Accessible Search Form           Advanced Search

  • IMPRIMIR LA PÁGINA  |  IMPRIMIR EL TEMA COMPLETO  |  COMPARTIR

¿Cómo se diagnostica la enfermedad coronaria?

El médico diagnostica la enfermedad coronaria con base en los antecedentes médicos y familiares del paciente, sus factores de riesgo, el examen médico y los resultados de la exploración física y de ciertas pruebas y procedimientos.

Ninguna prueba por sí sola puede diagnosticar la enfermedad coronaria. Si el médico cree que usted sufre esta enfermedad, probablemente le recomiende hacerse una o más de las siguientes pruebas.

Electrocardiograma (ECG)

El electrocardiograma es una prueba sencilla e indolora que detecta y registra la actividad eléctrica del corazón. Muestra qué tan rápido está latiendo el corazón y con qué ritmo (uniforme o irregular). También muestra la potencia y sincronización de los impulsos eléctricos a medida que pasan por cada parte del corazón.

El electrocardiograma puede mostrar signos de los daños que ha sufrido el corazón por la enfermedad coronaria y mostrar indicios de ataques cardíacos anteriores o actuales.

Prueba de esfuerzo

Durante la prueba de esfuerzo usted hará ejercicio para que el corazón trabaje mucho y lata rápidamente mientras se realizan unas pruebas cardíacas. Si usted no puede hacer ejercicio se le darán medicinas para acelerar la frecuencia cardíaca.

Cuando el corazón late rápidamente y trabaja mucho, necesita más sangre y oxígeno. Las arterias que se han estrechado por la placa no pueden suministrar suficiente sangre rica en oxígeno para atender las necesidades del corazón.

La prueba de esfuerzo puede mostrar posibles signos y síntomas de la enfermedad coronaria, como:

  • Alteraciones anormales de la frecuencia cardíaca o de la presión arterial
  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho
  • Alteraciones anormales del ritmo cardíaco o de la actividad eléctrica del corazón

Si usted no puede hacer ejercicio durante todo el tiempo que se considera normal para las personas de su edad, quizá su corazón no esté recibiendo suficiente sangre rica en oxígeno. Sin embargo, otros factores también pueden impedirle hacer ejercicio por el tiempo suficiente (por ejemplo, las enfermedades de los pulmones, la anemia o el mal estado físico).

En algunas pruebas de esfuerzo se toman imágenes del corazón cuando usted está haciendo ejercicio y cuando está descansando. Estas pruebas de esfuerzo con imágenes pueden mostrar cómo circula la sangre en el corazón y cómo la bombea el corazón al latir.

Ecocardiografía

En la ecocardiografía se usan ondas sonoras para crear una imagen en movimiento del corazón. La prueba proporciona información sobre el tamaño y la forma del corazón y sobre cómo están funcionando las cámaras y las válvulas del corazón.

También puede identificar zonas de mala circulación en el corazón, zonas del músculo cardíaco que no se estén contrayendo normalmente y lesiones anteriores del músculo cardíaco causadas por mala circulación.

Radiografía de tórax

La radiografía de tórax es una imagen de los órganos y estructuras que se encuentran dentro del pecho, como el corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos.

La radiografía de tórax puede revelar signos de insuficiencia cardíaca, de trastornos pulmonares y de otras causas de síntomas que no se deben a la enfermedad coronaria.

Pruebas de sangre

En las pruebas de sangre se determinan las concentraciones de ciertas grasas y del colesterol, el azúcar y las proteínas que hay en la sangre. Las concentraciones anormales pueden indicar que usted corre el riesgo de sufrir la enfermedad coronaria.

Tomografía computarizada por haz de electrones

La tomografía computarizada por haz de electrones (o tomografía ultrarrápida) es una prueba que busca pequeños depósitos de calcio (o calcificaciones) en las paredes de las arterias coronarias. Las calcificaciones son un signo temprano de la enfermedad coronaria.

Esta prueba puede mostrar si usted corre más riesgo de sufrir un ataque cardíaco y otros problemas del corazón antes de que se presenten otros signos y síntomas.

La tomografía computarizada por haz de electrones no se usa corrientemente para el diagnóstico de la enfermedad coronaria porque aún no se sabe qué tan exacta es. Los Temas de salud contienen un artículo titulado "Coronary Calcium Scan" sobre este tema (en inglés solamente).

Angiografía coronaria y cateterismo cardíaco

El médico puede recomendarle que se haga una angiografía coronaria si otras pruebas o factores muestran que es probable que usted sufra enfermedad coronaria. En esta prueba se usa un medio de contraste y unos rayos X especiales para mostrar el interior de las arterias coronarias.

Para que el medio de contraste llegue al interior de las arterias coronarias el médico usa un procedimiento llamado cateterismo cardíaco.

Un tubito largo, delgado y flexible llamado catéter se inserta en un vaso sanguíneo del brazo, la ingle (la parte superior del muslo, cerca de la entrepierna) o el cuello. El tubo se hace pasar hasta las arterias coronarias y luego se deja salir el medio de contraste a la sangre.

Mientras el medio de contraste fluye por las arterias coronarias se toman radiografías especiales. El medio de contraste le permite al médico estudiar la circulación de la sangre a través del corazón y de los vasos sanguíneos.

El cateterismo cardíaco se realiza casi siempre en un hospital. El paciente está despierto durante el procedimiento. Por lo general, el procedimiento es indoloro o duele poco, pero se puede sentir algo de dolor en el vaso sanguíneo en el que el médico inserta el catéter.

Rate This Content:

  
tema anterior próximo tema
Acerca de los estudios clínicos

Los estudios clínicos son investigaciones que exploran si una estrategia médica, un tratamiento, o un dispositivo son seguros y eficaces para los seres humanos. Estos estudios son una herramienta importante de investigación y sirven para adelantar en el conocimiento médico y el cuidado del paciente. Aprenda más sobre los estudios clínicos (solo en inglés).

 
November 21, 2011 Last Updated Icon

El NHLBI actualiza los temas del DCI en un ciclo de cada dos años, basándose en una revisión cuidadosa de los resultados de investigación y de literatura nueva. Según sea necesario, los temas del DCI también se actualizan si se publica nueva e importante investigación. La fecha en cada tema del DCI refleja cuando el contenido fue publicado originalmente o cuando se hizo su última modificación

Twitter iconTwitter         Facebook iconFacebook         YouTube iconYouTube        Google+ iconGoogle+