Accessible Search Form           Advanced Search


National Heart Lung and Blood Institute Logo

Si desea obtener más información, visite http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/temas/angina/


¿Qué es la angina?

La angina es un dolor o malestar en el pecho que ocurre si una parte del músculo cardíaco o músculo del corazón no recibe suficiente sangre rica en oxígeno.

La angina se puede sentir como presión o como un dolor que aprieta el pecho. El dolor también puede presentarse en los hombros, los brazos, el cuello, la mandíbula o la espalda. Puede incluso parecerse a la sensación de indigestión.

La angina no es una enfermedad sino un síntoma de un problema de fondo del corazón. Por lo general, la angina es un síntoma de la enfermedad coronaria.

La enfermedad coronaria es el tipo más frecuente de las enfermedades del corazón en los adultos. Ocurre cuando un material ceroso llamado placa se deposita en las paredes internas de las arterias coronarias. Estas arterias llevan sangre rica en oxígeno al corazón.

Depósito de placa en una arteria

La figura A muestra una arteria normal por la que la sangre circula normalmente. En el recuadro se muestra un corte transversal de una arteria normal. La Figura B muestra una arteria con depósito de placa. En el recuadro se muestra un corte transversal de una arteria con depósito de placa.

La figura A muestra una arteria normal por la que la sangre circula normalmente. En el recuadro se muestra un corte transversal de una arteria normal. La Figura B muestra una arteria con depósito de placa. En el recuadro se muestra un corte transversal de una arteria con depósito de placa.

La placa estrecha y endurece las arterias coronarias. Esta situación disminuye la circulación de sangre rica en oxígeno que llega al músculo cardíaco, lo cual causa dolor en el pecho. El depósito de placa también aumenta las probabilidades de que se formen coágulos de sangre dentro de las arterias. Los coágulos de sangre pueden bloquear parcial o completamente la circulación de la sangre y eso puede causar un ataque cardíaco.

La angina también puede ser un síntoma de enfermedad coronaria microvascular. Esta enfermedad afecta las arterias coronarias más pequeñas. En la enfermedad coronaria microvascular la placa no causa bloqueos en las arterias, como lo hace en la enfermedad coronaria. (En los Temas de salud encontrará un artículo en inglés sobre la enfermedad coronaria microvascular).

Se ha observado en estudios que la enfermedad coronaria microvascular tiende a afectar a las mujeres más que a los hombres. La enfermedad coronaria microvascular también se conoce como síndrome cardíaco X o enfermedad coronaria no obstructiva.

Tipos de angina

Los principales tipos de angina son: estable, inestable, variante (angina de Prinzmetal) y microvascular. Es importante saber las diferencias que hay entre los tipos, ya que cada uno tiene distintos síntomas y requiere un tratamiento diferente.

Angina estable

La angina estable es el tipo más común. Ocurre cuando el corazón se está esforzando más que de costumbre. La angina estable tiene un patrón uniforme. (La palabra “patrón” se refiere a la frecuencia con la que se presenta la angina, a qué tan grave es y a los factores que la precipitan).

Si usted tiene angina estable puede aprender cuál es el patrón y predecir cuándo ocurrirá el dolor. Por lo general, el dolor desaparece en pocos minutos después de descansar o de tomar la medicina para la angina.

La angina estable no es un ataque cardíaco, pero indica que hay más probabilidades de que ocurra un ataque cardíaco más adelante.

Angina inestable

La angina inestable no tiene un patrón. Puede ocurrir con más frecuencia que la angina estable y ser más grave. También puede presentarse con el esfuerzo físico intenso o sin él, y es posible que no se alivie con reposo ni medicinas.

La angina inestable es muy peligrosa y requiere tratamiento de urgencia. Es un signo de que pronto puede suceder un ataque cardíaco.

Angina variante (angina de Prinzmetal)

La angina variante es poco frecuente. La causa de este tipo de angina es un espasmo de una arteria coronaria. Por lo general, la angina variante se presenta cuando la persona está en reposo; el dolor puede ser intenso. Casi siempre sucede entre la medianoche y las primeras horas de la mañana. Este tipo de angina se puede aliviar con medicinas.

Angina microvascular

La angina microvascular puede ser más grave y durar más que otros tipos de angina. Es posible que no se alivie con medicinas.

Revisión general

Los expertos creen que cerca de 7 millones de personas en los Estados Unidos sufren de angina. La angina afecta por igual a hombres y mujeres.

La angina puede ser un signo de la enfermedad coronaria, aunque las pruebas iniciales no indiquen la enfermedad. Sin embargo, no todo dolor o molestia es un signo de la enfermedad coronaria.

Otras afecciones también pueden causar dolor en el pecho, entre ellas las siguientes:

  • La embolia pulmonar (bloqueo de una arteria del pulmón)
  • Las infecciones pulmonares
  • La disección aórtica (desgarro de una arteria principal)
  • La estenosis aórtica (estrechamiento de la válvula aórtica del corazón)
  • La miocardiopatía hipertrófica (también conocida como cardiomiopatía hipertrófica, una enfermedad del músculo cardíaco o músculo del corazón)
  • La pericarditis (inflamación de los tejidos que rodean el corazón)
  • Las crisis de angustia

Todo dolor en el pecho debe ser evaluado por un médico.




