Accessible Search Form           Advanced Search


National Heart Lung and Blood Institute Logo

Si desea obtener más información, visite http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/temas/angio/


¿Qué es la angioplastia coronaria?

La angioplastia coronaria es una intervención que se realiza para despejar arterias coronarias —arterias del corazón— que están estrechadas u obstruidas. La intervención restablece la circulación de sangre al músculo cardíaco o músculo del corazón.

Revisión general

A medida que envejecemos, una sustancia con aspecto de cera que se conoce como placa puede acumularse dentro de las arterias. La acumulación de esta sustancia se llama ateroesclerosis.

La ateroesclerosis puede afectar a cualquier arteria del cuerpo. Cuando afecta a las arterias coronarias, causa la enfermedad coronaria o enfermedad de las arterias coronarias.

Con el tiempo, la placa puede endurecerse o romperse. La placa endurecida estrecha las arterias coronarias y reduce el flujo de sangre rica en oxígeno que llega al corazón. Esto puede causar un dolor en el pecho o malestar llamado angina.

Si la placa se rompe, en su superficie puede formarse un coágulo de sangre. Un coágulo grande puede obstruir todo o casi todo el flujo de sangre que pasa por una arteria coronaria. Esta es la causa más frecuente del ataque cardíaco. Con el tiempo, la placa rota también se endurece y estrecha las arterias coronarias.

La angioplastia puede restablecer la circulación de sangre al corazón. Durante la intervención se introduce por un vaso sanguíneo un tubito flexible llamado catéter que lleva en el extremo un globo. El catéter se hace avanzar hasta la arteria afectada. Una vez allí, el globo se infla para comprimir la placa contra la pared de la arteria. Así se restablece la circulación de sangre por la arteria.

Los médicos pueden realizar esta intervención para mejorar los síntomas de la enfermedad coronaria, entre ellos la angina. La angioplastia también puede disminuir la lesión que sufre el músculo cardíaco después de un ataque al corazón.

Perspectivas

Las complicaciones graves de la angioplastia no son frecuentes. Sin embargo, pueden presentarse, independientemente de qué tan cuidadoso sea el médico o de lo bien que realice el procedimiento. Las complicaciones más comunes son las molestias y el sangrado en el punto de inserción del catéter.

En la actualidad se están realizando investigaciones para lograr que la angioplastia sea menos peligrosa y más eficaz, y para evitar que las arterias tratadas se vuelvan a estrechar.




Otros nombres de la angioplastia coronaria

  • Angioplastia con globo
  • Angioplastia de arteria coronaria
  • Intervención coronaria percutánea
  • Intervención percutánea
  • Angioplastia transluminal percutánea
  • Angioplastia coronaria transluminal percutánea



¿Quién necesita una angioplastia coronaria?

El médico le puede recomendar una angioplastia coronaria si usted tiene las arterias coronarias estrechadas u obstruidas a causa de la enfermedad coronaria.

La angioplastia es uno de los tratamientos que existen para esta enfermedad. Otros tratamientos comprenden medicinas y una intervención llamada derivación coronaria o bypass coronario. El bypass coronario es una cirugía en la que una arteria o vena sana del cuerpo se conecta o injerta en una arteria coronaria obstruida.

La arteria o vena que se injerta sirve para dar un rodeo (bypass en inglés) a fin de evitar la parte obstruida de la arteria coronaria. De esta forma se mejora la circulación sanguínea del corazón.

La angioplastia ofrece varias ventajas en comparación con el bypass coronario. Entre ellas se cuentan las siguientes:

  • No requiere una cirugía de corazón abierto.
  • No requiere anestesia general (es decir, no es necesario darle al paciente medicinas para que esté dormido durante la intervención).
  • El tiempo de recuperación es más corto.

Sin embargo, la angioplastia no es adecuada para todo el mundo. Para algunas personas, el bypass coronario podría ser una mejor alternativa. Por ejemplo, el bypass coronario se puede usar para el tratamiento de personas con enfermedad coronaria grave, con estrechamiento de la arteria coronaria principal izquierda o con mal funcionamiento de la cavidad inferior izquierda del corazón (ventrículo izquierdo).

El médico tendrá en cuenta muchos factores al decidir qué tratamientos le va a recomendar.

La angioplastia también se realiza como tratamiento de emergencia durante un ataque cardíaco. La placa que se va acumulando en las arterias coronarias se puede romper. Si se rompe, se puede formar un coágulo de sangre en la superficie de la placa, el cual puede obstruir la circulación de sangre al músculo cardíaco.

