Accessible Search Form           Advanced Search


National Heart Lung and Blood Institute Logo

Si desea obtener más información, visite http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/temas/brnchi/


¿Qué es la bronquitis?

La bronquitis es una enfermedad en la que los bronquios se inflaman. Los bronquios son los conductos o tubos que llevan el aire a los pulmones. (En el artículo How the Lungs Work [en inglés solamente], de los Temas de salud, encontrará más información sobre los bronquios y las vías respiratorias).

Las personas con bronquitis a menudo tienen tos con producción de mucosidad. La mucosidad es una sustancia pegajosa producida por la capa interna de los bronquios. La bronquitis también puede causar sibilancias (silbidos o chillidos al respirar), dolor o molestias en el pecho, fiebre leve y sensación de falta de aliento.

Bronquitis

La figura A muestra la ubicación de los pulmones y de los bronquios en el cuerpo. La figura B es una vista ampliada y detallada de un bronquio normal. La figura C es una vista ampliada y detallada de un bronquio con bronquitis. El tubo (bronquio) está inflamado y contiene más mucosidad que de costumbre.

La figura A muestra la ubicación de los pulmones y de los bronquios en el cuerpo. La figura B es una vista ampliada y detallada de un bronquio normal. La figura C es una vista ampliada y detallada de un bronquio con bronquitis. El tubo (bronquio) está inflamado y contiene más mucosidad que de costumbre.

Revisión general

Los dos tipos principales de bronquitis son la bronquitis aguda (de corta duración) y la bronquitis crónica (permanente).

Bronquitis aguda

Las infecciones o los irritantes pulmonares causan bronquitis aguda. Los mismos virus que causan los resfriados y la gripe son la causa más frecuente de la bronquitis aguda. Estos virus se transmiten por el aire cuando la gente tose. También se transmiten mediante el contacto físico (por ejemplo, en las manos sucias).

A veces la bronquitis aguda es causada por bacterias.

La bronquitis aguda puede durar hasta 10 días. Sin embargo, la tos puede durar varias semanas después de que la infección desaparece.

Varios factores aumentan el riesgo de sufrir bronquitis aguda. Entre ellos se cuentan exponerse al humo de tabaco (incluido el que otras personas producen al fumar), al polvo, a gases y vapores, y a la contaminación del aire. Evitar al máximo estos irritantes pulmonares puede disminuir el riesgo de sufrir bronquitis aguda.

La mayoría de los casos de bronquitis aguda mejoran en pocos días. Si usted cree que tiene bronquitis aguda, vaya al médico. Él descartará otros problemas de salud más graves que pueden requerir atención médica.

Bronquitis crónica

La bronquitis crónica es una enfermedad permanente y grave. Se presenta si la capa interna de los bronquios está constantemente irritada e inflamada, lo cual causa una tos prolongada con mucosidad. El hábito de fumar es la principal causa de la bronquitis crónica.

Los virus o bacterias pueden infectar con facilidad los bronquios irritados. Si esto sucede, la enfermedad empeora y se prolonga. Por esa razón, las personas que sufren bronquitis crónica pasan por épocas en las que los síntomas son mucho peores que de costumbre.

La bronquitis crónica es una enfermedad grave y prolongada. Las personas que la sufren pueden llevar una vida mejor si la bronquitis crónica se diagnostica y trata pronto. Además, deben dejar de fumar y tienen que evitar el humo de otros fumadores. Las personas que tienen bronquitis crónica grave tienen pocas probabilidades de recuperarse por completo.




Otros nombres de la bronquitis

  • Bronquitis aguda
  • Bronquitis crónica
  • Bronquitis industrial



¿Cuáles son las causas de la bronquitis?

Bronquitis aguda

Las infecciones o los irritantes pulmonares causan bronquitis aguda. Los mismos virus que causan los resfriados y la gripe son las causas más frecuentes de la bronquitis aguda. A veces la enfermedad es causada por bacterias.

Ciertas sustancias pueden irritar los pulmones y las vías respiratorias y aumentar el riesgo de sufrir bronquitis aguda. Por ejemplo, respirar humo de tabaco, polvo, gases, vapores o contaminación del aire, así como exponerse a estas sustancias, aumentan el riesgo de sufrir esta enfermedad. Estos irritantes pulmonares también pueden empeorar los síntomas.

Una persona también puede presentar bronquitis aguda después de haber estado expuesta a concentraciones altas de polvo o gases, por ejemplo, las que resultan de una explosión o de un incendio grande.

Bronquitis crónica

Se puede presentar bronquitis crónica por respirar repetidamente gases que irritan y lesionan los tejidos de los pulmones y de las vías respiratorias. El hábito de fumar es la principal causa de la enfermedad.

