CPAP

También conocida como presión positiva continua en las vías respiratorias
El CPAP es un tratamiento que usa presión de aire leve para mantener abiertas sus vías respiratorias.
Resumen general

Implica el uso de una máquina de CPAP que incluye una máscara u otro dispositivo que se ajuste sobre su nariz, o nariz y boca, correas para colocar la máscara, un tubo que conecta la máscara al motor de la máquina y un motor que sopla aire en el tubo. El CPAP se usa para tratar trastornos respiratorios relacionados con el sueño, incluida la apnea del sueño. También, se puede usar para tratar niños prematuros que tienen pulmones subdesarrollados.

Si su médico le prescribe el CPAP sobre otras opciones de tratamiento para su apnea del sueño, su seguro trabajará con una compañía de dispositivos médicos para proporcionarle una máquina de CPAP y la máscara y el tubo desechables. Su médico programará su máquina con ciertas configuraciones de presión. Después de usar su máquina por un tiempo, su médico y, posiblemente, su compañía de seguros, querrán verificar la tarjeta de datos de su máquina para confirmar que está usando su dispositivo de CPAP y para ver si la máquina y sus ajustes de presión están funcionando para reducir o eliminar eventos de apnea mientras duerme.

Para que el tratamiento funcione, usted debe usar su máquina de CPAP cada vez que duerma en casa, mientras viaja y durante las siestas. Acostumbrarse a usar su máquina de CPAP puede tomar tiempo y requiere paciencia. Su médico puede necesitar ajustar la configuración de presión para usted. Puede que tenga que trabajar con su médico especialista en trastornos del sueño para encontrar la máscara más cómoda que funcione mejor para usted, probar la cámara de humidificación en su máquina, o bien utilizar una máquina de CPAP diferente que permita ajustes de presión múltiples o un ajuste automático.

Algunos pacientes notan mejoras inmediatas después de comenzar el tratamiento con el CPAP, como una mejor calidad del sueño, reducción o eliminación de los ronquidos y menos somnolencia diurna. Igualmente, importantes son los beneficios a largo plazo que no puede notar, como ayuda en la prevención o control de la tensión arterial alta, disminución del riesgo de derrame cerebral y mejora de la memoria y otras funciones cognitivas.

Los efectos secundarios del tratamiento CPAP pueden incluir congestión, secreción nasal, sequedad bucal o sangrados nasales. Si experimenta malestar estomacal o distensión, debe dejar de usar su máquina de CPAP y comunicarse con su médico de inmediato. Algunas máscaras pueden causar irritación. Su médico puede ayudarle a encontrar formas de aliviar estos síntomas y de adaptarse al uso de su máquina de CPAP. Es importante que limpie su máscara y el tubo todos los días y que vuelva a solicitar la prescripción para su dispositivo médico en el momento adecuado para reemplazar la máscara y el tubo, a fin de asegurarse de que el tratamiento continúe funcionando.

Visite CPAP nasal para obtener más información sobre este tema.

Participe en ensayos clínicos de NHLBI

El Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés) guía o patrocina muchos estudios destinados a prevenir, diagnosticar, y tratar trastornos del corazón, los pulmones, la sangre, y el sueño.

Más información

Recursos del NHLBI

Recursos que no pertenecen al NHLBI