La eliminación rápida de una obstrucción restablece la circulación sanguínea y disminuye el daño que el músculo cardíaco sufre durante un ataque cardíaco.




¿Cómo se realiza la angioplastia coronaria?

Antes de realizar una angioplastia coronaria, el médico debe saber la ubicación y extensión de las obstrucciones que usted tiene en las arterias coronarias. Para averiguarlo, empleará una prueba llamada angiografía coronaria. En ella se usan un medio de contraste y unos rayos X especiales que muestran el interior de las arterias.

En la angiografía se inserta un tubito llamado catéter —o una serie de catéteres— en una arteria, por lo general de la ingle (unión del muslo con el cuerpo). El catéter se hace avanzar hasta las arterias coronarias.

A través del catéter se inyecta un medio de contraste especial que se puede ver en imágenes tomadas con rayos X. A medida que el medio de contraste circula por las arterias coronarias, se obtienen imágenes por rayos X. El medio de contraste muestra si hay obstrucciones, dónde están situadas y qué tan graves son.

Para realizar la angioplastia se inserta en la arteria coronaria otro catéter que tiene en la punta un globo (catéter con globo) y se hace avanzar hasta el lugar de la obstrucción. Luego el globo se infla y oprime la placa contra la pared de la arteria, eliminando así la obstrucción y mejorando la circulación de la sangre.

Angioplastia coronaria con globo

La ilustración del recuadro muestra un corte transversal de la arteria ensanchada y de la placa comprimida.

La figura A muestra la ubicación del corazón y de las arterias coronarias. La figura B muestra un catéter con el globo desinflado que se ha insertado en una arteria coronaria estrechada por placa. La ilustración del recuadro muestra un corte transversal de la arteria en la que se ha insertado el catéter con globo. En la figura C, el balón se ha inflado y ha comprimido la placa contra la pared arterial. La figura D muestra la arteria ensanchada, en la que la circulación sanguínea ha aumentado. La ilustración del recuadro muestra un corte transversal de la arteria ensanchada y de la placa comprimida.

Por lo general, durante la angioplastia se pone dentro de la arteria un tubito de malla llamado endoprótesis vascular (stent). El stent se monta sobre el catéter con globo desinflado antes de insertarlo en la arteria.

Cuando el globo se infla para comprimir la placa, el stent se expande y se fija a la pared de la arteria. El stent sostiene la pared interna de la arteria y disminuye las probabilidades de que la arteria se estreche o se obstruya de nuevo.

Algunas endoprótesis vasculares o stents están recubiertas con una medicina que se libera de manera lenta y continua dentro de la arteria. A estos stents se les conoce como stents liberadores de fármacos. La medicina con que están recubiertos impide que la arteria se obstruya de nuevo con tejido de cicatriz después de la angioplastia.

Angioplastia con implantación de endoprótesis vascular (stent)

El recuadro muestra un corte transversal en el que se observa la placa comprimida y la arteria ensanchada por el stent.

La figura A muestra la ubicación del corazón y las arterias coronarias. La figura B muestra el catéter con el globo desinflado y con el stent plegado dentro de la arteria coronaria que está estrechada. El recuadro muestra un corte transversal de la arteria en el que se aprecia el catéter con globo que se ha insertado y sobre el cual se monta el stent plegado. En la figura C el globo se ha inflado, expandiendo el stent y comprimiendo la placa contra la pared arterial. La figura D muestra la arteria ensanchada por el stent. El recuadro muestra un corte transversal en el que se observa la placa comprimida y la arteria ensanchada por el stent.

En el apartado "Qué se puede esperar durante una angioplastia coronaria" hallará más detalles sobre la angiografía, la angioplastia y la implantación de la endoprótesis vascular.




Qué se puede esperar antes de una angioplastia coronaria

La angioplastia coronaria se realiza en un hospital. Un cardiólogo lleva a cabo la intervención. Los cardiólogos son médicos que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y problemas del corazón.

Si la angioplastia no es un tratamiento de urgencia, usted se reunirá con el cardiólogo con anticipación. El cardiólogo revisará sus antecedentes médicos (entre ellos las medicinas que toma), le hará un examen médico y le explicará en qué consiste la intervención.

También puede recomendarle que se haga unas pruebas, como análisis de sangre, una electrocardiografía y una radiografía de tórax.

