Anemia por deficiencia de hierro

La anemia por deficiencia de hierro es un tipo común de anemia que se produce si no tiene suficiente hierro en su cuerpo. Las personas con anemia por deficiencia de hierro leve o moderada pueden no tener ningún signo o síntoma. La anemia por deficiencia de hierro más severa puede causar fatiga o cansancio, dificultad para respirar, o dolor en el pecho.

Si su médico le diagnostica anemia por deficiencia de hierro, su tratamiento dependerá de la causa y la gravedad de la condición. Su médico puede recomendarle cambios saludables en la alimentación, suplementos de hierro, terapia con hierro por vía intravenosa para la anemia por deficiencia de hierro leve a moderada o transfusión de glóbulos rojos para la anemia por deficiencia hierro grave. Es posible que deba manejar la causa de su deficiencia de hierro, como alguna hemorragia subyacente. Si no se diagnostica o no se trata, la anemia por deficiencia de hierro puede causar complicaciones graves, como insuficiencia cardíaca y retrasos en el desarrollo de los niños.

Explore este Tema de salud para obtener más información sobre la anemia por deficiencia de hierro, nuestro papel en la investigación y los ensayos clínicos para mejorar la salud y dónde encontrar más información.

Causas - Anemia por deficiencia de hierro

Su cuerpo necesita hierro para producir glóbulos rojos saludables. La anemia por deficiencia de hierro generalmente se desarrolla con el tiempo, debido a que el consumo de hierro en su cuerpo es muy bajo. Los niveles bajos de hierro se pueden deber a pérdidas de sangre, consumo de hierro menor a la cantidad diaria recomendada, y condiciones médicas que le dificultan al cuerpo la absorción de hierro del tracto gastrointestinal (tracto GI).

Pérdida de sangre
- Anemia por deficiencia de hierro

Cuando pierde sangre, pierde hierro. Algunas condiciones o medicinas pueden causar pérdida de sangre y provocar anemia por deficiencia de hierro. Las causas comunes de pérdida de sangre que provocan la anemia por deficiencia de hierro incluyen las siguientes:

  • Sangrado en el tracto gastrointestinal, por úlcera, cáncer de colon o uso regular de medicinas, como aspirina o medicinas antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como ibuprofeno y naproxeno
  • Ciertas enfermedades genéticas raras, como la telangiectasia hemorrágica hereditaria, que causa sangrado en los intestinos
  • Frecuente donación de sangre (en ingles)
  • Pruebas de sangre frecuentes, especialmente en bebés y niños pequeños
  • Períodos menstruales abundantes
  • Lesión o cirugía
  • Sangrado del tracto urinario

Consumo de hierro menor a la cantidad diaria recomendada
- Anemia por deficiencia de hierro

La anemia por deficiencia de hierro puede producirse por consumir menos que las cantidades diarias recomendadas de hierro. Las cantidades diarias recomendadas de hierro dependerán de su edad, sexo y de si está embarazada o amamantando.

Consumo diario de hierro recomendado para niños y adultos.
Consumo diario de hierro recomendado para niños y adultos. La tabla enumera las cantidades recomendadas de hierro, en miligramos (mg) para diferentes edades y etapas de la vida. Hasta la adolescencia, la cantidad recomendada de hierro es la misma para niños y niñas. Desde el nacimiento hasta los 6 meses, los bebés necesitan 0,27 mg de hierro. Este número asciende a 11 mg para niños de 7 a 12 meses y desciende hasta 7 mg para niños de 1 a 3 años. Desde los 4 hasta los 8 años, los niños necesitan 10 mg, y entre las edades de 9 a 13 años, 8 mg. Desde los 14 hasta los 18 años, los hombres necesitan 11 mg, mientras que las mujeres necesitan 15 mg. Desde los 19 hasta los 50 años, los hombres necesitan 8 mg y las mujeres necesitan 18 mg. Después de los 51 años, tanto hombres como mujeres necesitan 8 mg. Las mujeres embarazadas necesitan 27 mg. Las mujeres menores de 18 años que amamantan necesitan 10 mg mientras que las mujeres mayores de 18 años que amamantan necesitan 9 mg.

