Paro cardíaco
0
Paro cardíaco

Paro cardíaco Causas y factores de riesgo

Share

¿Cuáles son las causas de un paro cardíaco?

Los ritmos cardíacos irregulares llamados arritmias provocan paro cardíaco. Vea más información sobre los tipos de arritmias que pueden llevar a un paro cardíaco.

En los niños, se puede producir un paro cardíaco después de un paro respiratorio (cuando la respiración se detiene) debido a asfixia o ahogamiento por inmersión.

A veces, la causa del paro cardíaco no se conoce.

¿Qué puede desencadenar un paro cardíaco?

A veces una actividad o conducta desencadena un paro cardíaco. Los eventos desencadenantes son más frecuentes en personas que tienen afecciones cardíacas u otros factores de riesgo.

Los posibles desencadenantes incluyen:

  • consumo excesivo de alcohol (en inglés) o consumo compulsivo de alcohol
  • esfuerzo físico o estrés físico, incluidos los deportes competitivos: en 1 de cada 3 paros cardíacos en atletas, el evento ocurre mientras la persona está en reposo o durmiendo después de realizar actividad. Algunos tipos de miocardiopatía (en inglés) y, raras veces, de trastornos de la conducción, como el síndrome de QT largo, pueden provocar paro cardíaco durante el ejercicio o el sueño. Sin embargo, la actividad física regular reduce el riesgo de paro cardíaco
  • consumo reciente de cocaína, anfetaminas o marihuana
  • beber demasiado café: esto es más frecuente en las personas que no toman café habitualmente. Los que beben café habitualmente deben tratar de limitar el consumo a no más de seis tazas de 150 ml (5 onzas) por día. Ingerir demasiada cafeína en forma de polvos, pastillas o bebidas energéticas también puede conducir a un paro cardíaco
  • estrés emocional grave durante el mes anterior
  • infección por influenza (gripe) durante el mes anterior

Principales desencadenantes del paro cardíaco

La actividad física vigorosa en personas que no hacen ejercicio habitualmente, en especial los hombres, y el abuso de alcohol muy a menudo se asocian con paro cardíaco. Alrededor de 2 cada 20 paros cardíacos se asocian con esfuerzo físico y hasta 3 de cada 20 paros cardíacos se asocian con alcohol.

¿Qué aumenta el riesgo de paro cardíaco?

Muchas afecciones médicas aumentan el riesgo de paro cardíaco. Usted y su proveedor de atención médica pueden trabajar juntos para tratar o eliminar muchos factores de riesgo y aumentar sus probabilidades de tener una vida larga y saludable. Algunos factores de riesgo, como las miocardiopatías (en inglés) o arritmias hereditarias no se pueden cambiar, pero de todos modos usted puede tomar medidas para disminuir su riesgo.

Problemas cardíacos

Los problemas cardíacos son los factores de riesgo más importantes para el paro cardíaco.

  • Cardiopatía coronaria: La mayoría de las personas que tuvieron un paro cardíaco fuera de un hospital tenían enfermedad cardíaca, aunque tal vez no lo supieran. El tipo más habitual de enfermedad cardíaca, la arteriopatía coronaria, suele deberse al colesterol, una sustancia parecida a la cera que se acumula en el interior del recubrimiento de las arterias coronarias y forma placas. Esta acumulación puede obstruir parcial o totalmente el flujo sanguíneo en las arterias grandes del corazón.
  • Arritmias: Los tipos frecuentes incluyen fibrilación auricular (en inglés) y síndrome de QT largo.
  • Complicaciones de la cardiopatía coronaria: Estas incluyen el ataque cardíaco, la angina, y el espasmo coronario.
  • Problemas de la estructura cardíaca: Un defecto cardíaco congénito (en inglés) — es decir, que está presente desde el nacimiento — puede dañar el corazón. Otros problemas estructurales, como la miocardiopatía (en inglés) y la enfermedad valvular (en inglés), también aumentan el riesgo de paro cardíaco.
  • Daño en el corazón: La inflamación cardíaca (en inglés) es causada por una infección o por una afección médica.
  • Insuficiencia cardíaca (en inglés): La insuficiencia cardíaca es una afección que aparece cuando el corazón no bombea suficiente sangre para satisfacer las necesidades del organismo. Una de las complicaciones de la insuficiencia cardíaca puede ser el paro cardíaco.

Edad

El riesgo aumenta con la edad. El paro cardíaco es infrecuente en personas menores de 30 años.