Otros nombres de la angina

  • Síndrome coronario agudo
  • Angina pectoris
  • Dolor en el pecho
  • Espasmos de las arterias coronarias
  • Angina microvascular
  • Angina de Prinzmetal
  • Angina estable o común
  • Angina inestable
  • Angina variante



¿Cuáles son las causas de la angina?

Causas de fondo

Por lo general, la angina es un síntoma de la enfermedad coronaria. Esto significa que las causas de fondo de la angina son, por lo general, las mismas de la enfermedad coronaria.

Las investigaciones indican que la enfermedad coronaria comienza cuando ciertos factores lesionan las capas internas de las arterias coronarias. Entre estos factores se cuentan los siguientes:

La placa puede comenzar a depositarse en el lugar en el que las arterias se lesionan. Cuando la placa se deposita en las arterias produce un problema de salud llamado aterosclerosis.

La placa estrecha o bloquea las arterias, con lo cual el flujo sanguíneo que llega al músculo cardíaco disminuye. A veces la placa es dura y estable, y hace que las arterias se estrechen y endurezcan. Cuando esto sucede, la circulación de sangre que llega al corazón puede disminuir notablemente y se puede producir angina.

Otras veces la placa es blanda y se puede quebrar más fácilmente y causar la formación de coágulos de sangre. Los coágulos pueden bloquear parcial o totalmente las arterias coronarias y causar angina o un ataque cardíaco.

Causas inmediatas

Muchos factores pueden precipitar el dolor de la angina, según el tipo de angina que la persona tenga.

Angina estable

El esfuerzo físico intenso es lo que más frecuentemente precipita la angina estable. Las arterias que se han estrechado mucho pueden permitir el paso de suficiente sangre al corazón cuando la demanda de oxígeno es baja (por ejemplo, cuando la persona está sentada).

Sin embargo, durante el esfuerzo físico intenso, como trepar una cuesta o subir escaleras, el corazón tiene que trabajar más y necesita más oxígeno.

Otros factores que precipitan la angina estable son:

  • Estrés emocional
  • Exposición a temperaturas muy altas o muy bajas
  • Comidas pesadas
  • Hábito de fumar

Angina inestable

Los coágulos de sangre que bloquean parcial o totalmente una arteria pueden causar angina inestable.

Si la placa de una arteria se rompe, se pueden formar coágulos. Entonces se forma un bloqueo. Un coágulo puede crecer tanto que bloquee completamente la arteria y cause un ataque cardíaco. Si desea más información, consulte la secuencia animada de "¿Cuáles son las causas de un ataque cardíaco?"

Los coágulos de sangre pueden formarse, disolverse parcialmente y volverse a formar más adelante. Puede haber angina cada vez que un coágulo bloquee una arteria.

Angina variante

La angina variante se debe a un espasmo de una arteria coronaria. El espasmo hace que las paredes de la arteria se vuelvan rígidas y estrechas. La circulación de la sangre que llega al corazón se hace más lenta o se detiene. La angina variante puede presentarse en personas que tienen enfermedad coronaria y en personas que no la padecen.

Se pueden producir espasmos de las arterias coronarias por las siguientes causas:

  • Exposición al frío
  • Estrés emocional
  • Medicinas que hacen que los vasos sanguíneos se vuelvan rígidos o estrechos
  • Hábito de fumar
  • Uso de cocaína

Angina microvascular

Este tipo de angina puede ser un síntoma de la enfermedad coronaria microvascular. Esta enfermedad del corazón afecta las arterias coronarias más pequeñas. (En los Temas de salud encontrará un artículo en inglés sobre la enfermedad coronaria microvascular).

La disminución de la circulación sanguínea en las arterias coronarias pequeñas puede causar angina microvascular. La presencia de placa en las arterias, los espasmos de las arterias o las lesiones o enfermedades de las paredes arteriales pueden disminuir la circulación de la sangre a través de las arterias coronarias pequeñas.




¿Quiénes corren el riesgo de sufrir angina?

La angina es un síntoma de un problema de fondo del corazón. Por lo general, es un síntoma de la enfermedad coronaria, pero también puede ser un síntoma de la enfermedad coronaria microvascular. Por lo tanto, si usted corre el riesgo de sufrir enfermedad coronaria o enfermedad coronaria microvascular, también corre el riesgo de sufrir angina. (En los Temas de salud encontrará un artículo en inglés sobre la enfermedad coronaria microvascular).

Los principales factores de riesgo de la enfermedad coronaria y de la enfermedad coronaria microvascular son:

Si desea obtener más información detallada sobre los factores de riesgo de la enfermedad coronaria y de la enfermedad coronaria microvascular, consulte los artículos sobre enfermedad coronaria, factores de riesgo de la enfermedad coronaria (en inglés solamente) y enfermedad coronaria microvascular (en inglés solamente) del sitio Temas de salud del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés).