 

Problemas para absorber el hierro
- Anemia por deficiencia de hierro

Incluso si consume la cantidad diaria recomendada de hierro, su cuerpo puede no ser capaz de absorber el hierro. Ciertas condiciones o medicinas pueden disminuir la capacidad de su cuerpo para absorber el hierro y provocar anemia por deficiencia de hierro. Estas condiciones incluyen las siguientes:

  • Condiciones intestinales y digestivas, como la enfermedad celíaca; las enfermedades inflamatorias intestinales, que incluyen colitis ulcerative y enfermedad de Crohn, y la infección por Helicobacter pylori.
  • Un historial de cirugía gastrointestinal, como cirugía para perder peso, especialmente el bypass gástrico, o la gastrectomía.
  • Ciertas condiciones genéticas raras, como una mutación del gen TMRPSS6 que hace que el cuerpo de una persona produzca demasiada cantidad de la hormona llamada hepcidina. La hepcidina no permite que el intestino absorba el hierro.

Otras afecciones
- Anemia por deficiencia de hierro

Otras condiciones médicas que pueden provocar anemia por deficiencia de hierro incluyen las siguientes:

  • Insuficiencia renal en etapa terminal, donde hay pérdida de sangre durante la diálisis. Las personas que sufren de insuficiencia renal crónica, a menudo, consumen otras medicinas, como inhibidores de la bomba de protones, anticoagulantes o diluyentes sanguíneos que pueden provocar anemia por deficiencia de hierro. Los inhibidores de la bomba de protones interfieren con la absorción de hierro, y los diluyentes sanguíneos aumentan la probabilidad de sangrado en el tracto GI.
  • Inflamación por insuficiencia cardíaca congestiva (en inglés) u obesidad. Estas condiciones crónicas pueden provocar inflamación que puede causar anemia por deficiencia de hierro.

¿Le interesa saber cómo la inflamación por enfermedades crónicas puede causar anemia por deficiencia de hierro?

Buscar
- Anemia por deficiencia de hierro

  • El tratamiento analizará las medicinas y los cambios en el patrón de alimentación que sus médicos pueden recomendarle si se le ha diagnosticado con anemia por deficiencia de hierro.

Factores de riesgo - Anemia por deficiencia de hierro

Puede tener un mayor riesgo de padecer de anemia por deficiencia de hierro debido a su edad, ambientes poco saludables, historia familiar y genética, hábitos de estilo de vida o género.

Edad
- Anemia por deficiencia de hierro

Puede tener un mayor riesgo de padecer de deficiencia de hierro a ciertas edades:

  • Bebés de entre 6 y 12 meses, especialmente si se los alimenta solo con leche materna, o si se los alimenta con una fórmula que no está fortificada con hierro. El hierro que los bebés nacidos a término han almacenado en sus cuerpos se consume en los primeros 4 a 6 meses de vida. Los bebés que nacieron prematuramente pueden correr un riesgo aun mayor, ya que la mayoría de las reservas de hierro de un recién nacido se desarrollan durante el tercer trimestre del embarazo.
  • Niños de entre 1 y 2 años, especialmente si toman mucha leche de vaca. La leche de vaca es baja en hierro.
  • Adolescentes, quienes tiene una necesidad incrementada de hierro durante los períodos de crecimiento acelerado.
  • Adultos mayores, especialmente aquellos mayores de 65 años.

Ambientes poco saludables
- Anemia por deficiencia de hierro

  • Niños que tienen plomo en su sangre debido al ambiente o el agua. El plomo interfiere con la capacidad del cuerpo para producir hemoglobina.

Historial familiar y genético
- Anemia por deficiencia de hierro

La enfermedad de Von Willebrand (en inglés) es un trastorno hemorrágico heredado que afecta la capacidad de coagulación de la sangre. Esto hace que sea más difícil detener el sangrado y puede aumentar el riesgo de padecer anemia por deficiencia de hierro debido a un trauma, una cirugía o períodos menstruales abundantes.

Las personas con el gen de la hemofilia, incluidas las portadoras sintomáticas que tienen períodos menstruales abundantes, pueden estar en riesgo de padecer de anemia por deficiencia de hierro.