  • En las personas más jóvenes, los principales factores de riesgo son las arritmias genéticas, problemas en la estructura del corazón o de las arterias coronarias, inflamación cardíaca y consumo de sustancias.
  • En adultos de más edad, los principales factores de riesgo son la cardiopatía coronaria y otras afecciones cardíacas.

Sexo

La mayoría de los paros cardíacos se dan en hombres. El riesgo para las mujeres aumenta después de la menopausia.

Raza y origen étnico

Las personas de raza negra tienen el doble del riesgo de morir por un paro cardíaco que las de raza blanca. El riesgo de las mujeres negras es más alto que el de los hombres negros. Los hispanos y los asiáticos pueden tener un menor riesgo que los de raza blanca.

Es necesario actuar para reducir las muertes por paro cardíaco entre las personas de raza negra.

Algunos factores de riesgo para el desarrollo de una enfermedad cardíaca, como la presión arterial alta y la diabetes, explican en parte la tasa más alta de paro cardíaco entre las personas de raza negra. Pero los datos de nuestro Estudio del riesgo de aterosclerosis en las comunidades (ARIC) (en inglés) sugieren que hay factores sociales —menores ingresos y nivel educativo más bajo— que son

Antecedentes familiares

Algunas afecciones que aumentan el riesgo de paro cardíaco pueden afectar a varios miembros de una familia. Informe a su proveedor de atención médica acerca de cualquier pariente consanguíneo que tenga arritmias o trastornos de la conducción cardíaca o que haya tenido un paro cardíaco. A su proveedor también le interesará saber sobre cualquier pariente consanguíneo que haya sufrido una muerte temprana, inesperada o sin explicación o debido a síndrome de muerte súbita infantil (SIDS).

Ciertos genes pueden provocar afecciones relacionadas con arritmias peligrosas. Entre ellas se encuentran problemas del sistema eléctrico del corazón. Los trastornos genéticos son la principal causa de paro cardíaco en niños y adultos jóvenes.

Otras afecciones médicas y otros eventos

Existen otras afecciones médicas, medicamentos y lesiones que pueden aumentar el riesgo de presentar un paro cardíaco.

  • Paro respiratorio: Si una persona deja de respirar, a continuación tendrá un paro cardíaco a menos que reciba tratamiento de inmediato. La asfixia, el ahogamiento por inmersión, una sobredosis de drogas y la intoxicación pueden provocar paro respiratorio. Algunas afecciones médicas, como la neumonía y los trastornos convulsivos, también pueden llevar a un paro respiratorio.
  • La diabetes y los cambios en los niveles de electrolitos como el potasio, el magnesio y el calcio en la sangre, aumentan el riesgo de paro cardíaco.,
  • Determinados medicamentos: Algunos antibióticos, diuréticos y medicamentos para el corazón pueden empeorar las arritmias. Asegúrese de que su proveedor sepa todos los medicamentos recetados y de venta libre que usted usa.
  • Un golpe fuerte en el pecho: Un golpe del lado izquierdo del pecho directamente sobre el corazón puede provocar un paro cardíaco. La mayoría de esas lesiones ocurren por un golpe con una pelota de béisbol, un disco de hockey, una pelota de softball o de lacrosse. También se pueden producir lesiones en el pecho en juegos de fútbol y fútbol americano. Los menores (en especial los varones) son los que tienen el riesgo más alto de sufrir este tipo de lesión.

¿Qué pasa si ya sobrevivió a un paro cardíaco?

Si ya tuvo un paro cardíaco, su riesgo de sufrir otro es muy alto. Uno de cada 5 sobrevivientes tiene otra arritmia potencialmente mortal a lo largo del siguiente año. Hable con su proveedor acerca de las opciones para ayudar a proteger su seguridad.

¿Se puede prevenir un paro cardíaco?

La cardiopatía coronaria es el principal factor de riesgo para el paro cardíaco en adultos.

Hay estudios que muestran que una conducta cardiosaludable (no fumar jamás, comer sano y estar físicamente activo, por ejemplo) durante toda la vida puede prevenir la cardiopatía coronaria y sus complicaciones.

Trabaje con su médico para establecer un plan que funcione para usted según su estilo de vida, los entornos de su hogar y vecindario, y su cultura. Un equipo de proveedores de atención médica puede ayudarlo a realizar cambios en la dieta, mantenerse físicamente activo, controlar otras afecciones médicas y dejar de fumar.

28 días para llegar a un corazón saludable
la hoja informativa

28 días para llegar a un corazón saludable

Nuestra hoja de datos (en inglés) contiene ideas que muestran maneras sencillas de incorporar una actividad por día para la salud del corazón durante un mes. Pruebe una actividad nueva cada día e incorpore sus preferidas a la rutina habitual.

Last updated on