A veces la gente cree que como el ataque cardíaco es más frecuente en los hombres que en las mujeres, los hombres también sufren más frecuentemente de angina. De hecho, en general la angina ocurre por igual en los hombres y en las mujeres.

Sin embargo, la angina microvascular es más frecuente en las mujeres. Cerca de un 70 por ciento de los casos de angina microvascular se presenta en mujeres durante la menopausia.

La angina inestable ocurre con más frecuencia en los adultos de edad avanzada. La angina variante es poco frecuente; solo cerca de 2 de cada 100 casos de angina corresponden a este tipo. Las personas que tienen angina variante casi siempre son más jóvenes que las que tienen otras formas de angina.




¿Cuáles son los signos y síntomas de la angina?

El dolor y el malestar son los síntomas principales de la angina. Con frecuencia la angina se describe como presión, ardor o sensación de que el pecho está apretado o tirante. El dolor o malestar comienzan casi siempre detrás del esternón.

El dolor de la angina también puede sentirse en los brazos, los hombros, el cuello, la mandíbula, la garganta o la espalda. Puede incluso parecerse a la sensación de indigestión. Algunas personas dicen que el dolor de la angina es difícil de describir o que no pueden determinar exactamente de dónde viene.

También pueden presentarse signos y síntomas como náuseas (ganas de vomitar), cansancio, sensación de falta de aliento, sudor excesivo, mareo y debilidad.

Las mujeres tienen más probabilidades de sentir malestar en el cuello, la mandíbula, la garganta, el abdomen o la espalda. La sensación de falta de aliento es más frecuente en personas de edad avanzada y en quienes tienen diabetes. En los ancianos, los signos y síntomas de la angina pueden pasar desapercibidos por la presencia de debilidad, mareo y confusión.

Los síntomas también varían según el tipo de angina que la persona tenga.

Como la angina tiene tantos síntomas y causas posibles, todo dolor en el pecho debe consultarse con un médico. El dolor en el pecho que dura más de unos minutos y no se alivia con descanso ni con medicinas para la angina puede ser signo de un ataque cardíaco. Llame de inmediato al 9-1-1.

Angina estable

El dolor o malestar tiene las siguientes características:

  • Ocurre cuando el corazón debe esforzarse más, casi siempre durante el esfuerzo físico intenso.
  • No es sorpresivo y los episodios de dolor tienden a parecerse.
  • Por lo general dura poco tiempo (5 minutos o menos).
  • Se alivia con el reposo o la medicina.
  • Se puede sentir como si fuera flatulencia (gases intestinales) o indigestión.
  • Se puede sentir como un dolor en el pecho que se extiende a los brazos, a la espalda o a otra parte del cuerpo.

Angina inestable

El dolor o malestar tiene las siguientes características:

  • Ocurre a menudo durante el reposo, cuando la persona está durmiendo por la noche, o después de poco esfuerzo físico.
  • Llega de sorpresa.
  • Es más intenso y dura más que el de la angina estable (hasta 30 minutos).
  • Por lo general no se alivia con reposo ni medicinas.
  • Puede empeorar con el paso del tiempo.
  • Puede indicar que va a ocurrir un ataque cardíaco pronto.

Angina variante

El dolor o malestar tiene estas características:

  • Ocurre por lo general durante el reposo y por la noche o en las primeras horas de la mañana.
  • Tiende a ser intenso.
  • Se alivia con medicinas.

Angina microvascular

El dolor o malestar tiene estas características:

  • Puede ser más intenso y durar más que otros tipos de dolor de angina.
  • Puede acompañarse de sensación de falta de aliento, problemas de sueño, cansancio y falta de energía.
  • A menudo se siente por primera vez cuando se están realizando actividades cotidianas y en momentos de tensión mental.



¿Cómo se diagnostica la angina?

Los temas más importantes de los que tiene que hablar con el médico cuando vaya a verlo por un dolor en el pecho son:

  • Qué está causando el dolor en el pecho
  • Si usted está teniendo un ataque cardíaco o está a punto de tenerlo

La angina es un síntoma de un problema de fondo del corazón, que por lo general es la enfermedad coronarias. El tipo de angina que usted tenga puede indicar qué tan grave es la enfermedad coronaria y si hay probabilidades de que cause un ataque cardíaco.

Si usted tiene dolor en el pecho, el médico querrá averiguar si es angina. También querrá saber si la angina es estable o inestable. Si es inestable, usted puede necesitar atención médica de urgencia para tratar de prevenir un ataque cardíaco.

Para diagnosticar si el dolor en el pecho es una angina estable o inestable, el médico le hará un examen físico, le interrogará sobre los síntomas y le hará preguntas sobre sus factores de riesgo y sus antecedentes familiares de enfermedad coronaria o de otras enfermedades del corazón.