Hábitos de estilo de vida
- Anemia por deficiencia de hierro

Ciertos hábitos de estilo de vida pueden aumentar el riesgo de padecer de anemia por deficiencia de hierro, incluidos los siguientes:

  • Patrones de alimentación vegetariana o vegana. No comer suficientes alimentos ricos en hierro, como carne o pescado, puede provocar que consuma menos de la cantidad diaria recomendada de hierro.
  • Donación frecuente de sangre. Las personas que donan sangre a menudo pueden estar en riesgo de padecer de anemia por deficiencia de hierro.
  • Actividades y atletas de resistencia. Los atletas, especialmente las mujeres jóvenes, están en riesgo de padecer de deficiencia de hierro. Los atletas de resistencia pierden hierro a través de su tracto gastrointestinal. También pierden hierro a través de la desintegración de los glóbulos rojos, llamada hemólisis. La hemólisis, en este caso, es provocada por contracciones musculares fuertes y el impacto de los pies que golpean repetidamente el suelo, como con los corredores de maratón.

Sexo
- Anemia por deficiencia de hierro

Las mujeres entre las edades de 14 y 50 años necesitan más hierro que los hombres de la misma edad. Las mujeres tienen un mayor riesgo de padecer de anemia por deficiencia de hierro en algunas circunstancias, que incluyen las siguientes:

  • Durante la menstruación, especialmente si experimenta períodos abundantes.
  • Durante el embarazo, después del parto o cuando amamanta es posible que consuma menos de la cantidad diaria recomendada de hierro. Esto se debe a que su necesidad de hierro aumenta durante estos períodos de crecimiento y desarrollo, y puede ser difícil obtener la cantidad recomendada solo de alimentos. Las mujeres embarazadas necesitan más hierro para apoyar el crecimiento de sus bebés en gestación, por lo que sus cuerpos producen más sangre. Con más glóbulos rojos disponibles, sus cuerpos pueden almacenar hierro para prepararse para la pérdida de sangre durante el parto.

Pruebas y prevención - Anemia por deficiencia de hierro

Su médico puede detectar la anemia por deficiencia de hierro si tiene ciertos factores de riesgo, incluido el embarazo. Para prevenir la anemia por deficiencia de hierro, su médico puede recomendarle comer alimentos saludables para el corazón, o controlar otras condiciones que pueden causar anemia por deficiencia de hierro.

Pruebas de sangre para detectar anemia por deficiencia de hierro
- Anemia por deficiencia de hierro

Para detectar la anemia por deficiencia de hierro, su médico puede solicitar un examen de sangre llamado cuadro hemático completo (en inglés, [CBC, por sus siglas en inglés]) para ver si tiene un número bajo de glóbulos rojos, o niveles de hemoglobina o de hematocrito inferiores a lo normal, o volumen corpuscular medio (VCM) que sugeriría anemia.

Diferentes prueban ayudan a que su médico detecte la anemia por deficiencia de hierro.
Diferentes pruebas ayudan a que su médico detecte la anemia por deficiencia de hierro. Un cuadro hemático completo mide la hemoglobina y el volumen corpuscular medio (VCM). La hemoglobina de menos de 13 gramos por decilitro (g/dl) para los hombres y menos de 12 g/dl para las mujeres es un diagnóstico de anemia. En la anemia por deficiencia de hierro, los glóbulos rojos serán pequeños con un VCM inferior a 80 femtolitros (fL).

 

Estrategias de prevención
- Anemia por deficiencia de hierro

Si tiene ciertos factores de riesgo, como si está siguiendo un patrón de alimentación vegetariana, su médico puede recomendar cambios que le ayuden a alcanzar la cantidad diaria recomendada de hierro. Si tiene otras condiciones médicas que causan anemia por deficiencia de hierro, como sangrado en el tracto digestivo o urinario, o sangrado menstrual abundante, su médico querrá controlar estas otras condiciones para evitar que desarrolle anemia por deficiencia de hierro.

  • Los alimentos que son buena fuente de hierro incluyen frijoles secos, frutas secas, huevos, carne roja magra, salmón, panes y cereales fortificados con hierro, guisantes, tofu, y vegetales de hoja verde oscuro.
  • Los alimentos ricos en vitamina C, como naranjas, fresas y tomates, pueden ayudarle a que aumente su absorción de hierro.

Si está embarazada, consulte con su médico sobre el pinzamiento tardío del cordón umbilical de su recién nacido en el momento del parto. Esto puede ayudar a evitar la anemia por deficiencia de hierro en su recién nacido, tanto para los bebés nacidos a término como para los prematuros.

Buscar
- Anemia por deficiencia de hierro

Signos, síntomas y complicaciones - Anemia por deficiencia de hierro

La anemia por deficiencia de hierro puede ir de leve a grave. Las personas con anemia por deficiencia de hierro leve o moderada pueden no tener ningún signo o síntoma. Los síntomas generalmente empeoran a medida que la anemia se vuelve más grave. Si no se trata, la deficiencia de hierro puede causar complicaciones y puede ser potencialmente mortal.

