EPOC
0
EPOC

EPOC ¿Qué es la EPOC?

Share

La EPOC, o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, es una enfermedad progresiva, lo que significa que empeora a medida que pasa el tiempo. En la EPOC, ingresa y egresa menos aire por las vías aéreas, lo que dificulta la respiración.

Aspectos básicos de la EPOC (3:52)

Aprenda quién tiene riesgo de tener EPOC, la aparición de qué síntomas debe buscar y cómo la enfermedad afecta los pulmones (en inglés).

En los Estados Unidos, la EPOC afecta a más de 15 millones de adultos, y muchos más no saben que sufren de la enfermedad. Más de la mitad de los diagnósticos son en mujeres. La EPOC es una de las principales causas de discapacidad, y es la cuarta causa más importante de muerte en los Estados Unidos según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Lo bueno es que muchas veces la EPOC se puede prevenir, principalmente al no fumar. Fumar cigarrillos es la principal causa de EPOC. La mayoría de las personas que tienen EPOC fuman o fumaban previamente. Sin embargo, hasta un 30% de las personas con EPOC nunca fumó. Una rara afección genética denominada deficiencia de alfa-1 antitripsina (AAT) también puede provocar la enfermedad.

En los Estados Unidos, el término EPOC incluye dos afecciones principales.

  • El enfisema se desarrolla cuando hay daño en las paredes entre muchos de los sacos de aire en los pulmones. Normalmente, estos sacos son elásticos, es decir que se distienden. Cuando inhalamos, cada saco de aire se llena de aire, como un pequeño globo. Cuando exhalamos, los sacos de aire se desinflan, y el aire sale. En el enfisema, los pulmones tienen dificultad para sacar el aire del cuerpo.
  • La bronquitis crónica es causada por la irritación y la inflamación repetidas o constantes del recubrimiento de las vías aéreas. En las vías respiratorias se forma mucha cantidad de moco espeso, lo que dificulta la respiración.

La mayoría de las personas con EPOC tienen enfisema y bronquitis crónica, pero la gravedad de cada afección varía entre las personas.

La EPOC puede provocar tos que genera grandes cantidades de una sustancia viscosa llamada moco. También puede causar problemas para respirar, falta de aire, opresión en el pecho y otros síntomas. Los síntomas de la EPOC con frecuencia se desarrollan lentamente, pero empeoran con el tiempo, y pueden limitar la capacidad para hacer las actividades de rutina. La EPOC grave puede impedirle hacer incluso las actividades básicas, como caminar, cocinar o el cuidado personal.

Si bien no hay cura, los tratamientos y los cambios en el estilo de vida como dejar de fumar, pueden ayudarle a que se sienta mejor, a permanecer más activo y a retrasar el progreso de la enfermedad. Posiblemente también necesite oxigenoterapia, rehabilitación pulmonar y o medicamentos para tratar las complicaciones.

COPD toolkit
guía

A Quick Guide On COPD

Esta guía le brinda una reseña rápida de la EPOC.

Last updated on