Además, puede hacerle preguntas sobre sus síntomas, por ejemplo:

  • ¿Qué cosa le ocasiona el dolor o malestar y qué cosa lo calma?
  • ¿Cómo se siente el dolor o malestar (por ejemplo, sensación de pesadez o de que el pecho le aprieta)?
  • ¿Con qué frecuencia ocurre el dolor?
  • ¿Dónde siente el dolor o malestar?
  • ¿Qué tan intenso es el dolor o malestar?
  • ¿Cuánto dura el dolor o malestar?

Pruebas e intervenciones diagnósticas

Si el médico sospecha que usted tiene angina inestable o que su angina se asocia con un problema grave del corazón, puede aconsejarle que se haga una o más pruebas.

Electrocardiograma (ECG)

El electrocardiograma es una prueba sencilla que detecta y registra la actividad eléctrica del corazón. Muestra qué tan rápido late el corazón y con qué ritmo (estable o irregular). También registra la potencia y la sincronización de los impulsos eléctricos a medida que pasan por el corazón.

El electrocardiograma puede mostrar signos de daño cardíaco debido a la enfermedad coronaria y signos de un ataque cardíaco previo o actual. Sin embargo, algunas personas con angina tienen electrocardiogramas normales.

Prueba de esfuerzo

Durante la prueba de esfuerzo, el paciente hace ejercicio para que el corazón se esfuerce mucho y lata rápidamente mientras se están haciendo las pruebas cardíacas. Si el paciente no puede hacer ejercicio, es posible que se le den medicinas para que el corazón se esfuerce mucho y lata rápidamente.

Cuando el corazón está esforzándose mucho y latiendo con rapidez necesita más sangre y oxígeno. Las arterias estrechadas por la placa no pueden suministrar suficiente sangre rica en oxígeno para satisfacer las necesidades del corazón.

La prueba de esfuerzo puede mostrar posibles signos y síntomas de la enfermedad coronaria, como:

  • Alteraciones de la frecuencia cardíaca o de la presión arterial
  • Sensación de falta de aliento o dolor en el pecho
  • Alteraciones del ritmo cardíaco o de la actividad eléctrica del corazón

Durante algunas pruebas de esfuerzo se obtienen imágenes del corazón cuando la persona está haciendo ejercicio y cuando está en reposo. Estas pruebas de esfuerzo con obtención de imágenes diagnósticas pueden mostrar cómo circula la sangre en distintas partes del corazón. También pueden mostrar qué tal bombea el corazón la sangre al latir.

Radiografía de tórax

En la radiografía de tórax se obtienen imágenes de los órganos y estructuras que se encuentran dentro del pecho, entre ellos el corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos.

La radiografía de tórax puede revelar signos de insuficiencia cardíaca. También puede mostrar signos de trastornos pulmonares y otras causas de síntomas que no se deben a la enfermedad coronaria. Sin embargo, una radiografía de tórax no es suficiente por sí sola para diagnosticar angina o enfermedad coronaria.

Angiografía coronaria y cateterismo cardíaco

Si el médico sospecha que usted tiene enfermedad coronaria, es posible que le recomiende hacerse una angiografía coronaria. En esta prueba se usan un medio de contraste y rayos X especiales para mostrar el interior de las arterias coronarias.

Para que el medio de contraste llegue al interior de las arterias coronarias, el médico usará un procedimiento llamado cateterismo cardíaco.

Un tubito delgado y flexible llamado catéter se inserta en un vaso sanguíneo del brazo, la ingle (entrepierna) o el cuello. El tubito se lleva por los vasos sanguíneos hasta las arterias coronarias y el medio de contraste se libera en el torrente circulatorio.

Mientras el medio de contraste fluye por las arterias coronarias se toman radiografías especiales. El medio de contraste le permite al médico analizar la circulación de la sangre a través del corazón y de los vasos sanguíneos.

El cateterismo cardíaco se realiza por lo general en un hospital. El paciente está despierto durante el procedimiento. Por lo general, el procedimiento es poco doloroso o completamente indoloro, pero se puede sentir algo de dolor en el vaso sanguíneo en el que el médico inserta el catéter.

Angiotomografía computarizada

En la angiotomografía computarizada o angiografía por tomografía computarizada (CTA, por sus siglas en inglés) se usan un medio de contraste y unos rayos X especiales para mostrar cómo circula la sangre a través de las arterias coronarias. Esta prueba es menos invasiva que la angiografía coronaria con cateterismo cardíaco.

Para realizar una angiotomografía computarizada se inserta en una vena de la mano o del brazo una aguja que está conectada a un catéter intravenoso. Por ese catéter intravenoso se inyecta el medio de contraste durante la prueba. Usted puede tener una sensación de calor durante la inyección del medio de contraste. El medio de contraste resalta los vasos sanguíneos en las imágenes de la tomografía computarizada.

Sobre el pecho se colocan unos parches adhesivos llamados electrodos. Esos parches se conectan a un electrocardíógrafo a fin de registrar la actividad eléctrica del corazón durante la prueba.

El equipo de tomografía computarizada es una máquina grande que tiene en la mitad un tubo hueco y cilíndrico. Usted se acuesta boca arriba en una mesa móvil, que se desliza lentamente al interior de la máquina.

