Apnea del sueño

También conocida como
La apnea del sueño es una afección común en los Estados Unidos. Puede ocurrir cuando las vías respiratorias superiores se bloquean repetidamente durante el sueño, con lo que se reduce o detiene por completo el flujo de aire. Esto se conoce como apnea obstructiva del sueño. Si el cerebro no envía las señales necesarias para respirar, la afección se puede llamar apnea central del sueño.

Los proveedores de atención médica usan estudios del sueño para diagnosticar la apnea del sueño. Los estudios del sueño registran la cantidad de episodios de respiración lenta o detenida y la cantidad de eventos o episodios de apnea central del sueño que se detectan en una hora. También determinan si los niveles de oxígeno en la sangre son más bajos durante estos eventos.

Los dispositivos de respiración como las máquinas de presión positiva continua de aire (CPAP, por sus siglas en inglés) y los cambios en el estilo de vida son tratamientos comunes para la apnea del sueño. Si la apnea del sueño no se diagnostica o trata, puede provocar complicaciones graves, como ataque cardíaco, glaucoma, diabetes, cáncer y trastornos cognitivos y de la conducta.

Explore este Tema de salud para obtener más información sobre la apnea del sueño, nuestro papel en la investigación y los ensayos clínicos para mejorar la salud y dónde encontrar más información.

Causas

La apnea del sueño puede ser causada por la estructura física o condiciones médicas de una persona. Esto incluye obesidad, amígdalas grandes, trastornos endocrinos, trastornos neuromusculares, insuficiencia cardíaca o renal, ciertos síndromes genéticas y nacimiento prematuro.

Obesidad

La obesidad es una causa frecuente de apnea del sueño en adultos. Las personas con esta afección tienen depósitos de grasa en el cuello, que pueden bloquear las vías respiratorias superiores.

Amígdalas grandes

Las amígdalas grandes pueden contribuir a la apnea del sueño porque estrechan las vías respiratorias superiores.

Trastornos endocrinos

El sistema endocrino produce hormonas que pueden afectar la respiración relacionada con el sueño. A continuación, se enumeran ejemplos de trastornos endocrinos asociados con la apnea del sueño:

  • Hipotiroidismo: Las personas que padecen esta afección tienen niveles bajos de hormonas tiroideas. Esto afecta la parte del cerebro que controla la respiración, así como los nervios y los músculos que se usan para respirar. A las personas con hipotiroidismo también se les puede diagnosticar obesidad, la cual puede causar apnea del sueño.
  • Acromegalia: Las personas con esta afección presentan niveles altos de la hormona del crecimiento. Esta afección se asocia con cambios en los huesos faciales, hinchazón de la garganta y aumento del tamaño de la lengua. Estos cambios pueden obstruir las vías respiratorias superiores y provocar la apnea del sueño.
  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP): La apnea del sueño también se observa en mujeres con SOP, un trastorno endocrino que causa ovarios grandes e impide la ovulación normal. El SOP también está asociado con el sobrepeso y la obesidad, la cual pueden causar apnea del sueño.

Trastornos neuromusculares

Los trastornos que interfieren con las señales del cerebro a las vías respiratorias y a los músculos del pecho pueden causar apnea del sueño. Algunas de estas afecciones son derrame cerebral (en inglés), esclerosis lateral amiotrófica (en inglés), malformaciones de Chiari (en inglés), distrofia miotónica (en inglés), síndrome post-polio (en inglés), dermatomiositis (en inglés), miastenia grave (en inglés) y síndrome de Lambert-Eaton (en inglés).

Insuficiencia cardíaca o renal

La apnea del sueño se presenta comúnmente en personas que sufren insuficiencia cardíaca o renal avanzada. Es posible que estos pacientes tengan acumulación de líquido en el cuello, lo que puede obstruir las vías respiratorias superiores y causar apnea del sueño.