Respirar aire contaminado por polución, polvo o gases del ambiente o de ciertos tipos de empleo también puede producir bronquitis crónica.

Las personas que tienen bronquitis crónica pasan por épocas en las que los síntomas son mucho peores que de costumbre. Es posible que durante estos períodos también tengan bronquitis aguda producida por virus o bacterias.




¿Quiénes corren el riesgo de sufrir bronquitis?

La bronquitis es una enfermedad muy frecuente. Cada año se presentan millones de casos.

Las personas ancianas, los bebés y los niños pequeños corren más riesgo de sufrir bronquitis aguda que las personas de otros grupos de edad.

La bronquitis crónica se puede presentar a cualquier edad, pero es más frecuente en personas mayores de 45 años. Además, muchos adultos que presentan bronquitis crónica son fumadores. Las mujeres tienen más del doble de probabilidades de que les diagnostiquen bronquitis crónica que los hombres.

El hábito de fumar y las enfermedades de los pulmones aumentan enormemente el riesgo de sufrir bronquitis. El contacto con polvo, gases químicos o vapores característicos de ciertos tipos de empleos también aumenta el riesgo de sufrir la enfermedad. Entre esos empleos se cuentan la explotación de carbón, la manufactura textil, la manipulación de cereales y la producción de animales de cría.

La contaminación del aire, las infecciones y las alergias pueden empeorar los síntomas de la bronquitis crónica, especialmente en las personas que fuman.




¿Cuáles son los signos y síntomas de la bronquitis?

Bronquitis aguda

La bronquitis aguda causada por una infección se presenta por lo general después de un resfriado o una gripe. Los síntomas del resfriado o la gripe consisten en dolor de garganta, agotamiento (cansancio), fiebre, dolores en el cuerpo, congestión y goteo nasal, vómito y diarrea.

El principal síntoma de bronquitis aguda es la tos persistente, que puede durar entre 10 y 20 días. La tos puede producir mucosidad incolora (una sustancia pegajosa). Si la mucosidad es amarillenta o verdosa, es posible que usted tenga además una infección bacteriana. Incluso después de que haya desaparecido la infección, es posible que usted todavía tenga tos seca durante días o semanas.

Otros síntomas de la bronquitis aguda comprenden sibilancias (silbidos o chillidos al respirar), fiebre leve y presión o dolor en el pecho.

Si la bronquitis aguda es grave, usted también puede tener sensación de falta de aliento, especialmente cuando realiza una actividad física.

Bronquitis crónica

Entre los signos y síntomas de la bronquitis crónica están la tos, las sibilancias y las molestias en el pecho. La tos puede producir grandes cantidades de mucosidad. Este tipo de tos se conoce con frecuencia como tos de fumador.




¿Cómo se diagnostica la bronquitis?

Por lo general, el médico diagnostica la bronquitis con base en los signos y síntomas. Es posible que le haga preguntas sobre la tos, por ejemplo, cuánto tiempo la ha tenido, qué tipo de mucosidad o expectoración tiene y cuánto tose.

Probablemente también le pregunte:

  • Sobre sus antecedentes médicos
  • Si tuvo hace poco un resfriado o una gripe
  • Si fuma o pasa tiempo con personas que fumen
  • Si ha estado expuesto a polvo, gases, vapores o contaminación del aire

El médico le oirá el pecho con un estetoscopio en busca de sibilancias (silbidos o chillidos al respirar) o de otros sonidos anormales de los pulmones. También puede:

  • Examinar la mucosidad (expectoración) para ver si usted tiene una infección bacteriana.
  • Analizar las concentraciones de oxígeno que usted tiene en la sangre. Para hacerlo usará un sensor que se pone en un dedo de la mano o del pie.
  • Recomendar que se haga una radiografía de tórax, unas pruebas de función pulmonar o unas pruebas de sangre.



¿Cómo se trata la bronquitis?

Los principales objetivos del tratamiento de la bronquitis aguda y crónica consisten en aliviar los síntomas y hacer que sea más fácil respirar.

Si usted tiene bronquitis aguda, el médico puede recomendarle que descanse, tome muchos líquidos y tome aspirina (si es adulto) o acetaminofén para la fiebre.

Para la bronquitis aguda por lo general no se recetan antibióticos, porque los antibióticos no actúan contra los virus, que son las causas más frecuentes de la bronquitis aguda. Sin embargo, si el médico cree que usted tiene una infección bacteriana, le puede recetar antibióticos.