Dentro del aparato, un tubo de rayos X se mueve alrededor de su cuerpo y toma imágenes de distintas partes del corazón. Una computadora junta las imágenes para formar una imagen tridimensional de todo el corazón.

Pruebas de sangre

En las pruebas de sangre se determinan las concentraciones de ciertas grasas, colesterol, azúcar y proteínas en la sangre. Las concentraciones anormales de estas sustancias pueden mostrar que usted tiene factores de riesgo de la enfermedad coronaria.

El médico puede ordenar una prueba de sangre para determinar la concentración de una sustancia llamada proteína C reactiva (PCR) en la sangre. Algunos estudios indican que las concentraciones altas de la proteína C reactiva en la sangre pueden aumentar el riesgo de sufrir enfermedad coronaria o un ataque cardíaco.

El médico puede ordenar también una prueba de sangre para ver si usted tiene concentraciones bajas de hemoglobina. La hemoglobina es una proteína rica en hierro de los glóbulos rojos. Ayuda a las células de la sangre a transportar oxígeno de los pulmones a todas partes del cuerpo. Si usted tiene la hemoglobina baja, es posible que tenga un problema de salud llamado anemia.




¿Cómo se trata la angina?

El tratamiento de la angina consiste en cambios en el estilo de vida, medicinas, intervenciones médicas, rehabilitación cardíaca y otros tratamientos. Los principales objetivos del tratamiento son:

  • Disminuir el dolor y el malestar y reducir la frecuencia con que se presentan
  • Prevenir el ataque cardíaco y la muerte o disminuir el riesgo de que ocurran. Esto se logra tratando el problema de fondo del corazón.

Si los síntomas son leves y no están empeorando, es posible que sólo necesite hacer cambios en el estilo de vida y tomar medicinas. Si los cambios en el estilo de vida y las medicinas no controlan la angina, usted puede necesitar intervenciones médicas o rehabilitación cardíaca.

La angina inestable es un problema médico urgente que requiere tratamiento en el hospital.

Cambios en el estilo de vida

Los cambios en el estilo de vida pueden prevenir los episodios de angina. Usted puede hacer lo siguiente:

  • Realizar sus actividades más lentamente o tomar descansos si la angina se precipita con el esfuerzo físico intenso.
  • Evitar las comidas abundantes y pesadas que lo llenen demasiado si la angina sucede después de una comida pesada.
  • Tratar de evitar situaciones que lo alteren o le causen estrés si la angina sucede cuando se siente estresado. Aprender cómo manejar las situaciones estresantes que no se pueden evitar.

También puede hacer cambios en el estilo de vida que sirvan para disminuir el riesgo de la enfermedad coronaria. Uno de los cambios más importantes es dejar de fumar. El hábito de fumar puede lesionar y estrechar los vasos sanguíneos, y elevar su riesgo de sufrir la enfermedad coronaria. Pregúntele a su médico qué programas y productos pueden ayudarle a dejar el hábito. Además, trate de evitar la exposición pasiva al humo de tabaco.

Si le cuesta trabajo dejar de fumar sin ayuda, piense en la posibilidad de formar parte de un grupo de apoyo. Muchos hospitales, empresas y grupos comunitarios ofrecen clases para ayudar a dejar de fumar.

Si desea obtener más información sobre cómo dejar de fumar, consulte el artículo Smoking and Your Heart (solamente en inglés) de los Temas de salud y el folleto "Your Guide to a Healthy Heart" (en inglés solamente) del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI).

Otro cambio importante en el estilo de vida es consumir una alimentación saludable. Una alimentación saludable puede prevenir o disminuir la presión arterial alta y las concentraciones altas de colesterol, y puede ayudarle a mantenerse en un peso saludable.

Una alimentación saludable contiene variedad de frutas y verduras (entre ellas frijoles y guisantes). También contiene cereales integrales, carnes magras, pollo sin piel, pescado, leche descremada o semidescremada y productos lácteos descremados o semidescremados. Además, contiene poco sodio (sal), azúcar añadida, grasas sólidas y cereales refinados.

Si desea más información sobre cómo consumir una alimentación saludable, consulte el folleto “Your Guide to Lowering Your Blood Pressure With DASH” (en inglés solamente) del NHLBI y visite el sitio web ChooseMyPlate.gov/espanol del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Ambos recursos contienen información general sobre hábitos saludables de alimentación.

Otros cambios importantes del estilo de vida son:

  • Realizar actividades físicas. Pregúntele a su médico qué tipo de actividad física puede realizar sin peligro y en qué cantidad. Si desea obtener más información, consulte el artículo la actividad física y el corazón en los Temas de salud.
  • Mantenerse en un peso saludable. Si tiene sobrepeso o es obeso, colabore con su médico en el diseño de un plan razonable que le permita bajar de peso. El control del peso le ayuda a controlar los factores de riesgo de la enfermedad coronaria (el artículo en los Temas de salud correspondiente a estos factores de riesgo se encuentra en inglés solamente).
  • Tomar todas las medicinas como el médico indique, especialmente si tiene diabetes.

