Trastornos del ritmo circadiano
0
Trastornos del ritmo circadiano

Trastornos del ritmo circadiano Vivir con un trastorno del ritmo circadiano

Share

Si le han diagnosticado un trastorno del ritmo circadiano, es importante que continúe su tratamiento. Los cuidados durante el seguimiento pueden variar según la respuesta que tenga al tratamiento y cuáles sean las causas de sus problemas del sueño.

Consejos sobre el manejo de la afección en el hogar

  • Siga su plan de tratamiento. Es importante que siga las instrucciones del médico para evitar los síntomas y las complicaciones de los trastornos del ritmo circadiano.
  • Reciba atención de seguimiento en forma regular Consulte a su médico sobre la frecuencia con la que debe programar visitas al consultorio y exámenes médicos. Es posible que necesite realizarse más estudios del sueño o pruebas regulares para monitorear las concentraciones de melatonina. Entre visitas, llame a su médico si tiene algún síntoma nuevo, si sus síntomas empeoran o si tiene alguna complicación debido a los medicamentos.
  • Lleve un diario de sueño para monitorear las mejoras en su patrón de sueño y vigilia, y en la calidad del sueño.

Conozca precauciones que lo ayudarán a mantenerse a salvo

A fin de evitar accidentes causados por la fatiga y la somnolencia diurna, es importante que pueda identificar cuándo está demasiado cansado para conducir, operar maquinaria pesada o trabajar. Considere la posibilidad de utilizar transporte público si se siente demasiado cansado para conducir.

Cómo los trastornos del ritmo circadiano pueden afectar la salud

Si no los trata, los trastornos del ritmo circadiano pueden aumentar el riesgo de sufrir las siguientes afecciones:

  • debilitamiento del sistema inmunológico, que puede dar lugar a infecciones y escasa recuperación de las enfermedades
  • enfermedades cardiovasculares, como aterosclerosis o accidente cerebrovascular
  • trastornos cognitivo y conductuales, como disminución de la atención, vigilancia, concentración, habilidades motoras y memoria: Pueden llevar a una disminución de la productividad, errores en el lugar de trabajo o accidentes de tránsito. En adolescentes y adultos jóvenes, los trastornos del ritmo circadiano pueden causar conductas riesgosas y problemas con la concentración en la escuela, el control de las emociones y el manejo del estrés.
  • Trastornos digestivos, como úlceras gástricas, enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD) y síndrome de intestino irritable: Los trastornos del ritmo circadiano pueden influir en la señalización del cerebro al tracto gastrointestinal. También pueden aumentar la inflamación intestinal, lo que puede generar síntomas digestivos.
  • Problemas de fertilidad: Los trastornos del ritmo circadiano pueden alterar el ciclo hormonal que controla la fertilidad y la reproducción.
  • Trastornos metabólicos, que pueden dar lugar a diabetes, síndrome metabólico y sobrepeso y obesidad
  • Trastornos del estado de ánimo, que incluyen irritabilidad, ansiedad y depresión
  • Empeoramiento de otros trastornos del sueño, como apnea del sueño
Last updated on