Signos y síntomas
- Anemia por deficiencia de hierro

Signos comunes de anemia por deficiencia de hierro:

  • Uñas frágiles o en forma de cuchara
  • Grietas a los lados de la boca
  • Piel pálida
  • Hinchazón o dolor de lengua

Síntomas comunes de anemia por deficiencia de hierro:

  • Dolor de pecho
  • Frialdad en manos y pies
  • Dificultad para concentrarse
  • Mareos
  • La fatiga y la sensación de cansancio son los síntomas más comunes. Esto puede dificultar encontrar la energía para hacer actividades normales.
  • Dolor de cabeza
  • Latidos irregulares. Este es un signo de anemia por deficiencia de hierro más grave.
  • Pica, consiste en antojos inusuales de artículos no alimenticios como hielo, tierra, pintura o almidón.
  • Síndrome de las piernas inquietas (en inglés)
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad

Complicaciones
- Anemia por deficiencia de hierro

La anemia por deficiencia de hierro no diagnosticada o no tratada puede causar las siguientes complicaciones:

  • Depresión
  • Problemas cardíacos. Si no tiene suficientes glóbulos rojos que transporten hemoglobina, su corazón tiene que trabajar más para mover la sangre rica en oxígeno a través de su cuerpo. Las células en los tejidos necesitan un suministro constante de oxígeno para trabajar bien. Generalmente, la hemoglobina en los glóbulos rojos toma el oxígeno de los pulmones y lo transporta a todos los tejidos del cuerpo. Cuando su corazón tiene que trabajar más, puede llevar a varias condiciones: latidos irregulares llamados arritmia, un soplo cardíaco (en inglés), un corazón agrandado o incluso una insuficiencia cardíaca (en inglés).
  • Mayor riesgo de infecciones
  • Retrasos en el desarrollo motor o cognitivo de los niños
  • Complicaciones en el embarazo, como el parto prematuro o dar a luz a un bebé con bajo peso al nacer

En las personas con condiciones crónicas, la anemia por deficiencia de hierro puede empeorar su condición, o resultar en tratamientos que no funcionan bien.

Buscar
- Anemia por deficiencia de hierro

  • Diagnóstico explica las pruebas y los procedimientos utilizados para detectar los signos anemia por deficiencia de hierro y ayudar a descartar otras afecciones que pueden parecerse a la anemia por deficiencia de hierro.
  • Tratamiento explica las complicaciones relacionadas con el tratamiento o los efectos secundarios del tratamiento para la anemia por deficiencia de hierro.

Diagnóstico - Anemia por deficiencia de hierro

La anemia por deficiencia de hierro puede detectarse durante las pruebas de sangre de rutina cuando visita a su médico para un chequeo. Para diagnosticar la anemia por deficiencia de hierro, su médico puede hacerle preguntas sobre sus factores de riesgo, hacer un examen físico o solicitar análisis de sangre u otras pruebas de diagnóstico.

Examen físico
- Anemia por deficiencia de hierro

Su médico puede preguntarle sobre su historia médica y cualquier síntoma que tenga, y hacer un examen físico para detectar alguno de los siguientes signos que pueden ayudar a diagnosticar la anemia por deficiencia de hierro:

  • Revisar si hay sangrado.
  • Observar si su lengua, uñas, o revestimiento interior de los párpados están pálidos.
  • Revisar sus uñas para ver si están pálidas o quebradizas, y con qué rapidez el lecho de la uña (tejido debajo de las uñas) se rellenan con sangre.
  • Escuchar su corazón para detectar latidos rápidos o irregulares.
  • Escuchar sus pulmones para detectar respiración rápida o irregular.
  • Palpar su abdomen para revisar el tamaño de su hígado y bazo.