Síndromes genéticos

Pueden causar apnea del sueño los síndromes genéticos que afectan la estructura de la cara o el cráneo, particularmente los síndromes que causan huesos faciales más pequeños o hacen que la lengua permanezca más atrás en la boca. Estos síndromes genéticos incluyen labio leporino y paladar hendido, síndrome de Down (en inglés) y síndrome de hipoventilación central congénita (en inglés).

Nacimiento prematuro

Los bebés que nacen antes de las 37 semanas de embarazo poseen mayor riesgo de problemas respiratorios durante el sueño. En la mayoría de los casos, el riesgo disminuye a medida que el cerebro madura.

Factores de riesgo

Hay muchos factores de riesgo para la apnea del sueño. Algunos de ellos, como ambientes y hábitos de estilo de vida poco saludables, pueden cambiarse. Otros factores de riesgo, como la edad, la historia familiar y la genética, la raza, la etnia y el sexo, no se pueden cambiar. Cambios para un estilo de vida saludable pueden disminuir su riesgo de desarrollar apnea del sueño.

Edad

La apnea del sueño puede ocurrir a cualquier edad. El riesgo de apnea del sueño aumenta a medida que uno envejece. En los adultos más jóvenes, la apnea del sueño es más común en los hombres que en las mujeres, pero la diferencia disminuye cuando envejecen. Los cambios normales relacionados con la edad respecto de la forma en que el cerebro controla la respiración durante el sueño explican, en parte, el aumento del riesgo a medida que se envejece. Otro motivo es que a medida que envejecemos, se acumula más tejido adiposo en el cuello y la lengua.

Hábitos poco saludables

Beber alcohol, fumar y tener sobrepeso u obesidad puede aumentar su riesgo de apnea del sueño.

  • El alcohol puede incrementar la relajación de los músculos de la boca y la garganta, y cerrar las vías respiratorias superiores. También puede afectar la forma en que el cerebro controla el sueño o los músculos involucrados en la respiración.
  • Fumar puede causar inflamación en las vías respiratorias superiores, lo que afecta la respiración, o puede afectar la forma en que el cerebro controla el sueño o los músculos involucrados en la respiración.
  • Los patrones de alimentación poco saludables y la falta de actividad física pueden conducir al sobrepeso y la obesidad, lo que puede provocar apnea del sueño.

Genética y antecedentes familiares

Los investigadores han identificado la historia familiar como un factor de riesgo para la apnea del sueño, pero mantener un estilo de vida saludable puede disminuir este riesgo. Estudios en gemelos han demostrado que la apnea del sueño se puede heredar. Algunos de los genes relacionados con la apnea del sueño están asociados con el desarrollo estructural de la cara y el cráneo y con la forma en que el cerebro controla el sueño y la respiración durante el sueño. Algunos genes también están asociados con la obesidad y la inflamación.

Raza o etnia

En los Estados Unidos, la apnea del sueño es más común entre afrodescendientes, los hispanos y los nativos americanos que entre los blancos.

Detección y prevención

Para detectar la apnea del sueño, su médico revisará su historia médica y sus síntomas. Para prevenir la apnea del sueño, su médico puede recomendarle cambios para tener un estilo de vida saludable.

Pruebas para detectar la apnea del sueño

Para detectar la apnea del sueño u otros trastornos del sueño, puede que su médico le pregunte sobre signos y síntomas comunes de esta afección, como que tan somnoliento se siente durante el día o cuando maneja, y si usted o su pareja han notado que ronca, deja de respirar o jadea mientras duerme. Su médico puede hacerle preguntas para evaluar su riesgo de desarrollar esta afección y puede tomar sus medidas físicas. Su médico también querrá saber si tiene alguna complicación de apnea del sueño sin diagnosticar, como presión arterial alta difícil de controlar. Si la evaluación sugiere un trastorno de la respiración durante el sueño, es probable que lo remitan a un especialista del sueño para ayudar a confirmar un diagnóstico.

Cambios saludables en el estilo de vida para prevenir la apnea del sueño

Si le preocupa tener factores de riesgo para la apnea del sueño, pídale a su médico que le recomiende cambios saludables en su estilo de vida, como alimentación saludable, mantener un peso saludable, dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol. Es posible que su médico le recomiende que duerma de lado y adopte hábitos de sueño saludables, como dormir la cantidad de horas recomendada (en inglés).