Cuando se haya programado la angioplastia, el médico le informará lo siguiente:

  • Cuánto tiempo antes de la intervención debe comenzar a ayunar (abstenerse de comer y de tomar líquidos). Por lo general, no se puede comer ni tomar líquidos durante las 6 u 8 horas anteriores a la intervención.
  • Cuáles medicinas debe tomar el día de la intervención y cuáles no debe tomar.
  • Cuándo debe llegar al hospital y dónde tiene que ir.

Aunque la angioplastia solo dura 1 o 2 horas, probablemente tenga que quedarse en el hospital hasta el día siguiente. Es posible que el médico le aconseje no conducir durante un tiempo determinado después de la intervención. Por lo tanto, probablemente tenga que hacer arreglos para que alguien lo lleve a su casa.




Qué se puede esperar durante una angioplastia coronaria

La angioplastia coronaria se realiza en un lugar especial del hospital llamado laboratorio de cateterismo cardíaco. El laboratorio de cateterismo cardíaco cuenta con pantallas especiales de video y aparatos de rayos X.

El médico usará estos equipos para ver imágenes ampliadas de las obstrucciones que usted tiene en las arterias coronarias.

Preparación

En el laboratorio de cateterismo cardíaco usted se acostará y le pondrán un catéter intravenoso en el brazo para darle líquidos y medicinas. Las medicinas lo relajarán y contribuirán a evitar que se formen coágulos de sangre.

Le afeitarán la parte del cuerpo en la que el médico va a insertar el catéter. Por lo general, el catéter se inserta en la ingle (la unión del muslo con el resto del cuerpo). Le limpiarán y anestesiarán la zona afeitada. Es posible que el anestésico le cause ardor cuando se lo estén inyectando.

Intervención

Durante la angioplastia usted estará despierto pero con sueño.

El médico abre un agujerito en una arteria del brazo o de la ingle con una aguja. Por ese agujerito se introduce un alambre delgado y flexible dentro de la arteria. Después, el médico retira la aguja y pasa sobre el alambre guía un tubo de punta diagonal llamado introductor hacia el interior de la arteria.

A continuación, el médico pasa por el introductor un tubo largo, delgado y flexible llamado catéter guía y lo desliza sobre el alambre guía. El catéter se hace avanzar hasta la entrada de una arteria coronaria y a continuación se retira el alambre guía.

El médico inyecta por el catéter una cantidad pequeña de un medio de contraste especial. El medio de contraste permite visualizar en una imagen de rayos X llamada angiografía el interior de la arteria coronaria y las obstrucciones que se encuentren allí.

Por el catéter se pasa otro alambre guía que se lleva hasta la arteria coronaria y se hace avanzar más allá de la obstrucción. Sobre este alambre guía y a través del catéter guía se pasa un catéter delgado que tiene en la punta un globo. Este catéter se llama catéter con globo.

El catéter con globo se sitúa en el lugar de la obstrucción y a continuación se infla el globo. Al inflarse, el globo comprime la placa contra la pared de la arteria, eliminando así la obstrucción y mejorando la circulación de sangre por la arteria. A veces es necesario inflar y desinflar el globo varias veces para ensanchar la arteria.

Es posible que el médico le ponga dentro de la arteria una endoprótesis vascular o stent, que consiste en un tubito de malla, para mantener abierta la arteria. En este caso, el stent se introduce plegado sobre el catéter con globo.

Cuando el médico infla el globo, el stent se expande contra la pared de la arteria. Al desinflar el globo y retirarlo de la arteria con el catéter, el stent permanece dentro de la arteria.

La siguiente secuencia animada muestra el proceso de la angioplastia coronaria con inserción de un stent. Pulse en el botón "Iniciar" para verla. Cada ilustración está acompañada de explicaciones escritas y verbales. Use los botones de la esquina inferior derecha para hacer una pausa, reanudar o volver a ver la secuencia desde el principio, o use la barra de desplazamiento que se encuentra debajo de los botones para pasar de una imagen a otra.

La secuencia animada muestra cómo un médico inserta un tubo llamado catéter con globo dentro de una arteria coronaria que está estrechada por depósitos de placa. Alrededor del catéter con globo va plegado un tubito de malla llamado endoprótesis vascular o stent. Cuando el globo se infla, comprime la placa, ensancha la arteria y fija el stent a la pared arterial. El stent contribuye a mantener la circulación sanguínea por la arteria.