Pruebas de sangre
- Anemia por deficiencia de hierro

Basado en los resultados de las pruebas de sangre para detectar la anemia por deficiencia de hierro, su médico puede solicitar las siguientes pruebas de sangre para diagnosticar la anemia por deficiencia de hierro:

  • Cuadro hemático completo (en inglés, [CBC, por sus siglas en inglés]) para ver si tiene recuentos de glóbulos rojos, niveles de hemoglobina o hematocritos inferiores a lo normal, o volumen corpuscular medio (VCM) que sugeriría anemia.
  • Hierro para medir la cantidad de hierro en su sangre. La cantidad de hierro en su sangre puede ser normal, incluso si la cantidad total de hierro en su cuerpo es baja. Por esta razón, también se realizan otras pruebas de hierro.
  • Medida de ferritina para saber qué cantidad de hierro almacenado se ha usado. La ferritina es una proteína que ayuda a almacenar el hierro en su cuerpo.
  • Recuento de reticulocitos para ver si tiene una cantidad de glóbulos rojos muy por debajo de lo normal.
  • Frotis periférico para ver si sus glóbulos rojos se ven más pequeños y más pálidos que lo normal cuando se observan con un microscopio.
Diferentes prueban ayudan a que su médico diagnostique la anemia por deficiencia de hierro.
Diferentes prueban ayudan a que su médico diagnostique la anemia por deficiencia de hierro. En la anemia por deficiencia de hierro, los niveles de hierro en sangre serán bajos o inferiores a 10 micromoles por litro (mmol/L) tanto para hombres como para mujeres. Los niveles normales son de 10 a 30 mmol/L. Los niveles de ferritina también serán bajos, o inferiores a 10 microgramos por litro (mg/L) tanto para hombres como para mujeres. Los niveles normales son de 40 a 300 para hombres y de 20 a 200 para mujeres.

Para ayudar a diagnosticar la anemia por deficiencia de hierro, su médico considerará su cuadro hemático, hemoglobina, niveles de hierro en sangre, VCM y ferritina para determinar si padece de anemia por deficiencia de hierro u otro tipo de anemia. Se le puede diagnosticar con anemia por deficiencia de hierro si tiene niveles bajos de hierro o ferritina en su sangre.

Se pueden necesitar más pruebas para descartar otros tipos de anemia.

Pruebas para detectar sangrado gastrointestinal
- Anemia por deficiencia de hierro

Para ver si la hemorragia gastrointestinal es la causa de su anemia por deficiencia de hierro, su médico puede ordenar los siguientes procedimientos para guiar el tratamiento.

  • Prueba de sangre oculta en heces para detectar sangre en las heces. La sangre en las heces sugeriría sangrado en el tracto GI y puede requerir más pruebas.
  • Endoscopía superior para buscar sangrado en el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado. Se introduce un tubo con una pequeña cámara por su boca hasta llegar a su estómago e intestino delgado superior para ver el revestimiento de su tracto digestivo superior.
  • Colonoscopía para buscar sangrado u otras anomalías, como tumores o cáncer en el revestimiento del colon. Para esta prueba, se introduce una cámara pequeña en el colon bajo sedación para ver el colon directamente.

¿Qué sucede si mi médico piensa que algo más es la causa de mi anemia por deficiencia de hierro?

Recordatorios
- Anemia por deficiencia de hierro

  • Visite de nuevo Causas para revisar cómo las pérdidas de sangre, no consumir la cantidad recomendada de hierro y las condiciones médicas pueden provocar anemia por deficiencia de hierro.
  • Visite de nuevo Factores de riesgo para revisar los antecedentes familiares, el estilo de vida u otros factores ambientales que aumentan el riesgo de desarrollar anemia por deficiencia de hierro.
  • Visite de nuevo Signos, síntomas y complicaciones para revisar los síntomas comunes de anemia por deficiencia de hierro.
  • Visite de nuevo Detección y prevención para revisar cómo detectar la anemia por deficiencia de hierro.

Tratamiento - Anemia por deficiencia de hierro

El tratamiento para la anemia por deficiencia de hierro dependerá de su causa y gravedad. Los tratamientos pueden incluir suplementos de hierro, procedimientos, cirugía y cambios en la dieta. La anemia por deficiencia de hierro grave puede requerir terapia de hierro por vía intravenosa (IV) o una transfusión de sangre (en inglés).

Suplementos de hierro
- Anemia por deficiencia de hierro

Su médico puede recomendarle consumir suplementos de hierro, también llamados pastillas de hierro o hierro oral, por vía oral una o varias veces al día para aumentar el hierro en su cuerpo. Este es el tratamiento más común para la deficiencia de hierro. Generalmente, tarda de tres a seis meses para reponer sus almacenamientos de hierro.

A veces, su médico recomienda suplementos de hierro durante el embarazo. Si su condición es causanda por ciertas condiciones genéticas raras, como la mutación del gen TMRPSS6, es posible que no responda a los suplementos orales de hierro.