Buscar

  • Diagnóstico explica las pruebas y los procedimientos que su médico utiliza para diagnosticar la apnea del sueño y descartar otras afecciones o medicinas que puedan estar causando los síntomas de la apnea del sueño.
  • Vivir con explica lo que su médico puede recomendarle para evitar que la apnea del sueño vuelva a ocurrir, empeore o cause complicaciones.
  • Investigación para su salud revisa cómo utilizamos y avanzamos en la investigación actual para prevenir la apnea del sueño.
  • Participar en Ensayos clínicos del NHLBI explica nuestros ensayos clínicos en curso que investigan estrategias de prevención para la apnea del sueño.

Signos, síntomas y complicaciones

Los signos y síntomas comunes de la apnea del sueño son ronquidos o jadeos durante el sueño; respiración reducida o ausente, que suele denominarse "evento o episodio de apnea" y somnolencia. La apnea del sueño sin diagnosticar o tratar impide el sueño reparador y puede causar complicaciones que afectarían muchas partes de su cuerpo.

Signos y síntomas

Signos comunes de la apnea del sueño:

  • Respiración reducida o ausente, que suele denominarse "evento o episodio de apnea"
  • Ronquido fuerte frecuente
  • Respiración con dificultad durante el sueño

Síntomas comunes de la apnea del sueño:

  • Somnolencia diurna excesiva y fatiga
  • Disminución de atención, vigilancia, concentración, habilidades motrices y memoria verbal y visoespacial
  • Boca seca o dolor de cabeza cuando se despierta
  • Disfunción sexual o disminución de la libido
  • Despertarse a menudo durante la noche para orinar

¿Sabía que los síntomas de la apnea del sueño pueden ser diferentes para las mujeres y los niños en comparación con los hombres?

Complicaciones

La apnea del sueño puede aumentar su riesgo de sufrir los siguientes trastornos:

¿Sabía que la apnea del sueño puede causar inflamación y provocar complicaciones?

Buscar

  • Diagnóstico explica las pruebas y los procedimientos utilizados para detectar los signos de la apnea del sueño y ayudar a descartar otras afecciones que pueden parecerse a la apnea del sueño.
  • Tratamiento explica las complicaciones relacionadas con el tratamiento o los efectos secundarios del tratamiento para la apnea del sueño.

Diagnóstico

Su médico puede diagnosticar apnea del sueño basado en su historia médica, un examen físico y los resultados de un estudio del sueño. Antes de diagnosticarle apnea del sueño, su médico descartará otras razones o afecciones médicas que puedan estar causando los signos y síntomas que usted presenta.

Historia médica

Para ayudar a diagnosticar la apnea del sueño, su médico puede considerar lo siguiente:

  • Información que usted proporciona, como signos y síntomas que usted experimenta.
  • Si tiene antecedentes familiares de apnea del sueño u otro trastorno del sueño.
  • Si tiene factores de riesgo de apnea del sueño.
  • Si tiene complicaciones de apnea del sueño sin diagnosticar o tratar, como fibrilación auricular, diabetes tipo 2 o presión arterial alta difícil de controlar.

Examen físico

Durante el examen físico, su médico buscará signos de otras afecciones que puedan aumentar su riesgo de apnea del sueño, como obesidad, amígdalas grandes, estrechamiento de las vías respiratorias superiores o circunferencia grande del cuello. Se considera grande una circunferencia del cuello cuando su medida es mayor a 43 centímetros para hombres o 40 centímetros para mujeres. Su médico también puede evaluar el tamaño y la estructura de su mandíbula, el tamaño de su lengua y la posición de la lengua en su boca. El médico revisará sus pulmones, corazón y sistemas neurológicos para ver si tiene alguna complicación usual de la apnea del sueño.