Con ayuda de un humidificador o de vapor se puede aflojar la mucosidad y aliviar las sibilancias y el flujo limitado de aire. Si la bronquitis causa sibilancias, es posible que usted necesite una medicina inhalable para despejar las vías respiratorias. Esta medicina se toma con un inhalador. Este dispositivo le permite a la medicina llegar directamente a los pulmones.

El médico también puede recetarle medicinas para aliviar o disminuir la tos y para la inflamación de las vías respiratorias (especialmente si la tos persiste).

Si sufre bronquitis crónica y le han diagnosticado además enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) (llamada COPD en inglés), tal vez necesite medicinas para despejar las vías respiratorias y eliminar la mucosidad. Entre estas medicinas se cuentan los broncodilatadores (inhalables) y los esteroides (inhalables o en pastillas).

Si tiene bronquitis crónica, el médico puede recetarle terapia con oxígeno. Este tratamiento puede ayudarle a respirar mejor y le proporciona al cuerpo el oxígeno que necesita.

Una de las mejores formas de tratar la bronquitis aguda y crónica es eliminar lo que causa irritación y daño en los pulmones. Si usted fuma, es muy importante que deje de hacerlo.

Pregúntele a su médico qué programas y productos pueden ayudarle a dejar de fumar. Trate de evitar el humo de otros fumadores y los irritantes pulmonares como polvo, gases, vapores y contaminación del aire.

Si desea obtener más información sobre cómo dejar de fumar, consulte el artículo Smoking and Your Heart (en inglés solamente) de los Temas de salud y el libro "Your Guide to a Healthy Heart" (en inglés solamente) del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI). Aunque estos recursos se centran en la salud del corazón, contienen información general sobre cómo dejar de fumar.




¿Cómo se puede prevenir la bronquitis?

La bronquitis aguda y la bronquitis crónica no siempre se pueden prevenir. Sin embargo, se pueden tomar medidas para que el riesgo de contraerlas sea menor. Lo más importante es dejar de fumar o no empezar a hacerlo.

Si desea obtener más información sobre cómo dejar de fumar, consulte el artículo Smoking and Your Heart (en inglés solamente) de los Temas de salud y el libro "Your Guide to a Healthy Heart" (en inglés solamente) del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI). Aunque estos recursos se centran en la salud del corazón, contienen información general sobre cómo dejar de fumar.

Además, trate de evitar otros irritantes pulmonares, como el humo de otros fumadores, el polvo, los gases, los vapores y la contaminación del aire. Por ejemplo, cúbrase con una mascarilla la boca y la nariz cuando use pintura, removedor de pintura, barniz o cualquier otra sustancia que produzca gases intensos. Así se protegerá los pulmones.

Lávese las manos con frecuencia para disminuir la exposición a todo tipo de microbios. Tal vez el médico le recomiende que se ponga la vacuna contra la gripe todos los años y la vacuna contra la neumonía.




Vivir con bronquitis crónica

Si usted tiene bronquitis crónica, puede tomar medidas para controlar los síntomas. Con cambios en su estilo de vida y atención médica continua usted puede controlar la enfermedad.

Cambios en el estilo de vida

El paso más importante es no adquirir el hábito de fumar o dejar de fumar, si ya lo hace. Pregúntele a su médico sobre programas y productos que puedan ayudarlo a dejar de fumar.

Si desea obtener más información sobre cómo dejar de fumar, consulte el artículo Smoking and Your Heart (en inglés solamente) de los Temas de salud y el libro "Your Guide to a Healthy Heart" (en inglés solamente) del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI). Aunque estos recursos se centran en la salud del corazón, contienen información general sobre cómo dejar de fumar.

Además, trate de evitar otros irritantes pulmonares, como el humo de otros fumadores, el polvo, los gases, los vapores y la contaminación del aire. Así mantendrá sanos los pulmones.

Lávese las manos con frecuencia para disminuir el riesgo de contraer una infección viral o bacteriana. Trate de mantenerse alejado de personas resfriadas o que tengan gripe. Vaya al médico de inmediato si tiene signos o síntomas de resfriado o de gripe.

Consuma una alimentación saludable y realice tanta actividad física como le sea posible. La alimentación saludable comprende variedad de frutas, verduras y cereales integrales. También abarca carnes magras o con poca grasa, pollo, pescado, frijoles, leche descremada o semidescremada y productos lácteos descremados o semidescremados. Una alimentación saludable contiene pocas grasas saturadas, grasas trans, colesterol, sodio y azúcar.