Los suplementos de hierro generalmente no se recomiendan para personas que no tienen anemia por deficiencia de hierro. Esto se debe a que demasiada cantidad de hierro puede dañar sus órganos.

No deje de tomar sus suplementos de hierro recetados sin antes consultarlo con su médico. Hable con su médico si experimenta efectos secundarios tales como un mal sabor metálico, vómitos, diarrea, estreñimiento o malestar estomacal. Es posible que su médico le recomiende opciones como tomar sus suplementos con los alimentos, reducir la dosis, probar un tipo diferente de suplemento de hierro o recibir hierro por vía intravenosa (IV).

Procedimientos
- Anemia por deficiencia de hierro

Si los suplementos de hierro por sí solos no pueden reponer los niveles de hierro en su cuerpo, su médico puede recomendarle un procedimiento que incluya:

  • Terapia de hierro o hierro por vía intravenosa (IV). Esto a veces se usa para administrar hierro a través de un vaso sanguíneo para aumentar los niveles de hierro en la sangre. Uno de los beneficios del hierro por vía intravenosa es que, a menudo, solo toma una o unas pocas sesiones para reponer la cantidad de hierro en su cuerpo. Las personas con anemia por deficiencia de hierro grave, o que tienen afecciones crónicas como la enfermedad renal o la enfermedad celíaca pueden tener más probabilidades de recibir hierro por vía intravenosa. Puede experimentar vómitos, dolor de cabeza u otros efectos secundarios inmediatamente después del hierro por vía intravenosa, pero generalmente desaparecen en uno o dos días.
  • Transfusiones de glóbulos rojos Pueden usarse para personas con anemia por deficiencia de hierro grave para aumentar rápidamente la cantidad de glóbulos rojos y hierro en la sangre. Su médico puede recomendar esto si tiene complicaciones graves de anemia por deficiencia de hierro, como dolor de pecho.
  • Cirugía, endoscopía superior, o colonoscopía para detener el sangrado.

Cambios saludables en el estilo de vida
- Anemia por deficiencia de hierro

Para ayudarle a que alcance sus niveles diarios recomendados de hierro, su médico puede recomendarle lo siguiente:

  • Adoptar cambios de estilo de vida saludables como patrones de alimentación saludable para el corazón.
  • Aumentar su consumo diario de alimentos ricos en hierro para ayudar a tratar su anemia por deficiencia de hierro. Consulte las Estrategia de prevención para obtener más información sobre los alimentos que tienen alto contenido de hierro. Es importante saber que aumentar el consumo de hierro puede no ser suficiente para reemplazar el hierro que su cuerpo normalmente almacena pero que se ha agotado.
  • Aumentar su consumo de vitamina C para ayudar a que su cuerpo absorba el hierro.
  • Evitar tomar té negro, ya que reduce la absorción de hierro.

Otros tratamientos
- Anemia por deficiencia de hierro

Si tiene enfermedad renal crónica y anemia por deficiencia de hierro, su médico puede recomendarle agentes estimulantes de la eritropoyesis (esa). Estas medicinas estimulan la médula ósea para que produzca más glóbulos rojos. Los ESAs generalmente se usan con terapia de hierro o hierro por vía intravenosa, o cuando la terapia de hierro sola no es suficiente.

Buscar
- Anemia por deficiencia de hierro

  • Vivir con explica lo que su médico le puede recomendar, incluidos los cambios permanentes de estilo de vida y la atención médica para evitar que su condición recurra, empeore o cause complicaciones.
  • Investigación para su salud explica cómo estamos utilizamos la investigación actual y como avanzamos la investigación para prevenir la anemia por deficiencia de hierro.
  • Participación en los ensayos clínicos de NHLBI explica nuestros estudios clínicos en curso que investigan tratamientos para la anemia por deficiencia de hierro.

Vivir con - Anemia por deficiencia de hierro

Después de que se le diagnostique con anemia por deficiencia de hierro, es importante que siga su plan de tratamiento. Su médico puede recomendar cuidados de seguimiento adicionales y cambios en el estilo de vida para evitar complicaciones.

Siga su plan de tratamiento
- Anemia por deficiencia de hierro

No deje de tomar sus suplementos de hierro recetados sin antes consultarlo con su médico. Hable con su médico si experimenta efectos secundarios tales como un mal sabor metálico, vómitos, diarrea, estreñimiento o malestar estomacal. Es posible que su médico le recomiende opciones como tomar sus suplementos con los alimentos, reducir la dosis, probar un tipo diferente de suplemento de hierro o recibir hierro por vía intravenosa (IV).