Estudios del sueño

Para diagnosticar la apnea del sueño u otro trastorno del sueño, su médico puede remitirlo a un especialista o a un centro para un estudio del sueño. Los estudios del sueño se pueden hacer en un centro especial o en casa. Los estudios en un centro de sueño:

  • Pueden detectar episodios de apnea, es decir, momentos en que la respiración se detiene o se disminuye durante el sueño.
  • Pueden detectar niveles bajos o altos de actividad en los músculos que controlan la respiración.
  • Pueden monitorear los niveles de oxígeno en sangre durante el sueño.
  • Pueden monitorear la actividad cerebral y cardíaca durante el sueño.

Es posible que su médico diagnostique una apnea del sueño leve, moderada o grave en función del número de eventos o episodios de apnea del sueño que tenga en una hora durante el estudio del sueño.

  • Leve: 5 a 14 eventos o episodios de apnea en una hora
  • Moderada: 15 a 29 episodios de apnea en una hora
  • Grave: 30 o más episodios de apnea en una hora

Visite Estudios del sueño para obtener más información.

¿Sabía que los estudios del sueño pueden ayudar a determinar qué tipo de apnea del sueño tiene usted?

Descartar otras razones o trastornos médicos

Su médico puede pedir los siguientes estudios para ayudar a descartar otros trastornos que pueden causar apnea del sueño:

  • Análisis de sangre para verificar los niveles de ciertas hormonas y descartar trastornos endocrinos que podrían contribuir a la apnea del sueño. La hormona tiroidea puede descartar hipotiroidismo. Los análisis de la hormona del crecimiento pueden descartar la acromegalia. Los análisis de testosterona total y sulfato de dehidroepiandrosterona (DHEAS, por su siglas en inglés) pueden ayudar a descartar el síndrome de ovario poliquístico (SOP).
  • Ultrasonido pélvico para examinar los ovarios y detectar quistes. Este estudio puede descartar SOP.

Su médico también querrá saber si consume medicinas, como opioides, que podrían afectar su sueño o causar síntomas respiratorios de apnea del sueño. Es posible que su médico quiera saber si ha viajado recientemente a altitudes superiores a los 6.000 pies, ya que estos entornos con poco oxígeno pueden causar síntomas de apnea del sueño durante algunas semanas después de viajar.

Recordatorios

  • Visite de nuevo Factores de riesgo para revisar los antecedentes familiares, el estilo de vida u otros factores ambientales que aumentan el riesgo de desarrollar apnea del sueño.
  • Visite de nuevo Signos, síntomas y complicaciones para revisar los síntomas comunes de la apnea del sueño.
  • Visite de nuevo Detección y prevención para revisar cómo detectar y prevenir la apnea del sueño.

Tratamiento

Si se le diagnostica apnea del sueño, su médico podría hacer ciertas recomendaciones para ayudarlo a mantener las vías respiratorias abiertas durante el sueño. Estas podrían incluir cambios saludables en el estilo de vida o un dispositivo de respiración como una máquina de presión positiva en las vías respiratorias (PAP), una boquilla o un implante. Consulte con su médico. Según el tipo y la gravedad de la apnea del sueño y de sus necesidades y preferencias, pueden ser posibles otros tratamientos.

Cambios saludables en el estilo de vida

Para ayudar a controlar o tratar la apnea del sueño, su médico puede recomendarle que adopte cambios saludables y permanentes en su estilo de vida.

Dispositivos de respiración

Un dispositivo de respiración, como una máquina CPAP, es el tratamiento más comúnmente recomendado para pacientes con apnea del sueño. Si su médico le receta una máquina CPAP u otro dispositivo de respiración, asegúrese de continuar con los cambios saludables de estilo de vida recomendados por su médico. Lea Vivir con para aprender más sobre cómo cuidar adecuadamente su dispositivo de respiración.

Boquillas

Las boquillas o aparatos orales son, por lo general, dispositivos hechos a su medida que usted usa mientras duerme. Hay dos tipos de boquillas que funcionan de manera diferente para abrir las vías respiratorias superiores. Algunas boquillas híbridas tienen características de ambos tipos.

