigadores aprobados.
  • Apoya los nuevos enfoques para los tratamientos del asma. Asthmanet es una red de investigación clínica a nivel nacional que desarrolló y realizó estudios para explorar nuevos enfoques para tratar el asma desde la niñez hasta la edad adulta. Los estudios de AsthmaNet se realizaron en 13 estados.
  • Apoyo a la colaboración en investigación. La Cooperativa para Estudios Pulmonares reúne a pacientes, investigadores y profesionales de la salud de más de 50 instituciones, con el objetivo común de desarrollar nuevos tratamientos y probar las prácticas actuales de atención clínica.
  • El Programa Nacional de Educación y Prevención del Asma (en inglés, NAEPP, por sus siglas en inglés). El NAEPP crea conciencia sobre el asma como un importante problema de salud pública. Al trabajar con asociaciones médicas, organizaciones voluntarias de salud y programas comunitarios, NAEPP ayuda a educar a los pacientes, los profesionales de la salud y el público sobre el asma.

Avances en la investigación para mejorar la salud
- Asma

En apoyo de nuestra misión (en inglés), nos comprometemos a avanzar en parte en la investigación sobre el asma de las siguientes maneras:

Aprenda sobre las interesantes áreas de investigación que el NHLBI está explorando sobre el asma.

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

Lidereamos o patrocinamos muchos estudios sobre el asma. Explore si usted o alguien que conoce es elegible para participar en nuestros ensayos clínicos.

¿Es usted un adulto que tiene asma y alergias y está dispuesto a someterse a estudios de imágenes cerebral?

Este estudio analizará si las reacciones en el cerebro están asociadas con inflamación en los pulmones. Los investigadores usarán estudios de imagen para monitorear la inflamación en el cerebro causada por la exposición a niveles ambientales de factores comunes que se sabe que causan asma. Para participar en este estudio, debe tener entre 18 y 50 años; haber tenido un resultado positivo en la prueba cutánea para ácaros del polvo del hogar, la ambrosía o el pelo de gato, y no tener ninguna otra enfermedad crónica. Este estudio se realiza en Madison, Wisconsin.

[NIH Clinical Center] ¿Es usted un adulto que tiene asma y quiere ayudar a comprender la biología de las vías respiratorias?

Este estudio analizará las diferencias entre las células de las vías respiratorias de las personas que tienen y las que no tienen asma. Los médicos usarán un procedimiento llamado broncoscopía para recolectar células. Para participar en este estudio, debe tener entre 18 y 75 años, no tener VIH y no estar embarazada o planeando quedar embarazada en este momento. Este estudio se realiza en Bethesda, Maryland.

¿Su hijo tiene asma y ancestros afroamericanos o puertorriqueños?

Este estudio analizará cómo hacer que los niños y los adolescentes identifiquen sus síntomas de asma temprano, por medio de un medidor de flujo máximo. Para participar en este estudio, su hijo debe tener entre 10 y 17 años, un diagnostico de asma y, al menos, un progenitor que se identifique como afroamericano o puertorriqueño. Este estudio se realiza en Bronx, Nueva York.

[NIH Clinical Center] ¿Es usted un adulto que tiene asma y quiere ayudar a que los investigadores entenderla mejor?

Este estudio recopilará información general sobre las personas que han tenido asma durante un período de 20 años para comprender por qué los pacientes responden de manera diferente al tratamiento. Para participar en este estudio, debe ser mayor de 18 años, haber recibido un diagnóstico de asma durante al menos un año y no tener ninguna otra afección importante. Este estudio se realiza en Bethesda, Maryland.

[NIH Clinical Center] Genes involucrados en el desarrollo de enfermedades pulmonares

Este estudio investigará los genes implicados en el proceso respiratorio y en el desarrollo de enfermedades pulmonares como el asma o la sarcoidosis para mejorar la comprensión del papel que ellos desempeñan. Para participar en este estudio, usted o su hijo deben tener entre 2 y 90 años y haber sido diagnosticado y estar viviendo con una enfermedad pulmonar. Este estudio se realiza en Bethesda, Maryland.

¿Es usted un joven adulto afroamericano que tiene asma y vive en o cerca de Detroit?

Este estudio probará una forma, basada en la tecnología, para ayudar a que los adultos jóvenes afroamericanos manejen su asma mediante el uso de mensajes de texto y mensajes de computadora para recordarles que tomen sus medicinas. Para participar en este estudio, debe tener entre 18 y 29 años, asma persistente moderada o grave, y acceso a un teléfono celular. Este estudio se realiza en Detroit, Michigan.

¿Su hijo tiene asma y vive en o cerca del Bronx?

Este estudio analizará la intervención realizada en un consultorio médico para ayudar a los niños en entornos urbanos a manejar mejor su asma. Para participar en este estudio, su hijo debe tener entre 2 y 12 años, asma difícil de controlar y ninguna otra afección médica importante. Este estudio se realiza en el Bronx, Nueva York.

¿Usted es un adulto que tiene asma e insomnio?

Este estudio está analizando si dos intervenciones diferentes, basadas en educación, pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes que tienen asma grave e insomnio. Para participar en este estudio, debe tener entre 18 y 75 años, insomnio y asma moderada o grave. Este estudio se realiza en Pittsburgh, Pennsylvania.

:¿Tiene depresión y cuida a un niño que tiene asma?

Este estudio analizará los efectos en el asma de un niño cuando su cuidador recibe tratamiento para un trastorno depresivo mayor. Para participar en este estudio, el cuidador debe tener entre 18 y 70 años, un diagnóstico de trastorno depresivo mayor y no planear quedar embarazada durante el año que dura el estudio. El niño debe tener entre 7 y 17 años, asma y ninguna otra enfermedad grave. Este estudio se lleva a cabo en Dallas, Texas.

Más información

Después de leer nuestro Tema de salud "Asma", es posible que le interese obtener información adicional en los siguientes recursos.

Recursos no pertenecientes a NHLBI
- Asma

  • Asma (Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., MedlinePlus)
  • Asma en niños (Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., MedlinePlus)
Last updated

RELATED NEWS

RELATED EVENT

NIH
Bethesda, MD

Asthma is a common chronic disease without cure. To address this important clinical condition, The NHLBI convened a...