Skip Navigation

  • PRINT  | 

¿Qué es la intervención coronaria percutánea?

La intervención coronaria percutánea, comúnmente conocida como angioplastia coronaria o simplemente angioplastia, es una intervención no quirúrgica que se realiza para abrir las arterias coronarias (es decir, las arterias del corazón), que se han vuelto más estrechas o que están obstruidas. Percutáneo “significa a través de la piel”. El procedimiento se realiza insertando un tubo delgado y flexible (llamado catéter) a través de la piel hasta llegar a la arteria. Se puede realizar en la parte superior del muslo o en el brazo. La intervención restablece el flujo de sangre al músculo cardíaco (el músculo del corazón).

Resumen general

A medida que envejecemos, una sustancia con aspecto de cera llamada placa puede acumularse dentro de las arterias. La acumulación de placa se llama aterosclerosis.

La aterosclerosis puede afectar cualquier arteria del cuerpo. Cuando afecta las arterias coronarias, causa la enfermedad coronaria o enfermedad de las arterias coronarias.

Con el tiempo, la placa puede endurecerse o quebrarse. La placa endurecida va haciendo más angostas a las arterias coronarias reduciendo así el flujo de sangre rica en oxígeno que llega al corazón. Esto puede causar un dolor o malestar en el pecho llamado angina.

Si la placa se quiebra, puede formarse un coágulo de sangre en su superficie. Si el coágulo es grande, puede obstruir o bloquear todo o casi todo el flujo de sangre que pasa por una arteria coronaria. Esta es la causa más frecuente de un ataque cardíaco. Con el tiempo, la placa quebrada también se endurece y también comienza a bloquear o hacer más angosta la arteria coronaria.

La intervención coronaria percutánea puede restablecer el flujo de sangre al corazón. Durante la intervención se introduce por un vaso sanguíneo un tubito flexible llamado catéter que lleva en el extremo un globo. El catéter se hace avanzar hasta la arteria afectada. Una vez allí, se infla el globo para comprimir la placa contra la pared de la arteria. Esto restablece el flujo de sangre por la arteria.

Los médicos pueden realizar esta intervención para mejorar los síntomas de la enfermedad coronaria, entre ellos, la angina. La intervención coronaria percutánea también puede disminuir la lesión que sufre el músculo cardíaco causada por un ataque al corazón.

Pronóstico

Las complicaciones graves de la intervención coronaria percutánea no son frecuentes. Sin embargo, pueden presentarse, independientemente de qué tan cuidadoso sea el médico o de lo bien que realice el procedimiento. Las complicaciones más comunes son las molestias y el sangrado en el punto de inserción del catéter.

En la actualidad se están realizando investigaciones para lograr que la intervención coronaria percutánea sea menos peligrosa y más eficaz, y para evitar que las arterias tratadas se vuelvan a estrechar.

Rate This Content:
Last Updated: August 5, 2015