Medicinas

Los nitratos son las medicinas que se usan con más frecuencia para el tratamiento de la angina. Estas medicinas relajan y expanden los vasos sanguíneos. Así puede circular más sangre al corazón y al mismo tiempo el corazón se esfuerza menos.

La nitroglicerina es el nitrato más usado en la angina. La nitroglicerina que se disuelve bajo la lengua o entre las mejillas y las encías se usa para aliviar episodios de angina.

Las pastillas y los parches de nitroglicerina se usan para prevenir episodios de angina, pero ninguno de estos actúa lo suficientemente rápido para aliviar el dolor durante un ataque de angina.

Otras medicinas también se usan para tratar la angina, entre ellas los betabloqueantes, los bloqueantes de los canales del calcio, los inhibidores de la ECA, los antiagregantes plaquetarios orales y los anticoagulantes. Estas medicinas actúan de la siguiente manera:

  • Bajan la presión arterial y el colesterol.
  • Disminuyen la frecuencia cardíaca.
  • Relajan los vasos sanguíneos.
  • Disminuyen el esfuerzo del corazón.
  • Previenen la formación de coágulos.

A las personas que tienen angina estable se les puede aconsejar que se apliquen la vacuna contra la gripe cada año.

Intervenciones médicas

Si las medicinas y otros tratamientos no controlan la angina, es posible que usted necesite una intervención médica para tratar la enfermedad de fondo del corazón. La angioplastia y la derivación o revascularización coronaria (bypass coronario) se usan con frecuencia para tratar la enfermedad coronaria.

La angioplastia ensancha las arterias bloqueadas o estrechas. Durante la angioplastia se introduce por un vaso sanguíneo un tubito delgado que tiene un globo u otro dispositivo en la punta y se lleva hasta la arteria coronaria que está estrechada o bloqueada.

Una vez allí, el globo se infla para empujar la placa contra la pared de la arteria. Esto ensancha la arteria y restablece el flujo de sangre.

La angioplastia puede mejorar la circulación de la sangre que llega al corazón y aliviar el dolor en el pecho. Por lo general, dentro de la arteria se pone un tubito de malla llamado endoprótesis vascular o stent para mantenerla abierta después de la intervención.

En la derivación coronaria o bypass se usan arterias o venas de otras partes del cuerpo para crear un desvío y evitar las arterias coronarias que se han estrechado. La derivación coronaria puede mejorar la circulación de sangre que llega al corazón, aliviar el dolor en el pecho y posiblemente prevenir un ataque cardíaco.

El médico y usted decidirán qué tratamiento es mejor para usted.

Rehabilitación cardíaca

Es posible que el médico le recomiende rehabilitación cardíaca para el tratamiento de la angina o después de que usted tenga una angioplastia, una derivación coronaria o un ataque cardíaco. La rehabilitación cardíaca es un programa supervisado por el médico que puede contribuir a mejorar la salud y el bienestar de las personas que tienen problemas del corazón.

El equipo de rehabilitación cardíaca comprende médicos, enfermeras, especialistas en ejercicio, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, dietistas o nutricionistas y psicólogos u otros especialistas en salud mental.

La rehabilitación consta de dos partes:

  • Entrenamiento para la actividad física. En éste, usted aprende a realizar actividades físicas sin peligro, fortalecer sus músculos y mejorar su resistencia. Su plan de actividades físicas se basará en su capacidad individual y en sus necesidades e intereses personales.
  • Educación, asesoría y capacitación. Esta parte de la rehabilitación le ayuda a entender su enfermedad y a buscar formas de disminuir el riesgo de tener problemas del corazón en el futuro. El equipo de rehabilitación cardíaca le enseñará a adaptarse a un nuevo estilo de vida y a manejar sus temores sobre el futuro.

Consulte Rehabilitación cardíaca Si desea más información

Contrapulsación externa potenciada

La contrapulsación externa potenciada es beneficiosa para algunas personas que sufren angina. Alrededor de las piernas se colocan bandas inflables grandes, como las que se usan en los tensiómetros. Luego estas bandas se inflan y se desinflan en sincronización con los latidos del corazón.

La contrapulsación externa potenciada mejora la circulación de sangre rica en oxígeno que llega al músculo cardíaco y contribuye al alivio de la angina. Por lo general, el paciente recibe 35 tratamientos de una hora de duración en un plazo de 7 semanas.




¿Cómo se puede prevenir la angina?

Usted puede prevenir la angina y la enfermedad coronaria o disminuir el riesgo de sufrirlas si hace cambios en su estilo de vida y recibe tratamiento para los problemas de salud que tienen que ver con ella.