Controlar su condición
- Anemia por deficiencia de hierro

Es posible que tenga fatiga y otros síntomas de anemia por deficiencia de hierro hasta que los niveles de hierro vuelvan a la normalidad, lo que puede tardar meses. Dígale a su médico si tiene algún síntoma nuevo, o si sus síntomas empeoran, especialmente si siente dolor en el pecho o siente que su corazón late de manera irregular.

Dígale a todo médico que vea para otras condiciones que tiene anemia por deficiencia de hierro. La anemia por deficiencia de hierro puede hacer que otras afecciones, como el VIH, empeoren o sean más difíciles de tratar. Dígale a su médico qué medicinas toma, incluso las medicinas de venta libre u otros suplementos. Los suplementos de hierro pueden cambiar el funcionamiento de ciertas medicinas.

Su médico puede sugerirle chequeos para asegurarse de que sus niveles de hierro y hemoglobina mejoren y se mantengan en niveles saludables. Su médico puede hacer lo siguiente:

  • Preguntarle sobre signos y síntomas, incluyendo si tiene síntomas nuevos o que empeoran.
  • Repita las pruebas de sangre (en inglés), como un cuadro hemático completo y estudios de hierro.

Prevenir complicaciones a lo largo de su vida
- Anemia por deficiencia de hierro

Para prevenir las complicaciones de la anemia por deficiencia de hierro, su médico puede recomendarle una alimentación saludable para el corazón y que elija alimentos ricos en hierro, especialmente durante ciertas etapas de la vida cuando se necesita más hierro, como la infancia y el embarazo. Buenas fuentes de hierro son la carne, las aves de corral, el pescado y los alimentos fortificados con hierro que tienen hierro agregado.

Las dietas vegetarianas pueden proporcionar suficiente hierro si elige fuentes de hierro que no sean carne, incluidos los panes y los cereales fortificados con hierro, frijoles, tofu, frutas secas, espinacas y otras verduras de hoja verde oscuro. También puede consumir un suplemento de hierro.

Siga las recomendaciones y los tratamientos de su médico para controlar todo tipo de condición que provoque anemia por deficiencia de hierro, con el fin de evitar complicaciones como ritmos cardíacos anormales y depresión.

Conozca los signos de advertencia de complicaciones graves y tenga un plan
- Anemia por deficiencia de hierro

Dígale a su médico si tiene algún síntoma nuevo, o si sus síntomas empeoran, especialmente si siente dolor en el pecho o siente que su corazón late de manera irregular.

Conozca otras precauciones que lo ayudarán a mantenerse a salvo
- Anemia por deficiencia de hierro

Hable con su doctor con respecto a regresar a sus actividades diarias. Debido a que la anemia por deficiencia de hierro puede hacerlo sentir débil, debe tener cuidado al reanudar ciertas actividades, como la actividad física. Los adultos mayores, que tienen más probabilidades de caerse, deben ser especialmente cautelosos al reanudar las actividades.

Recordatorios
- Anemia por deficiencia de hierro

  • Viste de nuevo Tratamiento para revisar posibles opciones de tratamiento para la anemia por deficiencia de hierro.
  • Visite de nuevo Signos, síntomas y complicaciones para revisar los signos y síntomas así como las complicaciones más comunes de anemia por deficiencia de hierro.
Research for Your Health

El NHLBI es parte de Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., la agencia de investigación biomédica de la Nación que realiza importantes descubrimientos científicos para mejorar la salud y salvar vidas. Estamos comprometidos con el avance de la ciencia y la aplicación de descubrimientos en la práctica clínica para promover la prevención y el tratamiento de los trastornos cardíacos, pulmonares, sanguíneos y del sueño, incluida la anemia por deficiencia de hierro. Aprenda sobre los esfuerzos actuales y futuros del NHLBI para mejorar la salud a través de la investigación y el descubrimiento científico.

Mejorar la salud con la investigación actual
- Anemia por deficiencia de hierro

Aprenda las formas en que el NHLBI continua aplicando la investigación actual para mejorar la salud de personas con anemia por deficiencia de hierro.