  • Las boquillas de reposicionamiento mandibular son dispositivos que cubren los dientes superiores e inferiores y mantienen la mandíbula en una posición que evita que bloquee la vía aérea superior.
  • Los dispositivos de retención de lengua son boquillas que mantienen la lengua en una posición hacia adelante para evitar que bloquee la vía aérea superior.

Su médico puede recetarle una boquilla si tiene apnea del sueño leve o si su apnea ocurre solo cuando está recostado de espaldas. Para obtener su boquilla, su médico puede recomendarle que visite a un dentista o un ortodoncista, un tipo de dentista que se especializa en corregir problemas de los dientes o de la mandíbula. Estos especialistas se asegurarán de que el dispositivo oral se ajuste a su boca y mandíbula.

Implantes

Los implantes pueden beneficiar a algunas personas con apnea del sueño. Algunos dispositivos tratan la apnea obstructiva y la apnea central del sueño. Debe someterse a una cirugía para colocar un implante en su cuerpo. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) ha aprobado un implante como tratamiento para la apnea del sueño. El dispositivo detecta los patrones de respiración y proporciona una estimulación suave a ciertos músculos que abren las vías respiratorias durante el sueño. Se necesita más investigación para determinar qué tan efectivo es el implante para el tratamiento de la apnea central del sueño.

Un estimulador de nervios también puede tratar la apnea del sueño. Este tratamiento también implica cirugía. Un cirujano inserta un estimulador para el nervio hipogloso, que controla el movimiento de la lengua. El aumento de la estimulación de este nervio ayuda a colocar la lengua en una posición que mantiene abiertas las vías respiratorias superiores.

Terapia para la boca y los músculos faciales

Los niños y adultos con apnea del sueño pueden beneficiarse de la terapia para la boca y los músculos faciales, conocida como terapia orofacial. Esta terapia ayuda a mejorar la posición de la lengua y a fortalecer los músculos que controlan los labios, la lengua, el paladar blando, la pared faríngea lateral y la cara.

Procedimientos quirúrgicos

Es posible que necesite cirugía si tiene apnea obstructiva del sueño severa que no responde a los dispositivos de respiración como una máquina CPAP, o que es causada por una obstrucción visible en la vía aérea superior, tal vez debido a amígdalas grandes. Los posibles procedimientos quirúrgicos incluyen los siguientes:

  • Amigdalectomía: una cirugía para extirpar las amígdalas, que son órganos en la parte posterior de la garganta.
  • Avance maxilar o mandibular: cirugía para mover la mandíbula superior (maxilar) y la mandíbula inferior (mandíbula) hacia delante, para agrandar la vía aérea superior.
  • Traqueostomía (en inglés): una cirugía para hacer un agujero a través de la parte anterior del cuello hasta la tráquea. Un tubo de respiración, llamado tubo de traqueostomía, se coloca a través del orificio y directamente en la tráquea para ayudarlo a respirar.

Si se considera que la cirugía es un posible tratamiento, hable con su médico sobre los diferentes tipos de procedimientos quirúrgicos, los riesgos y beneficios de los procedimientos, la posible incomodidad y el tiempo de recuperación que necesitará después de la cirugía.

Buscar

  • Vivir con explica lo que su médico le puede recomendar, incluidos los cambios permanentes de estilo de vida y la atención médica para evitar que su condición se presente nuevamente, empeore o cause complicaciones.
  • Investigación para su salud explica cómo estamos utilizando la investigación actual y los avances para tratar a las personas con apnea del sueño.
  • Participación en los ensayos clínicos de NHLBI explica nuestros estudios clínicos en curso que investigan tratamientos para la apnea del sueño.

Vivir con

Si le han diagnosticado apnea del sueño, es importante que adopte y mantenga hábitos de vida saludables y que use su tratamiento prescrito. Lea más sobre cómo usar y cuidar su dispositivo de respiración o boquilla, cómo su médico puede verificar si su tratamiento está funcionando y cuándo es posible que deba repetir el estudio del sueño. Conozca otros consejos para mantenerse a salvo si tiene apnea del sueño.