Después de realizar la angioplastia, se retiran de la arteria el introductor, los alambres guía y los catéteres. Se hace presión para detener el sangrado en el punto de inserción del catéter. A veces se usa un dispositivo especial para sellar el agujerito que se hizo en la arteria.

Durante la angioplastia se administran antiagregantes plaquetarios potentes por el catéter intravenoso. Estas medicinas no permiten que se formen coágulos dentro de la arteria ni sobre el stent. El médico puede comenzar a darle antiagregantes plaquetarios antes de la angioplastia.




Qué se debe esperar después de una angioplastia coronaria

Después de la angioplastia coronaria usted será trasladado a una unidad de cuidados especiales. Allí permanecerá unas pocas horas o toda la noche. Deberá estar acostado e inmóvil unas cuantas horas para que el vaso sanguíneo del brazo o de la ingle se selle completamente.

Mientras se recupera, uno de los profesionales de salud que lo atienden le controlará la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la concentración de oxígeno y la temperatura. Le revisarán también el sitio en que se insertaron los catéteres para ver si sangra. Esa zona puede doler por un tiempo.

De regreso a casa

La mayoría de las personas que se someten a una angioplastia regresan a casa al día siguiente a la intervención. Cuando el médico considere que usted está listo para irse del hospital, le dará instrucciones que debe seguir en su casa, por ejemplo:

  • Qué tanta actividad o ejercicio puede realizar. (La mayoría de las personas pueden caminar al día siguiente de la angioplastia).
  • Cuándo debe ir a control con el médico.
  • Qué medicinas debe tomar.
  • Qué debe tener en cuenta a diario al revisar si tiene signos de infección en la zona en que se insertó el catéter. Los signos de infección comprenden enrojecimiento, hinchazón y secreción.
  • Cuándo debe llamar al médico. Por ejemplo, es posible que tenga que llamar si tiene sensación de falta de aliento, fiebre, signos de infección, dolor o sangrado.
  • Cuándo debe llamar al número de teléfono 9-1-1 (por ejemplo, si tiene dolor en el pecho).

El médico le recetará medicinas para evitar que se formen coágulos de sangre. Tómeselas todas como el médico le indique.

Si le pusieron un stent durante la angioplastia, la medicina disminuye el riesgo de que se formen coágulos de sangre dentro del stent. Los coágulos dentro del stent podrían impedir la circulación de la sangre y causar un ataque cardíaco.

Convalecencia y recuperación

La mayoría de las personas se recuperan de la angioplastia y regresan al trabajo en la semana siguiente a haber salido del hospital.

El médico querrá controlar su evolución después de que usted salga del hospital. Durante la consulta de seguimiento, el médico lo examinará, hará los cambios necesarios en las medicinas que usted toma, le hará las pruebas que sean pertinentes y vigilará su recuperación en general.

Aproveche esta oportunidad para hacerle las preguntas que tenga acerca de actividades, medicinas, cambios en el estilo de vida o algún otro asunto que le preocupe.

Cambios en el estilo de vida

Aunque la angioplastia puede disminuir los síntomas de la enfermedad coronaria, no cura la enfermedad ni elimina los factores de riesgo que la causaron. Al efectuar cambios en el estilo de vida se contribuye al tratamiento de la enfermedad coronaria y se mantienen los buenos resultados de la angioplastia.

Pregúntele al médico qué factores de riesgo lo predisponen a sufrir enfermedad coronaria y qué cambios debe hacer en su estilo de vida. Los cambios en el estilo de vida pueden consistir en hacer modificaciones en la alimentación, dejar de fumar, mantenerse activo, bajar de peso (o mantenerse en un peso saludable) y disminuir el estrés.

Si desea obtener más información, consulte el artículo Heart Disease Risk Factors (en inglés solamente) de Temas de salud y el manual "Your Guide to Living Well With Heart Disease" (en inglés solamente) del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.

Rehabilitación cardíaca

Tal vez el médico le recomiende someterse a rehabilitación cardíaca. La rehabilitación cardíaca es un programa supervisado por el médico que contribuye a mejorar la salud y el bienestar de las personas que tienen problemas del corazón.

La rehabilitación cardíaca consiste en capacitarse para el ejercicio, aprender cómo vivir de una manera saludable para el corazón y recibir asesoría sobre cómo reducir el estrés y volver a llevar una vida activa. El médico puede indicarle dónde hallar un programa de rehabilitación cardíaca cerca de su casa.