  • Los descubrimientos del programa Estudios de donantes y epidemiología de receptores ayudan a proteger a los donantes de sangre. El programa Estudios de donantes y epidemiología de receptores (en inglés, [REDS, por sus siglas en inglés]) del NHLBI, que comenzó en 1989 para proteger el suministro de sangre de la nación y mejorar las transfusiones, descubrió que muchas personas, especialmente las mujeres que donan sangre con frecuencia tienen niveles bajos o agotados de hierro almacenados en su cuerpo. Este es el estudio más grande que ha analizado los niveles de hierro en los donantes de sangre. Los resultados del programa REDS han llevado a otras investigaciones y recomendaciones más recientes para aumentar el período de tiempo entre las donaciones para proteger a los donantes de sangre.
  • El estudio de salud cardiovascular identifica indicadores de futuros problemas de salud en adultos mayores. El estudio de salud cardiovascular (en inglés) patrocinado por el NHLBI descubrió que muchos adultos mayores de más de 65 años tenían niveles bajos de hemoglobina. Esto se asoció con un mayor riesgo de muerte, incluso con anemia leve. Ahora, la anemia en adultos mayores se reconoce como una condición importante.
  • Programa de pequeñas empresas del NHLBI. A través del Programa de pequeñas empresas del NHLBI (en inglés), financiamos investigación y desarrollo para pequeñas empresas nacionales que tienen un gran potencial para la comercialización de tecnología a través de los programas de Investigación de innovación para pequeñas empresas (SBIR, por sus siglas en inglés) y Transferencia de tecnología para pequeñas empresas (STTR, por sus siglas en inglés). Nuestro apoyo a los programas de SBIR/STTR está ayudando a avanzar en la investigación de la anemia por deficiencia de hierro, en parte mediante el financiamiento de métodos para detectar donantes de sangre con almacenamientos bajos de hierro. Pruebas fiables en el lugar de atención pueden ayudar a identificar la deficiencia de hierro antes de las donaciones potencialmente dañinas y proteger a las personas de la necesidad de consumir suplementos de hierro.

Avance en la investigación para mejorar la salud
- Anemia por deficiencia de hierro

En apoyo de nuestra misión (en inglés), nos comprometemos a avanzaren la investigación sobre anemia, en parte a través de las siguientes maneras:

  • Realizamos investigaciones. Nuestra División de investigación intramural (en inglés), que incluye investigadores en nuestra Rama de hematología (en inglés), realiza investigaciones sobre la anemia.
  • Financiamos las investigaciones. Nuestra División de enfermedades y recursos de la sangre (en inglés, [DBDR, por sus siglas en inglés]) es líder en investigación sobre las causas, la prevención y el tratamiento de enfermedades de la sangre, incluida la anemia por deficiencia de hierro. Busque en la herramienta de reporte en línea, NIH Portafolio de Investigación (RePORT) (en inglés), para obtener información sobre las investigaciones que el NHLBI financia sobre anemia por deficiencia de hierro..
  • Estimulamos la investigación de alto impacto. Nuestro Programa Trans-Omicas para la medicina de precisión (en inglés, [TOPMed, por sus siglas en inglés]) ahora incluye participantes con anemia, lo que puede ayudarnos a comprender cómo los genes contribuyen a las diferencias en la gravedad de la enfermedad, y la forma en que los pacientes responden al tratamiento. La visión estratégica del NHLBI (en inglés) destaca las formas en las que podemos apoyar la investigación durante la próxima década, incluidos los nuevos esfuerzos para la anemia por deficiencia de hierro.

Aprenda sobre las interesantes áreas de investigación que el NHLBI está explorando sobre la anemia por deficiencia de hierro.

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

Dirigimos o patrocinamos muchos estudios relevantes para la anemia por deficiencia de hierro. Vea si usted o alguien que conoce es elegible para participar en nuestros ensayos clínicos.

¿Es un frecuente donante de sangre que vive en la ciudad de Nueva York?

Este estudio analiza cómo la anemia por deficiencia de hierro en los donantes de sangre afecta la calidad de los glóbulos rojos donados, como qué tan bien sobreviven los glóbulos rojos después de la transfusión. Para participar, su sangre debe cumplir con ciertos requisitos y debe estar sano, tener de 18 a 75 años, pesar más de 110 libras y donar sangre con frecuencia. Este estudio se ubica en la ciudad de Nueva York y está reclutando solo por invitación.
Más información

Recursos de NHLBI
- Anemia por deficiencia de hierro

Recursos no pertenecientes a NHLBI
- Anemia por deficiencia de hierro