• PRINT  | 

Los índices de factores de riesgo de enfermedad cardíaca varían en las poblaciones hispanas o latinas

For Immediate Release:
November 7, 2012

Los factores de riesgo de enfermedad cardíaca están ampliamente distribuidos entre los adultos hispanos o latinos que viven en los Estados Unidos, con un 80 por ciento de los hombres y un 71 por ciento de las mujeres con, al menos, un factor de riesgo, de acuerdo con un estudio financiado por los Institutos Nacionales de la Salud. El Estudio Sobre la Salud de la Comunidad Hispana – El Estudio de los Latinos (Hispanic Community Health Study - Study of Latinos, HCHS-SOL) es el estudio más grande que se ha realizado hasta la fecha para evaluar la prevalencia de los factores de riesgo de enfermedad cardíaca —presión arterial alta, colesterol alto, obesidad, diabetes y fumar— en un grupo de hispanos o latinos de orígenes diversos.

Los hallazgos del HCHS-SOL también han demostrado que la prevalencia de los factores de riesgo  de enfermedad cardíaca varía entre hispanos de diferentes procedencias. Por ejemplo, las personas de origen puertorriqueño tuvieron índices más altos de factores de riesgo que otros grupos hispanos o latinos.

Los participantes con un nivel más alto de aculturación (nacidos en los Estados Unidos o que hayan vivido en los Estados Unidos 10 años o más o que prefierenel uso del inglés en lugar del español) demostraron una probabilidad más alta de tener tres o más factores de riesgo, así como a tener historial de enfermedad cardíaca o cerebrovascular. Y aquellos con un nivel educativo bajo o con un ingreso anual menor de $20,000 demostraron una mayor probabilidad de tener múltiples factores de riesgo de enfermedad cardíaca que aquellos con ingreso y nivel educativo más altos.

“La enfermedad cardíaca es la causa principal de muerte en la población hispana en los Estados Unidos. Por lo tanto era esencial realizar un estudio en el que se evaluase la prevalencia de los factores de riesgo de enfermedad cardíaca de acuerdo a grupo hispano”, comentó la doctora Larissa Avilés-Santa, M.D., M.P.H., directora de proyecto HCHS-SOL en la División de Ciencias Cardiovasculares del Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI), que forma parte de los NIH.

El HCHS-SOL es un estudio poblacional, multicéntrico y longitudinal, que incluye a más de 16,000 adultos hispanos o latinos, entre las edades de 18 y 74 años, y de diferentes procedencias —incluyendo centroamericanos, cubanos, dominicanos, mexicanos, puertorriqueños, y suramericanos.

Los participantes fueron reclutados de residencias seleccionadas al azar en cuatro comunidades estadounidenses: el distrito municipal del Bronx en la Ciudad de Nueva York, Chicago, Miami y San Diego. Los participantes se sometieron a un extenso examen inicial y también respondieron cuestionarios sobre su historial médico, estilo de vida, educación, ingreso anual y aculturación, entre otros temas. El reclutamiento y examen se llevaron a cabo de marzo del 2008 a junio del 2011. Los datos se analizaron posteriormente.

“Los resultados del estudio HCHS-SOL han demostrado la necesidad de implementar programas educativos y de cambio en el estilo de vida para reducir la prevalencia de los factores de riesgo de enfermedad cardíaca en los hispanos, comenzando a una edad temprana”, comentó la doctora Martha Daviglus, M.D., Ph.D., investigadora principal del centro de Chicago del HCHS-SOL, catedrática de medicina preventiva en la Northwestern University y directora del Instituto para la Investigación de la Salud de las Minorías (Institute for Minority Health Research) en la University of Illinois en Chicago.

“Un mejor conocimientosobrela relación entre los estilos de vida tradicionales, la aculturación y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares con el paso del tiempo nos proporcionará información necesaria para crear programas que reduzcan la prevalencia de los factores de riesgo en los latinos”, comentó el doctor Greg Talavera, M.D., M.P.H, investigador principal del centro de San Diego del HCHS-SOL y catedrático de San Diego State University.

Los hallazgos de esta fase del estudio se basan en el historial médico informado por los participantes sobre enfermedad cardíaca y cerebrovascular, además de factores de riesgo medidos clínicamente. El seguimiento anual  de los participantes continuará, y ofrecerá la oportunidad de evaluar cómo cambian los factores de riesgo con el tiempo, y cómo estos cambios influyen en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Un equipo de más de 250 empleados llevó a cabo las actividades de esta fase del HCHS-SOL en cuatro centros de investigación afiliados a San Diego State University, Northwestern University y University of Illinois en Chicago, Albert Einstein College of Medicine en Nueva York, y University of Miami. El Centro de Coordinación de Estudios Colaborativos (Collaborative Studies Coordinating Center) de la University of North Carolina en Chapel Hill proporcionó asesoría y coordinación de todas las actividades.

El HCHS-SOL cuenta con el financiamiento del NHLBI y otros seis institutos y oficinas de los NIH, entre ellos National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Institute on Minority Health and Health Disparities, National Institute on Deafness and Other Communication Disorders, National Institute of Dental and Craniofacial Research, National Institute of Neurological Disorders and Stroke, y Office of Dietary Supplements.

El HCHS-SOL es financiado mediante contratos del NHLBI con University of North Carolina (N01-HC65233), University of Miami (N01-HC65234), Albert Einstein College of Medicine of the Yeshiva University (N01-HC65235), Northwestern University (N01-HC65236) y San Diego State University (N01-HC65237).

Para más información

Para obtener más información sobre el HCHS-SOL o para concertar una entrevista con un portavoz del NHLBI, comuníquese con la Oficina de Comunicaciones del NHLBI (NHLBI Office of Communications) llamando al +1 (301) 496-4236 o en nhlbi_news@nhlbi.nih.gov.

Supplemental Information