¿Cuáles son los riesgos de la angioplastia coronaria?

La angioplastia coronaria es una intervención médica corriente. Las complicaciones graves no son frecuentes. Sin embargo, pueden presentarse, independientemente de qué tan cuidadoso sea el médico o de lo bien que realice el procedimiento.

Entre las complicaciones de la angioplastia están las siguientes:

  • Molestias y sangrado en el lugar de inserción del catéter.
  • Daño de vasos sanguíneos debido a los catéteres.
  • Reacción alérgica al medio de contraste que se usa durante la angioplastia.
  • Arritmia (alteración de los latidos del corazón).
  • Necesidad de realizar una derivación coronaria o bypass coronario durante la intervención (esto sucede en menos del 3 por ciento de los pacientes). Puede presentarse si una arteria se obstruye más en vez de despejarse.
  • Daño de los riñones a causa del medio de contraste que se usa durante la angioplastia.
  • Ataque cardíaco (lo sufren entre el 3 y el 5 por ciento de los pacientes).
  • Accidente cerebrovascular (sucede en menos del 1 por ciento de los pacientes).

A veces durante la angioplastia puede presentarse dolor en el pecho porque el globo impide temporalmente la circulación de sangre al corazón.

Como sucede con cualquier intervención que tenga que ver con el corazón, las complicaciones a veces pueden ser mortales. Sin embargo, esto es poco frecuente en la angioplastia coronaria. Menos de un 2 por ciento de las personas que se someten a una angioplastia mueren durante la intervención.

El riesgo de que se presenten complicaciones es mayor en los siguientes grupos de personas:

  • Mayores de 65 años
  • Personas con enfermedad crónica de los riñones
  • Personas que presentan choque cardiovascular
  • Personas con enfermedad coronaria extensa y que tienen muchas obstrucciones de las arterias coronarias

En la actualidad se están realizando investigaciones para lograr que la angioplastia sea menos peligrosa y más eficaz, y para evitar que las arterias tratadas se vuelvan a estrechar.

Complicaciones de las endoprótesis vasculares (stents)

Reestenosis

Otro problema que puede presentarse después de la angioplastia es el crecimiento excesivo de tejido dentro de la sección de la arteria en que se hizo el tratamiento. Si esto sucede, la arteria puede estrecharse u obstruirse de nuevo, a menudo en los 6 meses siguientes a la intervención. Esta complicación se llama reestenosis.

Si durante la angioplastia no se ha insertado una endoprótesis vascular o stent (tubito de malla), un 30 por ciento de las personas pueden presentar reestenosis. La formación de una cicatriz dentro del stent y a su alrededor también puede causar reestenosis. Cuando se usa un stent, un 15 por ciento de las personas sufren reestenosis.

Reestenosis del stent

La figura A muestra las arterias coronarias de la superficie del corazón. La figura B muestra una arteria que se ha ensanchado con un stent y en la que la circulación es normal. El recuadro muestra un corte transversal de la arteria ensanchada con el stent. En la figura C se observa que con el tiempo se ha formado una cicatriz dentro del stent y a su alrededor. Esta situación causa obstrucción parcial de la arteria y circulación anormal de la sangre. El recuadro muestra un corte transversal de la formación de tejido alrededor del stent.

La figura A muestra las arterias coronarias de la superficie del corazón. La figura B muestra una arteria que se ha ensanchado con un stent y en la que la circulación es normal. El recuadro muestra un corte transversal de la arteria ensanchada con el stent. En la figura C se observa que con el tiempo se ha formado una cicatriz dentro del stent y a su alrededor. Esta situación causa obstrucción parcial de la arteria y circulación anormal de la sangre. El recuadro muestra un corte transversal de la formación de tejido alrededor del stent.

Los stents recubiertos de medicina (stents liberadores de fármacos) reducen la formación de una cicatriz a su alrededor. Estos stents disminuyen aún más el riesgo de que se produzca una reestenosis. Cuando se usan estos stents, solo cerca del 10 por ciento de las personas sufre reestenosis.

Otros tratamientos, como la radiación, pueden impedir la formación de tejido en el interior del stent. Para este procedimiento se inserta un alambre a través de un catéter hasta el lugar en que está colocado el stent o endoprótesis. El alambre libera una radiación capaz de detener cualquier crecimiento de tejido que pueda obstruir la arteria.

