Vasculitis
0
Vasculitis

Vasculitis Tratamiento

El objetivo del tratamiento de la vasculitis habitualmente es atenuar el ataque inflamatorio del organismo a los vasos sanguíneos. Las personas con vasculitis leve pueden hallar alivio con medicamentos analgésicos de venta libre. En las vasculitis graves, se pueden recetar medicamentos. Con el tratamiento, la vasculitis puede entrar en remisión, que es un período en el que no se observan síntomas.

Medicamentos

Los analgésicos de venta libre pueden aliviar los síntomas de la vasculitis leve. En los casos más graves, el proveedor de atención médica posiblemente le recete medicamentos.

  • Los medicamentos antiinflamatorios, incluidos los antiinflamatorios no esteroides (AINE) pueden disminuir el dolor y la actividad para combatir las infecciones en el organismo. Un posible efecto secundario es el aumento del sangrado. El proveedor podrá realizarle análisis de sangre y de función hepática antes de recetarle este medicamento.
  • Los corticosteroides disminuyen la actividad del sistema de defensa del organismo en los vasos sanguíneos. En algunos tipos de vasculitis, se necesitarán esteroides durante meses o años. Los corticosteroides pueden disminuir la densidad ósea, aumentar el azúcar en la sangre y los niveles de presión arterial y hacer que la piel se torne más delgada.
  • Los antagonistas duales de los receptores de la endotelina bloquean la acción de una sustancia química denominada endotelina, que puede reducir el flujo sanguíneo.
  • Los inmunomoduladores disminuyen la actividad del sistema de defensa ( inflamación ) que causa síntomas. Los posibles efectos secundarios pueden incluir problemas gastrointestinales.
  • Los medicamentos inmunosupresoras suprimen o debilitan la capacidad del organismo para combatir los gérmenes y las enfermedades. Los posibles efectos secundarios incluyen un mayor riesgo de infección y defectos congénitos.
  • La terapia con interferón bloquea y reduce la tumefacción. Los interferones son moléculas que normalmente produce el sistema de defensa del organismo, pero también se los ha desarrollado como medicamentos.
  • Los antagonistas de las interleucinas disminuyen la actividad natural para combatir las infecciones en el organismo mediante el bloqueo de una proteína clave.
  • Las inmunoglobulinas intravenosas (IGIV) ayudan a controlar la respuesta de defensa del organismo. Este medicamento también combate las infecciones al introducir anticuerpos purificados de donantes sanos al torrente sanguíneo.
  • Los anticuerpos monoclonales suprimen el sistema de defensa natural del organismo contra las enfermedades. Los posibles efectos secundarios incluyen sensación de fiebre, dolor de estómago y reacciones alérgicas.
  • Los inhibidores de la fosfodiesterasa aumentan el flujo sanguíneo al bloquear la acción de determinadas enzima en el organismo. Los posibles efectos secundarios incluyen dolor de cabeza, palpitaciones cardíacas, malestar estomacal, náuseas y vómitos.
  • Los inhibidores del factor de necrosis tumoral suprimen el sistema de defensa del organismo al bloquear una proteína denominada factor de necrosis tumoral alfa.

Procedimientos o cirugía

  • Se puede realizar una plasmaféresis, un procedimiento en el que se extrae el plasma de la sangre y luego se lo reemplaza por plasma de donante o solución salina para disminuir las concentraciones de anticuerpos en el plasma.
  • La cirugía de bypass de los vasos sanguíneos puede ayudar a restaurar el flujo de sangre en algunas áreas en la enfermedad de Buerger. Rara vez se utiliza la cirugía para tratar la vasculitis.
Last updated on