Accessible Search Form           Advanced Search

  • IMPRIMIR LA PÁGINA  |  IMPRIMIR EL TEMA COMPLETO  |  COMPARTIR

¿Cómo se diagnostica el asma?

Su médico de atención primaria le diagnosticará el asma con base en sus antecedentes personales y familiares de salud, el examen médico y los resultados de unas pruebas.

El médico determinará además la gravedad del asma, es decir, si es intermitente, leve, moderada o grave. El tratamiento que recete dependerá de la gravedad.

El médico puede recomendarle que vaya a un especialista de asma si:

  • Necesita pruebas especiales para diagnosticar el asma.
  • Ha tenido un ataque de asma que pudo haber sido mortal.
  • Necesita más de un tipo de medicina o dosis más altas de la medicina para controlar el asma, o en general se le dificulta controlar bien el asma.
  • Está pensando en recibir tratamientos contra las alergias.

Antecedentes médicos y familiares

El médico puede preguntarle sobre sus antecedentes familiares de asma y alergias. También puede preguntarle si tiene síntomas de asma y cuándo y con qué frecuencia se presentan.

Dígale si sus síntomas parecen presentarse solo durante ciertas épocas del año o en ciertos lugares, o si empeoran por la noche.

Es posible que el médico quiera saber qué factores parecen desencadenar sus síntomas o empeorarlos. Si desea más información sobre posibles desencadenantes del asma, consulte el apartado "¿Cuáles son los signos y síntomas del asma?"

El médico puede preguntarle si tiene problemas de salud relacionados que puedan interferir con el control del asma. Estos problemas pueden consistir en congestión nasal, sinusitis, enfermedad por reflujo, estrés psicológico y apnea del sueño.

Examen médico

El médico le auscultará el pecho para oír sus sonidos respiratorios y buscar indicios de asma o alergias. Entre estos signos están las sibilancias, la congestión nasal o la inflamación de las vías respiratorias nasales, así como los problemas alérgicos de la piel, tales como el eccema.

Tenga en cuenta que usted puede tener asma aunque no tenga estos signos cuando el médico lo examine.

Pruebas diagnósticas

Prueba de función pulmonar

El médico usará una prueba llamada espirometría para ver cómo están funcionando sus pulmones. Esta prueba mide cuánto aire puede entrar y sacar de los pulmones. También mide qué tan rápidamente puede sacar el aire de los pulmones.

El médico puede darle una medicina y luego hacerle de nuevo la prueba para ver si los resultados han mejorado.

Si los resultados iniciales eran inferiores a los normales y mejoraron con la medicina, y si sus antecedentes médicos muestran características de síntomas de asma, es probable que el médico le diagnostique asma.

Otras pruebas

El médico puede recomendarle otras pruebas si necesita más información para llegar al diagnóstico. Estas pruebas son:

  • Pruebas de detección de alergias, para averiguar si hay alérgenos que lo afecten.
  • Una prueba para medir qué tan sensibles son sus vías respiratorias. Esto se conoce como prueba de provocación bronquial. Mediante espirometría, esta prueba mide repetidamente el funcionamiento de sus pulmones durante la actividad física o después de recibir dosis crecientes de aire frío o de inhalar una sustancia química especial.
  • Una prueba que revela si usted tiene otra enfermedad en la que los síntomas se parezcan a los del asma, como la enfermedad por reflujo, la disfunción de las cuerdas vocales o la apnea del sueño.
  • Una radiografía de tórax o un electrocardiograma (ECG). Estas pruebas servirán para averiguar si los síntomas se deben a la presencia de un objeto extraño en las vías respiratorias o a otra enfermedad.

Cómo se diagnostica el asma en niños pequeños

La mayoría de los niños que sufren asma presentan los primeros síntomas antes de los 5 años. Sin embargo, el asma puede ser difícil de diagnosticar en niños pequeños (desde lactantes hasta los 5 años).

A veces es difícil determinar si un niño tiene asma o alguna otra enfermedad infantil. Los síntomas del asma se parecen a los de otras enfermedades.

Además, muchos niños pequeños que tienen sibilancias cuando se resfrían o tienen infecciones respiratorias no llegan a presentar asma. Un niño puede tener sibilancias porque tiene vías respiratorias pequeñas que se estrechan durante los resfriados o las infecciones respiratorias. Las vías respiratorias crecen a medida que el niño crece, de modo que cuando es mayorcito ya no presenta sibilancias.

Un niño pequeño que presenta sibilancias con frecuencia cuando está resfriado o tiene infecciones respiratorias tiene más probabilidades de sufrir asma si:

  • Uno de los padres o ambos tienen asma.
  • El niño presenta indicios de alergias, entre ellas una enfermedad alérgica de la piel conocida como eccema.
  • El niño tiene reacciones alérgicas a distintos tipos de polen o a otros alérgenos que se transportan por el aire.
  • El niño presenta sibilancias cuando no tiene un resfriado ni ninguna otra infección.

La forma más segura de diagnosticar el asma es realizar una prueba del funcionamiento de los pulmones, revisar los antecedentes médicos y hacer un examen médico. Sin embargo, la prueba para el funcionamiento de los pulmones es difícil de hacer en niños menores de 5 años. Por eso los médicos deben basarse en los antecedentes de salud del niño, los signos y síntomas, y el examen médico para hacer el diagnóstico.

Los médicos también pueden ensayar medicinas para el asma durante un lapso de entre 4 y 6 semanas para ver qué tan bien responde el niño.

Rate This Content:

  
tema anterior próximo tema

Videos destacados


Respirar es vida

Acerca de los estudios clínicos

Los estudios clínicos son investigaciones que exploran si una estrategia médica, un tratamiento, o un dispositivo son seguros y eficaces para los seres humanos. Estos estudios son una herramienta importante de investigación y sirven para adelantar en el conocimiento médico y el cuidado del paciente. Aprenda más sobre los estudios clínicos (solo en inglés).


 
September 17, 2012 Last Updated Icon

El NHLBI actualiza los temas del DCI en un ciclo de cada dos años, basándose en una revisión cuidadosa de los resultados de investigación y de literatura nueva. Según sea necesario, los temas del DCI también se actualizan si se publica nueva e importante investigación. La fecha en cada tema del DCI refleja cuando el contenido fue publicado originalmente o cuando se hizo su última modificación