Uso y cuidado de su dispositivo de respiración o boquilla

Es importante que use y cuide adecuadamente el dispositivo de respiración prescrito o la boquilla. Si su médico le recetó un dispositivo de respiración o una máquina CPAP:

  • Sea paciente con su dispositivo de respiración o máquina CPAP. Puede tomar tiempo acostumbrarse a respirar con la ayuda de una máquina CPAP.
  • Use su dispositivo de respiración o la máquina CPAP para dormir, incluidas las siestas. Para beneficiarse plenamente del tratamiento, debe usar el dispositivo cuando duerma, donde duerma. Si viaja, asegúrese de llevar el dispositivo de respiración con usted. Llame a su médico o especialista en sueño de inmediato si el dispositivo deja de funcionar correctamente.
  • Hable con su médico o proveedor si siente incomodidad o tiene dificultades para usar su dispositivo de respiración prescrito. Informe al equipo o a el proveedor si la máscara le causa irritación; si la máscara no se fija bien, no está bien ajustada o deja escapar aire; si tiene dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido; si se despierta con la boca seca; o si tiene la nariz tapada o goteo nasal. Su médico puede considerar opciones para mejorar el tratamiento, como probar diferentes máscaras o almohadillas nasales, cambiar la configuración y la sincronización de la presión de la máquina o probar un dispositivo de respiración diferente que tenga una cámara de humidificación o configuración de presión de dos niveles o automática. Limpiar la máscara y lavarse la cara antes de ponerse la máscara puede ayudar a que la máscara se selle mejor contra la piel.
  • Cuide adecuadamente su dispositivo de respiración o máquina CPAP. Aprenda cómo configurar y limpiar adecuadamente todas las partes de su máquina. Asegúrese de solicitar a tiempo las nuevas prescripciones para todas las piezas reemplazables del dispositivo, incluidos los tubos, las máscaras y los filtros de aire.
  • Cuide adecuadamente su boquilla. Si le recetaron una boquilla, pregúntele a su dentista cómo cuidarla adecuadamente. Si no le queda bien o sus signos y síntomas no mejoran, hágaselo saber a su dentista para que pueda ajustar el dispositivo. Es común sentir cierta incomodidad después de ajustar el dispositivo hasta que la boca y los músculos faciales se acostumbren al nuevo ajuste.

Controlar su trastorno

Debe visitar a su médico para controlar su respuesta al tratamiento y ver si tiene alguna complicación que, de no tratarse, puede ser potencialmente mortal. Su médico puede hacer lo siguiente para controlar su trastorno.

  • Si su médico prescribió un dispositivo de respiración, su médico y posiblemente su compañía de seguros querrán verificar la tarjeta de datos de la máquina. La tarjeta de datos muestra la frecuencia con la que usa el dispositivo de respiración y si el dispositivo y su configuración de presión están ayudando a reducir o eliminar los episodios de apnea mientras duerme. Es posible que su médico también verifique si todavía experimenta somnolencia excesiva durante el día, cómo se siente con respecto a su calidad de vida, si aún está roncando o si ha experimentado pérdida de peso o cambios en su estilo de vida.
  • Si le recetaron una boquilla, debe hacer un seguimiento con su especialista dental después de seis meses y luego, al menos, una vez al año. Esto es para ver si la boquilla está funcionando correctamente, si es necesario ajustarla y si necesita un dispositivo de reemplazo.

Repita los estudios de sueño

A veces, es necesario repetir los estudios de sueño. Su médico puede pedirle que repita un estudio de sueño para controlar su respuesta al tratamiento, especialmente si sus síntomas durante el sueño continúan, si usa una boquilla, si su peso cambia significativamente o si su empleador requiere estas pruebas.

Conozca las señales de advertencia de algunos efectos secundarios de CPAP

Los efectos secundarios del tratamiento CPAP pueden incluir congestión, secreción nasal, sequedad bucal, ojos secos y sangrado nasal. Si experimenta malestar estomacal o hinchazón, debe dejar de usar su máquina CPAP y comunicarse con su médico.

