Sobrepeso y obesidad
0
Sobrepeso y obesidad

Sobrepeso y obesidad Tratamiento

Share

Si le diagnostican sobrepeso u obesidad, usted y su proveedor de atención médica colaborarán para elaborar un plan de tratamiento. El plan probablemente incluya reducir la cantidad de calorías por día, hacer más actividad física y adoptar cambios para un estilo de vida saludable que duren toda la vida.

El objetivo del tratamiento es reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la obesidad y mejorar la calidad de vida. Según su índice de masa corporal (IMC) y otras afecciones de salud que tenga, el proveedor también podría mencionar asesoramiento dietético o nutricional, programas de tratamiento conductual para bajar de peso, medicamentos o cirugía. La detección de la obesidad, el asesoramiento y los programas para bajar de peso pueden estar cubiertos por su seguro.

Cambios para un estilo de vida saludable

Como ayuda para tratar de mantener un peso saludable, el proveedor tal vez le recomiende que adopte cambios para un estilo saludable que duren toda la vida. Una pérdida de peso del 5% al 10% puede mejorar significativamente su salud y su calidad de vida.

  • Elegir alimentos saludables para el corazón. Es importante ingerir la cantidad correcta de calorías para mantener un peso saludable. Si necesita bajar de peso, trate de reducir gradualmente la ingesta diaria total de calorías. Use el plan alimentario DASH (en inglés) para averiguar cuáles son sus necesidades diarias de calorías y establecer objetivos. Vea recetas saludables (en inglés) y planifique para tener éxito. Hable con su proveedor antes de iniciar cualquier dieta o plan alimentario.
  • Hacer actividad física con regularidad. La actividad física y hacer la cantidad recomendada de actividad física necesaria todas las semanas redunda en muchos beneficios para la salud. Antes de comenzar cualquier programa de ejercicio, pregúntele a su proveedor qué nivel de actividad física es adecuado para usted.
  • Dormir suficientes horas de sueño de calidad. Investigaciones del NHLBI (en inglés) han mostrado una relación entre la falta de sueño y la obesidad que comienza ya en la infancia. Los expertos recomiendan que los adultos duerman entre 7 y 8 horas por noche. Vea las horas recomendadas para niños a cada edad.
Tips to lowering calories on DASH
HOJA INFORMATIVA

Consejos para reducir las calorías en DASH

El plan alimentario DASH puede ayudarlo a reducir las calorías y bajar de peso.

Programas conductuales para bajar de peso

Las investigaciones han mostrado que hay zonas del cerebro que responden al placer. Se libera un mensajero químico cada vez que esa zona del cerebro es estimulada por algo que disfrutamos, por ejemplo, comer. La estimulación nos hace sentir bien. Las investigaciones muestran que esas conexiones pueden ser más fuertes en algunas personas que en otras, lo cual puede explicar por qué a algunos les cuesta más bajar de peso.

Los programas conductuales individuales o grupales para bajar de peso están a cargo de personas que entienden esas conexiones cerebrales. En esos programas, uno o más profesionales de atención médica, como un dietista y nutricionista registrado (RDN), un psicólogo o un fisiólogo del ejercicio, trabajan con usted para elaborar un plan personalizado para bajar de peso. El plan probablemente incluya una dieta reducida en calorías, objetivos de actividad física y estrategias conductuales como ayuda para introducir y mantener esos cambios en el estilo de vida.

El especialista en pérdida de peso suele revisar o modificar los objetivos cada 6 meses en función del progreso y la salud general.

Al elegir un programa conductual para bajar de peso, tal vez quiera considerar si el programa:

  • ofrece el servicio de varios profesionales, como dietistas registrados, médicos, enfermeros, psicólogos y fisiólogos del ejercicio;
  • brinda objetivos personalizados y que tienen en cuenta cosas como los alimentos que le gustan, sus horarios, su estado físico y su salud general;
  • brinda asesoramiento individual o grupal para ayudarlo a cambiar sus patrones de alimentación y hábitos personales que no son saludables;
  • enseña estrategias a largo plazo para enfrentar problemas que pueden llevar a un aumento de peso en el futuro, como estrés o volver a los hábitos poco saludables.

Otras cosas que debe considerar al elegir un programa son:

  • cuántas personas han completado con éxito el programa;
  • la pérdida de peso promedio de las personas que terminaron el programa;
  • los posibles efectos secundarios o riesgos;
  • las tarifas o costos de elementos adicionales, como suplementos dietéticos.

Medicamentos

Cuando los cambios para un estilo de vida saludable no son suficientes, el proveedor puede tratar el sobrepeso y la obesidad con medicamentos. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado varios medicamentos para bajar de peso o controlarlo. Esos medicamentos se dirigen a diferentes partes del cuerpo.

