Accessible Search Form           Advanced Search

  • IMPRIMIR LA PÁGINA  |  IMPRIMIR EL TEMA COMPLETO  |  COMPARTIR

¿Cómo se trata la sarcoidosis?

No todas las personas que tienen sarcoidosis necesitan tratamiento. A veces la enfermedad desaparece por sí sola. Sus signos y síntomas, los órganos que estén afectados y el grado de funcionamiento de esos órganos determinarán si usted necesita tratamiento y qué tipo de tratamiento tiene que recibir.

Si la enfermedad le afecta ciertos órganos —como los ojos, el corazón o el cerebro—, usted necesitará tratamiento aunque no tenga síntomas.

Ya sea que tenga o que no tenga síntomas, debe ponerse en manos de un médico para recibir atención continua. El médico querrá verificar que la enfermedad no esté causando daños en los órganos. Por ejemplo, tal vez tenga que hacerse periódicamente pruebas de función pulmonar para comprobar que sus pulmones estén funcionando bien.

Si la enfermedad no está empeorando, el médico puede observarlo atentamente para ver si la enfermedad desaparece sola. Si comienza a empeorar, el médico puede recetarle un tratamiento.

Los objetivos del tratamiento comprenden los siguientes:

  • Aliviar los síntomas
  • Mejorar el funcionamiento de los órganos
  • Controlar la inflamación y reducir el tamaño de los granulomas (masas inflamadas)
  • Prevenir la fibrosis pulmonar (formación de tejido cicatricial en los pulmones) si los pulmones están afectados

El médico puede recetar tratamientos o medicinas de aplicación local para tratar la enfermedad.

Medicinas

Prednisona

La prednisona, que es un tipo de esteroide, es el principal tratamiento para la sarcoidosis. Esta medicina reduce la inflamación. En la mayoría de las personas, la prednisona alivia los síntomas en un par de meses.

Aunque la mayoría de las personas tienen que tomar prednisona durante 12 meses o más, el médico puede disminuirle la dosis unos meses después de que usted comience a tomarla.

El uso prolongado de prednisona, especialmente en dosis altas, puede causar efectos secundarios graves. Usted y el médico decidirán si las ventajas de esta medicina superan los riesgos. Si el médico le receta este tratamiento, buscará la dosis más baja que logre controlar la enfermedad.

Cuando usted deje de tomar prednisona debe disminuirla gradualmente (según las indicaciones del médico). Así evitará que la sarcoidosis vuelva a agudizarse. Disminuir la medicina lentamente también le permitirá a su cuerpo adaptarse a no recibirla.

Si hay una recaída de la enfermedad o esta se agudiza después de que usted deje de tomar la prednisona, es posible que necesite una segunda ronda de tratamiento. Si permanece estable más de un año después de suspender el tratamiento, el riesgo de recaída es bajo.

Otras medicinas

Para el tratamiento de la sarcoidosis se usan otras medicinas además de la prednisona. Entre ellas están:

  • Hidroxicloroquina. Esta medicina funciona mejor para el tratamiento de la sarcoidosis que afecta la piel o el cerebro. Su médico también puede recetarle esta medicina si usted tiene concentraciones altas de calcio en la sangre debido a la sarcoidosis.
  • Metotrexato. Esta medicina funciona mejor para el tratamiento de la sarcoidosis que afecta los pulmones, los ojos, la piel o las articulaciones.

El médico puede recetar estas medicinas si la sarcoidosis empeora mientras usted está tomando prednisona o si no puede soportar los efectos secundarios de la prednisona.

Si tiene síndrome de Lofgren y presenta dolor o fiebre, el médico puede recetarle antiinflamatorios no esteroides (AINE), como el ibuprofeno.

Si tiene sibilancias (silbidos o chillidos al respirar) y tos, quizá necesite medicinas inhaladas para despejar las vías respiratorias. Estas medicinas se toman con un inhalador, que es un dispositivo que le permite a la medicina llegar directamente a los pulmones.

Investigaciones en curso

Los investigadores siguen buscando nuevos y mejores tratamientos para la sarcoidosis. Actualmente están estudiando tratamientos que se enfocan en el sistema inmunitario. También están estudiando antibióticos como un posible tratamiento para la sarcoidosis que afecta la piel.

Si desea más información sobre investigaciones que se estén realizando actualmente, consulte el apartado "Estudios clínicos" de este artículo.

Rate This Content:

  
tema anterior próximo tema
Acerca de los estudios clínicos

Los estudios clínicos son investigaciones que exploran si una estrategia médica, un tratamiento, o un dispositivo son seguros y eficaces para los seres humanos. Estos estudios son una herramienta importante de investigación y sirven para adelantar en el conocimiento médico y el cuidado del paciente. Aprenda más sobre los estudios clínicos (solo en inglés).

 
November 21, 2011 Last Updated Icon

El NHLBI actualiza los temas del DCI en un ciclo de cada dos años, basándose en una revisión cuidadosa de los resultados de investigación y de literatura nueva. Según sea necesario, los temas del DCI también se actualizan si se publica nueva e importante investigación. La fecha en cada tema del DCI refleja cuando el contenido fue publicado originalmente o cuando se hizo su última modificación