Hacer cambios en el estilo de vida

Las decisiones saludables respecto al estilo de vida pueden prevenir o retrasar la angina y la enfermedad coronaria. Para adoptar un estilo de vida saludable, puede hacer lo siguiente:

  • Deje de fumar y evite el humo de otros fumadores.
  • Evite las cosas que precipitan la angina.
  • Consuma una alimentación saludable.
  • Manténgase físicamente activo.
  • Manténgase en un peso saludable.
  • Aprenda a controlar el estrés y a relajarse.
  • Tómese todas las medicinas como le haya indicado el médico.

Si desea obtener más información sobre estos cambios en el estilo de vida, consulte el apartado "¿Cómo se trata la angina?" Si desea obtener más información sobre cómo prevenir y controlar los factores de riesgo de la enfermedad coronaria, consulte los artículos sobre enfermedad coronaria, factores de riesgo de la enfermedad coronaria (en inglés solamente) y enfermedad coronaria microvascular (en inglés solamente) en los Temas de salud.

Recibir tratamiento para problemas de salud que tienen que ver con la angina

También puede prevenir la angina y la enfermedad coronaria o retrasar su aparición si recibe tratamiento para los problemas de salud que se asocian con ellas, como las concentraciones altas de colesterol en la sangre, la presión arterial alta, la diabetes y el sobrepeso u obesidad.

Si usted tiene uno o más de estos problemas de salud, pregúntele al médico qué debe hacer para controlarlos. Cumpla el plan de tratamiento y tómese todas las medicinas como el médico le indique.




Vivir con angina

La angina no es un ataque cardíaco pero sí aumenta el riesgo que usted corre de sufrir un ataque cardíaco. El riesgo es aún mayor si usted tiene angina inestable. Por estas razones es importante que sepa lo siguiente:

  • Qué patrón habitual tiene su angina, si ésta ocurre con regularidad.
  • Qué medicinas toma (haga una lista) y cómo debe tomarlas. Asegúrese de que sus medicinas estén siempre a mano.
  • Cómo controlar la angina.
  • Qué límites debe tener en cuenta respecto a la actividad física.
  • Cómo y cuándo debe buscar atención médica.

Conozca el patrón de su angina

Por lo general, la angina estable tiene un patrón. Usted debe saber lo siguiente:

  • Qué causa el inicio del dolor.
  • Cómo se siente el dolor.
  • Cuánto suele durar el dolor.
  • Si el reposo o la medicina alivian el dolor.

Después de varios episodios, usted conocerá el patrón de la angina. Fíjese en si el patrón cambia. Los cambios de patrón pueden consistir en que la angina sucede más a menudo, dura más tiempo, es más intensa, ocurre sin que usted haga un esfuerzo físico intenso, o no desaparece con el reposo o las medicinas.

Estos cambios pueden indicar que los síntomas están empeorando o volviéndose inestables. En ese caso, usted debe buscar ayuda médica. La angina inestable indica que usted corre el riesgo de sufrir un ataque cardíaco muy pronto.

Conozca sus medicinas

Usted debe saber qué medicinas toma, qué objetivo tiene cada una, cómo y cuándo debe tomarlas y cuáles son los posibles efectos secundarios. Sepa exactamente cuándo y cómo tomar la nitroglicerina de efecto rápido o los nitratos de otro tipo para aliviar el dolor del pecho.

Es importante saber cómo conservar correctamente las medicinas para la angina y cuándo debe reemplazarlas. Su médico puede decirle cómo hacerlo.

Si tiene efectos secundarios causados por las medicinas, cuéntele al médico. Nunca debe dejar de tomar sus medicinas sin la aprobación del médico.

Hable con el médico si tiene preguntas o inquietudes sobre la toma de sus medicinas para la angina. Dígale qué otras medicinas está tomando. Algunas medicinas pueden causar problemas graves si se toman con nitratos o con otras medicinas para la angina.

Sepa cómo controlar la angina

Después de varios episodios de angina usted sabrá qué nivel de actividad física, estrés y otros factores pueden producirle angina. Al saberlo podrá tomar medidas para prevenir o disminuir la intensidad de los episodios.

Esfuerzo físico intenso

Entérese de qué grado de esfuerzo físico intenso le produce angina y trate de parar y descansar antes de que comience el dolor en el pecho. Por ejemplo, si subir un tramo de escaleras le causa dolor en el pecho, pare en la mitad y descanse antes de continuar.

Si el dolor en el pecho ocurre durante el esfuerzo físico intenso, pare y descanse o tómese la medicina para la angina. El dolor deberá desaparecer en pocos minutos. Si no desaparece o dura más de lo normal, llame al 9-1-1 para recibir atención de urgencias.

Estrés emocional

La ira, las discusiones y las preocupaciones son ejemplos de estrés emocional que pueden causar angina. Trate de evitar o limitar las situaciones que causen estas emociones.

La actividad física y la relajación pueden aliviar el estrés. El uso de alcohol y drogas causan estrés y no lo alivian. Si el estrés representa un problema para usted, pregúntele al médico cómo buscar ayuda al respecto.

Comidas abundantes

Si las comidas abundantes le causan dolor en el pecho, coma comidas más pequeñas. Evite las comidas pesadas.