Conozca otras precauciones que lo ayudarán a mantenerse a salvo

La apnea del sueño puede aumentar el riesgo de complicaciones si se somete a una cirugía y puede afectar su capacidad para conducir.

  • Antes de la cirugía. Si se someterá a algún tipo de cirugía que requiera medicamentos para adormecerlo o controlar el dolor, informe a su cirujano y sus médicos que tiene apnea del sueño. Es posible que tengan que tomar medidas adicionales para asegurarse de que la vía aérea superior permanezca abierta durante la cirugía y al seleccionar los analgésicos.
  • Precauciones al manejar. La apnea del sueño no diagnosticada y no tratada puede disminuir las capacidades de aprendizaje, hacer más lenta la toma de decisiones y disminuir la capacidad de atención, lo que puede provocar somnolencia al conducir.
Research for Your Health

El NHLBI es parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., la agencia de investigación biomédica de la Nación que realiza importantes descubrimientos científicos para mejorar la salud y salvar vidas. Estamos comprometidos con el avance de la ciencia y la aplicación de descubrimientos en la práctica clínica para promover la prevención y el tratamiento de los trastornos cardíacos, pulmonares, sanguíneos y del sueño, incluida la apnea del sueño. Aprenda sobre los esfuerzos actuales y futuros del NHLBI para mejorar la salud a través de la investigación y el descubrimiento científico.

Investigaciones actuales para mejorar la salud

Obtenga más información sobre las siguientes maneras en las que el NHLBI continúa aplicando la investigación y las ciencias para mejorar la salud de las personas con apnea del sueño.

Conozca algunas de nuestras contribuciones para investigaciones pioneras que han mejorado la atención clínica.

Promoción de investigaciones para mejorar la salud

En el contexto de nuestra misión (en inglés) nos hemos comprometido a promover investigaciones sobre la apnea del sueño, en parte, a través de las siguientes medidas.

  • Realizamos investigaciones. La División de investigación intramural (en inglés) del NHLBI y su Centro de biología de sistemas (en inglés) están estudiando cómo influyen los genes y el medio ambiente en el sueño.
  • Financiamos las investigaciones. La investigación que financiamos hoy ayudará a mejorar nuestra salud futura. Nuestra División de enfermedades pulmonares (en inglés) incluye el Centro Nacional de Investigación de Trastornos del Sueño (NCSDR, por sus sigles en inglés) (en inglés), que apoya la investigación sobre el sueño y la biología circadiana de los trastornos del sueño, incluyendo cómo el organismo regula la respiración durante el sueño, cómo las deficiencias del sueño afectan todo el cuerpo y qué biomarcadores pueden ayudar a evaluar la salud del sueño. Otras divisiones del NHLBI apoyan la investigación del sueño, incluyendo por qué la deficiencia del sueño es un factor de riesgo para la obesidad, derrames cerebrales y algunas enfermedades cardiovasculares, y cómo el sueño y la biología afectan la coagulación sanguínea, el sistema inmune y la producción de células sanguíneas. Busque en las herramientas de reporte en línea del portafolio de investigaciones del NIH (Research Portfolio Online Reporting Tools, RePORT) (en inglés) para enterarse de las investigaciones sobre la apnea del sueño que el NHLBI está financiando.
  • Estimulamos la investigación de alto impacto. A través de nuestro programa Tecnologías Transómicas para la Medicina de Precisión (Trans-Omics for Precision Medicine, TOPMed) (en inglés), los investigadores utilizarán datos de estudios centrados en los trastornos del corazón, los pulmones la sangre y del sueño para predecir, prevenir, diagnosticar y tratar mejor los trastornos del sueño en función de los genes únicos del paciente, el ambiente y las firmas moleculares. En la visión estratégica del NHLBI (en inglés) se destacan medidas que podemos tomar para promover la investigación en la próxima década, incluyendo nuevas iniciativas relacionadas con la apnea del sueño.

Obtenga más información sobre nuestra incursión en apasionantes áreas de investigación relacionadas con el sobrepeso y la obesidad.

