Insomnio
0
Insomnio

Insomnio Tratamiento

Share

Hábitos de sueño saludable

Además de seguir un estilo de vida saludable para el corazón, intente adoptar los siguientes hábitos a la hora de acostarse. Estos hábitos pueden permitirle conciliar el sueño y permanecer dormido más fácilmente.

  • Haga que su habitación sea adecuada para dormir. Duerma en un lugar fresco, tranquilo y oscuro. Evite mirar TV o dispositivos electrónicos, ya que la luz de estas fuentes pueden alterar su ciclo de sueño-vigilia.
  • Vaya a dormir y despiértese aproximadamente a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Si puede, evite los turnos nocturnos, los horarios cambiantes u otras cosas que puedan alterar sus horarios de sueño.
  • Evite la cafeína, la nicotina y el alcohol cerca de la hora de ir a dormir. Si bien el alcohol puede permitirle conciliar el sueño más fácilmente, puede provocarle un sueño que tiende a ser más liviano que lo normal. Esto aumenta las probabilidades de despertarse durante la noche.
  • Haga actividad física en forma regular durante el día, al menos 5 a 6 horas antes de acostarse. Realizar ejercicio más cerca de la hora de acostarse puede ocasionarle más dificultades para conciliar el sueño.
  • Evite las siestas, especialmente por la tarde. Posiblemente esto ayude a que duerma más tiempo por la noche.
  • Coma a horarios regulares y evite las cenas a altas horas de la noche.
  • Limite la cantidad que bebe cerca del horario de acostarse. Esto puede ayudar a que duerma más tiempo sin tener que ir al baño.
  • Aprenda nuevas formas de manejar el estrés. Siga una rutina que le ayude a desconectarse y relajarse antes de acostarse. Por ejemplo, lea un libro, escuche música tranquila o tome un baño caliente. Quizás su médico también le recomiende masoterapia, meditación (en inglés), o yoga para ayudarle a relajarse. La acupuntura (en inglés) también puede ayudar a mejorar el insomnio, especialmente en adultos mayores.
  • Evite determinados medicamentos de venta libre y con receta que puedan alterar el sueño (por ejemplo, algunos medicamentos para el resfrío y la alergia). Hable con su proveedor de atención médica sobre qué alimentos no alterarán su sueño.

Dirigimos o patrocinamos muchos estudios relacionados con el insomnio. Encuentre estudios clínicos para usted o un ser querido.

Sleep Brochure
el folleto

Sleep Brochure

Este cuadernillo describe la diferencia entre el sueño necesario para sentirse despierto y el sueño necesario para estar sano, y ofrece consejos para lograr un buen sueño durante la noche.

Terapia cognitivo conductual para el insomnio (CBT-I)

CBT-I es un plan de tratamiento de 6 a 8 semanas para ayudarle a aprender cómo conciliar el sueño más rápido y permanecer dormido más tiempo. Habitualmente se recomienda como la primera opción de tratamiento para el insomnio de largo plazo y puede ser muy eficaz. CBT-I puede ser realizado por un médico, enfermero o terapeuta; puede hacerlo en persona, por teléfono o en línea. Incluye las siguientes partes:

  • La terapia cognitiva le ayuda a sentirse menos nervioso por no poder dormir.
  • La relajación o terapia de meditación le enseña a relajarse y conciliar el sueño más rápido.
  • La educación del sueño le ayuda a aprender buenos hábitos de sueño.
  • La terapia de restricción del sueño le brinda una cantidad específica de tiempo para permanecer en la cama, incluso cuando no pueda dormir durante este tiempo. Con el tiempo, esto le ayuda a dormir mejor cuando se acuesta. El tiempo de sueño se puede incrementar cuando comienza a dormir mejor.
  • La terapia de control de estímulos le ayuda a tener un ciclo de sueño-vigilia regular para que pueda relacionar el hecho de estar en la cama con estar dormido. Esto implica acostarse solo cuando tiene sueño, levantarse de la cama si no puede dormir y usar la cama solo para dormir y la actividad sexual.

Medicamentos

Medicamentos recetados

Algunos medicamentos recetados que se utilizan para tratar el insomnio son para uso a corto plazo, mientras que otros son para uso a largo plazo. Hable con su médico sobre los beneficios y efectos secundarios de los medicamentos para el insomnio. Algunos medicamentos recetados que se utilizan para tratar otras afecciones médicas también pueden aumentar el riesgo de insomnio.

  • Las benzodiacepinas pueden ser formadoras de hábito y deben utilizarse solo durante unas semanas.
  • Los agonistas de los receptores de las benzodiacepinas son medicamentos como el zolpidem, el zaleplón y la eszopiclona. Los efectos secundarios adicionales pueden incluir ansiedad. Los efectos secundarios infrecuentes pueden incluir una reacción alérgica grave o hacer actividades mientras duerme, como caminar, comer o conducir.
  • Los agonistas de los receptores de la melatonina son medicamentos como el ramelteón. Algunas personas presentan los efectos secundarios infrecuentes de hacer actividades mientras duermen, como caminar, comer o conducir; o pueden tener una reacción alérgica grave.
  • Los antagonistas de los receptores de la orexina como el suvorexant no se recomiendan en personas que tengan narcolepsia (en inglés). Los efectos secundarios infrecuentes pueden incluir hacer actividades mientras duerme, como caminar, comer o conducir; o no poder moverse o hablar durante varios minutos mientras se va a dormir o se despierta.

Medicamentos para indicaciones no aprobadas

En algunos casos, los proveedores de atención médica pueden recetar medicamentos que se utilizan frecuentemente para otras afecciones médicas pero que no están aprobados todavía por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. para tratar el insomnio. Algunos de estos medicamentos pueden incluir antidepresivos, antipsicóticos y anticonvulsivantes.

Medicamentos y suplementos de venta libre

  • Los productos de venta libre (OTC) que contienen antihistamínicos se venden como medicamentos para conciliar el sueño. Si bien estos productos podrían provocarle somnolencia, consulte a su médico antes de usarlos para tratar el insomnio. Los antihistamínicos pueden no ser seguros en algunas personas.
  • Los Suplementos de melatonina (en inglés) son versiones de la hormona del sueño melatonina hecha en un laboratorio. Muchas personas usan suplementos de melatonina para mejorar el sueño. Sin embargo, las investigaciones no han demostrado que la melatonina sea un tratamiento eficaz para el insomnio. Los efectos secundarios de la melatonina pueden incluir somnolencia diurna, dolor de cabeza, malestar abdominal y empeoramiento de la depresión. También puede afectar el control de su cuerpo de la presión arterial, causándole presión arterial alta o baja (en inglés).

Los suplementos de la dieta pueden ser beneficiosos para la salud, pero también pueden tener riesgos. Hable con su médico antes de usar suplementos de la dieta. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. regula los suplementos de la dieta bajo un conjunto diferente de reglamentaciones que las que cubren los alimentos y medicamentos “convencionales”. La FDA actualmente no revisa productos usados como suplementos de la dieta para evaluar la seguridad y eficacia antes de que sean comercializados.

Otros tratamientos

Su proveedor de atención médica posiblemente le recomiende que use terapia lumínica para establecer y mantener su ciclo de sueño-vigilia. Con este tratamiento, usted planifica todos los días pasar tiempo sentado frente a una caja lumínica, que produce una luz brillante similar a la luz solar.

Last updated on