Sepa sus límites de actividad física

La mayoría de las personas que sufren angina estable pueden continuar sus actividades normales, entre ellas el trabajo, los pasatiempos y las relaciones sexuales. Sin embargo, si usted realiza actividades agotadoras o tiene un empleo estresante, hable con el médico.

Sepa cómo y cuándo debe buscar atención médica

La angina hace que su riesgo de tener un ataque cardíaco sea mayor. Es muy importante que usted y su familia sepan cómo y cuándo buscar atención médica.

Hable con el médico sobre cómo preparar un plan de emergencia. En el plan debe constar que usted y su familia tienen que estar enterados de lo siguiente:

  • Los signos y síntomas del ataque cardíaco
  • Cómo usar aspirina y nitroglicerina cuando sea necesario
  • Cómo tener acceso a los servicios médicos de urgencia en su comunidad
  • La ubicación del hospital más cercano que ofrezca atención cardíaca de urgencias las 24 horas del día

Hable de su plan de emergencia con su familia. Actúe rápidamente si el dolor en el pecho se vuelve intenso, dura más de unos pocos minutos o no se alivia con el reposo o la medicina.

A veces es difícil saber cuál es la diferencia entre la angina inestable y el ataque cardíaco. Ambas son situaciones de urgencia, de modo que debe llamar al 9-1-1 de inmediato.




Estudios clínicos

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) se ha comprometido firmemente a apoyar las investigaciones encaminadas a prevenir y tratar las enfermedades y problemas del corazón, los pulmones y la sangre, así como los trastornos del sueño.

Las investigaciones respaldadas por el NHLBI han conducido a muchos avances en los conocimientos médicos y la atención de los pacientes. Sin embargo, quedan por responder muchos interrogantes acerca de diversas enfermedades y problemas de salud, entre ellos la angina.

El NHLBI sigue apoyando las investigaciones que tienen como meta aprender más acerca de la angina. Por ejemplo, está patrocinando actualmente un estudio llamado PROMISE (siglas en inglés del “Estudio multicéntrico prospectivo sobre imágenes para la evaluación del dolor en el pecho”).

En este estudio se compara la angiotomografía computarizada con la prueba de esfuerzo en pacientes con presunta enfermedad coronaria. Su objetivo es demostrar si el examen de detección inicial con angiotomografía computarizada puede mejorar los desenlaces clínicos en pacientes con enfermedad coronaria.

A menudo las investigaciones dependen de que haya voluntarios que estén dispuestos a participar en estudios clínicos. Los estudios clínicos ensayan nuevas formas de prevenir, diagnosticar o tratar diversas enfermedades o problemas de salud.

Por ejemplo, los tratamientos nuevos para una enfermedad o problema de salud (medicinas, dispositivos médicos, cirugías o intervenciones) se ensayan en voluntarios que tienen la enfermedad. Los ensayos muestran si un tratamiento es inofensivo y eficaz en seres humanos antes de que se ponga a disposición del público en general.

Al participar en un estudio clínico usted logra tener acceso a nuevos tratamientos antes de que estén al alcance de todo el mundo. Además cuenta con el apoyo de un equipo de profesionales médicos que probablemente controlará su salud atentamente. Incluso si usted no se beneficia directamente de los resultados de un estudio clínico, la información que se reúna en el estudio puede ayudar a otras personas y sumarse a los conocimientos científicos.

Si usted se ofrece como voluntario para participar en un estudio clínico, le explicarán en detalle la investigación. Le hablarán de los tratamientos y pruebas que le pueden hacer y de los beneficios y riesgos que éstos pueden implicar. Se le dará también la oportunidad de hacer preguntas sobre la investigación. Este proceso se conoce como consentimiento informado.

Si usted acepta participar en el estudio, se le pedirá que firme un formulario de consentimiento informado. Este formulario no es un contrato. Usted tiene derecho a retirarse de un estudio en cualquier momento y por cualquier motivo. Además, tiene derecho a enterarse de los nuevos riesgos que surjan durante el estudio o de los descubrimientos que se hagan durante éste.

Si desea más información sobre estudios clínicos relacionados con la angina, hable con su médico. También puede visitar los siguientes sitios web para enterarse un poco más acerca de las investigaciones clínicas y para buscar estudios clínicos:




Enlaces a otras fuentes de información sobre la angina

Recursos del NHLBI (en español)

Recursos del NHLBI (bilingües: inglés-español)

Recursos del NHLBI (en inglés)

Recursos que no pertenecen al NHLBI (en español)

Estudios clínicos (solo en inglés)

____________

™ Keep the Beat es una marca registrada del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos.

® The Heart Truth es una marca registrada del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos.

 
December 21, 2011 Last Updated Icon

El NHLBI actualiza los temas del DCI en un ciclo de cada dos años, basándose en una revisión cuidadosa de los resultados de investigación y de literatura nueva. Según sea necesario, los temas del DCI también se actualizan si se publica nueva e importante investigación. La fecha en cada tema del DCI refleja cuando el contenido fue publicado originalmente o cuando se hizo su última modificación