Accessible Search Form           Advanced Search

  • IMPRIMIR LA PÁGINA  |  IMPRIMIR EL TEMA COMPLETO  |  COMPARTIR

Vivir con enfermedades del corazón

Si usted sufre la enfermedad coronaria, puede tomar medidas para controlar sus factores de riesgo y prevenir las complicaciones. Mediante cambios en su estilo de vida y atención continua usted puede controlar la enfermedad.

El hecho de sufrir la enfermedad coronaria eleva su riesgo de tener un ataque cardíaco. Por eso es importante saber cuáles son los signos de alerta del ataque cardíaco. Si cree que está teniendo un ataque cardíaco, llame al 9–1–1 de inmediato. Si desea información más detallada sobre los signos de alerta del ataque cardíaco, consulte la sección correspondiente a continuación.

Cambios en el estilo de vida

Adoptar un estilo de vida saludable para el corazón puede servirle para controlar los factores de riesgo de la enfermedad coronaria. Sin embargo, hacer cambios en el estilo de vida puede ser difícil.

Trate de hacerlo paso a paso. Entérese de los beneficios de hacer cambios en su estilo de vida y haga un plan con metas específicas y realistas. Prémiese por los avances que logre.

Lo bueno es que muchos cambios en el estilo de vida controlan varios factores de riesgo de la enfermedad coronaria al mismo tiempo. Por ejemplo, la actividad física baja la presión arterial y las concentraciones de colesterol LDL, ayuda a controlar la diabetes y la prediabetes, disminuye el estrés y contribuye a controlar el peso.

Si desea más información sobre cómo adoptar un estilo de vida saludable para el corazón, consulte el apartado "¿Cómo se tratan las enfermedades del corazón?" de este artículo. También puede leer el artículo en inglés sobre factores de riesgo de la enfermedad coronaria, "Coronary Heart Disease Risk Factors" (en inglés solamente) en el sitio web Temas de salud.

Atención médica continua

Sus factores de riesgo de la enfermedad coronaria pueden cambiar con el paso del tiempo, de modo que es importante contar con atención médica continua. El médico le controlará la presión arterial y le hará pruebas corrientes de laboratorio para determinar las concentraciones de colesterol y azúcar en la sangre. Estas pruebas mostrarán si deben hacerse ajustes en el tratamiento.

Pregúntele al médico con qué frecuencia debe ir a citas de control y a pruebas de sangre. Entre una consulta y otra, llame el médico si presenta síntomas nuevos o si sus síntomas empeoran.

Es posible que usted se sienta deprimida o llena de ansiedad si le han diagnosticado la enfermedad coronaria. Es posible que se preocupe por los problemas del corazón o por los cambios que tiene que hacer en su estilo de vida.

Su médico puede recomendarle medicinas, asesoría profesional o terapia de relajación si usted sufre depresión o ansiedad. Es importante tratar estas afecciones porque ellas elevan el riesgo de sufrir la enfermedad coronaria y un ataque cardíaco. La depresión y la ansiedad también pueden dificultarle hacer cambios en su estilo de vida.

Signos de alerta del ataque cardíaco

Si tiene enfermedad coronaria, entérese de los signos de alerta del ataque cardíaco. Estos son los signos y síntomas del ataque cardíaco:

  • Dolor o molestias en el pecho. Consisten en presión que causa incomodidad, opresión, sensación de plenitud o dolor en el centro del pecho que puede ser leve o intenso. Las molestias o el dolor duran más de unos minutos o desaparecen y vuelven a aparecer.
  • Molestias en la parte superior del cuerpo (en un brazo o en ambos, en la espalda, el cuello, la mandíbula o la parte superior del estómago).
  • Sensación de que le falta el aliento, que puede presentarse con las molestias del pecho o antes de ellas.
  • Náuseas (ganas de vomitar), vómito, mareo, desmayo o sudor frío repentino.
  • Problemas de sueño, agotamiento (cansancio) y falta de energía.

Si cree que está teniendo un ataque cardíaco, llame al 9–1–1 de inmediato. El tratamiento temprano puede prevenir o limitar las lesiones del músculo cardíaco.

Si cree que está teniendo un ataque cardíaco, no conduzca hacia el hospital ni permita que otra persona la lleve. Llame a una ambulancia para que, de camino hacia el servicio de urgencias, el personal médico pueda iniciar el procedimiento para salvarle la vida.

Cuénteles a las personas a las que ve con frecuencia que usted corre el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Ellas pueden buscar ayuda médica de urgencia si de repente usted se desmaya, le da un síncope o presenta otros síntomas graves.

Vivir con el síndrome del corazón roto

La mayoría de las personas que sufren el síndrome del corazón roto se recuperan por completo en cuestión de unas semanas. El riesgo de presentar un segundo episodio de este trastorno es bajo.

Para ver el estado de salud de su corazón, es posible que el médico le recomiende hacerse una ecocardiografía aproximadamente un mes después de que le diagnostiquen el síndrome. Pregúntele con qué frecuencia debe acudir a citas de control.

Rate This Content:

  
tema anterior próximo tema

Videos destacados


Todas nuestras historias son rojas: Historia de Gloria

¡Participe de nuestro chat sobre las mujeres y la enfermedad del corazón el 13 de febrero!

¿Tiene preguntas sobre cómo la enfermedad del corazón afecta a la mujer hispana? Únase a The Heart Truth® (La verdad acerca del corazón), the la Asociación Americana del Corazón, Discovery Familia y la revista Siempre Mujer para participar del chat en Facebook  el 13 de febrero a la 1 p.m. ET (hora del este). Reciba consejos de expertos sobre cómo puede mantener a toda la familia saludable, comparta su historia sobre cómo realizar cambios para prevenir la enfermedad en familia, y hágale preguntas a los expertos. Para más información, siga a The Heart Truth en Facebook.


 
January 04, 2012 Last Updated Icon

El NHLBI actualiza los temas del DCI en un ciclo de cada dos años, basándose en una revisión cuidadosa de los resultados de investigación y de literatura nueva. Según sea necesario, los temas del DCI también se actualizan si se publica nueva e importante investigación. La fecha en cada tema del DCI refleja cuando el contenido fue publicado originalmente o cuando se hizo su última modificación