Si desea más información sobre cómo tener una alimentación saludable, visite los sitios web del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, Aim for a Healthy Weight, "Your Guide to a Healthy Heart" y "Your Guide to Lowering Your Blood Pressure With DASH" (en inglés solamente). Todos estos recursos contienen información general sobre una alimentación saludable.

Atención médica continua

Vaya al médico con regularidad y tómese todas las medicinas como éste se lo indique. Además, pregúntele al médico si debe aplicarse la vacuna contra la gripe una vez al año y la vacuna contra la neumonía.

Si tiene bronquitis crónica, probablemente se beneficie de la rehabilitación pulmonar. Se trata de un programa amplio que contribuye a mejorar el bienestar de las personas que sufren problemas crónicos (permanentes) de la respiración. (Los Temas de salud del NHLBI contienen un artículo en inglés sobre rehabilitación pulmonar titulado “Pulmonary Rehabilitation”).

Las personas que tienen bronquitis crónica a menudo respiran rápidamente. Pregúntele al médico acerca de una manera de respirar frunciendo los labios. Este método disminuye la frecuencia con que se respira y ayuda a mantener las vías respiratorias despejadas por más tiempo. Así, la cantidad de aire que entra y sale de los pulmones es mayor y usted puede realizar más actividad física.

Este tipo de respiración se realiza respirando profundamente a través de la nariz y dejando salir el aire lentamente por la boca, con los labios fruncidos como si estuviera apagando una vela. El tiempo de exhalación es el doble o el triple del tiempo de inhalación. A algunas personas les resulta útil contar hasta dos cuando inhalan y hasta cuatro o seis cuando exhalan.




Estudios clínicos

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) se ha comprometido firmemente a apoyar las investigaciones encaminadas a prevenir y tratar las enfermedades y problemas del corazón, los pulmones y la sangre, así como los trastornos del sueño.

Las investigaciones respaldadas por el NHLBI han conducido a muchos avances en los conocimientos médicos y la atención de los pacientes. Muchas de estas investigaciones dependen de que haya voluntarios que estén dispuestos a participar en estudios clínicos.

Los estudios clínicos ensayan nuevas formas de prevenir, diagnosticar o tratar diversas enfermedades o problemas de salud. Por ejemplo, los tratamientos nuevos para una enfermedad o problema de salud (medicinas, dispositivos médicos, cirugías o intervenciones) se ensayan en voluntarios que tienen la enfermedad. Los ensayos muestran si un tratamiento es inofensivo y eficaz en seres humanos antes de que se ponga a disposición del público en general.

Al participar en un estudio clínico usted logra tener acceso a nuevos tratamientos antes de que estén al alcance de todo el mundo. Además cuenta con el apoyo de un equipo de profesionales médicos que probablemente controlará su salud atentamente. Incluso si usted no se beneficia directamente de los resultados de un estudio clínico, la información que se reúna en el estudio puede ayudar a otras personas y sumarse a los conocimientos científicos.

Si usted se ofrece como voluntario para participar en un estudio clínico, le explicarán en detalle la investigación. Le hablarán de los tratamientos y pruebas que le pueden hacer y de los beneficios y riesgos que éstos pueden implicar. Se le dará también la oportunidad de hacer preguntas sobre la investigación. Este proceso se conoce como consentimiento informado.

Si usted acepta participar en el estudio, se le pedirá que firme un formulario de consentimiento informado. Este formulario no es un contrato. Usted tiene derecho a retirarse de un estudio en cualquier momento y por cualquier motivo. Además, tiene derecho a enterarse de los nuevos riesgos que surjan durante el estudio o de los descubrimientos que se hagan durante éste.

Si desea más información sobre estudios clínicos relacionados con la bronquitis, hable con su médico. También puede visitar los siguientes sitios web para enterarse un poco más acerca de las investigaciones clínicas y para buscar estudios clínicos:

Si desea obtener más información sobre estudios clínicos para niños, visite la página web Children and Clinical Studies del NHLBI.




Enlaces a otras fuentes de información sobre la bronquitis

Recursos que pertenecen al NHLBI (en español)

Recursos que pertenecen al NHLBI (solamente en inglés)

Recursos que no pertenecen al NHLBI (en español)

Estudios clínicos

 
July 01, 2011 Last Updated Icon

El NHLBI actualiza los temas del DCI en un ciclo de cada dos años, basándose en una revisión cuidadosa de los resultados de investigación y de literatura nueva. Según sea necesario, los temas del DCI también se actualizan si se publica nueva e importante investigación. La fecha en cada tema del DCI refleja cuando el contenido fue publicado originalmente o cuando se hizo su última modificación

Twitter iconTwitter         Facebook iconFacebook         YouTube iconYouTube        Google+ iconGoogle+