Buscar

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

Dirigimos o patrocinamos muchos estudios relevantes para la apnea del sueño. Vea si usted o alguien que conoce es elegible para participar en nuestros ensayos clínicos.

¿Es usted un adulto con apnea del sueño que quiere ayudar a comprender esta enfermedad mediante el uso de un dispositivo bucal o boquilla?

Este estudio, el cual intenta comprender cómo se colapsan las vías respiratorias superiores en pacientes con apnea obstructiva del sueño durante el sueño, utilizará esta información para explicar por qué algunos pacientes presentan una gran mejoría en la apertura de las vías respiratorias superiores con el uso de un dispositivo bucal mientras que otros no. Deberá someterse a algunos exámenes especiales, como una endoscopia y estudios del sueño. Para participar, debe tener entre 21 y 70 años y sufrir apnea obstructiva del sueño. El estudio se está realizando en Boston.

¿Es usted un adulto con apnea del sueño que desea probar un nuevo tratamiento con ejercicios faciales?

Algunos pacientes con apnea obstructiva del sueño tienen una vía aérea superior pequeña que puede modificarse al aumentar la actividad de algunos músculos de la boca y la lengua. Este estudio evalúa si el entrenamiento de estos músculos disminuirá la gravedad de la apnea obstructiva del sueño. Para participar, debe tener entre 18 y 79 años y haber sido diagnosticado con apnea obstructiva del sueño. El estudio se está realizando en San Diego.

¿Tiene un hijo o hija con apnea del sueño a quien le pueda interesar un nuevo tratamiento con aerosol nasal?

Este estudio evaluará el uso de un aerosol nasal para el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño en niños. Para participar, los niños deben tener entre 5 y 10 años, no haber tenido cirugía para remover las amígdalas y nunca haber usado una máquina CPAP. El estudio se está realizando en Filadelfia.

¿Tiene a su cargo un adolescente o adulto joven con apnea del sueño y síndrome de Down?

El objetivo de este estudio es evaluar si un dispositivo que se implanta en el cuerpo para estimular los nervios de la lengua y que ya ha sido aprobado para su uso en adultos con apnea obstructiva del sueño puede implantarse y usarse con seguridad en adolescentes y adultos jóvenes con síndrome de Down. Para participar, los jóvenes con síndrome de Down deben tener entre 10 y 21 años, y se les deben haber extirpado las amígdalas. Los estudios se están realizando en Atlanta, Boston, Cincinnati, Cleveland y Pittsburgh.

¿Es usted un adulto al que le diagnosticaron apnea del sueño recientemente?

Este estudio evalúa si las personas sanas con apnea del sueño desarrollarán cambios precoces en los vasos pequeños del corazón y si estos cambios se resuelven con el uso de un equipo de CPAP. Para participar, debe tener entre 18 y 80 años y sufrir apnea obstructiva del sueño. El estudio se está realizando en Columbus, Ohio.

¿Es usted un adulto con apnea del sueño y diabetes tipo 2?

Este estudio analiza si el uso de una máquina de CPAP puede mejorar los niveles de azúcar en sangre, disminuir la presión arterial y revertir el daño a los vasos sanguíneos en pacientes con apnea obstructiva del sueño y diabetes tipo 2. Para participar, debe tener entre 21 y 75 años y tener apnea obstructiva del sueño y diabetes tipo 2. El estudio se está realizando en Baltimore.

¿Es usted un adulto con apnea del sueño al que le resulta difícil usar su máquina de CPAP?

Este estudio evalúa si recibir información educativa sobre la apnea del sueño, sus consecuencias y la necesidad de un tratamiento pueden ayudar a aumentar el cumplimiento entre las personas que usan una máquina CPAP para tratar su apnea obstructiva del sueño. Para participar, debe tener entre 21 y 80 años, y no tener ninguna condición además de la apnea obstructiva del sueño. El estudio se está realizando en Denver.
Más información

Después de leer nuestro Tema de salud "Apnea del sueño", es posible que le interese obtener información adicional sobre los siguientes recursos.

Recursos no pertenecientes a NHLBI