Coágulos de sangre

Algunos estudios parecen indican que los stents liberadores de fármacos aumentan más el riesgo de que se formen coágulos que los stents de metal que no están recubiertos. Sin embargo, no hay pruebas sólidas de que estos stents aumenten las probabilidades de tener un ataque cardíaco o de morir si se usan de la manera recomendada. Los investigadores siguen estudiando los stents liberadores de fármacos.

Al tomar de la manera indicada las medicinas que su médico le recetó, su riesgo de formar coágulos de sangre puede disminuir. Se aconseja que las personas con stents liberadores de fármacos tomen antiagregantes plaquetarios como el clopidogrel y la aspirina durante un año o más.

Como sucede con toda intervención, usted debe hablar con su médico sobre sus alternativas de tratamiento, y sobre los riesgos y ventajas de cada una.




Estudios clínicos

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) se ha comprometido firmemente a apoyar las investigaciones encaminadas a prevenir y tratar las enfermedades y problemas del corazón, los pulmones y la sangre, así como los trastornos del sueño.

Las investigaciones respaldadas por el NHLBI han conducido a muchos avances en los conocimientos médicos y la atención de los pacientes. Por ejemplo, estas investigaciones han servido para buscar mejores formas de tratar problemas del corazón con métodos como la angioplastia coronaria.

El NHLBI continúa apoyando las investigaciones relacionadas con la angioplastia coronaria. Por ejemplo, las investigaciones que cuentan con el respaldo del NHLBI abarcan estudios que exploran lo siguiente:

  • Comparar la derivación coronaria (bypass) con la angioplastia y con la implantación de stents en personas con diabetes y con obstrucciones en más de una arteria coronaria.
  • Recolectar y evaluar información médica proveniente de pacientes que se han sometido a una angioplastia o a una combinación de cirugía y angioplastia para despejar arterias coronarias obstruidas.
  • Comparar dos estrategias terapéuticas en personas que sufren enfermedad cardíaca isquémica para determinar cuál es mejor.

Muchas de estas investigaciones dependen de que haya voluntarios que estén dispuestos a participar en estudios clínicos. Los estudios clínicos ensayan nuevas formas de prevenir, diagnosticar o tratar diversas enfermedades o problemas de salud.

Por ejemplo, los tratamientos nuevos para una enfermedad o problema de salud (medicinas, dispositivos médicos, cirugías o intervenciones) se ensayan en voluntarios que tienen la enfermedad. Los ensayos muestran si un tratamiento es inofensivo y eficaz en seres humanos antes de ponerlo a disposición del público en general.

Al participar en un estudio clínico usted logra tener acceso a nuevos tratamientos antes de que estén al alcance de todo el mundo. Además cuenta con el apoyo de un equipo de profesionales médicos que probablemente controlará su salud atentamente. Incluso si usted no se beneficia directamente de los resultados de un estudio clínico, la información que se reúna en el estudio puede ayudar a otras personas y sumarse a los conocimientos científicos.

Si usted se ofrece como voluntario para participar en un estudio clínico, le explicarán en detalle la investigación. Le hablarán de los tratamientos y pruebas que le pueden hacer y de los beneficios y riesgos que éstos pueden implicar. Se le dará también la oportunidad de hacer preguntas sobre la investigación. Este proceso se conoce como consentimiento informado.

Si usted acepta participar en el estudio, se le pedirá que firme un formulario de consentimiento informado. Este formulario no es un contrato. Usted tiene derecho a retirarse de un estudio en cualquier momento y por cualquier motivo. Además, tiene derecho a enterarse de los nuevos riesgos que surjan durante el estudio o de los descubrimientos que se hagan durante éste.

Si desea más información sobre estudios clínicos relacionados con la angioplastia, hable con su médico. También puede visitar los siguientes sitios web para enterarse un poco más acerca de las investigaciones clínicas y para buscar estudios clínicos:




Enlaces a otras fuentes de información sobre la angioplastia coronaria

Recursos del NHLBI (en español)

Recursos del NHLBI (en inglés)

Recursos que no pertenecen al NHLBI (en español)

Estudios clínicos (en inglés)

 
March 21, 2012 Last Updated Icon

El NHLBI actualiza los temas del DCI en un ciclo de cada dos años, basándose en una revisión cuidadosa de los resultados de investigación y de literatura nueva. Según sea necesario, los temas del DCI también se actualizan si se publica nueva e importante investigación. La fecha en cada tema del DCI refleja cuando el contenido fue publicado originalmente o cuando se hizo su última modificación