  • El cerebro: Varios medicamentos cambian la forma en que el cerebro regula el impulso por comer y de ese modo reducen el apetito. Uno de esos medicamentos es la liraglutida, que ahora está aprobada tanto para niños mayores de 12 años como para adultos con obesidad. Otros medicamentos que actúan de forma parecida son naltrexona/bupropión, dietilpropión y fendimetrazina. La setmelanotida se usa para tratar afecciones genéticas infrecuentes que producen obesidad y aumentan el metabolismo en reposo.
  • El tracto gastrointestinal (GI): El orlistat bloque la absorción de grasas de los alimentos de la dieta en los intestinos.
  • El páncreas: La semaglutida es un medicamento inyectable que ayuda al páncreas a liberar la cantidad correcta de insulina cuando los niveles de azúcar en sangre son altos. La insulina ayuda a llevar el azúcar de la sangre a otros tejidos del cuerpo, donde se usa como energía. Además, las inyecciones vuelven más lento el paso de los alimentos por el estómago y pueden reducir el apetito y provocar la pérdida de peso.

Los medicamentos para bajar de peso no se recomiendan como tratamiento exclusivo para bajar de peso. Esos medicamentos pueden ayudar a bajar de peso, pero deben combinarse con cambios en el estilo de vida para tener una mayor pérdida de peso que también sea más duradera.

Dígale a su proveedor los medicamentos que toma, porque algunos de estos medicamentos no deben usarse si uno tiene determinadas afecciones o si toma ciertos otros medicamentos. Además, esos medicamentos pueden tener efectos secundarios. Hable con su proveedor si está embarazada, planea quedar embarazada, está amamantando o tiene antecedentes familiares de afecciones cardiovasculares, como presión arterial alta, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Dispositivos

La FDA ha aprobado tres dispositivos para bajar de peso en adultos. Aproximadamente la mitad de las personas que se someten a procedimientos para implantar estos dispositivos baja al menos el 5% de su peso corporal inicial gracias al dispositivo.

  • Los balones gástricos se colocan en el estómago a través de una cápsula inflable conectada a un catéter delgado o a través de un endoscopio (un tubo largo y flexible con una pequeña cámara y una luz en el extremo). Luego, según el dispositivo, los balones pueden llenarse con gas o líquido (por ejemplo, agua salada) y se sellan. Más adelante, se retiran.
  • Las bandas gástricas se implantan mediante cirugía alrededor del estómago, y eso limita la cantidad de alimentos que una persona puede comer en una comida y aumenta el tiempo de digestión. Eso ayuda a comer menos.
  • Los sistemas de vaciado gástrico incluyen un tubo que se coloca en el estómago usando un endoscopio y un puerto que se encuentra contra la piel del abdomen. El tubo drena una parte del contenido estomacal en un recipiente 20 o 30 minutos después de las comidas. El dispositivo se retira cuando el paciente alcanza el objetivo del peso.

El médico monitorea si hay dolor, deficiencias de vitaminas, anemia, náuseas y vómitos persistentes, intolerancia a los alimentos sólidos y ausencia de descenso de peso. Esas complicaciones se pueden tratar en caso de que aparezcan.

Cirugía

Algunas personas no bajan de peso haciendo cambios para un estilo de vida saludable o tomando medicamentos. Si su IMC es 35 o más y tiene riesgo de sufrir complicaciones relacionadas con la obesidad, tal vez sea elegible para una cirugía si desarrolla complicaciones relacionada con la obesidad.

A continuación, se enumeran los tipos de cirugías para bajar de peso (que también se denominan bariátricas).

  • Gastrectomía: Se elimina una gran parte del estómago para reducir la cantidad de alimentos que se pueden comer.
  • Gastrectomía: Se elimina una gran parte del estómago para reducir la cantidad de alimentos que se pueden comer.
  • Colocación de banda gástrica: La banda gástrica mencionada anteriormente se coloca alrededor de la parte superior del estómago. Eso crea un estómago más pequeño.
  • Cirugía de bypass gástrico: Una pequeña parte del estómago se conecta a la parte media del intestino, con lo cual se evita el paso por la primera parte del intestino. Eso reduce la cantidad de alimentos que se pueden comer y la cantidad de grasa que el cuerpo puede absorber y almacenar.

Hable con su médico para que le dé más información sobre los beneficios y los riesgos de cada tipo de cirugía. Todas las cirugías conllevan algún tipo de riesgo de posibles complicaciones, que incluyen sangrado, infección o incluso la muerte.

Diagram of the esophagus with gastric band surgery
Cirugía de banda gástrica. La ilustración muestra la banda que se coloca alrededor del diafragma en la parte superior del estómago para restringir la cantidad de alimentos que se puede comer (en inglés). Medical Illustration Copyright © 2022 Nucleus Medical Media, all rights reserved
estudio clínico

Únase a un estudio clínico del NHLBI.

Vea si usted o un ser querido es elegible para unirse a un estudio clínico de sobrepeso u obesidad.

Last updated on