Accessible Search Form           Advanced Search

Explorar Anemia por deficiencia de hierro

Temas relacionados
  • IMPRIMIR LA PÁGINA  |  IMPRIMIR EL TEMA COMPLETO  |  COMPARTIR

¿Cómo se diagnostica la anemia por deficiencia de hierro?

Su médico le diagnosticará la anemia por deficiencia de hierro con base en su historia clínica, el examen médico y los resultados de unas pruebas y procedimientos.

Cuando el médico sepa la causa y la gravedad de la enfermedad, podrá diseñarle un plan de tratamiento.

Es posible que la anemia por deficiencia de hierro leve o moderada no produzca signos ni síntomas. Entonces, es posible que usted no sepa que tiene la enfermedad a menos que el médico la descubra en un examen de detección o cuando esté investigando otros problemas.

Especialistas

Los médicos de atención primaria a menudo diagnostican y tratan la anemia por deficiencia de hierro. Estos médicos pueden ser pediatras, médicos de familia, ginecólogos y obstetras, e internistas.

El hematólogo (especialista en enfermedades de la sangre), el gastroenterólogo (especialista en el aparato digestivo) y otros especialistas también pueden contribuir a tratar la anemia por deficiencia de hierro.

Historia clínica

Para enterarse de su historia clínica el médico le preguntará qué signos y síntomas tiene y si ha tenido antes problemas de anemia o de concentraciones bajas de hierro.

Quizá también le pregunte sobre su régimen de alimentación y quiera saber si está tomando medicinas. Si usted es mujer, puede preguntarle si es posible que esté embarazada.

Examen médico

El médico le hará un examen en busca de signos de la anemia por deficiencia de hierro. La exploración física puede consistir en lo siguiente:

  • Le examinará la piel, las encías y las uñas para ver si están pálidas o amarillentas.
  • Le oirá el corazón para ver si sus latidos son rápidos o irregulares.
  • Le oirá los pulmones para ver si la respiración es rápida o irregular.
  • Le palpará el abdomen para ver el tamaño del hígado y del bazo.
  • Le hará un examen pélvico y rectal para ver si tiene sangrado interno.

Pruebas y procedimientos diagnósticos

Para diagnosticar la anemia por deficiencia de hierro se usan varias pruebas y procedimientos. Con ellos se confirma el diagnóstico, se investiga la causa y se averigua qué tan grave es la enfermedad.

Hemograma completo

Por lo general, la primera prueba que se usa para diagnosticar la anemia es un hemograma completo. En el hemograma se examinan diferentes componentes de la sangre.

Se determinan la hemoglobina y el hematocrito. La hemoglobina es la proteína rica en hierro que se encuentra dentro de los glóbulos rojos y que transporta el oxígeno por el cuerpo. El hematocrito es una medida del porcentaje de la sangre representado por los glóbulos rojos. Un valor bajo de hemoglobina o de hematocrito es un signo de anemia.

El intervalo normal de estos valores puede ser más bajo en ciertas poblaciones raciales y étnicas. El médico puede explicarle los resultados de sus pruebas.

En el hemograma también se determina la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas de la sangre. Los resultados anormales pueden ser un signo de infección, de un trastorno de la sangre o de otra enfermedad.

Por último, en el hemograma se determina el volumen corpuscular medio (VCM). El VCM es una medida del tamaño promedio de los glóbulos rojos. Los resultados pueden dar una pista sobre la causa de la anemia. Por ejemplo, en la anemia por deficiencia de hierro los glóbulos rojos por lo general son más pequeños de lo normal.

Otras pruebas de sangre

Si los resultados del hemograma confirman que usted tiene anemia, es posible que se requieran otras pruebas de sangre para averiguar la causa de la enfermedad, su gravedad y la mejor manera de tratarla.

El recuento de reticulocitos determina la cantidad de glóbulos rojos jóvenes que hay en la sangre. Muestra si la médula ósea está produciendo glóbulos rojos a la velocidad adecuada.

El médico también puede ordenar un frotis de sangre periférica. En esta prueba se examina al microscopio una muestra de sangre. En las personas que tienen anemia por deficiencia de hierro, los glóbulos rojos se ven más pequeños y pálidos de lo normal.

El médico puede recomendar pruebas para determinar las concentraciones de hierro en la sangre y el cuerpo. Estas pruebas pueden mostrar qué cantidad del hierro de reserva de su cuerpo se ha consumido. Entre ellas están:

  • Hierro sérico. Esta prueba mide la cantidad de hierro de la sangre. La concentración de hierro de la sangre puede ser normal aunque la cantidad total de hierro del cuerpo sea baja. Por esta razón se realizan también otras pruebas.
  • Ferritina sérica. La ferritina es una proteína que ayuda a almacenar hierro en el cuerpo. La medición de esta proteína le permite al médico saber cuánto se ha consumido de las reservas de hierro del organismo.
  • Concentración de transferrina o capacidad total de fijación del hierro. La transferrina es una proteína que transporta el hierro en la sangre. La capacidad total de fijación del hierro mide qué tanta transferrina de la sangre no está transportando hierro. Si una persona tiene anemia por deficiencia de hierro, tendrá una concentración alta de transferrina que no contiene hierro.

El médico también le puede recomendar pruebas para determinar las concentraciones de ciertas hormonas, en especial de la hormona tiroidea. Es posible que también tenga que hacerse una prueba de sangre para determinar una sustancia química llamada protoporfirina eritrocitaria. Esta sustancia es un componente de la hemoglobina.

Pruebas y procedimientos para detectar las pérdidas de sangre por el aparato gastrointestinal

Para ver si la anemia por deficiencia de hierro se debe a un sangrado interno, el médico puede pedirle que se haga una prueba de sangre oculta en la materia fecal. Esta prueba investiga la presencia de sangre en la materia fecal y sirve para detectar sangrado en los intestinos.

Si la prueba detecta sangre, se pueden hacer otras pruebas y procedimientos para hallar el lugar exacto del sangrado. Estas pruebas y procedimientos pueden buscar el lugar de sangrado en el estómago, el intestino delgado, el colon o los órganos de la pelvis.

Rate This Content:

  
tema anterior próximo tema
Acerca de los estudios clínicos

Los estudios clínicos son investigaciones que exploran si una estrategia médica, un tratamiento, o un dispositivo son seguros y eficaces para los seres humanos. Estos estudios son una herramienta importante de investigación y sirven para adelantar en el conocimiento médico y el cuidado del paciente. Aprenda más sobre los estudios clínicos (solo en inglés).


 
June 01, 2009 Last Updated Icon

El NHLBI actualiza los temas del DCI en un ciclo de cada dos años, basándose en una revisión cuidadosa de los resultados de investigación y de literatura nueva. Según sea necesario, los temas del DCI también se actualizan si se publica nueva e importante investigación. La fecha en cada tema del DCI refleja cuando el contenido fue publicado originalmente o cuando se hizo su última modificación